Hidroeléctrica

Las centrales de los Arribes del Duero consiguen que Salamanca produzca más del 10% de la energía hidroeléctrica española todos los años

Posted on

Central Hidroectrica Villarino de los Aires 1
Central Hidroeléctrica Villarino de los Aires

El mal año hidráulico del 2017 no resta protagonismo a Castilla y León, y dentro de ella a la provincia de Salamanca, en la producción de energía hidroeléctrica. Con una media superior a los 4.750 Gwh, la provincia de Salamanca supone todos los años más del 10% de la producción hidroeléctrica nacional.

La peculiar orografía de los Arribes del Duero y el singular curso del río Duero y de las tres grandes centrales Aldeadávila, Villarino y Saucelle permiten a la provincia salmantina mantener año tras año un gran protagonismo en este tipo de energía. Entre las tres cuentan con una potencia instalada de más de 2.600 Mw. De ellas, la de Aldeávila es la que más aporta, casi tanto con las otras dos juntas. Las tres figuran entre las tres centrales hidroeléctricas con mayor producción de España en años normales.

Portugal también aprovecha el curso del Duero y los Arribes para la producción energética a través de su empresa EDP.

Castilla y León es la región española con más producción de energía hidráulica según el último Informe del sector eléctrico de REE, con más de 11.500 Gwh, seguida de Galicia con 9,842 Gwh, Cataluña con 4.179, Aragón con 3.300 y Extremadura con algo más de 2.500 Gwh.

El desplome en la producción hidroeléctrica en el pasado año 2017 ha sido uno de los motivos del encarecimiento del precio de la luz en los últimos meses del año. Hasta octubre del 2017, la producción hidroeléctrica había sido la menor desde 1990 en España.

Anuncios

La producción hidroeléctrica, de la que Castilla y León cuenta con la mayor potencia, caerá a mínimos históricos en el 2017

Posted on

presa

El año hidroeléctrico en España, pese a las últimas lluvias de primero de diciembre, va a ser uno de los peores de la serie histórica. Y Castilla y León será una de las regiones que más lo notarán al concentrar cerca de 4.400 Mw hidroeléctricos operativo, la mayor potencia de todo el país en esta subsector energético. La cuenta de resultados de las grandes empresas de generación eléctrica ya permite vislumbrar que la caída de la producción será superior al 50% en relación al pasado año, que ya de por si no fue bueno para la producción hidráulica.

En el caso de Castilla y León, el agua embalsada en los pantanos de la región en la primera semana de diciembre era un 28% menor que la media de los últimos diez años en este mismo mes. Y un 22% menos que la del mismo mes del pasado año 2016. En total, los embalses de la región apenas sobrepasaban los 2.300 hectómetros cúbicos cuando deberían tener de media más de 4.200. Hay que tener en cuenta que la capacidad total de los embalses de la región es de 8.292 hectómetros cúbicos.

Según el reciente informe sobre la sequía en España elaboradora por el Observatorio de la Sostenibilidad en el 2017, Castilla y León ha sido la comunidad con los embalses más vacíos en este año, pese a que figura con el tercer volumen total de reservas de agua dada su gran capacidad.

La hidroeléctrica aportó el 3,6% del total de la generación del mes de octubre a  nivel nacional, cuando en el 2016 fue el 15%. En los tres primeros trimestres del 2017 solo ha aportado el 8% de media.

Castilla y León fue la primera productora española de energía hidroeléctrica y eólica en 2016

Posted on

embalse eolica

Castilla y León volvió a ser la comunidad autónoma con mayor saldo entre la energía que produjo (31.997 Gwh) y la que consumió internamente (14.154 Gwh). La región sigue produciendo más del doble de la energía que consume con lo que “exporta” gran parte de su producción a otras comunidades y también para el mercado exterior, especialmente Portugal por su cercanía y conexión en redes. Solo Extremadura se le acerca entre las comunidades españolas con mayor saldo exportador energético, según los datos del reciente Informe del Sistema Eléctrico Español del 2016 de REE. El pasado año el consumo eléctrico regional subió un 2,1%, por encima de la media española.

La comunidad castellano-leonesa fue la primera de España de nuevo en producción de energía de origen eólico con 10.940 Gwh, y la primera también en producción hidroeléctrica con 11.570 Gwh. Mientras fue la segunda tras Asturias en producción energética de carbón con 6.554 Gwh, y la quinta en fotovoltaica con 828 Gwh. Mientras, con otras energías renovables como biomasa, biogás y geotermia produjo 247 Gwh el pasado año y con cogeneración un total de 1.858 Gwh.

