Mercado Eléctrico

La Junta de Castilla y León e Iberdrola buscan soluciones innovadoras para electrificar el campo y promover las energías renovables en el medio rural

Posted on Actualizado enn

La Consejería de Economía y Hacienda, a través del Instituto para la Competitividad Empresarial de Castilla y León (ICE), trabaja en el desarrollo de la competitividad en el marco de su programa de innovación abierta Wolaria, con el objetivo de ofrecer soluciones tecnológicas por parte de las startups a los retos de competitividad planteados por grandes empresas de la Comunidad.

Para ello, en colaboración con Iberdrola, a través de su programa Perseo, ha lanzado un reto -en el que también colabora Asaja-, con el objeto de buscar soluciones para descarbonizar y electrificar los sectores agrícola y ganadero mediante energías renovables y prácticas sostenibles.

De esa manera, las corporaciones tienen en las startups una vía para conocer propuestas innovadoras a sus retos de competitividad y, por otro, las startups encuentran en las empresas colaboradoras oportunidades de desarrollo en el mercado.

El objetivo de la propuesta es que el suministro de energía competitiva limpia y sostenible sea compatible con el equilibrio del medio ambiente y con la preservación de la biodiversidad en 2030. Hasta el momento, Iberdrola ha realizado más de 1.450 acciones de protección de la biodiversidad, al combinar el desarrollo de proyectos renovables con la conservación de la diversidad de la flora y la fauna y el cuidado del patrimonio natural. Además, se propone reforestar 20 millones de árboles al final de la década, lo que permitirá capturar unos seis millones de toneladas de CO2 en 30 años.

El desafío es apoyar la agricultura y ganadería cero emisiones con soluciones de eficiencia energética, el autoconsumo y la movilidad sostenible, además de otras en favor de la biodiversidad, la captura de CO2, la economía circular y la promoción de nuevos fertilizantes cero emisiones.

El reto está dividido en cinco categorías: medidas para mejorar la eficiencia energética y el autoconsumo que reduzcan las emisiones de la energía para climatizar granjas, riego y otros procesos en el medio rural; lograr una movilidad sostenible y la electrificación de la maquinaria agrícola para reducir las emisiones del uso de combustibles para movilidad y trabajos agrícolas; reducir gases invernadero y mejorar la biodiversidad a través de fórmulas que permitan el secuestro de CO2 en los suelos y la generación de créditos de carbono; fomentar la economía circular con modelos de negocio que permitan una gestión de cero emisiones de los residuos agrícolas y ganaderos, así como las emisiones de procesos digestivos de animales, con el objetivo de lograr productos neutrales en carbono; y reducir las emisiones asociadas a fertilizantes sintéticos.

Acelerar proyectos innovadores
El programa Wolaria, que busca acelerar la puesta en marcha de proyectos innovadores con alto potencial de crecimiento a través de recursos públicos y privados, se ha reforzado evolucionando su orientación hacia los retos del mercado, con la incorporación de grandes corporaciones e instituciones con las que trabaja en procesos de Innovación Abierta.

La incorporación al programa tiene una primera fase de aceleración estratégica de cuatro meses de duración, donde se trabaja de forma colectiva en el campus de aceleración. A partir de ese momento el trabajo es individual con cada proyecto en los ámbitos del negocio, tecnología, finanzas, gestión, marketing y ventas, networking y espacios físicos y, sobre todo, en la aceleración de mercado. La convocatoria para participar en el programa de aceleración de Wolaria está abierta hasta el día 2 de julio.

La primera aceleradora pública de España, antes conocida como ADE 2020, desde su creación en 2012 ha contribuido a que sean ya 205 proyectos a los que el ICE ha prestado asesoramiento, trabajo colaborativo y acceso a la financiación, entre otras palancas de crecimiento empresarial.

