cambio climático

La Junta impulsa un proyecto de sostenibilidad para las empresas del sector agroalimentario de Castilla y León

Posted on

campo

La Consejería de Economía y Hacienda impulsa el Proyecto Mencía (Modelo de economía circular de adaptación y mitigación del cambio climático en la industria alimentaria de Castilla y León), puesto en marcha por la Asociación de la Industria Alimentaria de Castilla y León (Vitartis), cuyo objetivo es contribuir a la mejora de la sostenibilidad de las empresas agroalimentarias y de su capacidad de adaptación al cambio climático a través de la aplicación de los principios de la economía circular.

El proyecto ha sido aprobado en la reciente convocatoria de subvenciones para las Agrupaciones Empresariales Innovadoras (AAEEII) o clústers para el ejercicio 2020, cofinanciada por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder) en el ámbito del Programa Operativo 2014-2020 de Castilla y León, por la que subvencionarán 14 actuaciones que van a contribuir a impulsar la competitividad del tejido empresarial de la Comunidad.

Estas actuaciones, cuyo plazo de ejecución finaliza el 15 de octubre de 2020, cuentan con una subvención de 363.000 euros por parte de la Consejería de Economía y Hacienda y activarán una inversión de casi 550.000 euros.

El proyecto puesto en marcha por el clúster Vitartis contempla dos bloques de actuaciones. El primero de ellos se refiere a la identificación de buenas prácticas, tecnologías y soluciones que permitan mejorar la eficiencia de los procesos productivos para reducir su impacto sobre el clima en cuatro ámbitos: logística, envases, energía y agua. Una vez identificadas estas soluciones, se propondrán directamente a las empresas asociadas a través de grupos de trabajo, talleres colaborativos, encuentros de dinamización y distintas sesiones de trabajo.

El segundo bloque de actuaciones busca identificar las medidas de adaptación al cambio climático de la industria alimentaria de la Comunidad, tanto en la gestión del agua, como en el análisis de la vulnerabilidad y de los riesgos que supone para el sector en Castilla y León.

Para identificar soluciones que permitan optimizar el uso del agua en los procesos productivos, se partirá del análisis de los ciclos hídricos reales en empresas de distintos subsectores y se propondrán las tecnologías, soluciones e iniciativas que se pueden aplicar.

Riesgos del cambio climático
Respecto al análisis de vulnerabilidades del sector, el proyecto recoge que se debe realizar una adaptación de la metodología internacional diseñada por el IPCC (Intergovernmental Panel on Climate Change), así como de las orientaciones de la Oficina Española de Cambio Climático, a través del Plan Nacional de Adaptación al Cambio Climático. Ello permitirá identificar los efectos más probables que el cambio climático tendrá en Castilla y León, según los distintos escenarios posibles, con el fin de plantear medidas de adaptación específicas. Los resultados, tanto de los efectos más probables del cambio climático en el sector, como de las medidas de adaptación propuestas, se llevarán a un panel de expertos para su discusión y validación.

Las actuaciones contempladas en el Proyecto Mencía, que se fundamentan en criterios de economía circular, se sitúan en el marco de los grandes objetivos del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima 2021-2030, de cuatro de los 17 objetivos de desarrollo sostenible (ODS) de la Agenda 2030, de la Estrategia Europea de Bioeconomía, del Programa de Bioeconomía Circular de la Junta de Castilla y León y del Plan de Impulso a la Bioeconomía Agroalimentaria, a través del cual el Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León (ITACYL) les ofrece toda su colaboración y apoyo.

 

El proyecto Life Soria ForestAdapt invertirá 1,5 millones de euros en analizar la vulnerabilidad de los bosques de la provincia de Soria frente al cambio climático

Posted on Actualizado enn

bosques

El programa LIFE Soria ForestAdapt se desarrollará en la provincia de Soria durante los próximos cuatro años y cuenta con una inversión de 1.5 millones de euros

LIFE Soria ForestAdapt pretende aumentar la resiliencia de las masas forestales frente al cambio climático, mediante la inclusión de medidas adaptativas en los planes de ordenación forestal públicos y privados. Está previsto que los resultados sean transferibles a otras regiones y países del sur de Europa con características similares y expandir así el modelo al resto de Castilla y León, incorporando los resultados del proyecto al Plan de Adaptación de la Gestión del Patrimonio Natural al Cambio Climático, que la Junta de Castilla y León está impulsando a nivel regional.

