Mercado Eléctrico

Castilla y León ha descendido sus emisiones de CO2 desde 1990 aunque sigue entre las tres comunidades con más emisiones

Posted on

El Observatorio de la Sostenibilidad ha realizado un informe para analizar las emisiones de CO2 de las diferentes comunidades autónomas españolas durante un largo periodo de tiempo, de 1990 a 2015, y ver su evolución tanto en emisiones fijas (las que proceden de centrales energéticas y de grandes industrias sobre todo) y las difusas (transporte, calefacción, etc). Todos los datos han sido recogidos de fuentes oficiales del Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente.

Respecto al total de las emisiones entre 1990 y 2015, Andalucía y Cataluña suponen cada una un 14% del total emitido, seguida de Castilla y León con un 10%, Galicia con un 9%, Asturias con un 8% o Comunidad Valenciana con un 7%. Mientras, Rioja, Navarra, Cantabria y Extremadura son las que menos emisiones presentan.

Excepto País Vasco, Galicia y las Castillas, que emiten un poco menos 1990, todas las Comunidades Autónomas han aumentado sus emisiones, destacando Extremadura, Murcia, Andalucía, Navarra y Baleares. Según la Directiva europea 406/2009/CE (Decisión de reparto de esfuerzos) España debería  alcanzar una reducción del 10% para el año 2020 y según el Acuerdo de París, las  emisiones se deberían reducir un 40% para el año 2030. Países como Francia y Alemania han reducido ya mucho más sus emisiones de CO2 a la atmósfera.

Si se realiza el mismo análisis per cápita, pero centrados solo en las emisiones difusas, se observa que los mayores valores se dan sobre todo en comunidades muy extensas con población más bien dispersa, con los máximos en Castilla y León, y Aragón (que ya estaban en el máximo de la ratio para todas las emisiones), seguidos a más distancia por Castilla-La Mancha, Extremadura, Navarra y Asturias. La concentración de la población parece favorecer una tasa de emisiones difusas per cápita menor, este análisis refleja más directamente las formas de consumo más cercanas al ciudadano. Mención aparte merece, no obstante Andalucía, que se aparta claramente de este patrón aparente.

Anuncios

El carbón concentra el 17,4% de la producción eléctrica del 2017 solo por detrás de la nuclear y la eólica

Posted on

central termica

El mal año hidroeléctrico del 2017 ha posibilitado que el carbón haya seguido jugando un papel destacado en el mix energético español. Según los datos de Red Eléctrica Española, el carbón ha supuesto el 17,4% de la producción eléctrica española. La energía más importante volvió a ser la nuclear con el 22,6% del total, seguida de la eólica con el 19,2%. Los ciclos combinados han supuesto el 13,8% y la cogeneración el 11,5%.

En el conjunto del año 2017, la demanda peninsular de energía eléctrica se estima en 252.755 GWh, un 1,1% más que en el 2016. Una vez corregida la influencia del calendario y las temperaturas, la demanda de energía eléctrica es un 1,6% superior a la registrada en el año anterior.

La demanda peninsular de energía eléctrica en diciembre ha sido de 22.219 GWh, un 4,1% superior a la registrada en el mismo mes del año anterior. Si se tienen en cuenta los efectos del calendario y las temperaturas, la demanda peninsular de energía eléctrica ha aumentado un 5,3% con respecto a diciembre del 2016.

La producción de origen eólico ha alcanzado en diciembre los 5.243 GWh, un 102,4% superior a la del mismo mes del año pasado, y ha supuesto el 24,3% de la producción total. En el mes de diciembre, la generación procedente de fuentes de energía renovable representa el 33,2% de la producción total. El 54,7% de la producción eléctrica de este mes procedió de tecnologías que no emiten CO2.

Ricardo González Mantero (Director General de Energía y Minas de la Junta de Castilla y León): “Nuestro objetivo es mantener una cuota superior al 20% de la potencia eólica instalada en España”

Posted on

Entrevista con
Ricardo González Mantero
Director general de Energía y Minas de la Junta de Castilla y León

Ricardo González Mantero, director general de Energía y Minas de la Junta de Castilla y León, y  director también del Ente Regional de la Energía de Castilla y León (EREN), analiza en esta entrevista con www.energiacastillayleon.com la actualidad del sector, de las renovables al futuro del carbón.

Las últimas subastas de renovables del Ministerio han abierto muchas expectativas para atraer nuevas inversiones de parques eólicos y plantas fotovoltaicas en varias regiones, entre ellas Castilla y León ¿Qué perspectivas tiene la región ante los nuevos proyectos previstos?

