Carbón

Casi 23 millones de euros se destinarán a la reactivación de los municipios mineros en Castilla y León

Posted on

El Instituto para la Transición Justa (ITJ), organismo autónomo dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, ha adjudicado 110,7 millones de euros en ayudas directas para la reactivación de zonas mineras de las comunidades autónomas de Aragón, Principado de Asturias, Castilla-La Mancha y Castilla y León.

En concreto, estas ayudas para infraestructuras municipales estaban contempladas en el Marco de Actuación para la Minería del Carbón y las Comarcas Mineras para el período 2013 a 2018 y su concesión se impulsó a finales de 2018.

Según informó el Ministerio, las actuaciones financiadas están enfocadas a la restauración de zonas degradadas por la actividad minera, la optimización energética, la mejora de infraestructuras municipales, la modernización de polígonos industriales y la creación de nuevos centros de servicios sociales.

Con esta aportación de 110,7 millones de euros, el Instituto para la Transición Justa financiará el 75% del coste de los proyectos. El 25% restante será aportado por las comunidades autónomas hasta alcanzar los 128,9 millones de inversión total.

A esta cantidad hay que sumar la aportación de 18,2 millones de euros del Instituto para el proyecto de restauración de la mina Nueva Julia en los municipios leoneses de Cabrillanes y Villablino, que se formalizó en 2019 y que ha supuesto una inversión total de 24,3 millones de euros. Así, la aportación final del ITJ asciende a 129 millones y las inversiones totales a 172 millones.

Casi 23 millones en Castilla y León
Los 10 proyectos aprobados en los municipios mineros castellano-leoneses recibirán del ITJ ayudas directas por valor de 22,6 millones de euros. Las inversiones previstas ascienden a 30,2 millones, a las que se suma la inversión de 24,3 para la restauración de mina Nueva Julia, que se formalizó en el año 2019. 

Los 6 proyectos aprobados estos días incluyen iniciativas de eficiencia energética integral para edificios públicos, centros de enseñanza y centros sociales de numerosos municipios mineros. También figura la modernización del polígono industrial del Parque Industrial de Bierzo Alto, en Bembibre. 

Destaca por su singularidad el proyecto del Centro Tecnológico de La Castaña que, ubicado en la localidad leonesa de Igüeña, ha recibido el apoyo del ITJ para la puesta en marcha de una empresa de capital público destinada a la transformación de este fruto mediante procesos de secado, lavado y molienda. Este proyecto llevará aparejada la plantación de miles ejemplares de nuevos castaños que crecerán en los terrenos sobrantes de la concentración parcelaria y en antiguas escombreras de carbón.

A principios de 2021 se firmarán los 4 proyectos restantes entre los que figuran las actuaciones para la depuración de aguas en espacios naturales y la ampliación del polígono industrial de La Robla. 

Otras comunidades
Por comunidades autónomas, los municipios afectados por el cierre de las minas de carbón aragoneses recibirán 12 millones de euros para financiar el 75% los 24 proyectos que han sido aprobados. El total de la inversión prevista asciende a 16,1 millones.

Mientras, el ITJ destinará 69,8 millones de euros para financiar los 60 proyectos que acometerán los municipios mineros asturianos, con una inversión total de 93,1 millones. De estos, 55 ya han sido formalizados, mientras que los cinco restantes lo serán en las próximas semanas.

Finalmente, los cuatro proyectos que se llevarán a cabo en Castilla-La Mancha, en el área de Puertollano, recibirán ayudas por valor de 6,1 millones de euros y requerirán de una inversión total de 8,1 millones de euros.

