Mercado Eléctrico

Nuclear y eólica suman el 41,5% de la energía eléctrica generada en España hasta agosto

Posted on

eolico-soria

La energía de origen nuclear y la de origen eólico sigue siendo las grandes protagonistas del sector energético en los primeros ocho meses del año 2019. Según los datos de REE, entre la nuclear (22,2%) y la eólica (19,3%) representaron el 41,5% del total de la energía eléctrica producida en España de enero a agosto del 2019. Solo el ciclo combinado, con un 20,9% les hace sombra en potencia a ambas, mientras que la solar fotovoltaica con un 3,8% y la solar térmica con un 2,5% se mantienen a mucha distancia de las primeras. La hidráulica, muy castigada por el año tan seco que llevamos, apenas llega al 8,7% del total generado.

La demanda de energía eléctrica nacional en agosto según los datos de REE se estima en 22.883 GWh, un 2,7% inferior a la registrada en el mismo mes del año anterior. Si se tienen en cuenta los efectos del calendario y las temperaturas, la cifra desciende un 3,8% con respecto a agosto del 2018.

En los ocho primeros meses del 2019, la demanda se estima en 177.896 GWh, un 1,6% menos que en el 2018. De nuevo, una vez corregida la influencia del calendario y las temperaturas, la demanda es un 2,6% inferior a la registrada en el mismo periodo del año anterior.

En el mes de agosto y según datos estimados a día de hoy, la generación procedente de fuentes de energía renovable representó el 28,1% de la producción. En los ocho primeros meses la generación renovable alcanza el 36% del balance eléctrico total.

En este mes de agosto, el 50,8% de la producción eléctrica procedió de tecnologías que no emiten CO2. La producción de origen eólico en agosto alcanzó los 2.831 GWh, un 9,6% inferior a la del mismo periodo del año pasado, y supuso el 12,5% de la producción nacional.

En el sistema eléctrico peninsular, la demanda de agosto se estima en 21.354 GWh, un 2,9% inferior a la registrada en el mismo mes del año anterior. Si se tienen en cuenta los efectos del calendario y las temperaturas, la cifra desciende un 4,2% con respecto a agosto del 2018.

En los ocho primeros meses del 2019, la demanda de energía eléctrica en la Península se estima en 167.550 GWh, un 1,7% menos que en el 2018. De nuevo, una vez corregida la influencia del calendario y las temperaturas, la demanda es un 2,7% inferior a la registrada en el mismo periodo del año anterior.

Durante este mes y según datos estimados a día de hoy, el 28,8% de la generación peninsular fue de origen renovable y el 53% procedió de tecnologías que no emiten CO2.  Por  su  parte, la eólica registró 2.672 GWh, un 12,9% inferior a la de agosto del año pasado, y aportó el 12,5% al mix.

Anuncios

Unos 210.000 clientes cambiaron de comercializador eléctrico en Castilla y León el año pasado, el 10,3% del total

Posted on

contador luz

La CNMC acaba de publicar el Informe anual de supervisión de los cambios de comercializador en los sectores eléctrico y gasista, correspondiente al año 2018. En el caso de Castilla y León, en torno a los 210.000 consumidores decidieron cambiar de comercializador eléctrico el pasado año, lo que supone una media del 10.3% sobre un total de 2.037.470 consumidores eléctricos que hay en la región. Esta media de tasa de cambio está por debajo ligeramente de la media nacional.

La provincia donde hubo más cambios de comercializador en 2018 dentro de la región fue la de Valladolid, con una casa de 12,08% sobre sus 335.310 consumidores, seguida por la de Palencia, con una tasa de cambio del 11,5% para sus 131.833 consumidores y de Salamanca en tercer lugar con un 11,3% de cambio sobre un total de 283.639 consumidores. Por el contrario, las provincias de Castilla y León con menor tasa de cambio de comercializador eléctrico fueron Segovia con e 7,7% sobre sus 144.793 consumidores y Soria con el 9,4% sobre un total de 92.480 consumidores. En León, Burgos y Zamora, la tasa de cambio se quedó en torno al 10%.

El número de cambios de comercializador en el mercado español el pasado año 2018 (tanto de electricidad como de gas) durante 2018 fue de cerca de 3,9 millones de suministros. Mientras que en el sector eléctrico se registró una tasa anual del 11% (3,2 millones de cambios); en el sector gasista se registró una tasa del 9% (700.000 cambios).

