Ahorro Energético

La Junta financia la sustitución de más de medio millar de calderas y calentadores para mejorar la seguridad y la eficiencia energética de los hogares de Castilla y León

Posted on

La Consejería de Empleo e Industria ha resulto los primeros lotes de la solicitud de ayudas para la renovación de calderas y calentadores en los hogares de Castilla y León. En estos primeros bloques se han concedido 210 subvenciones por una cuantía de hasta 500 euros cada una. En las próximas semanas continuará el proceso de resolución, con el objetivo de superar el medio millar de ayudas.

El objetivo de este Plan es mejorar la seguridad de las instalaciones existentes en los hogares de Castilla y León, disminuir las emisiones contaminantes y aumentar la eficiencia energética en el ámbito doméstico. Las ayudas van dirigidas a la sustitución de calderas y calentadores individuales, de más de 10 años de antigüedad, por otros de tecnologías más eficientes, de manera que se obtenga la misma confortabilidad térmica ahorrando combustible, mejorando la seguridad y evitando emisiones contaminantes al medio ambiente.

Esta convocatoria de ayudas, que cuenta con un presupuesto inicial de 200.000 euros, ha tenido una gran acogida entre los consumidores, lo que pone de manifiesto que existe una creciente sensibilización de los ciudadanos en materia de protección medioambiental y ahorro energético. La cuantía individual de la subvención alcanza hasta los 500 euros, en función de las características del equipo reemplazado, lo que contribuye, también, a incentivar la actividad económica en el sector.

La línea de ayudas está gestionada por la Dirección General de Industria, que ha resuelto ya varios lotes de las subvenciones solicitadas, concediendo ayudas a un total 210 hogares, por una cuantía aproximada de 70.000 euros. En las próximas semanas se procederá a la resolución de los siguientes lotes, con la previsión de superar el medio millar de ayudas.

El uso de energía solar fotovoltaica reduce en un 25% el coste energético del sector salud en Castilla y León

Posted on

La implementación de instalaciones de energía solar fotovoltaica en hospitales, centros de investigación y empresas ayudaría a reducir en un 25% los costes energéticos del sector salud. Esta es una de las principales conclusiones extractadas del estudio que de manera conjunta han desarrollado el Cluster de Energías Renovables y Soluciones Energéticas en Castilla y León (CYLSOLAR), en colaboración con los Clusters de Salud (BIOTECYL), Oftalmología y Ciencias de la Visión (CLUSTER4EYE) y Soluciones Innovadoras para la Vida Independiente (SIVI).

El trabajo forma parte del proyecto financiado por la Dirección General de Política Económica y Competitividad, HealthyEnergy, que a lo largo de 2020 ha analizado el actual modelo energético del sector salud, así como, los requerimientos técnicos y económicos necesarios para fomentar una transición hacia un nuevo modelo más eficiente.

Desde la óptica energética, las entidades pertenecientes al sector sanitario y social (entidades del tercer sector, centros asistenciales, empresas de base tecnológica, hospitales, empresas del sector farmacéutico, etc.), cuyo fin último es la mejora en la calidad de vida de las personas, son grandes consumidores de energía y, por tanto, afectan de manera importante al me­dio ambiente y, en consecuencia, a la propia salud de sus usuarios.

En este entorno de alto consumo, es preciso incorporar nuevos modelos energéticos que nos lleven a una transición energética hacia modelos más sostenibles y, sobre todo, más competitivos, como es la diversificación de las fuentes energéticas, incorporando instalaciones de energías renovables en aquellas entidades cuyas características lo permitan.

Esta guía tiene como fin ayudar a las entidades del sector social y sanitario en el cambio hacia un modelo energético sosteni­ble, que ayude a mejorar su competitividad, al reducir sus costes, y que sea respetuosa con el medio ambiente.

Los datos recogidos en esta guía están dados por los análisis efectuados a entidades de la misma tipología, los cuales han sido extrapolados y de los que se han extraído las principales conclusiones:

-Las fuentes energéticas convencionales más utilizadas por el sector son la energía térmica y eléctrica. Estas fuentes convencionales suponen un perjuicio para el medio ambiente.

-El gasto energético para estas entidades supone de media, el 35 % de su gasto total. Es por ello por lo que se hace imprescindible encontrar soluciones sostenibles que reduzcan ese porcentaje.