Firmado el protocolo para elaborar los Convenios de Transición Justa para Velilla-Guardo, la Montaña Central Leonesa-La Robla y Bierzo-Laciana

Posted on

Destacan las iniciativas vinculadas con el turismo, energías renovables, la agricultura y la ganadería, que reflejan la voluntad de los agentes implicados de hacer de la transición energética un motor de crecimiento

La secretaria de Estado de Energía del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO), Sara Aagesen, el consejero de Economía y Hacienda de la Junta de Castilla y León, Carlos Javier Fernández y la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) han firmado el pasado 23 de noviembre, de forma telemática, los Protocolos de Actuación que desembocarán en la firma de los Convenios de Transición Justa para Velilla-Guardo, la Montaña Central Leonesa-La Robla y Bierzo-Laciana.

Los proyectos que se desarrollen en el marco de los Convenios de Transición Justa servirán para dinamizar la actividad económica de la zona hacia un nuevo modelo productivo diversificado y sostenible que garantice la recuperación y la reactivación económica.

Los Protocolos de Actuación son documentos suscritos entre representantes de la Administración General del Estado (AGE), la comunidad autónoma y los entes locales para reflejar el compromiso adquirido por las diferentes Administraciones para trabajar conjuntamente en la elaboración los Convenios. Así, actúan como garantía para los diferentes actores y para los ciudadanos de las zonas afectadas por la transición energética. 

Con el fin de elaborar herramientas adecuadas a las necesidades del territorio, el MITECO abrió el 16 de junio los procesos de participación pública para la elaboración de los distintos convenios de transición por parte del ITJ. El objetivo de estos mecanismos es que los agentes económicos y sociales de la zona afectada formen parte activa del proceso de transformación económica en su territorio, aportando iniciativas que servirán de base para la elaboración del Convenio de Transición Justa para la zona.

Como resultado, se han recogido 839 ideas y propuestas remitidas por más de 200 agentes del territorio: representantes de la Administración central y autonómica, administraciones comarcales, ayuntamientos, empresas, sindicatos, asociaciones ecologistas, grupos de acción local y desarrollo rural, varias ONG y centros educativos y de investigación, entre otros.

Proyectos innovadores y sostenibles
De las ideas y propuestas de proyectos recibidas, cabe destacar las vinculadas con el turismo, las energías renovables, la agricultura y la ganadería, que reflejan la voluntad de los agentes implicados de hacer de la transición energética un motor de crecimiento. También se han recibido propuestas para contribuir a la diversificación económica del territorio con iniciativas sobre alimentación, almacenamiento de energía, industria agroalimentaria y manufacturera, servicios a las empresas e ingeniería civil.

Todas las propuestas serán evaluadas como parte del proceso de elaboración de los Convenios de Transición Justa para Velilla-Guardo, la Montaña Central Leones-La Robla y Bierzo-Laciana. Tras su selección, la ejecución de los proyectos se acompañará mediante diferentes líneas de ayuda y otros instrumentos de apoyo.

Estas inversiones y proyectos generadores de empleo impulsarán la transición de la actividad económica de la zona, estrechamente vinculada a la extracción de carbón y la producción energética a partir de este combustible, hacia un nuevo modelo productivo verde e inclusivo que garantice nuevas oportunidades en el territorio.

Castilla y León dice el adiós definitivo a sus centrales térmicas

Posted on

térmica

Las centrales térmicas de La Robla (León), Compostilla II (El Bierzo) y Velilla (Palencia) dejan de estar operativas desde este martes para cumplir con los nuevos requerimientos ambientales

La Comunidad de Castilla y León ha dejado definitivamente atrás la energía vinculada al carbón que durante las últimas décadas han generado con combustible fósil las centrales térmicas ubicadas en las provincias de León y Palencia con el cierre de tres de estas instalaciones.

Se trata de las plantas La Robla (Naturgy) y Compostilla (Endesa), en León, y la de Velilla (Iberdrola), en Palencia, que aunque ya estaban cerradas aún podían acometer reformas.

Estas tras centrales se incluyen en las siete clausuradas este 30 de junio de las quince que estaban operativas en todo el territorio nacional.

