Mercado Eléctrico

Toda la Comunidad será zona de protección para la avifauna ante el riesgo de electrocución

Posted on

tendido torres

La Consejería de Fomento y Medio Ambiente actualiza la orden debido a la gran movilidad y superficie ocupada por las especies y por las numerosas líneas que atraviesan Castilla y León. En riesgo total están especies como en urogallo en León

La Consejería de Fomento y Medio Ambiente propone que todo el territorio de Castilla y León tenga la consideración de zona de protección para la avifauna y para su salvaguarda contra la colisión y la electrocución en las líneas eléctricas aéreas de alta tensión, que provocan la mayor parte de la mortalidad de las especies por causas no naturales.

De esta manera se actualiza así la orden de 2010 sobre las zonas de protección designadas en Castilla y León para la aplicación de medidas contra la colisión y electrocución en líneas eléctricas aéreas de alta tensión y plantea su extensión a la totalidad del territorio de Castilla y León.

La electrocución tiene un impacto notable, tanto por las especies de aves a las que afecta como por la cantidad de ejemplares, y perjudica especialmente a las especies de tamaño medio y grande que utilizan los posaderos como apoyos, por lo que la orden recoge que estos apoyos eléctricos deben estar perfectamente aislados, tanto en las áreas de cría, como en las de invernada y las de paso por Castilla y León.

En concreto, las especies más afectadas por las líneas de los tendidos eléctricos aéreos son el sisón, el águila perdicera, el milano real, el aguilucho cenizo, el alimoche, el buitre negro, el águila imperial ibérica, la cigüeña negra y el urogallo, con un número de mortalidad importante derivado de causas no naturales.

Medio Ambiente argumenta la necesidad de ampliar la zona de protección a todo el territorio de la Comunidad en la gran movilidad y baja predictibilidad de las aves, en la gran superficie ocupada por varias de las especies incluidas en el Catálogo Español de Especies Amenazadas, en su amplia distribución de cría y la excepcional importancia de Castilla y León para su invernada, con dormideros repartidos en toda su superficie.

Los mapas de electrocución en Castilla y León se realizan a partir de las entradas en los centros de recuperación de animales silvestres de las especies catalogadas y confirman el impacto que sufren en la colisión con las líneas de alta tensión, lo que hace necesario que los apoyos eléctricos estén aislados tanto para las áreas de cría, como en las de invernada y de paso.

En Castilla y León, esta infraestructura adquiere una mayor envergadura debido al carácter de la Comunidad como netamente exportadora de energía, el mantenimiento de una población muy dispersa que requiere una red de distribución muy extensa y la orografía que dificulta el trazado en muchas zonas de montaña.

Castilla y León impulsa un proyecto europeo para el desarrollo de las energías renovables

Posted on

Reunión trabajo Approve-Junta CyL
Reunión trabajo Approve-Junta CyL

Proyectos de biomasa en Castilla y León sirven de ejemplo a regiones europeas en el marco del proyecto Approve

El proyecto APPROVE tiene como objetivo apoyar el desarrollo de las fuentes de Energía Renovable (RES) a través de la promoción, la sensibilización y el desarrollo de nuevos programas renovables en las regiones europeas que participan en el proyecto. Castilla y León es la primera Comunidad española en producción de energía renovable con un 22 % del total nacional. La Junta pondrá en marcha la Estrategia Térmica Renovable 2020-2030 que impulsará el desarrollo de las energías limpias, apostando por el desarrollo de la biomasa como combustible renovable.

La Consejería de Economía y Hacienda, a través del Ente Público Regional de la Energía de Castilla y León (EREN), impulsa el proyecto europeo APPROVE ‘Advancing Public Participation and stakeholder engagement for the improvement of renewable Energy policies’. Este proyecto europeo tiene como objetivo impulsar la promoción y la participación pública y de agentes privados en el desarrollo de las energías renovables, especialmente impulsando la bioenergía en Castilla y León.

Proyecto apoyado por la UE
El proyecto europeo APPROVE, está cofinanciado por el programa INTERREG EUROPE, para fomentar la cooperación interregional integrando a todos los Estados miembros de la Unión Europea, Noruega y Suiza, en el marco del objetivo de Cooperación Territorial Europea financiado conjuntamente con el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER). El programa INTERREG EUROPE se concentra en cuatro áreas: investigación, desarrollo tecnológico e innovación; competitividad de las pymes; economía hipocarbónica; y finalmente medio ambiente y eficiencia en el uso de los recursos.

