regadíos

Las Comunidades de Regantes consideran que el autoconsumo de energía supone un espaldarazo para el regadío

Posted on

Los regantes de la Federación Nacional de Comunidades de Regantes (FENACORE) solicitan que la Dirección General del Agua dependa de Fomento

acequia, panel canal

El presidente de la Federación Nacional de Comunidades de Regantes (FENACORE), Andrés del Campo, considera que la autoproducción de energía que regula el Real Decreto de Autoconsumo supone un impulso para la competitividad de las explotaciones de regadío.

Para Del Campo, el desarrollo del autoconsumo muestra la voluntad política de ponerse del lado de los consumidores, que se ven obligados a pagar en forma de costes fijos el agujero económico que se deriva de una estrategia errónea en materia energética prolongada durante años.

Especialmente en el caso concreto de los consumidores estacionales, como los regantes, que han visto cómo en los últimos diez años estos costes fijos regulados por el Gobierno se han incrementado más de un 1.000% con la excusa de cubrir el déficit de tarifa, lo que ha provocado que el aumento medio de la factura de la luz para el regadío haya sido superior al 110% en este periodo.

Aplicar la Ley de Medidas Urgentes para la Sequía
El presidente de Fenacore ha recordado que para alcanzar un escenario tarifario realmente competitivo queda pendiente el desarrollo del reglamento que permita aplicar la Ley de Medidas Urgentes para la Sequía, publicada en el BOE desde el 6 de marzo del año pasado y en el que se añaden una serie de disposiciones finales relativas, entre otras cuestiones, a los contratos de distribución eléctrica para regadíos.

Así, esta ley contempla la posibilidad de que los regantes puedan firmar un contrato de temporada para los meses de máximo consumo y otro con una potencia mínima el resto del año para el mantenimiento de los equipos. Esta medida les evitará pagar todo el año por un servicio que sólo utilizan durante la campaña de riego, lo que incrementaba injusta e innecesariamente el coste eléctrico.

Traslado de competencias
La Federación Nacional de Comunidades de Regantes (FENACORE) pide que la Dirección General del Agua pase a depender del Ministerio de Fomento. Según la Federación, el agua ha ido perdiendo cada vez mayor relevancia en la agenda política, como evidencia el hecho de que en las últimas legislaturas sus competencias “hayan ido dando tumbos” por diferentes carteras ministeriales (Agricultura, Medio Ambiente y la actual Transición Ecológica) sin que se hayan producido avances reales a la hora de ejecutar las actuaciones necesarias para garantizar todos los usos.

El actual contexto climático y energético, según FENACORE, requiere de un ministerio con mayor capacidad inversora, propio del responsable de la construcción y gestión de las grandes infraestructuras nacionales, como es Fomento. Así, al igual que ha habido grandes planes estatales de carreteras o de infraestructuras ferroviarias para hacer frente al aumento de las demandas, es momento ahora de ejecutar una planificación hidrológica adecuada que consolide a España como un país maduro hidráulicamente y preparado para el cambio climático.

Anuncios

Palencia contará con el primer regadío sin coste energético de Castilla y León

Posted on

DCIM100MEDIA

Los nuevos regadíos de la zona palentina del río Valdavia serán, en el año 2020, los primeros de Castilla y León con un cien por cien de eficiencia energética, ya que se podrán regar 2.700 hectáreas sin coste de electricidad o combustibles fósiles y ahorrar 800.000 euros anuales.  Será el primer nuevo regadío de Castilla y León sin gasto energético para los regantes, que beneficiará a 423 propietarios.

Para ello se ha destinado una inversión que supera los 34,5 millones de euros, -de los que la Junta aporta 26 millones y 8 la comunidad de regantes-, que permitirá contar por primera vez en Castilla y León con un nuevo regadío con un 100% de eficiencia energética, por lo que no tendrá coste alguno de electricidad o de combustibles fósiles.

