Ahorro Energético

Palencia contará con el primer regadío sin coste energético de Castilla y León

Posted on

DCIM100MEDIA

Los nuevos regadíos de la zona palentina del río Valdavia serán, en el año 2020, los primeros de Castilla y León con un cien por cien de eficiencia energética, ya que se podrán regar 2.700 hectáreas sin coste de electricidad o combustibles fósiles y ahorrar 800.000 euros anuales.  Será el primer nuevo regadío de Castilla y León sin gasto energético para los regantes, que beneficiará a 423 propietarios.

Para ello se ha destinado una inversión que supera los 34,5 millones de euros, -de los que la Junta aporta 26 millones y 8 la comunidad de regantes-, que permitirá contar por primera vez en Castilla y León con un nuevo regadío con un 100% de eficiencia energética, por lo que no tendrá coste alguno de electricidad o de combustibles fósiles.

Para poner en marcha estos regadíos se ha llevado a cabo, por una parte, la obra de regulación cuyo coste ha alcanzado los 12,9 millones de euros y con el que se ha creado un embalse mediante la construcción de la presa sobre el arroyo Villafría en Santibáñez de la Peña, a 40 kilómetros aguas arriba, que abastecerá a la zona regable a través del río Valdavia.

También se están ejecutando, por valor de 11,2 millones de euros, las obras del azud sobre el río Valdavía, la tubería de 23,6 kilómetros para la conducción del agua y dos balsas de regulación para almacenar agua para épocas de demanda, con capacidad de casi 100.000 metros cúbicos cada una.

El objetivo es aprovechar la energía potencial que genera la diferencia de altura de 51 metros entre el punto de toma de agua, en el azud sobre el río Valdavia, y el comienzo de la zona regable en el municipio de Villaeles de Valdavia.

Esta diferencia de cota se amplía hasta 136 metros al final de la misma, en el municipio de Osorno la Mayor, y permite que el agua para riego llegue con suficiente presión a los hidrantes localizados en las parcelas, y que los agricultores de la zona ahorren en energía en torno a 300 euros por hectárea al año, 800.000 euros anuales en total.

Además, la Comunidad de Regantes invertirá otros 8,5 millones de euros en obras complementarias del regadío, constituidas fundamentalmente por la red de tuberías e hidrantes en parcelas. Se instalarán 60 kilómetros de tubería, 36 kilómetros para la zona de Castrillo de Villavega, Abia de las Torres y Osorno el Mayor, y 24 kilómetros para abastecer las tierras situadas en los términos municipales de Villaeles de Valdavia, Villasilla de Valdavia, Villanuño de Valdavia y Bárcena de Campos.

Anuncios

Una inversión de 10 millones de euros permitirá a los regantes del Canal de Pisuerga, Soto de Cerrato y Canal de La Maya usar energías alternativas en los regadíos

Posted on

DCIM100MEDIA

La Consejería de Agricultura y Ganadería ha firmado el pasado 25 de febrero con las tres comunidades de regantes la ejecución de las obras que permitirán una elevada reducción de los costes energéticos -355.000 euros anuales- y de las emisiones contaminantes -5.240 toneladas de dióxido de carbono al año- y que van a beneficiar a 3.690 regantes que trabajan 11.122 hectáreas.

Se trata de tres convenios de colaboración con las comunidades de regantes del Canal de Pisuerga, Soto de Cerrato y Canal de La Maya, lo que permitirá mejorar la modernización energética de sus regadíos introduciendo el uso de energías alternativas. El acuerdo, que cuenta con una inversión de 10 millones de euros -de los cuales la Junta de Castilla y León financia el 50 %-, incluye la realización de los estudios de viabilidad para analizar las diferentes soluciones energéticas y determinar la más viable, redactar los proyectos y ejecutar las obras necesarias para garantizar la introducción de este tipo de energías alternativas.

El objetivo que persiguen estos convenios es reducir la dependencia de los suministros energéticos tradicionales, reduciendo el coste de este gasto, que alcanza los 355.000 euros al año, lo que permitirá mejorar la competitividad de las explotaciones agrícolas de estas zonas.

Se trata, de este modo, de lograr un uso más eficiente de la energía en la agricultura, de introducir sistemas de producción sostenible, de disminuir las emisiones de carbono a la atmósfera y de impulsar las energías renovables como marca la política europea para reducir la huella de carbono. Todo ello redundará, además, en beneficio de los agricultores, puesto que, con este tipo de inversiones, el ahorro en compra de energía a la red puede oscilar entre el 20 % y el 50 %.