En concreto, los socios de Castilla y León en este proyecto son las entidades regionales de Laponia en Finlandia, de Epiro en Grecia, y Normandía en Francia, así como un socio asesor: el centro de investigación italiano Poliedra, ubicado en Milán.

Las actuaciones del proyecto APPROVE están incluidas en la Directiva Europea sobre energías renovables. El desarrollo de este programa se realiza en encuentros de trabajo, promoción, visitas técnicas y sesiones de intercambio de buenas prácticas que servirán para la realización de un plan de actuación para superar las barreras a las energías renovables en las cuatro regiones europeas participantes.

Castilla y León, líder nacional en renovables, con un 22 % de la producción
Castilla y León es la primera Comunidad Autónoma española en producción de energía de origen renovable con un 22 % del total nacional. La Consejería de Economía y Hacienda pondrá en marcha la Estrategia Térmica Renovable 2020-2030 que impulsará el desarrollo de las energías limpias, apostando especialmente por el desarrollo de la producción energética partiendo de la biomasa como combustible renovable.

El sector de la biomasa en la Comunidad representa un consumo de energía superior a las 282.000 toneladas equivalentes de Petróleo, cuenta con casi 45.000 calderas instaladas, un volumen de negocio cercano a los 325 millones de euros, y una generación de empleo superior a los 2.150 trabajadores.

Este liderazgo de la Comunidad en la producción energética de origen renovable ha sido posible gracias al desarrollo de las energías limpias que se vienen coordinando a través del el Plan de Bioenergía 2011-2020 que ha establecido las bases para la promoción de los distintos usos de la bioenergía: eléctricos, térmicos y en el transporte en los últimos 8 años.

La Junta de Castilla y León tiene como objetivo incrementar la potencia de instalada en renovables en esta legislatura: en 2.000 MW en eólica (de 5.600 a 7.600MW) y multiplicar por cinco la fotovoltaica (de 500 a 2.500MW), y proyectos como APPROVE nos pueden ir dirigiendo en líneas con las políticas europeas.

Representantes de otras regiones de Europa en Castilla y León
Los socios europeos del programa APPROVE, así como agentes del sector de sus respectivas regiones han visitado recientemente Castilla y León con motivo de la última edición de Expobiomasa, para realizar una jornada de trabajo de intercambio de experiencias de éxito y analizar posteriormente como se pueden transferir entre las diferentes regiones.

Además los representantes de Laponia, Epiro, Normandía y Milán han conocido de primera mano el proyecto de la nueva planta de producción eléctrica con biomasa de Cubillos del Sil (León) y han realizado visitas técnicas a los principales proyectos impulsados en materia de bioenergía en la Comunidad como la central térmica de trigeneración y la red del polígono industrial de Villalonquejar, el silo ‘toploader’ con la red de calor con biomasa del Complejo Asistencial Fuentes Blancas, y la caldera de biomasa y chimenea WESP en Kronospan-Castañares, todas ellas en Burgos; así como la Red de calor con biomasa de la Universidad de Valladolid, la de Renault y la urbana en el barrio de Huerta del Rey en Valladolid. Todos ellos ejemplos de éxito de proyectos de biomasa en Castilla y León, que les podrán servir de referencia a otras regiones.

La física zamorana Rosario Heras, finalista del Premio Europeo de Sostenibilidad Energética Roger Léron

Posted on

eren

La candidatura presentada por el EREN resulta finalista de los Premios Europeos 2019 de Sostenibilidad Energética

El Ente Regional de la Energía de Castilla y León (EREN), ha presentado la candidatura de la científica María del Rosario Heras a la edición 2019, celebrada en Bruselas, del premio europeo Roger Léron Awards de la Federación Europea de Agencias y Regiones de Energía y Medio Ambiente (FEDARENE), siendo reconocida como finalista en el certamen. Estos premios son un reconocimiento a la carrera profesional de quienes han contribuido con su dedicación al desarrollo de proyectos de energía sostenible, a nivel nacional e internacional.

El EREN es miembro de la Federación Europea de Agencias y Regiones de Energía y Medio Ambiente y ha propuesto para la edición de 2019 del premio europeo Roger Léron la candidatura de la científica María del Rosario Heras al reconocimiento a la carrera profesional de quienes han contribuido con su dedicación al desarrollo de proyectos de energía sostenible, a nivel nacional e internacional. Finalmente la candidata de Castilla y León ha resultado finalista en la gala de entrega de premios tuvo lugar el pasado 9 de octubre en el edificio BIP (Brussels Info Place) de Bruselas, y el galardón le fue entregado por el director general de Energía y Minas, Alfonso Arroyo.