-Este entorno de alto consumo, de incremento constante de la demanda y de la factura energética en un contexto de limitaciones presupuestarias, se justifica sobradamente el diversificar las fuentes de energía incorporan­do instalaciones de energías renovables en aquellas entidades cuyas ca­racterísticas lo permitan. Para cualquier tipo de demanda energética, existe una solución renovable.

-Para buscar la sostenibilidad del sistema energético y reducir su coste, la energía renovable que mejor se adapta a estos sectores es la SOLAR FO­TOVOLTAICA, utilizada en la modalidad de autoconsumo. Con esta modalidad podemos conseguir reducir en un 25% el gasto energético en la factura de la luz, y un precio para nuestra luz autoconsumida de 0.03 céntimos durante el periodo en el que se está amortizando la instalación (de media unos 6- 7 años), y a partir de ahí, gratuita.

-Las medidas de ahorro y eficiencia energética que se proponen es­tán pensadas para efectuarse en los edificios ya existentes y abarcan tanto soluciones a corto, como a largo plazo:

Reducción del consumo energético del edificio:
-Mejorar la envolvente térmica del edificio
-Sustitución de ventanas y/o vidrios
-Aislar con puentes térmicos el resto de los cerramientos

Mejora de la eficiencia de las instalaciones consumidoras de energía:
-Sustitución de equipos por ofrezcan un mayor rendimiento
-Mayor aprovechamiento de la luz solar, siempre que sea posible.
-Sustitución de las luminarias por otras de mayor eficiencia, como son las LED.
-Eliminación del consumo stand-by.
-Tener un gestor energético o instalar sistemas inteligentes de programación y gestión de la energía. Es crucial conocer como gas­tamos la energía.
-Revisión de la potencia contratada para que esta se ajuste a las necesidades reales.

La Junta destina 13,4 millones para subvencionar actuaciones de rehabilitación energética en edificios

Posted on

La Consejería de Economía y Hacienda convoca ayudas para financiar actuaciones que contribuyan a la descarbonización y que favorezcan la reducción del consumo de energía final y de las emisiones de dióxido de carbono, mediante el ahorro energético, la mejora de la eficiencia energética y el aprovechamiento de las energías renovables. Las ayudas, que están cofinanciadas con el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), podrán solicitarse a partir del 10 de diciembre

La Consejería de Economía y Hacienda convoca subvenciones dentro del programa de ayudas para actuaciones de rehabilitación energética en edificios existentes en la Comunidad de Castilla y León (Programa PREE), para las que destina 13.428.273 euros.

El objetivo de la Junta es ayudar a financiar la rehabilitación energética de edificios, con actuaciones que contribuyan a la descarbonización del sector de la edificación y favorezcan la reducción del consumo de energía final y de las emisiones de dióxido de carbono, mediante el ahorro energético, la mejora de la eficiencia energética y el aprovechamiento de las energías renovables.

Estas ayudas, cofinanciadas con el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) dentro del Programa Operativo Plurirregional de España 2014-2020 (POPE), se destinarán para subvencionar actuaciones relacionadas con la mejora de la eficiencia energética de la envolvente térmica; con la mejora de la eficiencia energética y uso de energías renovables en las instalaciones térmicas de calefacción, climatización, refrigeración, ventilación y agua caliente sanitaria; y con la mejora de la eficiencia energética de las instalaciones de iluminación.

Los edificios en los que se podrán subvencionar actuaciones son: viviendas unifamiliares, viviendas residenciales colectivas y edificios de uso administrativo, sanitario, docente, cultural, etc.

Por su parte, los destinatarios de las ayudas serán personas físicas, comunidades de propietarios, empresas, autónomos, empresas de servicios energéticos (ESE) o proveedores de servicios energéticos, entidades sin ánimo de lucro y asociaciones, entidades locales y sector público institucional de Castilla y León, excepto el sector institucional de la Administración de la Comunidad de Castilla y León.

El plazo de presentación de solicitudes se abrirá el día 10 de diciembre de 2020 y finalizará el 31 de julio de 2021.

Ignacio Muriel (Gestione CyL-Tecnosalamanca): “Cuando la comunidad de propietarios se plantee la individualización del gasto de calefacción, será conveniente realizar un estudio pormenorizado para ofrecer una solución óptima y global”

Posted on

Entrevista con
Ignacio Muriel
Director Técnico de Gestione CyL-Tecnosalamanca

La reciente publicación del  Real Decreto 736/2020, de 4 de agosto, por el que se regula la contabilización de consumos individuales en instalaciones térmicas de edificios, pone el foco en las comunidades de propietarios con calefacción central. Entrevistamos a Ignacio Muriel, Director Técnico de Gestione CyL – Tecnosalamanca, para conocer de primera mano las implicaciones que tendrá la introducción de esta normativa, así como los desafíos a los que se enfrenta el sector.