Su cierre se produce en cumplimiento de los nuevos requerimientos ambientales en vigor desde mañana, 1 de julio, y a la espera de que el Ministerio para la Transición Ecológica emita una resolución autorizando el cierre de la planta.

El consejero de Economía y Hacienda, Carlos Fernández Carriedo, ha reafirmado en su misiva la posición de la Junta de la necesidad de aprovechar las infraestructuras para nuevos proyectos generadores de energía; la atracción de nuevos proyectos empresariales que compensen el empleo destruido, y el desarrollo de empresas locales con el apoyo de las eléctricas.

Asimismo, plantea que las eléctricas han de “colaborar con las administraciones públicas en un análisis del impacto económico por el cese de actividad” y un estudio de la cadena de valor que afecta a sus proveedores con la descripción del volumen del empleo tanto directo como indirecto afectado por el cierre.

En la provincia de León las centrales representaban unos 400 empleos directos y 600 indirectos que ahora dependen de prejubilaciones, reubicaciones y algunos nuevos proyectos.

Durante sus seis décadas de actividad, la central térmica de Compostilla II produjo 2.847.747.281 MWh y para ello consumió 124 millones de toneladas de carbón local y 10 millones de toneladas de combustible importado.

Su tiempo de funcionamiento efectivo supera los 1,2 millones de horas.

Por su parte, la Central térmica de La Robla constaba de dos grupos térmicos de 284,2 y 370,7 MW y fue un proyecto conjunto acometido desde 1965 por Hidroeléctrica de Moncabril, Hullera Vasco Leonesa, Endesa y Unión Eléctrica Madrileña, que posteriormente adquirió el resto de participaciones.

El Grupo 1 fue conectado a la red el 2 de septiembre de 1971 con una potencia nominal de 270 MW, mientras que el Grupo 2, de 350 MW, comenzó a funcionar el 10 de noviembre de 1984.

El carbón que ha consumido procedía principalmente de las cercanas cuencas de Santa Lucía, Ciñera y Matallana, que llegaba a la central por carretera y cinta transportadora, mientras que el mineral de importación se recibía por ferrocarril, transportado por Renfe Mercancías desde el puerto de El Musel, en Gijón.

El Gobierno destinará 27 millones a proyectos generadores de empleo en zonas mineras

Posted on

mineria

El Instituto de Transición Justa (creado a partir del Instituto para la Reestructuración de la Minería del Carbón y Desarrollo Alternativo de las Comarcas Mineras) destinará este año 27 millones de euros en ayudas para financiar proyectos generadores de empleo y desarrollo en zonas mineras.

Estas ayudas servirán para financiar proyectos empresariales y pequeños proyectos de inversión generadores de empleo que promuevan el desarrollo alternativo de las zonas mineras.

Del importe total de las ayudas, 20 millones serán para proyectos empresariales y el resto para pequeños proyectos de inversión.

La línea está incluida en el marco de actuación 2019-2027 para el impulso de zonas mineras y su objetivo es promover iniciativas concretas de inversión empresarial en las zonas afectadas por la reestructuración de la minería del carbón y su entorno.

En esta convocatoria, para la selección de las iniciativas, ganarán peso los criterios de sostenibilidad medioambiental, innovación empresarial y social, así como la promoción del empleo femenino y de las personas que forman parte de la bolsa de empleo creada con los trabajadores excedentes tras los cierres mineros.

El proceso de participación pública concluirá el 29 de junio y, con las aportaciones recibidas, se perfilarán las órdenes de bases para las dos modalidades contempladas en la convocatoria de ayudas.

Estas ayudas se añaden a las anunciadas por la Fundación Ciudad de la Energía (CIUDEN) para el cierre de centrales térmicas, por importe de 7 millones, y que se publicarán en el Boletín Oficial del Estado (BOE) próximamente.