Para poner en marcha estos regadíos se ha llevado a cabo, por una parte, la obra de regulación cuyo coste ha alcanzado los 12,9 millones de euros y con el que se ha creado un embalse mediante la construcción de la presa sobre el arroyo Villafría en Santibáñez de la Peña, a 40 kilómetros aguas arriba, que abastecerá a la zona regable a través del río Valdavia.

También se están ejecutando, por valor de 11,2 millones de euros, las obras del azud sobre el río Valdavía, la tubería de 23,6 kilómetros para la conducción del agua y dos balsas de regulación para almacenar agua para épocas de demanda, con capacidad de casi 100.000 metros cúbicos cada una.

El objetivo es aprovechar la energía potencial que genera la diferencia de altura de 51 metros entre el punto de toma de agua, en el azud sobre el río Valdavia, y el comienzo de la zona regable en el municipio de Villaeles de Valdavia.

Esta diferencia de cota se amplía hasta 136 metros al final de la misma, en el municipio de Osorno la Mayor, y permite que el agua para riego llegue con suficiente presión a los hidrantes localizados en las parcelas, y que los agricultores de la zona ahorren en energía en torno a 300 euros por hectárea al año, 800.000 euros anuales en total.

Además, la Comunidad de Regantes invertirá otros 8,5 millones de euros en obras complementarias del regadío, constituidas fundamentalmente por la red de tuberías e hidrantes en parcelas. Se instalarán 60 kilómetros de tubería, 36 kilómetros para la zona de Castrillo de Villavega, Abia de las Torres y Osorno el Mayor, y 24 kilómetros para abastecer las tierras situadas en los términos municipales de Villaeles de Valdavia, Villasilla de Valdavia, Villanuño de Valdavia y Bárcena de Campos.

Una inversión de 10 millones de euros permitirá a los regantes del Canal de Pisuerga, Soto de Cerrato y Canal de La Maya usar energías alternativas en los regadíos

Posted on

DCIM100MEDIA

La Consejería de Agricultura y Ganadería ha firmado el pasado 25 de febrero con las tres comunidades de regantes la ejecución de las obras que permitirán una elevada reducción de los costes energéticos -355.000 euros anuales- y de las emisiones contaminantes -5.240 toneladas de dióxido de carbono al año- y que van a beneficiar a 3.690 regantes que trabajan 11.122 hectáreas.

Se trata de tres convenios de colaboración con las comunidades de regantes del Canal de Pisuerga, Soto de Cerrato y Canal de La Maya, lo que permitirá mejorar la modernización energética de sus regadíos introduciendo el uso de energías alternativas. El acuerdo, que cuenta con una inversión de 10 millones de euros -de los cuales la Junta de Castilla y León financia el 50 %-, incluye la realización de los estudios de viabilidad para analizar las diferentes soluciones energéticas y determinar la más viable, redactar los proyectos y ejecutar las obras necesarias para garantizar la introducción de este tipo de energías alternativas.

El objetivo que persiguen estos convenios es reducir la dependencia de los suministros energéticos tradicionales, reduciendo el coste de este gasto, que alcanza los 355.000 euros al año, lo que permitirá mejorar la competitividad de las explotaciones agrícolas de estas zonas.

Se trata, de este modo, de lograr un uso más eficiente de la energía en la agricultura, de introducir sistemas de producción sostenible, de disminuir las emisiones de carbono a la atmósfera y de impulsar las energías renovables como marca la política europea para reducir la huella de carbono. Todo ello redundará, además, en beneficio de los agricultores, puesto que, con este tipo de inversiones, el ahorro en compra de energía a la red puede oscilar entre el 20 % y el 50 %.

Canal del Pisuerga
El convenio que ha suscrito la Consejería de Agricultura y Ganadería con el presidente de la Comunidad de Regantes del Canal del Pisuerga (Burgos-Palencia), Luis Alberto Nebreda, compromete una inversión de 7,2 millones de euros que beneficiarán a 3.200 agricultores. Esta partida se destinará a la puesta en marcha de sistemas innovadores y sostenibles de suministro energético para el riego, lo que reducirá en 3.900 toneladas anuales la emisión de dióxido de carbono en esta zona de cerca de 8.000 hectáreas.