El EREN celebra su 25 aniversario con Castilla y León líder en energías renovables, duplicando la media nacional

Posted on

Entre las actuaciones del EREN estos años destaca su participación en un centenar de instalaciones con una inversión asociada de 200 millones, el desarrollo de medidas de ahorro energético y reducción de emisiones, así como el fomento del autoconsumo

El Ente Regional de la Energía de Castilla y León (EREN), organismo creado por Ley Autonómica en 1996 y puesto en marcha en León en 1997, celabra su XXV aniversario. Hoy día participa económicamente o interviene mediante diversas fórmulas en casi un centenar de instalaciones energéticas, con una inversión asociada de más de 200 millones de euros.

En este sentido, entre los proyectos más importantes destaca Hospisol, mediante el que se han puesto en marcha 17 instalaciones solares térmicas en hospitales públicos de la Comunidad en colaboración con Sanidad de Castilla y León (SACyL), acción merecedora del Premio Europeo al mejor proyecto de servicios energéticos en el sector público en 2008.

Junto a ellas, instalaciones de energía solar térmica por un total de 5.460 metros cuadrados, así como instalaciones fotovoltaicas que alcanzan los 386 kilowatios/pico, instalaciones de biomasa y una participación en 90 MW de generación eólica en la Comunidad.

Además, a lo largo de estos 25 años se han desarrollado numerosas acciones por parte del EREN, como el desarrollo de la plataforma informática OPTE (Optimización de la Tarificación Energética), que permite controlar el consumo de energía mediante registros informatizados; reducir el gasto energético fijo a través de la optimización técnico‐económica de los contratos; facilitar las compras centralizadas de energía; y mejorar el proceso de tramitación administrativa de compra.

A través de OPTE se gestionan y optimizan 1.545 centros de consumo de la Administración Regional, con 1.642 contratos eléctricos, lo que ha permitido implementar mejoras con un ahorro anual de 2,5 millones de euros al año.

Cabe destacar que en 2019 el EREN colaboró en una actuación denominada DATA HUB Energético y basada en el OPTE, logrando que Castilla y León sea a día de hoy la única administración autonómica a nivel nacional que publica sus consumos energéticos con este nivel de detalle. Esta iniciativa ha recibido el Premio Nacional de Eficiencia Energética en Categoría Especial otorgado por la Asociación Nacional de Empresas de Eficiencia Energética A3E en 2019.

Formación y difusión
La labor formativa y de difusión también ha formado parte del trabajo desarrollado por el EREN a lo largo de estos años. Entre las acciones se encuentra el haber colaborado, junto a la Consejería de Educación de la Junta y Red Eléctrica de España, para que Castilla y León albergue la primera Formación Profesional Dual del ciclo Centrales Eléctricas, que se imparte en el Centro Integrado de Formación Profesional Tecnológico Industrial de León.

Asimismo, junto a Red Eléctrica de España ha trabajado en difusión y formación a través del Programa entreREDes, con la participación de los Institutos de Enseñanza Secundaria de la Comunidad; el Campus de Energía Eléctrica y distintos manuales de energía solar (térmica y fotovoltaica), de los que se han distribuido hasta ahora casi 58.000 ejemplares.

Dentro de la labor de difusión emprendida por el EREN se incluye la relacionada con el ahorro y eficiencia energética. Así, las distintas Estrategias de Ahorro y Eficiencia Energética impulsadas por el EREN en Castilla y León han tenido efectos importantes en el ahorro de energía primaria y final, así como en la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero. Actualmente, está tramitándose para su autorización la Estrategia de Eficiencia Energética 2030.

Retos de futuro
De cara al futuro, el EREN se plantea retos y objetivos que pasan, entre otros aspectos, por fomentar el autoconsumo, como palanca de actividad económica y como respuesta a la necesidad de empresas y familias al objeto de reducir sus altos costes energéticos.

De hecho, el EREN es el encargado de dinamizar la Mesa del Autoconsumo de Castilla y León, iniciativa de la Consejería de Economía y Hacienda en la que participan todo el sector, tanto las administraciones regionales y locales, como distribuidoras, comercializadores, asociaciones y clústeres.

A ello se suma la gestión de las ayudas del Plan de Recuperación y Resiliencia para impulsar autoconsumo y las renovables térmicas en edificaciones residenciales y en la industria.