¿Qué consecuencias tiene la publicación del Real Decreto?

La publicación del Real Decreto, no es más que la trasposición de la parte pendiente de la  Directiva 2012/27/UE. Es algo que los profesionales del sector llevamos promulgando desde hace bastante tiempo. Desde luego el retraso en la publicación, la sucesión de noticias contradictorias y elaboración de diferentes borradores, han tenido como consecuencia la paralización de su puesta en marcha que comenzó realizarse en 2.013, a la espera de una normativa clara y fiable.

El Real Decreto establece unos plazos muy ajustados, para llevar a cabo las actuaciones necesarias, en todas y cada una de las viviendas objeto. Hablamos de un plazo máximo de 3 años para llevar a cabo la instalación de miles equipos para la regulación y medición. Va a ser un enorme reto el poder llevarlo a cabo por las empresas del sector.

¿Cuál es el reto realmente?

Creo que se está poniendo equivocadamente el foco en los contadores de calefacción o repartidores de costes. Para la instalación de estos equipos basta el cumplimiento de la UNE-EN-834, hay muchos fabricantes en el mercado que cumplen con la citada norma. El valor añadido que debería influir, sería la fiabilidad, y los servicios adicionales (medición inalámbrica, portal web para recibos, servicio de atención al cliente, etc).

Para nosotros, lo realmente importante es que con la instalación de estos equipos, va aparejada la posibilidad de regular individualmente la calefacción en las viviendas, lo que va a representar un antes y un después en los edificios de viviendas con calefacción central.

Históricamente la calefacción central siempre ha sido un punto de conflicto, ya que no había elementos de regulación en las viviendas, y la sensación térmica es un criterio subjetivo (cada persona tiene una temperatura de confort diferente).  Estos dos elementos siempre han ocasionado quejas en viviendas “frías” con déficit de calefacción y viviendas “calientes” con exceso de calefacción.  

La clave de la correcta realización, es que al instalar los elementos de regulación se va a modificar enormemente la distribución hidráulica del edificio. Si se hace por profesionales cualificados y empresas solventes, se puede conseguir un equilibrado térmico del edificio, dando la posibilidad a todas las viviendas de disfrutar de la calefacción que estimen oportuna. Si esto no es así, se puede crear un nuevo problema en vez de solucionar el existente. Es fundamental realizar un estudio de equilibrado global de la instalación.

¿Cómo se modifica el funcionamiento?

 Las instalaciones actuales están preparadas para trabajar a caudales y presiones constantes. Cuando se instalen los elementos de regulación se pasará a trabajar a caudales y presiones variables.

Esta modificación ocasionará una mejora en la eficiencia en los sistemas modulantes, pero un perjuicio importante en las instalaciones más básicas como las de calderas de carbón o gasóleo más antiguas. En cualquiera de estos últimos, habrá que plantear la necesidad de intercalar depósitos de inercia que permitan absorber esas variaciones de demanda sin dañar los equipos, lo que probablemente ocasione elevadas inversiones.

Una vez la comunidad de propietarios se plantee la individualización del gasto de calefacción, será conveniente realizar un estudio pormenorizado que contemple todas estas variables para ofrecer una solución óptima y global.

¿Cómo tiene que ser una empresa que quiera llevar a cabo estas actuaciones?

A eso me refería cuando creo que se está poniendo equivocadamente el foco en quién hace las lecturas. La implantación de la individualización del gasto de calefacción y la asesoría energética, debería ser llevado a cabo  por empresas de servicios energéticos de la provincia, que realicen el mantenimiento, la instalación y la asesoría energética de esos edificios. Que contemplen en sus propuestas  las necesidades térmicas, hidráulicas, valore los diferentes proveedores de servicios de lectura,  comercializadoras, etc.

Que atiendan personalmente a los clientes cuando tengan algún problema, y den soluciones inmediatas.

¿Eso es lo que ofrecen ustedes?