La doctora Heras es una de las pioneras en Europa en investigación demostración sobre eficiencia energética en edificios, así como en componentes y técnicas de climatización natural o en la maximización de la energía solar que puedan captar.

Asimismo, ha sido miembro del jurado científico del Premio Príncipe de Asturias, presidenta desde 1986 de la Real Sociedad Española de Física, ‘Mujer Top 100’ en la categoría ‘Académicas e Investigadoras’ en 2011 y candidata 2012, 2013 y 2014, y finalmente, representante española en ‘Solar Energy in Building’ de DG XII R&D – U.E.

Premio Roger Léron
El objetivo de este premio es destacar la contribución general a la energía sostenible, y no a un solo proyecto, a nivel local o regional en Europa. Este reconocimiento se otorga cada año a un premiado por sus destacados méritos en temas como la promoción y sensibilización del público, la implementación de eficiencia energética en edificios privados y públicos, la utilización de fuentes de energía renovables, el desarrollo de capacidades para las autoridades locales y regionales, despliegue de sistemas de transporte limpios, influencia en cambios en la legislación municipal, regional y nacional.

En esta edición 2019, y durante una ceremonia que se ha celebrado en Bruselas, ha recibido el primer premio Søren Hermansen líder en la isla Danesa de Samsoe de la iniciativa futuro libre de energía de combustibles fósiles y hacia la transición a las energías renovables, y María del Rosario Heras el segundo.

Este premio está organizado por FEDARENE y lleva el nombre en memoria de Roger Léron, un pionero del desarrollo energético regional en Europa y uno de los fundadores de FEDARENE, que también ocupó el cargo de presidente durante más de una década (1995-2007). FEDARENE es la asociación líder de agencias de energía locales y regionales de Europa, que apoya actividades a largo plazo dedicadas a las áreas de energía y sostenibilidad. En línea con sus misiones y objetivos, la Federación quiere reconocer las contribuciones firmes a los campos cubiertos por el alcance de sus organizaciones, a través del establecimiento del Premio Roger Léron.

 

Nuclear y eólica suman el 41,5% de la energía eléctrica generada en España hasta agosto

Posted on

eolico-soria

La energía de origen nuclear y la de origen eólico sigue siendo las grandes protagonistas del sector energético en los primeros ocho meses del año 2019. Según los datos de REE, entre la nuclear (22,2%) y la eólica (19,3%) representaron el 41,5% del total de la energía eléctrica producida en España de enero a agosto del 2019. Solo el ciclo combinado, con un 20,9% les hace sombra en potencia a ambas, mientras que la solar fotovoltaica con un 3,8% y la solar térmica con un 2,5% se mantienen a mucha distancia de las primeras. La hidráulica, muy castigada por el año tan seco que llevamos, apenas llega al 8,7% del total generado.

La demanda de energía eléctrica nacional en agosto según los datos de REE se estima en 22.883 GWh, un 2,7% inferior a la registrada en el mismo mes del año anterior. Si se tienen en cuenta los efectos del calendario y las temperaturas, la cifra desciende un 3,8% con respecto a agosto del 2018.

En los ocho primeros meses del 2019, la demanda se estima en 177.896 GWh, un 1,6% menos que en el 2018. De nuevo, una vez corregida la influencia del calendario y las temperaturas, la demanda es un 2,6% inferior a la registrada en el mismo periodo del año anterior.

En el mes de agosto y según datos estimados a día de hoy, la generación procedente de fuentes de energía renovable representó el 28,1% de la producción. En los ocho primeros meses la generación renovable alcanza el 36% del balance eléctrico total.

En este mes de agosto, el 50,8% de la producción eléctrica procedió de tecnologías que no emiten CO2. La producción de origen eólico en agosto alcanzó los 2.831 GWh, un 9,6% inferior a la del mismo periodo del año pasado, y supuso el 12,5% de la producción nacional.

En el sistema eléctrico peninsular, la demanda de agosto se estima en 21.354 GWh, un 2,9% inferior a la registrada en el mismo mes del año anterior. Si se tienen en cuenta los efectos del calendario y las temperaturas, la cifra desciende un 4,2% con respecto a agosto del 2018.

En los ocho primeros meses del 2019, la demanda de energía eléctrica en la Península se estima en 167.550 GWh, un 1,7% menos que en el 2018. De nuevo, una vez corregida la influencia del calendario y las temperaturas, la demanda es un 2,7% inferior a la registrada en el mismo periodo del año anterior.

Durante este mes y según datos estimados a día de hoy, el 28,8% de la generación peninsular fue de origen renovable y el 53% procedió de tecnologías que no emiten CO2.  Por  su  parte, la eólica registró 2.672 GWh, un 12,9% inferior a la de agosto del año pasado, y aportó el 12,5% al mix.