Asimismo, en los próximos años se continuará trabajando en la implementación de nuevos proyectos en las zonas de Transición Justa en las provincias de León y Palencia, apostando por proyectos que pongan en valor los recursos endógenos de los territorios mineros. De igual modo, entre los retos de futuro se encuentra el impulso del almacenamiento energético y del vector hidrógeno, así como el continuo impulso a la movilidad sostenible y a la sostenibilidad energética del sector residencial.

Castilla y León anuncia un fondo de 15 millones para extender el autoconsumo energético en pymes, industria y agricultura

Posted on

Castilla y León ampliará la implantación de las energías renovables y aprobará una estrategia térmica renovable y otra de eficiencia energética, entre otras actuaciones vinculadas al sector energético, según explicó el consejero de Empleo y Hacienda, Carlos Fernández Carriedo, durante su comparecencia en las Cortes para explicar el programa de su departamento para esta legislatura. Estas actuaciones contarán con once grandes prioridades, doce ejes de trabajo y 76 acciones de su departamento.

La potencia actualmente instalada en Castilla y León es cerca del 20 por ciento del total en España y el 95 por ciento de la potencia instalada en generación de origen renovable.

Sin embargo, también se dará especial atención a otras tecnologías renovables con posibilidades de implantación en las zonas de transición justa, entre ellas, la generación con biomasa, los proyectos de almacenamiento de energía hidráulica reversible o de bombeo, y los proyectos asociados al hidrógeno renovable.

Las principales actuaciones pasan por el fomento de las energías renovables con unos objetivos para los próximos cuatro años que ha cifrado en incrementar la potencia de generación renovable a red, concretamente la eólica en 1.000 megavatios para llegar a 7.300 y, por otro lado, la fotovoltaica en 2.000, hasta los 3.000 megavatios.

Además, se continuará fomentando el autoconsumo y ha recordado que actualmente en Castilla y León hay una potencia instalada de casi 60 megavatios en instalaciones de autoconsumo fotovoltaico, cuando se partía de apenas 3 en 2019 y ha fijado como objetivo de legislatura incrementarlo en otros 200 megavatios hasta llegar a los aproximadamente 260.

A este respecto, ha anunciado que se creará un Fondo de inversión y participación autonómica, dotado con 15 millones de euros, para viabilizar y extender las inversiones en sistemas de autoconsumo energético para pymes, grandes empresas intensivas en energía, y para explotaciones agropecuarias de Castilla y León.

Nueva normativa
Asimismo, ante las nuevas necesidades del sector y de la sociedad en general, se abordará el desarrollo de una nueva normativa regulatoria en el ámbito eléctrico. Así, antes de un año se ha comprometido a aprobar un decreto regulatorio de los procedimientos de autorizaciones administrativas de instalaciones eléctricas que pretende, entre otras cuestiones, asegurar la funcionalidad del procedimiento, la simplificación de los trámites y la seguridad jurídica de todos los agentes que intervienen.

Por otro lado, se pretende aprobar la Estrategia Térmica Renovable ETR2030, que se adaptará a los recientes cambios en el sector energético y a las iniciativas europeas de impulso económico a raíz de la pandemia, y facilitará un nivel de instalación de potencia durante la legislatura superior a los 20 megavatios.

La estrategia promoverá el despliegue de las energías renovables térmicas (como aerotermia, biomasa, biogás, geotermia y redes de calor) en el sector residencial, impulsando la industria y al sector empresarial asociado.

La Junta licita las obras de la Cúpula de la Energía, en el Parque Empresarial de Medio Ambiente de Garray (Soria), con un presupuesto de 13 millones de euros

Posted on

La Cúpula de la Energía será un lugar de encuentro empresarial vinculado a las nuevas tecnologías y a las energías limpias

La Sociedad Pública de Infraestructuras y Medio Ambiente de Castilla y León, Somacyl, adscrita a la Consejería de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio, publicó el pasado 10 de mayo, en el Portal de Contratación del Sector Público, la licitación del proyecto relativo a las obras de la Cúpula de la Energía. En los pliegos se incluye la consolidación estructural de todos los sectores levantados (del 1 al 7) y la finalización de cinco de ellos, adaptándose a los usos programáticos planteados y a la normativa en vigor del proyecto, paralizado en 2013. El presupuesto de licitación supera los 13 millones de euros y dispone de un plazo de ejecución de 18 meses.