Canal del Pisuerga
El convenio que ha suscrito la Consejería de Agricultura y Ganadería con el presidente de la Comunidad de Regantes del Canal del Pisuerga (Burgos-Palencia), Luis Alberto Nebreda, compromete una inversión de 7,2 millones de euros que beneficiarán a 3.200 agricultores. Esta partida se destinará a la puesta en marcha de sistemas innovadores y sostenibles de suministro energético para el riego, lo que reducirá en 3.900 toneladas anuales la emisión de dióxido de carbono en esta zona de cerca de 8.000 hectáreas.

Esta acción permitirá el ahorro de entre un 25 % y un 30 % del coste energético anual, que en esta comunidad de regantes puede llegar a suponer unos 275.000 euros anuales.

San Isidro de Soto de Cerrato
La Consejería de Agricultura y Ganadería ha firmado, además, con el presidente de la Comunidad de Regantes de Soto de Cerrato (Palencia), Francisco Javier Núñez, un convenio destinado también a mejorar la modernización energética del regadío de esta zona mediante la implantación de energías alternativas.

Los 960.000 euros presupuestados para estas obras van a mejorar la competitividad de las explotaciones de 120 regantes que trabajan en una superficie de 841 hectáreas en las que se reducirá la emisión de dióxido de carbono en 520 toneladas cada año.

El ahorro estimado en esta zona puede ser de entre un 15 % y un 25 % del coste energético anual, lo que en esta comunidad de regantes puede suponer unos 13.000 euros al año.

Canal de La Maya
El tercero de los convenios ha sido con el presidente de la Comunidad de Regantes de La Maya (Salamanca), José Antonio Alonso, con una inversión de 1.800.000 euros en la realización de las obras de generación de energías alternativas en los regadíos modernizados de esta zona.

Las 2.271 hectáreas modernizadas pertenecen a 370 regantes que verán cómo se reduce la emisión de dióxido de carbono de sus instalaciones de riego en 820 toneladas anuales, ahorrando entre un 25 % y un 30 % del coste energético anual, lo que en este caso podría suponer un ahorro de unos 67.000 euros anuales.

Beneficios de la modernización del regadío
Entre los principales beneficios que conllevan la modernización del regadío de una zona está la optimización del uso del agua, permitiendo hacer frente con mayores garantías a las circunstancias de escasez de recursos disponibles. Se estiman ahorros medios en el uso de recursos de entre un 20 % y un 25 %.

Además, para mejorar la competitividad y rentabilidad de las explotaciones agrarias, los costes para el riego con presión se reducen en las zonas modernizadas un 35 % respecto a las zonas sin modernizar. La modernización contribuye activamente a la regeneración en el campo, ya que las incorporaciones de jóvenes en las zonas modernizadas son un 80 % superiores que las que se producen en las zonas sin modernizar. Esta apuesta por un sector modernizado se aprecia también en la inversión que llevan a cabo los propios agricultores, que es un 240 % mayor en las zonas modernizadas que en las no modernizadas.

El regadío modernizado permite diversificar las alternativas de cultivo, principalmente porque pueden realizarse otros cultivos más asociados a la transformación agroindustrial. Esta posibilidad de adaptación de las producciones a las necesidades del mercado permite mejorar y garantizar la competitividad de las explotaciones agrícolas.

Es fundamental la contribución del regadío a la mejora de las condiciones ambientales del medio rural, ya que, además del ahorro de agua, las infraestructuras de riego modernizadas permiten una reducción de la contaminación difusa que puede cifrarse, por ejemplo, en una reducción del abonado nitrogenado de entre un 25 % y un 30 %, que además de ser un ahorro de costes importante, reduce la carga contaminante que llega a las masas de agua. En esencia, el ahorro de agua, junto con el efecto sumidero de CO2 que suponen los cultivos de regadío, hace de las modernizaciones de regadío una herramienta eficaz para luchar contra el cambio climático.

Organizaciones agrarias solicitan mayores ayudas para la incorporación nuevas fuentes de energía para el riego

Posted on

grifo

La organización agraria UPA ha pedido a la Consejería de Agricultura y Ganadería de la Junta de Castilla y León que conceda el máximo porcentaje de ayuda, el 40 por ciento, en lugar del 20 por ciento actual, para las inversiones de modernización de nuevas fuentes de energía para riego.