Unos 210.000 clientes cambiaron de comercializador eléctrico en Castilla y León el año pasado, el 10,3% del total

Posted on

contador luz

La CNMC acaba de publicar el Informe anual de supervisión de los cambios de comercializador en los sectores eléctrico y gasista, correspondiente al año 2018. En el caso de Castilla y León, en torno a los 210.000 consumidores decidieron cambiar de comercializador eléctrico el pasado año, lo que supone una media del 10.3% sobre un total de 2.037.470 consumidores eléctricos que hay en la región. Esta media de tasa de cambio está por debajo ligeramente de la media nacional.

La provincia donde hubo más cambios de comercializador en 2018 dentro de la región fue la de Valladolid, con una casa de 12,08% sobre sus 335.310 consumidores, seguida por la de Palencia, con una tasa de cambio del 11,5% para sus 131.833 consumidores y de Salamanca en tercer lugar con un 11,3% de cambio sobre un total de 283.639 consumidores. Por el contrario, las provincias de Castilla y León con menor tasa de cambio de comercializador eléctrico fueron Segovia con e 7,7% sobre sus 144.793 consumidores y Soria con el 9,4% sobre un total de 92.480 consumidores. En León, Burgos y Zamora, la tasa de cambio se quedó en torno al 10%.

El número de cambios de comercializador en el mercado español el pasado año 2018 (tanto de electricidad como de gas) durante 2018 fue de cerca de 3,9 millones de suministros. Mientras que en el sector eléctrico se registró una tasa anual del 11% (3,2 millones de cambios); en el sector gasista se registró una tasa del 9% (700.000 cambios).

Las provincias con mayor actividad comercial en el sector eléctrico fueron Badajoz (13,6%), Albacete (13,5%) y Valencia (13,4%), mientras que en el sector gasista fueron Salamanca (13,6%), Cuenca (13%) y Albacete (12,5%).

El mercado eléctrico español estaba compuesto por 29,4 millones de puntos de suministro al final de 2018. El 62% (18,1 millones de puntos) eran suministrados por un comercializador en el mercado libre, mientras que el 38% restante (11,3 millones de puntos) lo suministraba un comercializador de referencia (COR), al precio regulado denominado PVPC.

El número de puntos de suministro eléctrico en el mercado libre se ha incrementado en más de 3,3 millones en los últimos cuatro años, lo que ha supuesto un aumento del 23%. En concreto, ha pasado de 14,8 millones a final de 2014, hasta 18,1 millones a finales de 2018. De estos nuevos puntos de suministro, las comercializadoras de los cinco grupos energéticos tradicionales contrataron cerca de 2,3 millones, mientras que el conjunto de comercializadoras independientes contrataron en el mismo periodo 1,1 millones de nuevos puntos de suministro. De esta manera, las comercializadoras de los cinco grupos energéticos tradicionales controlan el 86,5% del total del mercado libre (cuatro años antes suministraban el 90,8%). El resto de comercializadoras llamadas independientes, suministraban electricidad al 13,5% de los consumidores (cuatro años antes suministraban al 9,2%).

El número de puntos suministrados por un COR se ha reducido progresivamente; pasando de los casi 14,1 millones registrados el último día del año 2014, a los 11,3 millones registrados cuatro años después, lo que ha supuesto un decrecimiento del 20,0% de los suministros en este tipo de mercado.

El mercado gasista, al final de 2018 estaba compuesto por cerca de 7,9 millones de puntos de suministro, de los cuales 1,6 millones se suministraban a través de un comercializador de último recurso o CUR (20,2%). El 80% de los consumidores se suministra por comercializadoras del mercado libre, 6,3 millones.

El análisis de la actividad comercial en el sector eléctrico (desde el mercado regulado al mercado libre; dentro del mercado libre, o bien, de regreso desde el mercado libre al mercado regulado) indica que la mayor parte de los cambios se produjeron entre comercializadoras del mercado libre (62,2%), y de consumidores que pasaron del mercado regulado al mercado libre (23,0%).  Los cambios hacia comercializadores pertenecientes al mismo grupo empresarial alcanzaron el 67%. En 2018 se incrementaron los cambios hacia el mercado regulado (el 14,5%).

En el sector gasista se produjo una menor actividad comercial. El número de cambios se redujo un 8,6% respecto a 2017.