Descripción programática del proyecto
El concepto del proyecto de la Cúpula de la Energía, obra de los arquitectos Tuñón, Mansilla y Albornoz, se configura a partir de un volumen semiesférico al que se le aplica un proceso de fragmentación (cortes y sectorizaciones), articulación (charnelas y bisagras), y despliegue (giros y desplazamientos), con el objetivo de construir un espacio polifuncional y modular, capaz de estructurar los posibles escenarios programáticos en un conjunto de piezas interconectadas, contenedores encadenados que construyen una compleja red de relaciones entre los diferentes espacios interiores y exteriores.

La Cúpula de la Energía se levanta en una parcela de 21.402 m2, con una ocupación en planta de 3.810 m² y una edificabilidad máxima de 20.331,90 m², se ajustan a las alineaciones establecidas sin proponer ningún tipo de cerramiento, asegurando la continuidad con el resto del Parque Empresarial del Medio Ambiente. La superficie total construida Cúpula de la Energía alcanza los 11.366 m2.

El Parque Empresarial del Medio Ambiente (PEMA), motor de la provincia de Soria
El Parque Empresarial del Medio Ambiente (PEMA) es un espacio destinado a la implantación de actividades productivas, dotacionales y de servicios, localizado en el municipio soriano de Garray, a 10 minutos de la capital provincial, Soria, con una elevada accesibilidad desde la N-111 y una alta cualificación urbanística. Se trata de un proyecto destinado a la atracción de actividades económicas de interés regional, promovido por un Consorcio integrado por la Junta de Castilla y León, la Diputación Provincial de Soria y el Ayuntamiento de Garray.

La elección de Soria para la localización de este proyecto innovador y emblemático, en proximidad al nodo funcional de la capital y junto al río Duero, constituye una apuesta ejemplar de la política autonómica de inversiones y estímulos públicos, en aras a los objetivos de dinamización de territorios y reequilibrio territorial; con propuestas de desarrollo sostenible, a fin de poner en valor los recursos locales con acciones asociadas a la innovación, las nuevas tecnologías y en definitiva, la sociedad del conocimiento.

Los costes energéticos y su estabilidad, unidos a la garantía de origen de la energía, son hoy ya el principal factor de la industria, y por tanto un factor determinante a la hora de seleccionar emplazamientos. Este siempre ha sido el principal objetivo del PEMA (ya en el lejano 2003 se hablaba de esto), convertirse en una referencia en el ámbito energético renovable y de la economía circular, con objeto de atraer industria especializada y generar empleo en la provincia de Soria.

Renfe invertirá unos 60 millones para instalar plantas fotovoltaicas en Castilla y León que alimenten a los AVE

Posted on

Renfe contempla invertir unos 60 millones de euros en Castilla y León para el despliegue de plantas fotovoltaicas propias que le permitan generar parte de la energía eléctrica de tracción que emplea la flota de trenes de Alta Velocidad. En la Comunidad, la operadora ferroviaria contempla alcanzar una potencia instalada de 93,2 megavatios para el autoconsumo, lo que equivale al suministro de unos 40.000 hogares.

Este proyecto prevé la instalación paulatina de 46 plantas en distintas fases, con una inversión de 233 millones y un potencial de 390 MW, de forma que Castilla y León aportará un cuarto de la energía fotovoltaica total.

Estos parques se instalarán en los terrenos próximos a las vías de alta velocidad con el fin de que Renfe pueda generar energía eléctrica a través de instalaciones de placas fotovoltaicas, lo que requiere que los trabajos salgan a licitación y se adjudiquen, según precisaron fuentes de la compañía, que recalaron que la actuación sigue en marcha en un momento en el que la energía marca precios máximos.