La organización agraria ha esgrimido razones medioambientales, económicas y sociales a la hora de plantear una reivindicación que consideran “justa”, por tratarse además de una inversión que busca “cambiar sustancialmente el sistema de regadío, ajustando el consumo de agua a las necesidades reales y por lo tanto avanzando en un sustancial ahorro energético para los agricultores”.

UPA ha apelado al “sentido común de la Consejería de Agricultura y Ganadería para que tenga a bien incrementar ese porcentaje de ayuda, puesto que estamos hablando de fomentar el empleo de energías renovables en la agricultura de regadío, de reducir las emisiones de efecto invernadero y por lo tanto de poner medidas para atenuar el cambio climático”.

Fomentar el uso de nuevas fuentes de energía para el riego debería, según UPA, ser un referente para el Gobierno autonómico y si en realidad están analizando posibles alternativas al riego tradicional que abarate los costes de producción, como han hecho público en varias ocasiones, consideran que es una gran ocasión para apoyar esta iniciativa que plantea UPA y que supondría la potenciación de los nuevos regadíos, la modernización de explotaciones e incluso la incorporación de jóvenes.

Casi cien pueblos de Soria cambiarán su alumbrado público por uno más eficiente

Posted on

Un total de 94 municipios de la provincia de Soria se ha acogido al proyecto de eficiencia energética promovido por la Diputación Provincial a través de unas subvenciones convocadas por el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDEA)

farolas

Un total de 94 municipios de la provincia de Soria cambiarán su alumbrado público (más de 12.000 puntos de luz) por uno que resulte más eficiente que permita no solo el ahorro económico sino también un rendimiento para el Medio Ambiente.

Así lo explicó recientemente la delegada del Gobierno en Castilla y León, Virginia Barcones, quien detalló que estas localidades se han integrado en el proyecto promovido por el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) que les permitirá ahorrar un 80 por ciento del coste de la factura de la luz con un valor estimado de un millón al año.

La inversión global, aportada por el IDAE, los ayuntamientos participantes y la Diputación de Soria, suma 9,4 millones que irán a este proyecto, promovido por el Ministerio de Transición Ecológica, de los cuales el IDAE aporta el 50 por ciento, la Diputación el diez por ciento y el conjunto de los Ayuntamientos, el 40 restante y que busca reducir en un 20 por ciento las emisiones de gases de efecto invernadero en 2030 y alcanzar el 90 por ciento en 2050.

Barcones destacó, además, que con la medida dejarán de emitirse a la atmósfera más de 1.150 toneladas de dióxido de carbono al año.

Asimismo, insistió en el ahorro en la factura de la luz que supondrá este proyecto y agregó que la inversión que tienen que hacer para cambiar esos 12.000 puntos de luz tendrá un retorno inmediato y resultará económicamente rentable en menos de cuatro años.

Una vez aprobada la resolución del IDAE, se cuenta con un plazo de seis meses para licitar los proyectos, dos meses para su ejecución y agregó que una vez tengan estos pasos dados se licitarán las obras y se abre un plazo de diez meses para ejecutarlo.

Por su parte, el director general del IDAE, Joan Herrera, felicitó a los ayuntamientos por implicarse en la iniciativa, y señaló que Soria es un ejemplo para Castilla y León, gracias al impulso de esta acción singular en entidades locales que favorezcan el paso a una economía baja en carbono.

A largo plazo, Herrera se ha referido a la “necesidad” que tiene España de acercarse cuanto antes a las exigencias de la Unión Europea en materia de energía. El director general ha recordado que “España, y particularmente Soria, es un país rico en sol, viento y biomasa, y un país pobre en combustibles fósiles”.

Herrera ha comentado que España es uno de los países del mundo más dependientes en cuestiones de energía, ya que necesita importar el 72 por ciento de la que consume, y que por tanto una de las prioridades del Gobierno es seguir fomentando las energías renovables.

En ese sentido, en breve se aprobará un Real Decreto que tiene como objetivo fomentar el autoconsumo energético compartido en pueblos o incluso en ciudades, a través de biomasa, paneles fotovoltaicos o miniestaciones eólicas.

Energía verde y eficiencia energética para los centros educativos castellano-leoneses

Posted on

Ayuda de 389.000 euros para sustituir el gas por biomasa en el IES ‘Valverde de Lucerna’ de Puebla de Sanabria

valverde de lucerna

El Consejo de Gobierno de la Junta ha aprobado una inversión de 389.500 euros para optimizar las instalaciones de calefacción del Instituto de Educación Secundaria (IES) ‘Valverde de Lucerna’ de Puebla de Sanabria, en Zamora. Esta obra de sustitución de instalaciones de gasóleo por biomasa se realizará con el fin de mejorar la eficiencia energética de este centro educativo.