En cuanto a parques eólicos, y de acuerdo a lo que nos trasladan los promotores de Castilla y León, se tiene conocimiento de que al menos 600 MW de nueva potencia en esta Comunidad han resultado casados en las subastas, y se encuentran avanzando a buen ritmo en sus tramitaciones pendientes, para poder cumplir con los estrictos plazos establecidos en estas subastas. Adicionalmente a esta potencia, y dado que el procedimiento fijado para estas subastas aún no ha obligado a identificar los proyectos concretos que se van a construir, podría darse el caso de que promociones avanzadas en tramitación en esta Comunidad, pero cuyos promotores no han conseguido tener potencia casada, puedan incorporarse, de llegar a los acuerdos correspondientes, entre los proyectos que se identifiquen para su construcción.

En el caso de la fotovoltaica, será preciso esperar a la identificación de proyectos para saber cuánta potencia corresponde a esta Comunidad. Si bien sí se tiene conocimiento de algunos proyectos de gran tamaño cuyos promotores nos han manifestado su interés en avanzar, independientemente de que lo hagan o no dentro de los procedimientos de esta última subasta.

Desde los promotores eólicos de la región, APECYL, se ha reiterado la necesidad de facilitar la llegada de parques y de un trato similar al de otras comunidades muy activas como por ejemplo Aragón ¿Va a tomar alguna medida la administración regional para lograrlo y el marco actual se mantendrá?

Esta Comunidad siempre se ha volcado en facilitar al máximo, dentro de la normativa vigente, el aprovechamiento de los recursos autóctonos, y dentro de ellos, los renovables. De ahí que Castilla y León sea la primera Comunidad en España en eólica o hidráulica. Nuestro objetivo es preservar ese primer lugar y mantener nuestra cuota superior al 20% de la potencia eólica instalada en España, ya que se dispone de recurso eólico, capacidad de conexión a red y territorio adecuado para ello.

Otro tema de gran interés, sobre todo para las zonas del norte de la comunidad, es el futuro del carbón y las centrales térmicas. La Junta de Castilla y León ha defendido unos cupos para el carbón autóctono ¿Qué opciones hay para salvar las reticencias de la Unión Europea? ¿Hay un futuro viable para las centrales térmicas de la comunidad a medio plazo o dependerá solo de las decisiones de las empresas propietarias?

Castilla y León considera que mantener un cierto volumen de producción de carbón autóctono competitivo, que a su vez permita que la generación térmica con carbón autóctono tenga una cuota de al menos el 4% en el mix de generación español, es un objetivo estratégico para España, ya que permite asegurar nuestra capacidad de autoabastecimiento de materias primas fósiles ante cualquier acontecimiento geoestratégico que pudiera requerir incrementar esa producción. Para ello, se requieren fundamentalmente dos cosas: tener minería competitiva en el contexto actual de precio del carbón en los mercados internacionales, y esto lo tenemos sin duda; y que las centrales térmicas se vayan adecuando a los nuevos requisitos medioambientales en cuanto a emisiones.

Estimamos que los grupos térmicos que cuentan con instalación de desulfuración deben acometer las inversiones necesarias para poder continuar operativos como respaldo de las renovables hasta al menos el año 2030. Y para ello nuestra propuesta es el establecimiento de un despacho preferente para el carbón nacional, con obligación de servicio público para las empresas eléctricas, sujeto a la compensación correspondiente. Por ello, defendemos que la nueva Directiva y Reglamento de mercado interior de la electricidad continúen contemplando el despacho preferente, y no impidan los pagos por capacidad a las centrales de carbón, al menos hasta el año 2030.

La eficiencia y el ahorro energético han sido uno de los ejes del EREN en su estrategia actual y de cara al futuro ¿conseguirlo no solo es un compromiso de la administración, sino también de las empresas e industrias de la región para reducir las emisiones de CO2  para ser también más competitivos en costes?

Sin duda, de ahí la Estrategia de Eficiencia Energética de Castilla y León 2020, que con el mejor aprovechamiento de los fondos europeos disponible, está facilitando la inversión de las empresas tanto en actuaciones de ahorro energético, como en la implantación de energías renovables competitivas, que permitan la reducción de los costes energéticos. Esperamos que las mejoras en la próxima convocatoria para 2018 de ayudas de ahorro energético para empresas, tanto en cuestiones de edificación (incluidos locales comerciales) como de proceso industrial, junto a la nueva convocatoria para empresas de ayudas en energías renovables para 2018, provoquen el efecto deseado de mejora de la competitividad de nuestro tejido empresarial. Creemos que el autoconsumo con fotovoltaica en instalaciones industriales debe despegar a partir de esta convocatoria de ayudas.

Tanto a nivel particular como a nivel empresarial como en el mundo agrícola y ganadero, ¿cómo se está trabajando en el apoyo al desarrollo del autoconsumo en la región?