Ya está en marcha la elaboración de un Referente Técnico de Ordenación y Selvicultura con medidas de adaptación al cambio climático que servirá como base para los planes de ordenación forestal de toda la provincia de Soria. El modelo, es una de las acciones que se desarrollarán en el marco del proyecto LIFE Soria ForestAdapt, cuyo objetivo es reducir la vulnerabilidad de los bosques del sur de Europa frente al cambio climático. Se trabajará sobre más de 200.000 ha de montes públicos y también sobre todos los terrenos privados susceptibles de implantar distintas medidas de adaptación al cambio climático, como puede ser la reforestación de tierras agrarias.

Castilla y León posee el mayor patrimonio forestal de España con más de 4,8 millones de hectáreas, lo que explica que se trate de la segunda Comunidad Autónoma en aprovechamientos madereros de forma sostenible, solamente por detrás de Galicia. Soria, por su parte, concentra el 13% de la superficie forestal de Castilla y León. La acumulación de sequías, olas de calor y heladas tardías puede tener efectos importantes sobre los árboles haciéndolos más susceptibles a patógenos, reduciendo su crecimiento y eventualmente produciendo mortalidades masivas. También las producciones micológicas, sector económico muy importante en la provincia, se están viendo alteradas por el incremento de la sequía, con modelos que vaticinan importantes reducciones y cambios en su fenología.

Existen evidencias de que la gestión forestal  puede ayudar a hacer más resistentes los bosques ante estas eventualidades climáticas. Por primera vez se generará con este proyecto una herramienta de análisis de la vulnerabilidad al cambio climático a escala de monte, capaz de orientar en la toma de decisiones para una gestión forestal adaptativa.  Con ello, se pretende aumentar la resiliencia de los bosques sorianos y sugerir medidas y propuestas de adaptación a corto y largo plazo que serán fácilmente transferibles a otras regiones.

Las medidas de adaptación tendrán un enfoque especial en conservación del suelo y captura de carbono, conservación de la biodiversidad y calidad del aire. Asimismo, está previsto que, en estrecha colaboración con la propiedad y con los técnicos gestores de los bosques de la provincia, en especial con el Servicio Territorial de Medio de la Junta de Castilla y León, 5.000 ha de montes obtengan la certificación FSC y otras 10.000 ha la PEFC, que incorporarán nuevos criterios de gestión adaptativa. Además se creará una plataforma empresarial que comience a trabajar en medidas de adaptación al cambio climático en la gestión forestal asociadas a las de compensación.

Los resultados obtenidos del  presente proyecto LIFE permitirán incorporar nuevos estudios y medidas para el sector forestal, adecuadas para la provincia de Soria y de Castilla y León, y con capacidad de extrapolarse a otras regiones, tanto de la Península Ibérica como de la Unión Europea. De hecho la Junta de Castilla y León enmarca esta iniciativa en un contexto más amplio de planificación y los resultados del proyecto servirán de base para la elaboración del Plan Regional de Adaptación de la Gestión del Patrimonio Natural al Cambio Climático, cuya redacción está actualmente impulsando esa administración.

LIFE Soria ForestAdapt es uno de los proyectos aprobados en la convocatoria de 2019 por la Comisión Europea para la ejecución de programas de acción contra el cambio climático. El proyecto cuenta con un presupuesto total de 1.5 millones de euros y un período de ejecución de cuatro años. La Fundación Global Nature asume la coordinación del proyecto en colaboración con la Fundación Centro de Servicios y Promoción Forestal y de su Industria de Castilla y León (Cesefor), la  Fundación Privada Empresa y Clima (FEC),  la Asociación para promover el uso racional de los productos y servicios del monte (FSC España), la Asociación Española para la Sostenibilidad Forestal (PEFC España) y la Universidad de Valladolid (UVa).

La Junta aprueba medidas contra el cambio climático basadas en las renovables, la eficiencia energética y la economía circular

Posted on

renovables

El Consejo de Gobierno, a iniciativa de las consejerías de la Presidencia, Economía y Hacienda y Fomento y Medio Ambiente, ha acordado distintas medidas contra el cambio climático en Castilla y León.

Entre las acciones previstas está aprobar un Anteproyecto de Ley de Cambio Climático y Transición Energética en Castilla y León, incrementar la producción de renovables, mejorar la eficiencia energética y promover la economía regenerativa.

El objetivo es lograr una adecuada sostenibilidad medioambiental de la acción pública y de este modo dar cumplimiento y satisfacción a los objetivos de desarrollo sostenible incluidos en la Agenda 2030 aprobada por Naciones Unidas.