Esta acción permitirá el ahorro de entre un 25 % y un 30 % del coste energético anual, que en esta comunidad de regantes puede llegar a suponer unos 275.000 euros anuales.

San Isidro de Soto de Cerrato
La Consejería de Agricultura y Ganadería ha firmado, además, con el presidente de la Comunidad de Regantes de Soto de Cerrato (Palencia), Francisco Javier Núñez, un convenio destinado también a mejorar la modernización energética del regadío de esta zona mediante la implantación de energías alternativas.

Los 960.000 euros presupuestados para estas obras van a mejorar la competitividad de las explotaciones de 120 regantes que trabajan en una superficie de 841 hectáreas en las que se reducirá la emisión de dióxido de carbono en 520 toneladas cada año.

El ahorro estimado en esta zona puede ser de entre un 15 % y un 25 % del coste energético anual, lo que en esta comunidad de regantes puede suponer unos 13.000 euros al año.

Canal de La Maya
El tercero de los convenios ha sido con el presidente de la Comunidad de Regantes de La Maya (Salamanca), José Antonio Alonso, con una inversión de 1.800.000 euros en la realización de las obras de generación de energías alternativas en los regadíos modernizados de esta zona.

Las 2.271 hectáreas modernizadas pertenecen a 370 regantes que verán cómo se reduce la emisión de dióxido de carbono de sus instalaciones de riego en 820 toneladas anuales, ahorrando entre un 25 % y un 30 % del coste energético anual, lo que en este caso podría suponer un ahorro de unos 67.000 euros anuales.

Beneficios de la modernización del regadío
Entre los principales beneficios que conllevan la modernización del regadío de una zona está la optimización del uso del agua, permitiendo hacer frente con mayores garantías a las circunstancias de escasez de recursos disponibles. Se estiman ahorros medios en el uso de recursos de entre un 20 % y un 25 %.

Además, para mejorar la competitividad y rentabilidad de las explotaciones agrarias, los costes para el riego con presión se reducen en las zonas modernizadas un 35 % respecto a las zonas sin modernizar. La modernización contribuye activamente a la regeneración en el campo, ya que las incorporaciones de jóvenes en las zonas modernizadas son un 80 % superiores que las que se producen en las zonas sin modernizar. Esta apuesta por un sector modernizado se aprecia también en la inversión que llevan a cabo los propios agricultores, que es un 240 % mayor en las zonas modernizadas que en las no modernizadas.

El regadío modernizado permite diversificar las alternativas de cultivo, principalmente porque pueden realizarse otros cultivos más asociados a la transformación agroindustrial. Esta posibilidad de adaptación de las producciones a las necesidades del mercado permite mejorar y garantizar la competitividad de las explotaciones agrícolas.

Es fundamental la contribución del regadío a la mejora de las condiciones ambientales del medio rural, ya que, además del ahorro de agua, las infraestructuras de riego modernizadas permiten una reducción de la contaminación difusa que puede cifrarse, por ejemplo, en una reducción del abonado nitrogenado de entre un 25 % y un 30 %, que además de ser un ahorro de costes importante, reduce la carga contaminante que llega a las masas de agua. En esencia, el ahorro de agua, junto con el efecto sumidero de CO2 que suponen los cultivos de regadío, hace de las modernizaciones de regadío una herramienta eficaz para luchar contra el cambio climático.

Organizaciones agrarias solicitan mayores ayudas para la incorporación nuevas fuentes de energía para el riego

Posted on

grifo

La organización agraria UPA ha pedido a la Consejería de Agricultura y Ganadería de la Junta de Castilla y León que conceda el máximo porcentaje de ayuda, el 40 por ciento, en lugar del 20 por ciento actual, para las inversiones de modernización de nuevas fuentes de energía para riego.

La organización agraria ha esgrimido razones medioambientales, económicas y sociales a la hora de plantear una reivindicación que consideran “justa”, por tratarse además de una inversión que busca “cambiar sustancialmente el sistema de regadío, ajustando el consumo de agua a las necesidades reales y por lo tanto avanzando en un sustancial ahorro energético para los agricultores”.