Castilla y León, a través del EREN, ha sido parte fundamental en la iniciativa de EnerAgen (Asociación Española de Agencias de Gestión Energética) de apoyar el autoconsumo, mediante la plataforma web Autoconsumo al Detalle. El objetivo de esta herramienta es dar a conocer que el autoconsumo es posible, es legal y es rentable con la actual legislación, el RD 900/2015, y facilita información técnica para el adecuado dimensionamiento de las instalaciones. Además, desde 2018 el autoconsumo con fotovoltaica estará cubierta por las convocatorias públicas de ayudas para energías renovables. Adicionalmente, el convenio firmado entre Cylsolar, UNEF y el EREN perseguirá dar la máxima difusión en la Comunidad a las posibilidades del autoconsumo mediante energía solar fotovoltaica.

Este año ha resultado complicado en cuanto a incendios en la región ¿El desarrollo de sector de la biomasa, con importantes proyectos en marcha como el de Forestalia en Cubillas del Sil, deben ser una pieza clave en una estrategia forestal integral?

Por supuesto, la utilización ordenada de biomasa forestal y agrícola en grandes proyectos de generación eléctrica es uno de los objetivos del Plan de la Bioenergía de Castilla y León. El proyecto de Forestalia en El Bierzo supone un paso más y muy importante en estos objetivos, uniéndose a los proyectos ya operativos de Acciona y EREN en Briviesca, o de Gestamp y Somacyl en Garray. Pero la utilización de la biomasa forestal no se circunscribe a estos proyectos de generación eléctrica, sometidos a una compleja regulación, sino que va mucho más allá, teniendo grandes posibilidades como competencia directa de los combustibles fósiles en usos estrictamente térmicos, como la calefacción, a través de calderas  o estufas individuales, calderas colectivas en comunidades de vecinos o redes de calor.

La provincia de León concentró en 2016 más del 70% de las emisiones regionales de CO2 por térmicas y cementeras

Posted on

emisiones co2 1

Castilla y León disminuyó en un 21% las emisiones de toneladas equivalentes de CO2 en el año 2016m hasta los 9,835.908 millones. Aún así, según los datos del Observatorio de la Sostenibilidad con datos oficiales del registro nacional RENADE, la emisión de toneladas per cápita por persona en la comunidad sigue siendo mucho más alta que la media nacional, de 4,02 toneladas frente a las 2,65 tn de la media española, solo superada por Asturias.

Castilla y León es la quinta region española en emisión de toneladas equivalents de Co2 de fuentes fijas a la atmósfera. Aunque dentro de ella, la provincial de León tiene especial protagonismo por la ubicación de centrales térmicas de carbon y varias cementeras. Así, en el año 2016, más del 70% de las emisiones regionales se concentraron en dicha region. Entre ellas destacó la Central Térmica de Compostilla en Cubillas del Sil con 3.111.028 millones de toneladas, el 31% del total regional, seguida de la de La Robla con 1.527.964 millones de toneladas (15,5% del total) y la de Anllares en Páramo del Sil con 1.527.964 millones de toneladas (10,7%).

En cuarto lugar, ya fuera de la provincial de León, destacó la central tèrmica de Velilla del Río Carrión en Palencia con 962.377 toneladas (9,78%). Tres cementeras, la de Tudela Veguin en La Robla, la de Cosmos en Toral de los Vados y la de Portland en Venta de Baños le siguen en importancia de emisiones. Otras industrias como papeles y de fabricación de vidrios, así como plantas de cogeneración completan las diez instalaciones que más emisiones concentran. Hay que tener en cuenta que entre instalaciones, que producen más de 100.000 toneladas cada una, suponen casi el 90% del total regional de emisiones.

Las pequeñas distribuidoras eléctricas piden ayudas a la Administración para mantener la calidad del servicio en el mundo rural

Posted on

postes

La asociación de compañías distribuidoras y reguladoras de energía eléctrica (CIDE), que agrupa a más de 200 empresas con más de 500.000 clientes a nivel nacional, ha celebrado en Salamanca su congreso anual con varias reivindicaciones encima de la mesa.  Dicha Asociación cuenta con 17 empresas que prestan servicio a más de 33.000 usuarios de Castilla y León,  gran mayoría en pequeñas poblaciones. El congreso contó con la presencia del presidente nacional de CIDE, Gerardo Cuerva y del Director general de Energía y Minas de la Junta de Castilla y León, Ricardo González Mantero.