El decálogo de medidas contra el cambio climático en el ámbito de la Comunidad de Castilla y León se centra en aprobar un Anteproyecto de Ley de Cambio Climático y Transición Energética en Castilla y León para definir objetivos de reducción de emisiones y de penetración de energías renovables y de mayor eficiencia en el uso de la energía.

Se busca también incrementar la producción de energía procedente de fuentes renovables y fomentar el autoconsumo eléctrico, así como aprobar la Estrategia de Energía Térmica Renovable de Castilla y León e impulsar la nueva Estrategia de Eficiencia Energética.

El decálogo incluye un programa para mejorar la eficiencia energética y reducir el uso de combustibles fósiles en edificios administrativos titularidad de la Junta de Castilla y León, al tiempo que en los procedimientos de la administración autonómica, se priorizará la adquisición de vehículos con etiqueta ECO ó 0, dando preferencia a los híbridos enchufables y los eléctricos puros.

La Junta se compromete igualmente a promover, en colaboración con los municipios de más de 10.000 habitantes, el desarrollo de áreas urbanas de cero/bajas emisiones, así como a aprobar la Estrategia para la Mejora de la Calidad del Aire de nuestras ciudades, además de una Estrategia de Economía Circular basada en una economía regenerativa que contribuya a cerrar los ciclos naturales y tecnológicos y optimice el uso de los recursos, minimizando las emisiones de CO2.

Se contempla además la puesta en marcha del Plan de Acción Forestal por el Cambio Climático de Castilla y León, en colaboración con los propietarios y productores forestales; reforzar la política de gestión de residuos, haciendo un especial esfuerzo en la fracción orgánica, y desarrollar un programa reforzado de Educación Ambiental.

El compromiso de estas acciones supone la necesidad de introducir cambios profundos y acelerados en todos los sectores (agrario, industrial, turístico, etc.), y especialmente en los ámbitos energéticos y de consumo, lo que permitirá modernizar la economía regional, incentivar la innovación y generar empleo.

Salamanca diseña un innovador modelo de ciudad verde para adaptarse al cambio climático

Posted on

Proyecto de desarrollo de infraestructura verde en Salamanca
Proyecto de desarrollo de infraestructura verde en Salamanca

El Ayuntamiento de Salamanca ha presentado un proyecto de desarrollo de infraestructura verde como estrategia de adaptación al cambio climático a una convocatoria de fondos europeos. El objetivo es diseñar unas directrices estratégicas en el contexto de la diversidad urbana de la Red de Ciudades CENCYL, que agrupa a municipios del centro de Portugal y de Castilla y León.

La Red de Ciudades CENCYL, de la que forma parte Salamanca, trabaja para el desarrollo urbano sostenible de las medianas y grandes ciudades de su territorio a través del fomento de la cooperación interurbana, el intercambio de ideas, informaciones y experiencias, así como la valorización de la cultura del emprendimiento y del trabajo en red.

Entre los principales objetivos del proyecto está el crecimiento sostenible a través de una cooperación transfronteriza para la prevención de riesgos y la mejora de la gestión de los recursos naturales, al tiempo que se impulsa la protección del medio ambiente y se promueve la eficiencia de los recursos.

De esta manera, las principales actuaciones que pretende desarrollar el Ayuntamiento de Salamanca están íntimamente relacionadas con el Pacto de Alcaldes por el Clima y la Energía y el Plan de Infraestructura Verde de Salamanca.

Salamanca se adhirió al citado Pacto en 2016 con el compromiso de reducir las emisiones de dióxido de carbono en al menos un 40% hasta 2030.

El Ayuntamiento de Salamanca continúa trabajando en un nuevo modelo de ciudad más verde, saludable y sostenible a través del Plan de Infraestructura Verde que persigue aumentar la calidad ambiental y reducir la contaminación. Al tiempo que mejora la calidad de vida, la salud y el bienestar de las personas, contribuye a generar riqueza, crear empleo y aumentar las oportunidades de ocio y turismo.

El presupuesto global de este proyecto, liderado por el Ayuntamiento de Salamanca e integrado por los Ayuntamientos de Valladolid y de Ciudad Rodrigo y las Cámaras Municipales de Guarda, Viseu, Aveiro y Figueira da Foz, es de 810.000 euros. De esta cantidad, la ayuda FEDER representaría el 75%.