Por otro lado, una vez recibidas en los últimos días las propuestas finales de los gobiernos de Asturias, Aragón, Castilla León y Castilla-La Mancha sobre los proyectos que se activarán en el ámbito del Marco de Actuación para la Minería del Carbón y las Comarcas Mineras 2013-2018, se iniciarán los trámites finales para su puesta en marcha.

Firmado el acuerdo que ofrece una solución a los territorios afectados por el cierre de las térmicas

Posted on

carbon

Próximamente se iniciarán los procesos participativos en las áreas de las Montañas Centrales Leonesas -La Robla; Guardo-Velilla; Villablino y El Bierzo; y Garoña

El pasado 17 de abril se ha firmó el Acuerdo para una Transición Justa por el cierre de las centrales térmicas de carbón, por parte del Gobierno, las empresas  -Iberdrola, Endesa, Naturgy- y los sindicatos -CCOO de Industria y FICA UGT- para dotar de soluciones a los trabajadores y territorios afectados

El “Acuerdo por una transición energética justa para centrales térmicas en cierre: el empleo, la industria y los territorios” lo rubricaron la ministra para la Transición Ecológica y Reto Demográfico, Teresa Ribera; la ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz; los secretarios generales de CCOO de Industria y UGT FICA, Agustín Martín y Pedro Hojas; además de la dirección de Iberdrola, Endesa y Naturgy.

Este acuerdo es la base para que empiecen a trabajar los firmantes del acuerdo a todos los niveles (estatal, autonómico, provincial, comarcal y local) y busquen soluciones para los trabajadores y los territorios afectados por el cierre de las centrales térmicas de carbón (Aragón, Andalucía, Castilla y León, Galicia, Principado de Asturias y Baleares).

Desde la Administración, dando cumplimiento al Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIE) y a la Estrategia de Transición Justa con el anunciado Instituto de Transición Justa, se elaborarán convenios de transición justa, que darán apoyo técnico, financiero y legislativo, para elaborar diagnósticos, analizar las zonas y captar proyectos industriales.

En estos momentos, se trabaja en la elaboración de toda esta documentación y ya se han activado los procesos participativos, por vía telemática, en Aragón, Suroccidente, Valle de Nalón y Valle del Caudal, todos ellos en el Principado de Asturias. Próximamente, se iniciarán los procesos participativos en las áreas restantes: Montañas Centrales Leonesas -La Robla; Guardo-Velilla; Villablino y El Bierzo; y Garoña, en Castilla y León; Meirama y As Pontes, en Galicia y Puente Nuevo y Carboneras, en Andalucía.

Para las personas que trabajan en la empresa principal y en las contratas que estén afectadas por el cierre, ha acordado, entre otras medidas:

-Una bolsa de empleo por convenio a través del sistema de información del Servicio Público de Empleo (SISPE), para facilitar su reinserción laboral en los desmantelamientos de las centrales, así como en los nuevos proyectos industriales.

-Medidas específicas para los trabajadores y trabajadoras excedentes, con especial atención para personas mayores de 52 años.

-Plan de apoyo para la formación profesional hacia las nuevas necesidades laborales y su desarrollo profesional.

Las empresas realizarán nuevas inversiones relacionadas con su área de negocio y otras que resulten viables. Además, planes de recolocación del personal propio y priorización de las plantillas afectadas de las empresas auxiliares en las nuevas actividades, incluyendo el desmantelamiento y la restauración de las centrales.

Los sindicatos se comprometen a todos los niveles a participar, facilitar, vigilar y divulgar el acuerdo para que todos los compromisos, procesos y planes se presenten en todas las materias: empleo, formación, reindustrialización, etc.

Los Convenios incluyen (1) un proceso participativo de movilización y consulta para su elaboración; (2) la caracterización, diagnóstico y análisis socioeconómico y de infraestructuras de las zonas afectadas por los cierres; y, cuando se hayan producido, (3) la evaluación de planes e iniciativas, garantizando la centralización de la comunicación e información entre todos los implicados en los proyectos así como la identificación de posibles inversiones, actuaciones y proyectos para la reactivación de las zonas; (4) el análisis de su viabilidad y (5) una propuesta de plan de acción.