Las provincias con mayor actividad comercial en el sector eléctrico fueron Badajoz (13,6%), Albacete (13,5%) y Valencia (13,4%), mientras que en el sector gasista fueron Salamanca (13,6%), Cuenca (13%) y Albacete (12,5%).

El mercado eléctrico español estaba compuesto por 29,4 millones de puntos de suministro al final de 2018. El 62% (18,1 millones de puntos) eran suministrados por un comercializador en el mercado libre, mientras que el 38% restante (11,3 millones de puntos) lo suministraba un comercializador de referencia (COR), al precio regulado denominado PVPC.

El número de puntos de suministro eléctrico en el mercado libre se ha incrementado en más de 3,3 millones en los últimos cuatro años, lo que ha supuesto un aumento del 23%. En concreto, ha pasado de 14,8 millones a final de 2014, hasta 18,1 millones a finales de 2018. De estos nuevos puntos de suministro, las comercializadoras de los cinco grupos energéticos tradicionales contrataron cerca de 2,3 millones, mientras que el conjunto de comercializadoras independientes contrataron en el mismo periodo 1,1 millones de nuevos puntos de suministro. De esta manera, las comercializadoras de los cinco grupos energéticos tradicionales controlan el 86,5% del total del mercado libre (cuatro años antes suministraban el 90,8%). El resto de comercializadoras llamadas independientes, suministraban electricidad al 13,5% de los consumidores (cuatro años antes suministraban al 9,2%).

El número de puntos suministrados por un COR se ha reducido progresivamente; pasando de los casi 14,1 millones registrados el último día del año 2014, a los 11,3 millones registrados cuatro años después, lo que ha supuesto un decrecimiento del 20,0% de los suministros en este tipo de mercado.

El mercado gasista, al final de 2018 estaba compuesto por cerca de 7,9 millones de puntos de suministro, de los cuales 1,6 millones se suministraban a través de un comercializador de último recurso o CUR (20,2%). El 80% de los consumidores se suministra por comercializadoras del mercado libre, 6,3 millones.

El análisis de la actividad comercial en el sector eléctrico (desde el mercado regulado al mercado libre; dentro del mercado libre, o bien, de regreso desde el mercado libre al mercado regulado) indica que la mayor parte de los cambios se produjeron entre comercializadoras del mercado libre (62,2%), y de consumidores que pasaron del mercado regulado al mercado libre (23,0%).  Los cambios hacia comercializadores pertenecientes al mismo grupo empresarial alcanzaron el 67%. En 2018 se incrementaron los cambios hacia el mercado regulado (el 14,5%).

En el sector gasista se produjo una menor actividad comercial. El número de cambios se redujo un 8,6% respecto a 2017.

La Junta publica la propuesta para delimitar las zonas de protección de la avifuana contra la colisión en líneas de alta tensión

Posted on

DCIM100MEDIA

La Consejería de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León ha publicado a finales de julio la orden por la que somete al trámite de información pública la propuesta de Orden de la Dirección General del Medio Natural por la que se delimitan las zonas de protección para avifauna en las que serán de aplicación las medidas para su salvaguarda contra la colisión y la electrocución en las líneas eléctricas aéreas de alta tensión. La propuesta tiene fecha de 18 de Julio y ha habido 20 de días desde su publicación para poder alegar y presentar los documentos y justificaciones  necesarios.

Dicha propuesta de la administración regional es muy importante ya que Castilla y León es una de las comunidades autónomas que por su extensión geográfica y también por su producción de energía eléctrica dispone de un mayor número de kilómetros de tendidos eléctricos. Además, las compañías eléctricas son conscientes de que los tribunales de justicia ya han emitido sentencias en donde corroboran la responsabilidad de las empresas frente a los posibles daños que ocasiones sus redes entre la avifauna.

Según organizaciones ecologistas como SEO Birdlife, en España pueden llegar a producirse en torno a 30.000 muertes al año de aves por colisión y electrocución con redes de alta tensión.  Los tribunales cada vez están tomando más nota de este tipo de percances, especialmente si se producen en zonas de especial protección de la avifauna.

La propia Red Eléctrica de España (REE) ha suscrito un compromiso de biodiversidad en la que se compromete a seguir una serie de parámetros medioambientales en sus instalaciones. Entre ellos destacan:

-En la construcción de nuevas líneas se evitan las áreas de reproducción, alimentación y dispersión de especies de aves amenazadas.