 Efectivamente, Tecnosalamanca nace en la década de los 70 como empresa mantenedora autorizada de la Marca ROCA. Durante las cuatro primeras décadas de vida, hemos ejecutado y mantenido múltiples instalaciones térmicas, contando actualmente con más de 3.000 clientes y dando servicio a más de 9.000 usuarios.

Una vez asentada como empresa mantenedora de referencia en la provincia de Salamanca y Ávila, en 2010 la creciente preocupación por el medio ambiente y el impacto que tenemos en el mismo, el alza en los precios de los combustibles, unido al envejecimiento del parque de instalaciones de la provincia, comenzamos llevar a cabo proyectos de mejora en ahorro y eficiencia energética, teniendo como premisa CUATRO pilares fundamentales:

– Mejorar la seguridad de las instalaciones existentes
– Mejorar el confort de los usuarios
– Reducir los costes energéticos de los clientes
– Contribuir a la mejora del medio ambiente

Desde entonces llevamos ejecutando múltiples proyectos de mejora energética para los edificios, incorporando energías renovables, creando Gestione CyL (Gestión Energética Castilla y León).

Este cambio normativo es sólo el comienzo de una transformación global que tiene que llevarse a cabo en el campo de la rehabilitación energética de los edificios en nuestro país, con objeto de reducir la huella de carbono y por tanto nuestro impacto en el medio ambiente

¿Tiene algún consejo para quien se esté planteando tratar este tema en su comunidad?

El primer consejo sería que no lo demoren. Cuanto más se tarde en plantear y aprobar, más complicada será la ejecución (por la elevada carga de trabajo, aumento del coste de los materiales, dificultades de llevarlo a cabo en temporada de calefacción).

El segundo y principal, que se pongan en manos de un compañía de confianza como la nuestra, que asesore convenientemente a los clientes sobre los pasos a dar, y que los gastos energéticos y económicos sean los menores posibles para sus clientes con el mejor servicio de atención.

Como se observa en esta interesante y práctica entrevista, contar con empresas solventes, de confianza y que sobre todo ofrezcan un servicio cercano y personalizado a nivel local o provincial será clave en el nuevo escenario que se le plantea a las comunidades de propietarios para conseguir un uso más eficiente, responsable y equilibrado de la energía.

Las cooperativas de Castilla y León proponen invertir 72 millones de euros en 27 proyectos para su transformación tecnológica y medioambiental

Posted on

El volumen de inversión previsto en estas iniciativas de las cooperativas agroalimentarias, que ha sido presentado por Urcacyl a la Junta de Castilla y León, alcanzará los 72 millones de euros, con los que se pretende impulsar la actividad de la producción y de la industria agroalimentaria desde las cooperativas.

En total son 27 los proyectos presentados por una docena de entidades asociativas: Acor, Cuatro Rayas, Tierra Aranda, CAR, Consorcio de Promoción del Ovino, Cobadu, Copiso, Dehesa Grande, La Manchada, Pecogasa, Ucogal y Vega Esla.

Estas iniciativas se enmarcan dentro del Plan Europeo de Recuperación, Transformación y Resiliencia, aprobado por la Comisión Europea con motivo de la crisis generada por la pandemia del covid19, a través del cual España percibirá 140.000 millones de euros, de los cuales la mitad servirán para propiciar inversiones productivas que vayan dirigidas a la mejora de la digitalización de la actividad, la mejora de la eficiencia energética o de la incorporación de energías renovables o la creación de empleo, entre otras.

De este modo, las cooperativas agroalimentarias han planteado sus propuestas de actuación a medio y largo plazo a la Junta de Castilla y León, que las ha recogido para transmitírselas a las administraciones nacional y europea.

Se pretende actuar en inversiones productivas y sostenibles, incorporando para ello nuevas tecnologías que contribuyan al equilibrio de los eslabones de la cadena alimentaria, a mejorar la posición de agricultores y ganaderos, al rejuvenecimiento e incorporación de la mujer al sector primario, a la digitalización y la promoción de la excelencia y calidad de las producciones agrarias y de la industria transformadora.

Dentro de los planes presentados por las cooperativas tiene un lugar destacado la disminución del uso de combustibles fósiles, con la sustitución, mejora y modernización de equipos antiguos, la implantación de calderas de biomasa, sistemas de cogeneración, impulso a la movilidad eléctrica y el uso de energías renovables.