UPA ha apelado al “sentido común de la Consejería de Agricultura y Ganadería para que tenga a bien incrementar ese porcentaje de ayuda, puesto que estamos hablando de fomentar el empleo de energías renovables en la agricultura de regadío, de reducir las emisiones de efecto invernadero y por lo tanto de poner medidas para atenuar el cambio climático”.

Fomentar el uso de nuevas fuentes de energía para el riego debería, según UPA, ser un referente para el Gobierno autonómico y si en realidad están analizando posibles alternativas al riego tradicional que abarate los costes de producción, como han hecho público en varias ocasiones, consideran que es una gran ocasión para apoyar esta iniciativa que plantea UPA y que supondría la potenciación de los nuevos regadíos, la modernización de explotaciones e incluso la incorporación de jóvenes.

Casi 2,60 millones de euros para la línea eléctrica que atenderá siete estaciones de bombeo para el regadío de Payuelos, León

Posted on

acequias reg

La Consejería de Agricultura y Ganadería de la Junta de Castilla y León ha licitado, con una inversión de 2.599.979 euros, las obras de construcción de una línea eléctrica de alta tensión para suministro de energía eléctrica a las estaciones de bombeo de los sectores de riego IX, X, XI, XII, XVIII, XIX y XXI, subzona de Payuelos, zona regable del embalse de Riaño (León).

Esta intervención permitirá dotar de energía eléctrica a estas siete estaciones de bombeo, con las que se regarán 11.000 hectáreas una vez ejecutadas las obras de transformación del regadío de esta zona. Los términos municipales por los que discurre la línea eléctrica son El Burgo Ranero, Bercianos del Real Camino, Castrotierra, Vallecillo y Gordaliza del Pino, en la provincia de León.

Dentro de la obra que se va a llevar a cabo se instalará una línea aérea que consta de una longitud de 14,89 km en doble circuito y una longitud de 7,81 km en simple circuito. Los cruzamientos con el ferrocarril de Venta de Baños-Gijón, el AVE Valladolid-Palencia-León, la autovía A-231 y las líneas aéreas existentes en la zona del trazado se harán con líneas subterráneas de media tensión. Se han incluido medidas concretas para minimizar los accidentes de electrocución y colisión de la avifauna tanto en los apoyos, como en las líneas.

La Junta de Castilla y León está impulsando de manera decidida la transformación del regadío de esta zona y en este momento se encuentran en ejecución dos sectores, el XXII y el XXIV.

En ellos se transformará una superficie de regadío de 5.057 hectáreas, en las que la Consejería de Agricultura y Ganadería está realizando unas inversiones cercanas a los 26 millones de euros.

Además, en breve se adjudicarán las obras del sector XXIII de Payuelos, que transformarán otras 1.683 hectáreas, licitado en un importe de 16,24 millones de euros, con las que se completará la transformación del regadío del Área Esla del Canal Alto de Payuelos, contemplando en toda la zona la dotación de infraestructuras viarias rurales y desagües que finalizan la transformación en estos sectores.

Las explotaciones agrarias podrán ser así más competitivas mediante la diversificación de los cultivos y el incremento de producciones, y se pondrán en servicio las inversiones desarrolladas hasta la fecha para el transporte de recursos hidráulicos (canales) así como las grandes arterias de distribución del agua ya construidas en la zona.

La actuación de la Consejería de Agricultura y Ganadería en este momento en Payuelos conlleva una inversión total de casi 45 millones de euros.

Ilustración: J. C. Florentino

El 25% de las instalaciones fotovoltaicas de autoconsumo se concentran en el sector agrario y ganadero

Posted on

regadio placas sol

El sector agrario y ganadero es el que más está tirando del carro para el desarrollo de los proyectos fotovoltaicos de autoconsumo, Según datos de la Unión Española Fotovoltaica (UNEF), recogidos por la Federación Nacional de Comunidades de Regantes (Fenacore), el 25% de las plantas de este tipo operativas en España pertenecen a explotaciones agroganaderas.