-Interrupción de los trabajos en los periodos de nidificación y cría de aves y otras especies de fauna sensible.

-Señalización de las líneas eléctricas mediante dispositivos (salvapájaros) para evitar la colisión de aves.

-Predicción de ocupación, por nidos de cigüeña y cuervo, en los apoyos de nuevas líneas.

-Intervención inmediata ante situaciones de peligro para la fauna.

-I+D+i orientada a la prevención de las afecciones a la fauna.

Castilla y León fue donde más creció el consumo eléctrico en 2018, junto a Castilla-La Mancha y Melilla

Posted on

DCIM100MEDIA

Castilla y León fue la comunidad autónoma, junto con Castilla-La Mancha y Melilla, donde el consumo de energía eléctrica creció más en el año 2018, con un 1,8%. Según los datos del Informe del Sistema Eléctrico Español de Red Eléctrica de España 2018, la comunidad consumió un total de 14.323 Gw/h de energía eléctrica, siendo la séptima región en consumo. Hay que recordar que Castilla y León es la cuarta región española en producción de energía eléctrica con 26.796 Gw/h, un 187% de sus consumo.

Según el Informe de REE, la demanda eléctrica creció respecto al año anterior en la mayoría de las comunidades autónomas, destacando los incrementos en Ceuta (+2,2 %), y Castilla-La Mancha y Castilla y León (+1,8 %).

En relación a la los máximos de demanda, la punta máxima se registró el 8 de febrero a las 20:24 horas con 40.947 MW, un 1 % inferior al máximo del año anterior registrado en enero, y alejado del récord histórico de 45.450 MW registrado en diciembre del 2007.

Respecto a la cobertura de la demanda, el 95,6 % de la demanda del sistema eléctrico peninsular se cubrió con producción interna, mientras que el resto de generación necesaria para abastecer la demanda se importó de otros países.

Según los datos de REE,  la demanda de energía eléctrica en España continúa con el crecimiento iniciado en el 2015, tras las sucesivas caídas de los cuatro años anteriores, aunque se sitúa todavía por debajo del nivel máximo de demanda alcanzado en el año 2008. En concreto, en el 2018 creció un 0,4 % respecto al año anterior, con una tasa de crecimiento inferior respecto a la del 2017 (1,2 %)

En el sistema peninsular, que representa algo más del 94 % de la demanda total española, el consumo anual de electricidad ha sido igualmente un 0,4 % superior al 2017. Corregidos los efectos de temperatura y de laboralidad, el crecimiento de la demanda eléctrica atribuible principalmente a la actividad económica aumentó hasta el 0,3 % respecto al 2017.

Por grandes sectores de actividad, según el Índice de Red Eléctrica (IRE) que recoge los datos de demanda eléctrica de grandes consumidores, el consumo eléctrico industrial, que representa alrededor del 30 % de la demanda, registró un descenso del 2,3 % (un 2,2 % corregidos los efectos de laboralidad y temperatura). Por su parte, el sector servicios, que representa cerca del 13 % de la demanda, descendió también un 0,6 % (+0,4 % corregido de efectos de laboralidad y temperatura).

Petróleo y gas aún suponen el 66% del consumo de energía en España frente al 11,3% de renovables

Posted on

gasolinera

El consumo de energía primaria en España continuó la tendencia de crecimiento iniciada en 2015, incrementándose un 1,8% respecto al año anterior. Sin embargo, el petróleo y las renovables fueron las únicas fuentes que, tras crecer en 2017, volvieron a hacerlo en 2018, con un 2,6% y un 1,7% respectivamente, según los datos del informe Statistical Review of World Energy 2019 presentado recientemente en Madrid.

Durante 2018, se revirtió la coyuntura negativa de 2017 en que una gran sequía provocó un desplome de la producción de energía hidroeléctrica. Así, los buenos datos de precipitaciones empujaron el consumo de energía hidráulica un 87,4%, pasando a representar un 5,6% del total de energía primaria consumida, frente a solo el 3% del año anterior, que marcó un récord negativo.

El consumo de carbón, que se vio disparado en el 2017  como sustituto de la energía hidroeléctrica, descendió un 17,3% en 2018. Por su parte, el gas descendió un 0,8% y la energía nuclear lo hizo un 4,3%. De este modo, el mix de consumo de energía quedó de la siguiente manera: petróleo (47,13%), gas (19,14%) y renovables (11,32%) ocuparon los primeros lugares. La energía nuclear (8,91%) adelantó al carbón (7,87%), y en último lugar se situó la energía hidráulica (5,63%).