Los contratos de obras de sustitución de las instalaciones de gasóleo por biomasa en los citados centros educativos se desarrollan en colaboración con el Ente Regional de la Energía de Castilla y León (EREN), entre cuyas funciones se encuentra la de coordinar y desarrollar actuaciones, programas y proyectos energéticos que afecten a distintas consejerías de la Junta de Castilla y León.

El objetivo es aumentar el uso de las energías renovables para generar calor en edificaciones y favorecer el paso a una economía baja en carbono en el marco del convenio con el FEDER ‘Mejorar la eficiencia energética en la edificación y en las infraestructuras y servicios públicos.

Las actuaciones de estas obras consisten en la instalación de nuevos equipos de generación de calor alimentado con biomasa y equipos auxiliares para dar servicio a las instalaciones existentes en cada centro educativo. Se procurará recuperar y reutilizar todas aquellas instalaciones y equipos que puedan servir, tanto desde el punto de vista técnico como de adecuación a la normativa vigente.

El proyecto de las obras del IES ‘Valverde de Lucerna’ de Puebla de Sanabria, en Zamora, cuya inversión prevista es de 389.500 euros, consiste en la instalación de dos calderas de biomasa y su correspondiente silo de almacenamiento, que sustituirán a las actuales instalaciones de gasóleo y prestarán servicio tanto al edificio del instituto como al pabellón polideportivo anexo.

De esta forma, la sala de calderas de biomasa y el silo se ubicarán en una instalación exterior al edificio principal, donde se realizan actividades extraescolares e interconectarán con las salas de calderas actuales.

Los hogares de Castilla y León podrían reducir un 27% sus facturas energéticas si aplican mejoras en sus hábitos y equipamiento

Posted on

naturgy
El director general de la Fundación Naturgy, Martí Solà

La Fundación Naturgy ha publicado los resultados de la última edición del Índice de Eficiencia Energética en el Hogar. Este estudio refleja que los castellanos y leoneses podrían reducir un 29,3% sus facturas energéticas con mejoras en sus hábitos y en equipamiento.

A nivel nacional, el ahorro potencial es de un 27,4% en 2018. Esto significa que unas ligeras modificaciones de los usos y las costumbres permitirían ahorrar 4.352 millones de euros a los hogares españoles en las facturas energéticas al año. La energía susceptible de ser economizada son casi 50.000 GWh, el equivalente al 18% de la demanda eléctrica total de España en 2017. Con este ahorro, además, se evitaría la emisión de 14,7 millones de toneladas de dióxido de carbono (CO2) a la atmósfera, las mismas emisiones que realizan 4,8 millones de turismos al año, el 21% del parque móvil existente en España.

El Índice de Eficiencia Energética 2018 refleja que los hogares españoles tienen un mayor potencial de ahorro energético en equipamiento (43,3%) y en calefacción (25,3%). Los porcentajes son inferiores en iluminación (20%), aire acondicionado (18,3%) y agua caliente (13,7%). En el caso de Castilla y León, el potencial de ahorro es el siguiente: calefacción (23%), agua caliente (13,4%), aire acondicionado (17,2%), iluminación (28,7%) y equipamiento (45,2%).

Este observatorio se enmarca en las acciones de sensibilización de la Fundación Naturgy, con las que se promueve el uso racional de los recursos energéticos y el fomento del desarrollo sostenible. “Con esta nueva edición del estudio, se constata que la eficiencia y el ahorro energético están cada vez más presentes en nuestra vida cotidiana”, según el director general de la Fundación Naturgy, Martí Solà.

El estudio de la Fundación Naturgy contiene un Índice Global de Eficiencia Energética Nacional, que evalúa el equipamiento, control, mantenimiento y cultura de los hogares en una escala del 0 al 10. En esta última edición sitúa a Castilla y León, con una puntuación de 6,40, como la décima comunidad autónoma, por debajo de la media nacional (6,46). Además, los hogares castellano leoneses son este año 2018 un 0,5% más eficientes respecto al índice de 2016, que fue de 6,37.

Solà destacó que “Castilla y León se sitúa por debajo de la media nacional, pero el resultado de esta edición mejora la puntuación de 2016”.