También se contempla en los planes lo relativo a la economía circular, persiguiendo el ahorro de recursos (agua, suelo, residuos, energía), a través de sistemas de digestión anaerobia, deshidratado de fangos de EDAR o la gestión cooperativa de residuos ganaderos.

La digitalización en las empresas hacia la economía 4.0 está igualmente representada mediante inversiones en software o equipos de control de la actividad industrial, control de calidad de procesos y comercialización, big data, ciberseguridad o sistemas digitales de relación con los socios.

Las cooperativas plantean también la puesta en marcha de nuevas instalaciones agroindustriales más modernas y eficientes, que permitan un crecimiento de la transformación de productos primarios. Hay iniciativas como fábricas de pienso, plantas de blending, seleccionadoras de semilla, instalación de preparación de vacuno vivo para exportación, torres de secado, ampliación o mejoras de embotellado en bodegas o de la tacha continua vertical para bajos productos y mejora del sistema de recepción en remolacha.

Del mismo modo se prevén sistemas de mejora de la calidad en las fases de producción y transformación (ampliaciones de explotaciones ganaderas para la mejora de la eficiencia y la competitividad) y el fomento de la economía social a través de cooperativas y sociedades laborales, tanto de los productores como de las industrias.

Todas estas acciones son claves en el territorio pues además de asentar población y generar riqueza en las explotaciones agropecuarias de las cooperativas, atraen a otros sectores económicos hacía el medio rural. Desde Urcacyl se recuerda que las cooperativas agroalimentarias de Castilla y León tuvieron un crecimiento económico, entre 2018 y 2019, del 12%, pasando de facturar 2.553 millones de euros a facturar 2.866 millones de euros.

Castilla y León instala 11.620 kw de autoconsumo de energía solar fotovoltaica en 2020, un 62 % más que durante todo 2019

Posted on

La Consejería de Economía y Hacienda constituyó el pasado 14 de octubre la Mesa de Autoconsumo de la energía solar fotovoltaica con el objetivo de impulsar una energía distribuida, renovable y accesible que promueva el ahorro energético y económico de hogares e industrias, ejerciendo además de palanca tractora en la creación de empleo cualificado, consolidación de la población en el entorno rural y generación de actividad económica necesaria frente a la crisis sanitaria, así como para facilitar el desarrollo de energías que reduzcan las emisiones de CO2 a la atmósfera.

Castilla y León ha logrado en los ocho primeros meses de 2020 la instalación de 11.620 kW de potencia fotovoltaica en autoconsumo en la Comunidad, un 62 % más de todo lo instalado en 2019, acorde con el Real Decreto 244/2019.

Autoconsumo en el Hospital Universitario Río Hortega
Por su parte, el Ente Regional de la Energía (EREN) de la Consejería de Economía y Hacienda ha licitado la  redacción del proyecto básico de ejecución y dirección de obra y coordinación de seguridad y salud de una instalación solar fotovoltaica, para autoconsumo, en el Hospital Universitario Río Hortega de Valladolid con el objetivo de optimizar los consumos eléctricos de una instalación de la Junta y dar ejemplo, tal y como ya se ha hecho en los últimos años con la energía solar térmica, mediante el Programa HOSPISOL, o con la solar fotovoltaica conectada a red en los edificios que albergan las distintas consejerías del Gobierno de la Comunidad.

Simplificación de la actividad administrativa
Por otra parte, la Junta asume un compromiso aún mayor para impulsar el autoconsumo fotovoltaico a través de la aprobación del DECRETO-Ley 4/2020, de 18 de junio, de impulso y simplificación de la actividad administrativa para el fomento de la reactivación productiva en Castilla y León, por el que las instalaciones de aprovechamiento de energía solar para autoconsumo sobre edificaciones o construcciones quedan sometidas al régimen de declaración responsable sustituyendo el trámite de obtención de la licencia urbanística.

Participación sectorial
La Mesa de Autoconsumo es un organismo que está participado por el sector profesional. Así, además de representantes de la Consejería de Economía y Hacienda a través de la Dirección General de Energía y Minas, está presente la Dirección General de Calidad y Sostenibilidad Ambiental de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente; la Dirección General de Industria de la Consejería de Empleo e Industria; y la Federación Regional de Municipios y Provincias (FRMP).