Durante su intervención, el presidente de CIDE pidió al Ministerio de Energía un cambio regulatorio para adaptarse a los nuevos tiempos del sector, entre los que destacó el tema del autoconsumo eléctrico cada vez de mayor actualidad. Otro de los temas que más preocupa a las empresas agrupadas en CIDE es el mantenimiento de las infraestructuras eléctricas en las pequeñas poblaciones que en muchos casos no resultan rentables, como ocurre en regiones como Castilla y León con una alta tasa de despoblación en determinadas zonas. Para CIDE es muy importante la ayuda de las administraciones regionales en esta materia de mantenimiento a través de determinadas líneas de ayudas, entre las que citó a la propia Junta de Castilla y León. Según declaró el presidente de CIDE, los clientes de estas pequeñas poblaciones “tienen derecho a un servicio igual que en cualquier gran capital”.

El Director general de Energía y Minas de la Junta de Castilla y León, Ricardo González Mantero, aseguró en el Congreso que la Junta de Castilla y León  “cuando ha tenido recursos para ello ha colaborado a través de varios programas” de apoyo a la infraestructura eléctrica rural, destacando la “la buena calidad” del suministro eléctrico en la región.

Castilla y León fue la tercera comunidad donde el consumo eléctrico creció más en 2016

Posted on

torretas 1

El consumo eléctrico sigue dando una de cal y una de arena. Si el año 2015 fue de inflexión con un crecimiento medio del 1,7% de la demanda, durante el pasado año 2016 el consumo a nivel volvió a bajar.

Según los datos de Red Eléctrica de España, la demanda de energía eléctrica peninsular, una vez corregida la influencia de las temperaturas y de la laboralidad que recoge el efecto del año bisiesto, registró en 2016 una variación ligeramente negativa respecto al año anterior del 0,1%. Aunque no en todas las comunidades autónomas tuvo el mismo comportamiento. En el caso de Castilla y León, el consumo eléctrico creció un 2,1%, hasta los 14.154 Gwh, siendo la tercera comunidad donde más lo hizo por detrás de Extremadura y Navarra.

La incidencia climatológica cada vez tiene más importancia a la hora de valorar el consumo eléctrico en el mercado, sobre todo por la mayor temperatura media global pero también pero el menor frío el determinados meses de invierno.

Según el Informe del Sistema Eléctrico Español del 2016 de REE, “desde el punto de vista de la influencia de las temperaturas sobre la demanda, al igual que ocurrió en los años 2014 y 2015, en el conjunto de 2016 se han registrado temperaturas más calurosas en verano y más suaves en invierno que las correspondientes a la media histórica. Los grados día con efecto frío han sido inferiores en un 8,8% a los valores medios y los grados día con efecto calor han sido superiores en un 28,8% a los valores medios del período considerado.”

También destaca que el consumo de los consumidores de mayor tamaño, aquellos con un consumo contratado superior a 450 Kwh, bajó en el año 2016 un 0,7%. Un dato que destaca porque se produce tras dos años de crecimientos por encima del 2% de este tipo de clientes, claves para el consumo energético global.

Ilustración: J.C. Florentino

Castilla y León fue la primera productora española de energía hidroeléctrica y eólica en 2016

Posted on

embalse eolica

Castilla y León volvió a ser la comunidad autónoma con mayor saldo entre la energía que produjo (31.997 Gwh) y la que consumió internamente (14.154 Gwh). La región sigue produciendo más del doble de la energía que consume con lo que “exporta” gran parte de su producción a otras comunidades y también para el mercado exterior, especialmente Portugal por su cercanía y conexión en redes. Solo Extremadura se le acerca entre las comunidades españolas con mayor saldo exportador energético, según los datos del reciente Informe del Sistema Eléctrico Español del 2016 de REE. El pasado año el consumo eléctrico regional subió un 2,1%, por encima de la media española.

La comunidad castellano-leonesa fue la primera de España de nuevo en producción de energía de origen eólico con 10.940 Gwh, y la primera también en producción hidroeléctrica con 11.570 Gwh. Mientras fue la segunda tras Asturias en producción energética de carbón con 6.554 Gwh, y la quinta en fotovoltaica con 828 Gwh. Mientras, con otras energías renovables como biomasa, biogás y geotermia produjo 247 Gwh el pasado año y con cogeneración un total de 1.858 Gwh.

Según los datos del Informe anual de REE, la capacidad instalada del parque generador en España descendió en 2016 tras una larga senda de crecimiento continuado, hasta los 105.279 Mw. Este descenso se debió principalmente a la baja en el mercado de producción de cinco instalaciones peninsulares de carbón que suman conjuntamente 932,2 MW.

En cuanto a la generación eléctrica, las energías renovables han elevado su cuota en el conjunto de la generación peninsular hasta el 40,8% (36,9% en 2015), favorecidas por el crecimiento del 25,5% de la producción hidráulica. Como contrapartida, las energías no renovables han reducido su participación hasta el 59,2% (63,1% en 2015), absorbiendo todo ese descenso el carbón, cuya producción fue un 30,9% inferior al año anterior.