Según Fenacore, el sector agrario ha sido uno de los más perjudicados por la subida de la luz desde 2008, con unos sobrecostes para las explotaciones cercanos a los 300 millones de euros desde entonces.

Según los datos de UNEF, en los últimos tres años el sector agroganadero español habría instalado plantas fotovoltaicas e autoconsumo que sumaría hasta 25 Mw de potencia, lo que habría permitido ahorros de hasta el 60% del precio de la energía una vez amortizadas. Castilla y León, Andalucía, Castilla-La Mancha, Extremadura y Aragón serían las comunidades donde más se han desarrollado en los últimos tres años los proyectos fotovoltaicos de autoconsumo en el sector agro.

Para incentivar su instalación y mejorar la renta de las explotaciones agrarias desde Fenacore exigen al Gobierno central que articule una nueva normativa para promover la energía distribuida en zonas regables, lo que pasaría por eliminar el denominado como “impuesto al sol” a las instalaciones de más de 10 kilowatios de potencia. Al evitar los gravámenes variables en función de la energía autoconsumida se impulsará la producción entre los medianos y grandes consumidores.

Según declaró el presidente de Fenacore, Andrés del Campo, en una reciente jornada, “los regantes estamos preparados. Tenemos las explotaciones y la suerte de vivir en uno de los países del mundo con mayor irradiación solar. Ahora sólo hace falta que se den las condiciones de financiación necesarias para hacer viable la inversión y voluntad política para fomentar su desarrollo. El regadío puede ser un aliado no sólo para cumplir con los objetivos de consumo de renovables que nos marca Europa sino también para convertirnos en la puerta energética de Europa”.

Además de la instalación en tierra de placas solares, una reciente jornada de UNEF y Fenacore ha destacado el gran potencial que existe para la instalaciones de placas solares flotantes en las charcas y balsas de agua existentes en el sector agrario, que además de producir energía limitación la evaporación del agua.

Ministerio y Junta de Castilla y León impulsan el ahorro energético con renovables en 30.000 hectáreas de regadío

Posted on

Un acuerdo entre el Ministerio de Agricultura y la Consejera de Agricultura y Ganadería de la Junta de Castilla y León permitirá realizar obras de modernización y consolidación sobre cerca de 30.000 hectáreas de regadío tradicional con una inversión prevista de 200 millones de euros. Estas obras permitirán especialmente un ahorro de consumo de agua y energía, esta última con el fomento de energías renovables, y se centrarán en regadíos actuales en las provincias  de Valladolid, León, Salamanca, Palencia y Soria.

Las medidas forman parte del Programa de Desarrollo Rural de la Junta para el periodo 2014-2020. El 26% del presupuesto será aportado por la Junta de Castilla y León, y el 74% restante por la Sociedad Estatal SEIASA. Está por ver la aportación que deberán realizar los propios regantes a través de acuerdos a los que lleguen las comunidades de regantes y la propia SEIASA.

En los últimos años la Sociedad Estatal ha realizado un total de 59 actuaciones para modernizar casi 100.000 hectáreas de regadíos, con una inversión global de 500 millones de euros, más del 25% de la inversión nacional realizada por SEIASA en todo el regadío español. A nivel nacional se han modernizado un total de 537.201 hectáreas que han beneficiado a más de 190.000 agricultores de 160 comunidades de regantes. España cuenta con un total de 3,6 millones de hectáreas de riego, que suponen el 15% de la superficie agraria útil y que aportan –de ahí su gran importancia– el 67% de la producción final vegetal.

Durante la presentación del convenio, la Ministra de Agricultura, Isabel García Tejerina, ha destacado la necesidad de optimizar los recursos hídricos y energéticos. Las comunidades de regantes llevan años reclamando menores tarifas energéticas sobre todo de potencia, que resultan iguales en los meses de mayor gasto que en los que no se planta ni se riega.