Según los datos del Informe anual de REE, la capacidad instalada del parque generador en España descendió en 2016 tras una larga senda de crecimiento continuado, hasta los 105.279 Mw. Este descenso se debió principalmente a la baja en el mercado de producción de cinco instalaciones peninsulares de carbón que suman conjuntamente 932,2 MW.

En cuanto a la generación eléctrica, las energías renovables han elevado su cuota en el conjunto de la generación peninsular hasta el 40,8% (36,9% en 2015), favorecidas por el crecimiento del 25,5% de la producción hidráulica. Como contrapartida, las energías no renovables han reducido su participación hasta el 59,2% (63,1% en 2015), absorbiendo todo ese descenso el carbón, cuya producción fue un 30,9% inferior al año anterior.

Hidráulica, eólica y carbón suponen más del 90% de la energía producida en Castilla y León en 2016

Posted on

hidraulica_eolica

La demanda eléctrica en Castilla y León creció con más fuerza que la media española durante el pasado año 2016, hasta alcanzar los 3,4 megavatios por habitante sin contar con los grandes consumidores. En el total de la comunidad la demanda alcanzó los 5,8 megavatios, según datos de Red Eléctrica Española. Junto con la Comunidad de Extremadura, volvió ser la mayor generadora neta de energía hasta un total de 16.988 gigavatios/hora tras producir un total de cerca de 32.000 Gw/h.

Hay que tener en cuenta que la región no llega a consumir ni la mitad de la energía que demanda: produce más del 12% del total de la energía nacional y demanda solo poco más del 5% del total. La comunidad dispone del 13,4% del total de la potencia instalada en Mw, en torno a los 14.100 de un total de 105.000 en toda España. Un porcentaje que aumenta de forma considerable en el caso de la eólica con casi el 25% del total nacional (más de 5.600 Mw) así como en la hidráulica (cerca de 4.400 Mw).

La energía de origen hidráulico, la eólica y el carbón suponen más del 90% de la energía producida en la región que se complementa con la de origen fotovoltaico, cogeneración, biomasa y biogás. En el caso de las energías de origen hidráulico y eólico, la región tiene un peso muy importante en la generación a nivel nacional, cercano al 30% en el caso de la primera y cerca del 23% en el caso de la eólica.

Castilla y León lideró la producción hidroeléctrica española en 2015 por delante de Galicia

Posted on Actualizado enn

Presa de Almendra en la provincia de Salamanca. Foto: ©A. Martín
Presa de Almendra en la provincia de Salamanca. Foto: ©A. Martín

Aunque el 2015 no fue un buen año desde el punto de vista hidrológico, Castilla y León consiguió ser la primera comunidad española en producción de energía de origen hidráulico.

Según los datos de REE, la región produjo el pasado año un total de 7.952 Gwh, para un total de 30.890 Gwh en España. Es decir, la región produjo en torno al 30% del total de la energía hidroeléctrica española. La segunda comunidad en importancia en este tipo de energía fue Galicia con 6.458 Gwh. El parque hidroeléctrico español está compuesto por presas que suman un total de 20.352 Mw de potencia, una quinta parte de toda la potencia eléctrica instalada en España.

Las centrales hidráulicas peninsulares han sido el único tipo de instalación con incrementos significativos de capacidad, un 4,6% durante el 2015, gracias a los cuatro grupos de la central de bombeo puro de La Muela II de 878 MW, en la provincia de Valencia, y la central hidráulica de San Pedro II, de 23 MW, en Orense.

A pesar de este aumento de potencia instalada, la generación hidráulica ha descendido un 27,5% respecto a la del año anterior, alcanzando una producción anual de 30.815 GWh. La producción de estas centrales ha sido inferior a la de 2014 durante casi todos los meses de 2015. En diciembre se produjo la mayor diferencia generando la mitad que el año anterior.

Según el Informe sobre el Sector Eléctrico Español del 2015, en términos hidrológicos, el año 2015 ha sido seco en su conjunto, al igual que sucedió en 2012. El producible hidráulico (cantidad máxima de energía eléctrica que se hubiera podido producir en 2015 con las aportaciones hidráulicas registradas) ha sido inferior al valor histórico medio en la mayoría de los meses (solo en febrero y marzo fue superior a la media), lo que ha tenido como consecuencia que haya finalizado el año con un valor de 18.949 GWh, un 24% menor que el valor histórico medio anual.