La Junta publica la propuesta para delimitar las zonas de protección de la avifuana contra la colisión en líneas de alta tensión

Posted on

DCIM100MEDIA

La Consejería de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León ha publicado a finales de julio la orden por la que somete al trámite de información pública la propuesta de Orden de la Dirección General del Medio Natural por la que se delimitan las zonas de protección para avifauna en las que serán de aplicación las medidas para su salvaguarda contra la colisión y la electrocución en las líneas eléctricas aéreas de alta tensión. La propuesta tiene fecha de 18 de Julio y ha habido 20 de días desde su publicación para poder alegar y presentar los documentos y justificaciones  necesarios.

Dicha propuesta de la administración regional es muy importante ya que Castilla y León es una de las comunidades autónomas que por su extensión geográfica y también por su producción de energía eléctrica dispone de un mayor número de kilómetros de tendidos eléctricos. Además, las compañías eléctricas son conscientes de que los tribunales de justicia ya han emitido sentencias en donde corroboran la responsabilidad de las empresas frente a los posibles daños que ocasiones sus redes entre la avifauna.

Según organizaciones ecologistas como SEO Birdlife, en España pueden llegar a producirse en torno a 30.000 muertes al año de aves por colisión y electrocución con redes de alta tensión.  Los tribunales cada vez están tomando más nota de este tipo de percances, especialmente si se producen en zonas de especial protección de la avifauna.

La propia Red Eléctrica de España (REE) ha suscrito un compromiso de biodiversidad en la que se compromete a seguir una serie de parámetros medioambientales en sus instalaciones. Entre ellos destacan:

-En la construcción de nuevas líneas se evitan las áreas de reproducción, alimentación y dispersión de especies de aves amenazadas.

-Interrupción de los trabajos en los periodos de nidificación y cría de aves y otras especies de fauna sensible.

-Señalización de las líneas eléctricas mediante dispositivos (salvapájaros) para evitar la colisión de aves.

-Predicción de ocupación, por nidos de cigüeña y cuervo, en los apoyos de nuevas líneas.

-Intervención inmediata ante situaciones de peligro para la fauna.

-I+D+i orientada a la prevención de las afecciones a la fauna.

Castilla y León fue donde más creció el consumo eléctrico en 2018, junto a Castilla-La Mancha y Melilla

Posted on

DCIM100MEDIA

Castilla y León fue la comunidad autónoma, junto con Castilla-La Mancha y Melilla, donde el consumo de energía eléctrica creció más en el año 2018, con un 1,8%. Según los datos del Informe del Sistema Eléctrico Español de Red Eléctrica de España 2018, la comunidad consumió un total de 14.323 Gw/h de energía eléctrica, siendo la séptima región en consumo. Hay que recordar que Castilla y León es la cuarta región española en producción de energía eléctrica con 26.796 Gw/h, un 187% de sus consumo.

Según el Informe de REE, la demanda eléctrica creció respecto al año anterior en la mayoría de las comunidades autónomas, destacando los incrementos en Ceuta (+2,2 %), y Castilla-La Mancha y Castilla y León (+1,8 %).

En relación a la los máximos de demanda, la punta máxima se registró el 8 de febrero a las 20:24 horas con 40.947 MW, un 1 % inferior al máximo del año anterior registrado en enero, y alejado del récord histórico de 45.450 MW registrado en diciembre del 2007.

Respecto a la cobertura de la demanda, el 95,6 % de la demanda del sistema eléctrico peninsular se cubrió con producción interna, mientras que el resto de generación necesaria para abastecer la demanda se importó de otros países.

Según los datos de REE,  la demanda de energía eléctrica en España continúa con el crecimiento iniciado en el 2015, tras las sucesivas caídas de los cuatro años anteriores, aunque se sitúa todavía por debajo del nivel máximo de demanda alcanzado en el año 2008. En concreto, en el 2018 creció un 0,4 % respecto al año anterior, con una tasa de crecimiento inferior respecto a la del 2017 (1,2 %)

En el sistema peninsular, que representa algo más del 94 % de la demanda total española, el consumo anual de electricidad ha sido igualmente un 0,4 % superior al 2017. Corregidos los efectos de temperatura y de laboralidad, el crecimiento de la demanda eléctrica atribuible principalmente a la actividad económica aumentó hasta el 0,3 % respecto al 2017.

Por grandes sectores de actividad, según el Índice de Red Eléctrica (IRE) que recoge los datos de demanda eléctrica de grandes consumidores, el consumo eléctrico industrial, que representa alrededor del 30 % de la demanda, registró un descenso del 2,3 % (un 2,2 % corregidos los efectos de laboralidad y temperatura). Por su parte, el sector servicios, que representa cerca del 13 % de la demanda, descendió también un 0,6 % (+0,4 % corregido de efectos de laboralidad y temperatura).