Asimismo, la mesa está compuesta por las distribuidoras y comercializadoras de energía eléctrica, entre las que se encuentran el Grupo Iberdrola, Unión Fenosa Distribución Grupo Naturgy, Edistribución Redes Digitales y Viesgo Distribución Eléctrica; las asociaciones de distribuidoras CIDE y ARPYDECAL (Asociación Regional de Distribuidores de Energía Eléctrica de Castilla y León); la Asociación de Comercializadoras ACIE; las asociaciones de instaladores CYLSOLAR, UNEF, APPA Renovables, y ACOGEN; y, por último, están representadas las agencias de energía de la provincia de Ávila, APEA; de la provincia de Burgos, SOBEBUR; y de Valladolid, AEMVA.

La Mesa de Autoconsumo en Castilla y León es un instrumento para detectar y eliminar las barreras que impiden un desarrollo más acelerado y ordenado del sector a través del debate, opinión y análisis que ayudará a definir los aspectos que debería incluir la futura Estrategia de Autoconsumo de la Comunidad.

Una inversión de 19 millones dotará de energía solar 22.000 hectáreas de regadío

Posted on

El consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Jesús Julio Carnero, presentó el pasado 2 de octubre en Coreses (Zamora), el Programa de Eficiencia Energética en los regadíos que muestra tres objetivos muy claros: reducir en consumo energético, reducir el coste de la energía y favorecer la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero para conseguir así una agricultura más competitiva y sostenible.

Tal y como ha explicado Carnero, “el Programa contará con un presupuesto de 19 millones de euros hasta el año 2023, aunando esfuerzos con las comunidades de regantes implicadas, dado que las actuaciones ligadas al recurso agua son un pilar estratégico del desarrollo rural dentro de las prioridades de la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural”.  

Con este novedoso Programa se consigue reducir los costes de producción de las explotaciones de regadío donde el consumo de energía tiene un peso importante en la factura que deben soportar los cultivos. Ello supone optimizar el consumo de energía mediante la gestión de los riegos, la utilización de nuevas tecnologías o la introducción de energías alternativas renovables, mejorado así el medio ambiente.

Líneas y objetivos del Programa

Línea A: ‘Energías alternativas, principalmente renovables’
En este apartado la Consejería pondrá el foco en los regadíos colectivos con comunidades de regantes (CCRR) para que su competitividad se independice de los precios de la energía eléctrica. Se realizará mediante convenios entre la CCRR y el Itacyl, que será el que ejecute las obras y serán financiadas al 50 % por ambas partes.

Dentro de esta novedosa línea se han programado 8 actuaciones para un total de 21.842 hectáreas y con una producción anual de energía estimada de 21.300 megavatios/hora, es decir lo que consumen unas 6.000 viviendas al año. Las actuaciones se realizarán en las siguientes Comunidades de Regantes: Canal de la Maya (Salamanca), Pisuerga, Soto del Cerrato y Becerril del Carpio en Palencia, Toro-Zamora (Zamora), y Tordesillas, Castronuño y Valoria la Buena en Valladolid.

Estos proyectos suponen una reducción de gases de efecto invernadero (CO2) de 8.255 Toneladas/año, el equivalente a las emisiones anuales de unos 8.000 vehículos.

Esto puede suponer una reducción en el consumo eléctrico de hasta el 40% (unos 60€/ha).

Línea B: ‘Aplicación de nuevas técnicas y sistemas de riego’
En este apartado se van a poner en marcha varios ensayos en riego por baja presión en tres cultivos representativos de Castilla y León como son la remolacha azucarera, la patata y el maíz, para analizar la repercusión sobre el rendimiento y calidad de la cosecha con dos niveles de presión de riego. El estándar de 3,5 kg/cm2 frente a 2 kg/cm2.

Esta línea de trabajo puede suponer una importante reducción de la factura eléctrica, entre un 20% y un 30% de la potencia contratada (unos 20€/ha).

Línea C: ‘Riegos con presión natural’
Esta línea busca el diseño óptimo de instalaciones donde se pueda utilizar, al máximo, la topografía del terreno para llevar el agua a la cota necesaria para asegurar la presión de consigna en la red con el nulo o mínimo aporte de energía eléctrica externa.

Eso supondrá un ahorro medio sobre los costes totales del cultivo del 12% (unos 200 €/ha).

Línea D: ‘Tecnologías al servicio del regante’
Aquí entra en juego una de las principales áreas que el Itacyl seguirá desarrollando para mejorar la eficiencia energética de las explotaciones de regadío, como son: las líneas de trabajo de posicionamiento por satélite, la agricultura de precisión, los sistemas de información geográfica, la teledetección, los servicios de asesoramiento al regante y la propia ciencia del suelo. Estás tecnologías tienen efectos tanto directos como indirectos con el coste de riego y otros inputs en las explotaciones.