Renfe estima que los beneficios del proyecto de plantas fotovoltaicas oscilarán entre los 40 y los 85 millones anuales, dependiendo del precio de la energía de mercado. Además, mejora la competitividad de este modo de transporte con respecto al avión o la carretera y supone un paso más en la apuesta por la sostenibilidad y la eficiencia energética.

Actualmente, el 80 por ciento de los tráficos que realiza Renfe se hacen en trenes eléctricos, y el 100 por 100 de la electricidad consumida procede de fuentes renovables certificadas en origen. Además, es el primer consumidor final de energía renovable en España, con más de un 2,6 por ciento del total de España.

La nueva planificación de transporte eléctrico para 2026 en Castilla y León incluye la construcción de cuatro nuevas subestaciones de 400 Kv

Posted on

La nueva Planificación de la Red de Transporte de Electricidad 2021-2026, vinculante para Red Eléctrica, aprobada en el Congreso de los Diputados incluye en Castilla y León la construcción de cuatro nuevas subestaciones de 400 kilovoltios (kV) en las provincias de Burgos, Valladolid y Zamora cuya puesta en servicio se estima para 2025 y que permitirán la integración de nueva generación renovable. Estas serán las subestaciones de Briviesca y Villalbilla en Burgos, la de Urueña en Valladolid y la de Piedrahita en Zamora. Del mismo modo, este plan de desarrollo también planifica actuaciones en la provincia de Soria que permitirán maximizar el potencial eólico de la zona. Fundamentalmente, se trata de una nueva línea de doble circuito entre Almazán y Magaña y la nueva subestación Almazán 220 kV.

Todas estas actuaciones harán posible la integración adicional de más de 4.700 GWh al año de generación renovable, volumen que representará el 22% de la producción fotovoltaica registrada en la Península en 2021. De esta manera, se conseguirá evitar la emisión de 492 kilotoneladas de CO2 eq anuales. Refuerzo del suministro eléctrico en Castilla y León A través de la ejecución de esta nueva Planificación en Castilla y León, se reforzarán las infraestructuras de la red de transporte necesarias para ofrecer un mayor apoyo a la red de distribución regional.

Son desarrollos que permitirán mejorar la fiabilidad y la seguridad de suministro de electricidad en las zonas de Aranda, Alcocero de Mola y Villatoro, en Burgos, y Vilecha y Villarino en León. También facilitarán la evacuación de generación renovable conectada a la red de distribución. Para ello, se construirán dos nuevas subestaciones – Aranda 400 kV y Villatoro 220 kV – y se ampliarán – a través de nuevas posiciones- las subestaciones existentes de 220 kV Villarino, Alcocero de Mola, Zaratán y Saucelle. Por último, se ejecutarán nuevas instalaciones en la provincia de Segovia, en concreto se construirá la nueva subestación de Abades 400 kV-220 kV y las líneas de 200 kV, Abades – Otero y Tordesillas – Las Arroyadas.

En su conjunto, estas infraestructuras son decisivas para incrementar la seguridad y la calidad del suministro eléctrico en la zona y para permitir que se finalice el eje de 400 kV que conecta el noroeste y el centro peninsular. Facilitarán igualmente la integración de generación renovable actual y futura y contribuirán a la alimentación el tren en la subestación ya existente de Otero 200 kV. Alimentación a ejes ferroviarios También gracias a esta Planificación, se alimentará a los ejes ferroviarios de alta velocidad que unirán, por un lado, Palencia con Santander y, por otro, Burgos con Vitoria. En el primer caso, se ampliará la subestación de Herrera 400 kV. En el segundo, se proporcionará el suministro desde la subestación de Briviesca 400 kV.