Las reservas hidroeléctricas del conjunto de los embalses peninsulares se situaron al finalizar el año en el 46,6% de su capacidad total, diecisiete puntos por debajo del 2014 e inferiores al valor medio estadístico. Una cifra que ha ido mejorando ostensiblemente durante los meses transcurridos del 2016, gracias a un primavera lluviosa.

Las lluvias sitúan los embalses de Castilla y León por encima de la media de los últimos 10 años y hacen olvidar el mal año hidroeléctrico del 2015

Posted on

Presa de La Almendra, en la provincia de Salamanca.
Presa de La Almendra, en la provincia de Salamanca, antes de las lluvias.

De la noche al día. Lo que había sido un mal año hidráulico en la Comunidad de Castilla y León, provocando una importante bajada de la producción hidroeléctrica en la región, se ha transformado en poco más de una semana en un paisaje con ríos desbordados –trece de ellos superan el nivel de alarma en las provincias de Burgos, León, Palencia, Soria y Zamora- y el desembalse de varias presas de la comunidad.

Con las nuevas lluvias, los embalses de la comunidad, y especialmente los de la Cuenca del Duero, han logrado aumentar sensiblemente sus reservas y sobre todo embalsar mucha más agua que la que han tenido en los últimos diez años de media. Aunque sus cifras todavía están por debajo del agua embalsada en estas mismas fechas del 2015.

Según los datos del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, de quien depende la gestión de las cuencas hidrográficas, Castilla y León ha visto aumentar en la última semana sus reservas de agua en 649 hectómetros cúbicos, un 7,8% más, hasta alcanzar un 65,38% de su capacidad en sus embalses. La media de los últimos diez años ha sido del 60,68% mientras que en enero del año pasado estaban al 71,71%.

En concreto, las últimas precipitaciones han dejado más de 540 hectómetros cúbicos en los embalses de la Cuenca del Duero, con un aumento del 7,1%, hasta alcanzar el 66,46% de su capacidad. La media de los últimos 10 años había sido del 61,47%, aunque en enero del 2015, se habían alcanzado el 73,7%.

Así por ejemplo, el embalse de mayor capacidad de la región, el de La Almendra en Salamanca, cuenta con 1.953 hectómetros cúbicos de agua embalsada para un total de 2.586 hectómetros de capacidad, habiendo aumentado en la última semana en 81.

Som Energía refuerza su producción renovable con la compra de una central hidroeléctrica en Peñafiel

Posted on

SOM ENERGIA turbinas

La cooperativa de energía verde Som Energía ha logrado en pocas horas reunir 800.000 euros para invertir en la renovación y ampliación de una central hidráulica de 1 Mw de potencia en la localidad vallisoletana de Peñafiel. Som Energia desarrolla, además de la comercialización de electricidad certificada 100% renovable, proyectos de generación de energía a partir de fuentes renovables.

La nueva emisión de capital social voluntario de la cooperativa para invertir en energías renovables sólo ha necesitado de dos horas para conseguir el capital requerido. Con la voluntad de seguir aumentando la capacidad propia de producción, la cooperativa cerró a mediados de agosto la compra de una central hidroeléctrica de 1 MW de potencia, en la localidad de Peñafiel (Valladolid), concretamente en Valteína.

La central, de 1947, estuvo parada durante muchos años, hasta el 2004, cuando nuevamente se puso en marcha. La inversión recogida se destina precisamente a soportar la adquisición de la central.

Ana Marco, presidenta del Consejo Rector, asegura que los socios y las socias “que han vuelto a demostrar la voluntad de impulsar el modelo renovable “. Nuri Palmada, responsable de proyectos, enfatiza que la cooperativa “seguirá buscando nuevos proyectos que abran de nuevo la posibilidad de invertir en renovables y permitir así la participación de la ciudadanía en el cambio de modelo”.

Som Energia promueve también nuevas instalaciones renovables a través de otro modelo de inversión participada llamado Generation kWh. Este modelo permite invertir para impulsar proyectos que generen la electricidad que usa una familia o empresa durante los próximos 25 años.

SOM ENERGIA