En este capítulo se contemplan cinco submedidas:  

Servicios de asesoramiento al regante para que los agricultores minimicen el coste energético derivado del riego por presión. Para ello se podrán aprovechar del desarrollo de una nueva web de Inforiego, pudiendo mejorar el diseño de proyectos que incrementen la eficiencia de los sistemas de riego a través de la  monitorización y telecontrol, ajustando la potencia demandada al consumo real en cada periodo o automatizando el riego durante las horas de menor costo.

Proyecto FaST para un uso sostenible de fertilizantes requerido en la nueva PAC. Se trata de una herramienta digital, gratuita, que proporcionará a los agricultores información detallada sobre las parcelas seleccionadas, incluidos los cultivos, la cantidad de animales y la cantidad de estiércol que generan. Se indica, además, el uso racional de los fertilizantes para optimizar la producción agrícola y reducir el consumo energético del sector y, por tanto, las emisiones de gases de efecto invernadero.

Participación en el proyecto AGROgestor. Se trata de una herramienta que se está probando a nivel internacional enfocado al asesoramiento de precisión a nivel de parcela agrícola en variedades, fertilización, eficiencia de riego, plagas y enfermedades e indicadores de sostenibilidad. Incorpora la información más precisa y actual disponible en meteorología, edafología, teledetección y conocimiento fitotécnico de los cultivos integrados. Desde el Itacyl se va a ensayar la herramienta con 100 parcelas de riego en la CCRR de Tordesillas.

Proyecto ‘Monitor Miranda’. Consiste en el diseño y desarrollo de herramientas para usuario de campo que permitan a través del teléfono móvil y el PC consultar la evolución de parcelas e informar sobre diversos eventos que ocurran en ellas. Ciencia del suelo. Información edafológica de los suelos de la Comunidad. El Itacyl tiene recopiladas más de 13.000 muestras con georreferenciación y otras 14.000 a nivel de parcela para ayudar a los usuarios a realizar una gestión eficiente y sostenible de sus cultivos, entre las que se encuentran las necesidades hídricas. Se incorporarán otras 7.000 muestras de suelos en los próximos dos años principalmente en la zona de León y Palencia.

La Consejería de Empleo e Industria lanza el Plan Renove de calderas y calentadores con 198.000 euros

Posted on

Convoca las subvenciones para incentivar con hasta 500 euros por beneficiario la sustitución de equipos obsoletos y promover la seguridad y la eficiencia energética en el ámbito doméstico

Las solicitudes deberán ser presentadas por vía telemática por un instalador habilitado y sólo se requerirá una declaración responsable para acreditar el cambio del aparato

La Consejería de Empleo e Industria ha lanzado el Plan Renove de calderas y calentadores, mediante la convocatoria de una línea de ayudas por un importe cercano a los 198.000 euros. Este programa pretende incentivar la sustitución en viviendas individuales de estos aparatos obsoletos por otros que cumplan las normativas vigentes en materia de seguridad, eficiencia energética y reducción de emisiones.

En este sentido, el Real Decreto 1027/2007, de 20 de julio, por el que se aprueba el Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios, prohíbe la instalación de nuevos equipos de gas de tipo atmosférico por razones de seguridad, promueve la utilización de calderas de condensación y concreta las prescripciones de eficiencia energética recogidas en el Real Decreto 314/2006, de 17 de marzo, por el que se aprueba el Código Técnico de la Edificación.

Con estas subvenciones, gestionadas por la Dirección General de Industria, se persigue que los ciudadanos eviten los riesgos de mantener en sus hogares instalaciones poco seguras, e impulsar al mismo tiempo políticas de ahorro energético y reducción de contaminantes al medio ambiente.

A las ayudas pueden optar los propietarios de viviendas empadronados en Castilla y León que procedan a renovar sus calderas de calefacción y calentadores de agua individuales con una antigüedad de más de diez años desde mañana y hasta el próximo 15 de noviembre.

Este periodo de tiempo coincide con el habilitado para cursar la solicitud de la subvención, un trámite que deberá realizar por vía telemática el instalador habilitado, en representación de su cliente.