La Junta apoyará la corrección de tendidos eléctricos peligrosos para la avifauna con una inversión de 13,77 millones de euros y una previsión de corrección de 4.591 apoyos

Posted on

La Consejería de Fomento y Medio acaba de publicar dos manuales técnicos que permitirán priorizar la corrección de los tendidos eléctricos más peligrosos para la avifauna en aquellas zonas de mayor afección por electrocución de la Comunidad. El documento ‘Zonificación de la probabilidad de electrocución para las aves en líneas eléctricas de Castilla y León‘ permite realizar una zonificación del territorio de Castilla y León, en función del riesgo de electrocución (peligrosidad) para las especies de aves amenazadas más sensibles a este factor de mortalidad no natural en el conjunto del territorio. El segundo documento elaborado, denominado ‘Manual de caracterización de la peligrosidad de apoyos por electrocución para la avifauna en tendidos eléctricos‘, permite valorar la peligrosidad de los apoyos de las líneas aéreas de alta tensión con conductores desnudos, desde el punto de vista de las características técnicas constructivas.

Castilla y León ha sido una de las comunidades autónomas (CCAA) donde se ha generado una mayor parte de la energía eléctrica del país, y ello ha supuesto que este territorio esté surcado por numerosas líneas eléctricas. A partir del año 2008, y gracias a la publicación del Real Decreto 1432/2008, de 29 de agosto, por el que se establecen medidas para la protección de la avifauna contra la colisión y la electrocución en líneas eléctricas de alta tensión, se comienza a tomar en consideración la problemática medioambiental asociada a los tendidos eléctricos, definiéndose las características técnicas que deben disponer los tendidos eléctricos para evitar problemas de mortalidad no natural por electrocución e iniciándose el procedimiento para el establecimiento de zonas de protección de avifauna, donde, una vez aprobadas, todos los tendidos eléctricos de nueva construcción deben disponer de estas medidas preventivas.

Castilla y León ha sido receptora de fondos estatales para la corrección de tendidos eléctricos en prevención de electrocuciones de avifauna, a través de sendas subvenciones otorgadas mediante Acuerdo del Consejo de Ministros de 11 de octubre de 2019 por la que se aprobó la distribución territorial definitiva de los créditos presupuestarios acordados en la Conferencia Sectorial de Medio Ambiente, para la modificación de los tendidos eléctricos peligrosos y así garantizar que ya no supongan ningún riesgo para la avifauna, correspondiendo a Castilla y León 749.298,90 euros de un total de 3.568.090,00 euros. Igualmente, el Consejo de Ministros de 27 de octubre de 2020 acordó aprobar la distribución territorial definitiva de los créditos presupuestarios acordados en la Conferencia Sectorial de Medio Ambiente, para la modificación de los tendidos eléctricos peligrosos, correspondiendo a Castilla y León 914.285,71 euros de un total de 1.000.000 euros. Con los fondos de ambas concesiones, Castilla y León articuló las ayudas cuyo objeto era la corrección de las líneas publicadas en la Resolución de 2012, pertenecientes a 33 empresas distribuidoras.

Por otra parte, en el marco del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, la Conferencia Sectorial de Medio Ambiente de 14 de abril de 2021 acordó la distribución territorial de créditos relativos a la aplicación del Real Decreto 1432/2008, de 29 de agosto, asignando a Castilla y León un importe de 13.772.763,27 euros. Es por ello que en la actualidad desde la Junta de Castilla y León se está avanzando en la ampliación del listado de tendidos que no se adecúan a las prescripciones técnicas del citado real decreto con el objeto de ampliar el abanico de titulares propietarios de tendidos potencialmente perceptores de apoyo financiero para su corrección.

Con el fin de poder aplicar de forma eficiente estos fondos provenientes del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, dado que todo el territorio de Castilla y León se considera zona de riesgo de electrocución como ha quedado patente con la Orden FYM/79/2020 de 14 de enero, y centrar los esfuerzos de corrección en los apoyos de mayor peligrosidad en aquellas zonas donde verdaderamente el problema de la electrocución representa una seria amenaza a la supervivencia de especies protegidas, desde la Junta de Castilla y León se han elaborado dos documentos:

-Zonificación de la probabilidad de electrocución para las aves en líneas eléctricas de Castilla y León.

-Manual de caracterización de la peligrosidad de apoyos por electrocución para la avifauna en tendidos eléctricos.