Más de seis millones de euros en subvenciones para impulsar el uso de las energías renovables y la mejora de la eficiencia energética

Posted on Actualizado enn

colegio panel

La Consejería de Economía y Hacienda ha puesto a disposición de empresas, autónomos, entes locales y asociaciones sin ánimo de lucro 6,1 millones de euros en ayudas cofinanciadas al 50 % por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), con las que se pretende incentivar el uso de las energías renovables y la mejora de la eficiencia energética en la Comunidad en negocios de todo tipo, explotaciones agrícolas y ganaderas, colegios de titularidad municipal de localidades de más de 20.000 habitantes y establecimientos abiertos al público en el Camino de Santiago. El plazo para solicitar estas subvenciones de la Junta está abierto hasta el 28 de noviembre, el 30 de este mismo mes y el 4 de diciembre, en función de cuál sea la línea a la que concurran los interesados.

La convocatoria tiene cuatro líneas de ayudas a las que puede optar un amplio número de colectivos. La dotación para este conjunto de apoyos asciende a 6.092.932 euros, que se sufragarán a partes iguales por la Junta y la UE en tanto persiguen avanzar en el logro del Objetivo Temático 4 del Programa Operativo FEDER para Castilla y León 2014-2020, relativo a la potenciación de las fuentes de suministro renovables, la evolución hacia una economía baja en carbono y el desarrollo rural.

De ese presupuesto total, el montante más elevado, 2,2 millones de euros, se orienta a municipios de Castilla y León de más de 20.000 habitantes que realicen obras de mejora de la eficiencia energética en centros de enseñanza públicos de Infantil y Primaria. Deben ser intervenciones que afecten a la envolvente térmica de los colegios –incluidas las ventanas–, las instalaciones térmicas o lumínicas y los ascensores. Las ayudas se pueden solicitar hasta el próximo 30 de noviembre y el importe concedido puede llegar a alcanzar el 80 % de la inversión, con un máximo de 400.000 euros.

La segunda línea en importancia cuantitativa es la dirigida a grandes empresas, pymes y autónomos, así como a agricultores y ganaderos no incluidos en las categorías anteriores, que desarrollen su actividad en Castilla y León. A este fin se destinan 1.856.950 euros, a los que pueden optar hasta el 4 de diciembre de este año. Son financiables las iniciativas de sustitución de equipos consumidores de energía por otros que generen un ahorro energético o mejoren la eficiencia; la instalación de recuperadores de efluentes térmicos y la sustitución o instalación de sistemas de control de variables energéticas. En estos casos, el porcentaje de respaldo público oscila entre el 15 % y el 40 % del coste del proyecto, con un tope de 200.000 euros. Asimismo, podrá apoyarse el 75 % del gasto que suponga la implantación de Sistemas de Gestión Energética basados en la norma UNE-EN-ISO-50001, certificados por entidad acreditada, con el límite de 10.000 euros.

En tercer lugar, se sitúa la convocatoria encaminada al fomento de las energías renovables en el sector empresarial de la Comunidad, para la que se han reservado 1.496.950 euros. Tiene como beneficiarios a los mismos colectivos que la anterior –es decir, grandes compañías, pymes, autónomos y agricultores y ganaderos en general– pero promueve el empleo de fuentes alternativas como la solar térmica y fotovoltaica, la biomasa y la geotermia. El porcentaje de ayuda se sitúa entre el 25 % y el 40 % y pueden tramitarse hasta el día 30 de este mismo mes.

Por último, hasta el 28 de noviembre está disponible una línea de ayudas a pequeñas y medianas empresas, autónomos, corporaciones locales y asociaciones o entidades sin ánimo de lucro que promuevan instalaciones para agua caliente y calefacción en establecimientos abiertos al público de localidades de los Caminos de Santiago a su paso por Castilla y León. Con una dotación de 539.032 euros, la Consejería de Economía y Hacienda financia hasta el 70 % del coste de instalación de paneles solares y estufas de pélets en esas dependencias.

Más puntuación a los proyectos de pequeños municipios y zonas mineras
Las subvenciones se resolverán por el procedimiento de concurrencia competitiva teniendo en cuenta los criterios de valoración establecidos en la normativa reguladora. Con carácter general, tienen una puntuación mayor los proyectos con mejores resultados en términos de eficiencia energética, los desarrollados en municipios con poca población y en las zonas mineras y los impulsados por empresas de menor tamaño, en el caso de los incentivos dirigidos al tejido productivo.

La tramitación deberá realizarse obligatoriamente por vía telemática, a través de la sede electrónica de la Junta, www.tramitacastillayleon.jcyl.es . Paralelamente, la información completa de las convocatorias puede consultarse en www.energia.jcyl.es .