Cabe destacar que en esta convocatoria se ha simplificado el procedimiento, de manera que bastará la presentación de una declaración responsable –siempre que la legislación lo permita– para acreditar que se ha sustituido una caldera o calentador cumpliendo los requisitos determinados en la orden.

La cuantía individual de la ayuda podrá alcanzar hasta los 500 euros, en función de las características del equipo reemplazado. El régimen de concesión es de concurrencia no competitiva y se realizará por orden de presentación de solicitudes, desde que el expediente esté completo.

1,7 millones de euros para mejorar de la eficiencia energética de las viviendas

Posted on

La Consejería de Fomento y Medio Ambiente ha presupuestado más de 1.700.000 euros para las «subvenciones destinadas a la mejora de la eficiencia energética y sostenibilidad en viviendas». Entre dichas subvenciones tenemos las instalaciones para autoconsumo de energía solar fotovoltaica, así como las de biomasa o geotermia que «que reduzcan el consumo de energía convencional térmica o eléctrica de la vivienda».

En el marco del programa de Ayudas a la Rehabilitación de Edificios y la Regeneración Urbana 2018-2021 —dotado con 36,7 millones de euros—, el Boletín Oficial de Castilla y León ha publicado las dos convocatorias de subvenciones. La primera está orientada a la mejora de la seguridad y accesibilidad de las viviendas y cuenta con un presupuesto de 2.833.245 euros. La segunda está destinada a la mejora de la eficiencia energética y la sostenibilidad de las mismas. Esta tiene un presupuesto de 1.756.245 euros.

De acuerdo con la Junta, se considerarán actuaciones subvencionables para la mejora de la eficiencia energética y la sostenibilidad de las viviendas, entre otras, las siguientes: «la instalación de equipos de generación o que permitan la utilización de energías renovables como la energía solar fotovoltaica, biomasa o geotermia que reduzcan el consumo de energía convencional térmica o eléctrica de la vivienda».

Asimismo, se incluirá la instalación de cualquier tecnología, sistema o energía renovable, como paneles solares térmicos y toda solución de aerotermia para la climatización y agua caliente sanitaria, necesidades para toda vivienda, especialmente durante el primer semestre del año.

En ambos casos de ayudas, podrán acceder las comunidades de propietarios y las agrupaciones de comunidades de propietarios y las personas físicas que sean propietarias  de viviendas unifamiliares aisladas o agrupadas en fila, siempre que los ingresos no superen cinco veces el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (Iprem).

En el caso de las ayudas para la mejora de la accesibilidad, también podrán acceder quienes sean propietarios y arrendatarios de viviendas situadas en edificios de tipología residencial colectiva cuando en ellas resida una persona con discapacidad o mayor de 65 años.

La Junta destina 4 millones de euros para suministrar energía eléctrica colegios

Posted on

El Consejo de Gobierno aprobó el pasado 3 de septiembre autorizar la contratación del suministro de energía eléctrica a los centros docentes públicos no universitarios de Castilla y León por un importe de 4.001.714 euros.

El contrato será adjudicado por un plazo de ejecución de un año a partir del 1 de enero de 2021. La Administración autonómica prevé su adjudicación para finales de octubre y dicho contrato no se podrá prorrogar en 2022.

La Consejería de Educación ha iniciado la tramitación del expediente de contratación del suministro de energía eléctrica para los centros docentes públicos no universitarios de Castilla y León por un importe de 4.001.714 euros para garantizar su funcionamiento. El plazo de ejecución de dicho contrato será de 12 meses y comprenderá desde el 1 de enero de 2021, o desde el día siguiente de la formalización del contrato, hasta el 31 de diciembre de ese mismo año.

La celebración de este contrato se fundamenta en la Orden HAC/627/2012, de 16 de julio, rigiéndose por lo establecido en el Decreto 4/2020, de 4 de junio, por el que se regula la adquisición centralizada de bienes y servicios en la Administración de la Comunidad de Castilla y León habiéndose seguido una tramitación ordinaria y anticipada.

Gas natural
Por otro lado, la Consejería de Educación ha iniciado la tramitación del expediente de contratación del suministro de gas natural para los centros docentes públicos no universitarios de Castilla y León por un importe de 2.599.109 euros para garantizar su funcionamiento.
El plazo de ejecución de dicho contrato será de un año y comprenderá desde el 1 de enero de 2021, o desde el día siguiente de la formalización del contrato, hasta el 31 de diciembre de 2021.