Tras un ligero ascenso el pasado año, la generación eléctrica volvió a descender ligeramente en 2018, (-0,2%). No obstante, a pesar del notable crecimiento del peso de la energía hidroeléctrica, que representó un 12,8% del total (frente al 6,8% de 2017), el orden en el reparto no tuvo variaciones: las renovables volvieron a ser la fuente con mayor peso en el mix de generación eléctrica (25,7%), seguidas del gas natural (20,8%) y la energía nuclear (20,2%). El carbón, que aumentó su peso hasta el 16,8% el pasado año, mantuvo la cuarta posición en el mix, pero con un peso relativo notablemente menor, del 14%. Finalmente, se situaron la energía hidroeléctrica y el petróleo (5,7%).

Fruto de este mayor nivel de consumo de energías limpias las emisiones de CO2 en España se redujeron en un 1,6%, tras haber crecido el año anterior al mayor ratio en 5 años. El país se desmarca, así, de los datos negativos registrados a nivel mundial.

La demanda mundial de petróleo se mantuvo en un escenario de relativa estabilidad, con un aumento del 1,2% a pesar de las oscilaciones de precios ocurridas a lo largo del año. Factores geopolíticos conllevaron recortes de la producción y una caída de las reservas, que provocó que los precios aumentaron hasta alcanzar máximos históricos de 85 dólares por barril.

El gas natural tuvo un año de bonanza, marcado por el mayor aumento de la tasa de consumo y de producción (5%) de los últimos 30 años, lo que empujó los precios a la baja. La expansión del mercado de GNL, así como la mayor movilidad de sus exportaciones ha conducido a un mercado mundial de gas cada vez más integrado con una mayor correlación y una menor volatilidad entre los precios de las distintas regiones.

Por su parte, la generación mundial de electricidad aumentó un 3,7% en 2018, una de las tasas de crecimiento más elevadas de los últimos 20 años. La mayor parte del crecimiento, un 81%, procedió de las economías emergentes.

En Castilla y León las fuentes de energías renovables representan más de tres cuartas partes de su generación total

Posted on

DCIM100MEDIA

El informe “Las energías renovables en el sistema eléctrico español”, que Red Eléctrica Española publica por tercer año consecutivo, muestra que el parque de generación con fuentes de energía renovables en España a finales del 2018 ascendió a 48.612 MW, y con él se produjo algo más del 38% de la generación nacional, mientras que en 2017 fue el 32%. En total, se generaron 100.314 GWh de electricidad renovable gracias a estas tecnologías.

En cuanto a la distribución geográfica de la potencia renovable, cinco comunidades autónomas acaparan casi el 70% del total instalado. Son, de mayor a menor, Castilla y León, Galicia, Andalucía, Castilla-La Mancha y Extremadura. Sobresalen las dos Castillas, ya que en torno al 75% de su potencia instalada es renovable. REE también indica que en 2018, en seis CCAA más del 50 % de su generación fue de origen renovable: Castilla y León, Navarra, Aragón, Galicia, Castilla-La Mancha y La Rioja. A destacar Castilla y León, en donde estas fuentes representaron más de tres cuartas partes de su generación total.

En comparación con el resto de los países europeos, España ha escalado de la sexta posición que ocupaba en 2017 a la quinta en 2018 por volumen de generación renovable. En cuanto a la participación de estas fuentes en la generación total, España sigue presentando cifras superiores a la media europea,

Este año la potencia instalada renovable ha crecido un 0,9 % respecto al año anterior, lo que supone 427 MW más que en el 2017. Este incremento se ha realizado, principalmente, con tecnología eólica que ha aportado el 88,4 % de la nueva potencia. Aunque a mucha distancia de la eólica, la segunda fuente en aportación a la nueva potencia renovable ha sido la solar fotovoltaica con 26 MW adicionales. El resto de las fuentes renovables han tenido incrementos muy pequeños o nulos. En cualquier caso, es de destacar que, desde el 2009, se han instalado en España más de 8.500 MW renovables.

El incremento de la participación de la generación renovable sobre la generación total se produce como consecuencia de la confluencia de tres factores: el aumento de la producción hidráulica por la mayor hidraulicidad del 2018, el incremento de la producción eólica y el descenso de la producción total de energía.