Estos dos documentos de reciente elaboración, cuya consulta puede realizarse en el enlace Protección de las aves frente a las líneas de alta tensión, pretenden en su conjunto priorizar las correcciones sobre aquellos apoyos y en aquellas zonas con mayor riesgo de electrocución, optimizando el esfuerzo de todos los titulares para minimizar este grave problema de conservación de la biodiversidad como es la afección de tendidos eléctricos sobre la avifauna.

Los ingenieros industriales de Castilla y León apuestan por el hidrógeno como “combustible del futuro”

Posted on

Los ingenieros industriales de Castilla y León subrayan que un proceso rápido de descarbonización de la industria conlleva una elevada factura, que se traducirá en una importante inflación de costes. Se trata, sin embargo, de una transición “necesaria” que debe pasar por la electrificación de los procesos con certificado de electricidad de origen verde, así como por el uso de otros combustibles bio y por el hidrógeno, “que promete ser el combustible del futuro” en los sectores considerados difíciles de abatir, como el transporte de mercancías por carretera, el ferroviario o el aéreo.

“Aunque las tecnologías para la descarbonización estén listas, hemos de tener en cuenta que esta transición no es gratis y, sobre todo, que será tanto más cara cuanto más rápido queramos llevarla. No hay nada gratis”, explica Francisco Carro, miembro del Colegio de Ingenieros Industriales de León y director general de la empresa de ingeniería Tresca.

En el marco de la reflexión promovida por los colegios de ingenieros industriales de Castilla y León sobre la composición del futuro mix energético regional, los expertos subrayan tres cuestiones clave: estarán las renovables, los sistemas de almacenamiento a gran escala y la generación síncrona.

Las renovables tendrán un papel importante, pero hay que tener en cuenta que aportan una energía no fácilmente gestionable, que depende de factores no predecibles o no regulables, por lo que es preciso desarrollar en paralelo tecnologías de almacenamiento.

“Castilla y León tiene la oportunidad de aprovechar la energía eólica y solar para que se conviertan en unas renovables más estables, que no dependan exclusivamente de los momentos en que haya sol y viento. Y ahí, el hidrógeno tiene mucho que decir para aprovechar las horas de producción excedentarias”, subraya Andrés Hernando, ingeniero industrial colegiado en Burgos y CEO de la empresa Hiperbaric.

“Una economía basada en el consumo de hidrógeno empieza a tener sentido, especialmente en Castilla y León, que tenemos mucha generación de renovables y daría un valor añadido a esa generación”, añade.

En este sentido, Hernando sostiene que la energía eléctrica se puede convertir en hidrógeno y posteriormente en electricidad destinada a la movilidad o para devolver a la red. “Y en cuanto a precio, el hidrógeno es competitivo respecto al gas natural”. 

La cogeneración volverá a ocupar un papel importante para ciertas industrias, ya que la producción simultánea de calor y electricidad tiene un impacto positivo sobre el negocio, si la regulación y la retribución son adecuadas, como sucede en los países vecinos.

En los últimos meses, se han multiplicado los proyectos de almacenamiento energético. “Se está comprobando que hay un auténtico boom del hidrógeno”, explica por su parte Francisco Carro.

De hecho, la Estrategia de Eficiencia Energética de Castilla y León 2030 contempla poner en marcha la economía asociada al hidrógeno, además de reducir un 40% el consumo de energía primaria, un 23,22% el de gas natural, y aumentar un 9,60% el de renovables no eléctricas.  

En este sentido, los ingenieros industriales consideran que la eficiencia ya no debería de ser tanto un reto como una obligación. Ambos expertos coinciden en apuntar que en los últimos meses se está demostrando que el mejor aliado del hidrógeno es el precio del gas.

“Poner en marcha la economía asociada al hidrógeno es primordial. Para ello, es necesaria mucha labor educativa y comunicativa. El hecho de que los empresarios y la sociedad comiencen a entender la economía del hidrógeno favorecerá su transición», precisa Carro.