Como consecuencia de ello, la producción con centrales térmicas de carbón bajó hasta el 14,1% (17,1% en 2017) lo que hizo disminuir las emisiones de CO2 en un 13,8% respecto a las del año anterior. Aún así, estas emisiones fueron algo superiores a los del 2016.

La eólica continúa siendo la tecnología renovable más importante en el mix de generación español: el año pasado supuso el 19 % de la producción total, lo que la sitúa a 1,4 puntos porcentuales de distancia de la generación con nuclear, que es la tecnología que más peso tuvo en el conjunto de la generación de electricidad peninsular.

En total, la eólica produjo 49.570 GWh y creció un 1,6% en 2018 respecto a 2017. Por comunidades, el mayor crecimiento tuvo como escenario Canarias, que prácticamente ha duplicado la potencia instalada en aerogeneradores en un año. En Aragón y Galicia –dos de las cinco CCAA con mayor potencia eólica instalada–, la energía del viento creció un 4,7 % y un 2,0 % respectivamente.

La generación hidráulica fue 1,8 veces superior a la de 2017, debido a que en 2018 llovió bastante más. Eso permitió que la producción hidráulica fuera de 34.106 GWh, lo que equivale al 13,1% del total del total nacional. En España hay instalados 17.040 MW hidroeléctricos,  pero la generación de esta tecnología es muy variable, llegando en años húmedos a superar los 40.000 GWh, mientras que en años secos ese volumen se reduce a más de la mitad.

En cuanto a energía solar eléctrica, la potencia instalada a finales del 2018 era de 7.018 MW, 4.714 MW correspondientes a solar fotovoltaica y 2.304 MW a termosolar, lo que representa alrededor del 7 % del total de la potencia instalada en España. Estas tecnologías produjeron 12.183 GWh, un 11,4 % menos que el año anterior. Este valor representa el 4,7% del total de la generación anual en 2018, 3% para la fotovoltaica y el restante 1,7 % para la solar termoeléctrica.

El resto de tecnologías renovables de generación eléctrica (biomasa, biogás, energías del mar…) produjeron conjuntamente, según los datos de REE, algo menos del 2% del total nacional.

Iberdrola invierte en Wallbox para liderar la innovación en movilidad sostenible

Posted on

Foto Iberdrola invierte en Wallbox para liderar innovación en movilidad ...
De izquierda a derecha, Diego Díaz, responsable del Programa Start-Up de Iberdrola; Enric Asunción, CEO de Wallbox; Eduard Casteñeda, CTO de Wallbox; y Luis Buil, responsable de Smart Mobility de Iberdrola

Iberdrola avanza en su estrategia de promover la innovación en movilidad sostenible, como vía para la lucha contra el cambio climático, con la entrada en Wallbox. Wallbox, líder europea de soluciones de recarga de vehículos eléctrico, ha completado una ronda de ampliación de capital de 15 millones de euros -encabezada por Iberdrola, junto con otros dos co-inversores y a la que también han acudido algunos de los socios actuales de Wallbox-, que le permitirá afianzar su liderazgo y afrontar su expansión internacional.

La operación refuerza la alianza comercial que mantenían ambas empresas y, en el caso de Iberdrola, se enmarca en el Plan de Movilidad Sostenible de Iberdrola, que contempla el despliegue de 25.000 puntos de recarga de vehículo eléctrico en España hasta 2021, así como en otros mercados internacionales donde opera.

Iberdrola ha materializado esta inversión a través de su programa de start-ups Perseo, con el que apoya a compañías emergentes que desarrollan tecnologías clave para diseñar la energía del futuro. “La operación aúna dos de nuestras principales estrategias para seguir liderando la transición energética hacia una economía descarbonizada: la innovación para identificar y desarrollar nuevas tecnologías que permitan mejorar la sostenibilidad del modelo energético; y nuestra apuesta por la electrificación del transporte, como vía contra el cambio climático”, explica Luis Buil, responsable de Smart Mobility de Iberdrola.

La compañía desarrolla un Plan de Movilidad Sostenible, con el despliegue de 25.000 puntos de recarga de vehículo eléctrico en España hasta 2021, dirigido a hogares, empresas, así como en zonas urbanas e interurbanas de acceso público. El plan incluye la instalación de estaciones de recarga rápida, súper rápida y ultra rápida -al menos cada 100 km- en las principales autovías y corredores del país durante 2019, que permitirá recorrer España de punta a punta.