Andrés Hernando estima que en el plazo de 15 años el 20% del parque móvil será de hidrógeno; y en ese mismo periodo de tiempo habrá desplazado al gas natural en el consumo energético cerca de 20 puntos.

El gran reto de Castilla y León en materia energética es cubrir el hueco que han dejado las térmicas en el PIB con otras actividades económicas, sean afines al sector eléctrico o no. La gran oportunidad asociada a la antigua generación es la utilización de los enclaves de las térmicas para otras actividades industriales. “Tenemos que aprovechar la oportunidad que brindan las llamadas subastas de nudos de transición justa, en las cuales Castilla y León tiene varios nudos, para la creación de nuevas actividades económicas en esos emplazamientos”, concluye Carro.

El 87% de las empresas  castellano-leonesas muestran su preocupación por el coste de energía y materias primas

Posted on

Casi 9 de cada 10 empresarios de Castilla y León cree que los costes energéticos y de materias primas subirán

Las empresas de Castilla y León se muestran optimistas ante la mejora de la situación económica y las cifras de empleo. Sin embargo, ante la percepción sobre los costes de la energía, materias primas y costes laborales, consideran que empeorarán medio plazo y se muestran más pesimistas que la media nacional. Así se desprende del estudio Clima empresarial de Castilla y León basado en la encuesta realizada por Sigma DOS para la Cámara de España donde han participado 300 empresas de la Comunidad, entre las 2.150 del conjunto del país y en cuya selección se ha tenido en cuenta su tamaño y sector de actividad.

Los empresarios consultados son más pesimistas que los del conjunto de España en sus previsiones sobre el coste de las materias primas y la energía, que un 87,2 % considera que empeorará levemente o mucho. En cuanto a problemas incipientes, el ya mencionado coste de las materias primas y la energía es la principal dificultad que encuentran las empresas de la región: lo es para el 52,4 %, cinco puntos más que en el conjunto de España. Le siguen los costes laborales (24,3 %), los problemas de aprovisionamiento (un 22,8%) y la escasez de mano de obra (un 22%). La escasez de la demanda afecta al 16,8%, mientras que la media nacional es del 21,9%, y los plazos de pago al 6,9%.

Factorenergia adquiere Enercoluz, una de las principales comercializadoras de energía de Castilla y León

Posted on

La compañía se hace con la cartera de 7.000 clientes de Enercoluz

Factorenergia ha adquirido la cartera de clientes de Enercoluz, una de las principales comercializadoras de energía de Castilla y León, cuenta con una cartera de más de 7.000 clientes y sus oficinas centrales se ubican en Segovia. Esta operación se enmarca en el ambicioso Plan Estratégico de crecimiento inorgánico de la compañía.

Enercoluz comercializa energía eléctrica a clientes domésticos e industriales, con especial enfoque hacia pymes y negocios. La empresa destaca por la gestión de la atención a sus clientes y también representa a productores de energía de origen renovable en el mercado eléctrico. Factorenergia mantendrá la marca Enercoluz, oficinas en Segovia e integrará a parte de la plantilla de la compañía en el Grupo Factorenergia.

En palabras de Emilio Rousaud, fundador y CEO de Factorenergia: “La adquisición de la cartera de clientes de Enercoluz supone un paso más en el proceso de expansión en el mercado español, en el que prestamos servicio a más de 150.000 clientes. Desde la creación de Factorenergia hace más de veinte años, hemos apostado firmemente por el crecimiento orgánico de nuestro negocio en España, una estrategia que ahora reforzamos con la adquisición de Enercoluz, una compañía con la que compartimos valores como el fomento de las energías renovables y el ofrecer el mejor trato a nuestros clientes”.

La empresa aporta cifras que ponen de relieve el peso que tiene en el sector, con una línea de negocio pyme que presta servicio a 70.000 empresas, y con un beneficio neto que alcanzó en 2020 los 14 millones de euros, que suponen casi un 40% más que durante el año anterior. La comercializadora, con 130.000 usuarios en toda España, da un paso más en su posicionamiento dentro del mercado de la energía tras entrar también en Portugal y México.