La UE prevé que Castilla y León genere unos 22.000 empleos ‘verdes’ en diez años con la transición energética

Posted on

mina

Según recoge el informe ‘Las tecnologías de energía limpia en las regiones del carbón: oportunidades de empleo y crecimiento‘, que acaba de publicar el Centro Común de Investigación, más de la mitad de los territorios afectados crearán más empleos de los que actualmente existen ligados al carbón durante la transición energética.

Entre ellos, sitúa a Castilla y León, que se enmarca dentro de las comunidades con alto potencial de empleo con la energía eólica donde el estudio europeo prevé un mayor nicho de empleos dentro de las fuentes renovables. Por detrás se sitúa la biomasa y, a una mayor distancia, la solar fotovoltaica.

La Comisión Europea pronostica estas cifras para las cinco comunidades carboneras en transición: Asturias, País Vasco, Castilla-La Mancha, Aragón y Castilla y León, cuya previsión mínima de empleos oscila entre los 4.000 de la primera y los 21.379 de la última, la mayoría en las cuencas leonesas y palentinas.

El gran reto de la transición energética es lograr generar un tejido económico alternativo que permita paliar la pérdida de puestos de trabajo asociados al carbón y los procesos contaminantes.

Pero las oportunidades de empleo en la transición no se limitan al auge de las energías limpias. La eficiencia energética aplicada a los edificios también ofrece posibilidades.

La transición energética va a ofrecer “claras oportunidades de desarrollo” para reactivar económicamente las cuencas mineras de Castilla y León

Posted on

mina

CCOO ha presentado en León un estudio del Instituto Sindical de Trabajo, Ambiente y Salud sobre “Propuestas para la reactivación económica de las cuencas mineras de Castilla y León” en el que describe la evolución del sector minero, evalúa los planes de reactivación económica desarrollados hasta la fecha, analiza la situación socioeconómica de las cuencas y el impacto sobre el empleo del cierre del carbón y de las térmicas y realiza, tanto propuestas generales de cómo articular a partir de ahora los planes y medidas, como más concretas sobre los sectores con capacidad de dinamización económica endógena.

Con el estudio se ofrece sobre todo un diagnóstico pormenorizado de la situación, un mapa de los instrumentos normativos y de planificación de la transición justa existente en estos momentos y las referidas propuestas sobre los sectores con más potencial de dinamización en estas comarcas

CCOO considera que la transición energética va a ofrecer claras oportunidades de desarrollo que hay que aprovechar, particularmente en el despliegue de instalaciones renovables y de industria de fabricación asociada a sus equipos, en eficiencia energética y en almacenamiento de energía. Esta oportunidad también la tiene la provincia de León y la de Palencia porque poseen una cierta base industrial que puede verse reforzada con estos subsectores.

Próximamente ISTAS va a realizar otro estudio para evaluar las potencialidades de las energías renovables en la provincia de León.

El estudio recuerda que “no  partimos  de  cero  porque  ha  habido  muchos  planes  y  medidas  de  reactivación  de  estas  zonas  ligadas al carbón en todo el mundo  y  sabemos  lo  que  ha  dado  buenos  resultados  y  lo  que  ha  fracasado”.

Castilla y León produjo 3.278 Gw/h de energía eléctrica con carbón en 2018, que sigue a la baja en el mix energético

Posted on

DCIM100MEDIA

La producción de energía eléctrica con carbón volvió a vivir un mal año en el 2018 en España. Según los datos del reciente Informe del Sistema Eléctrico Español 2018 de REE, las centrales de carbón peninsulares, en el 2018 generaron 34.882 GWh, el tercer valor más bajo en la serie histórica, y un 17,8 % menos que el año anterior. Este descenso ha sido especialmente significativo en el segundo trimestre del año, cuando la producción con carbón fue un 39,1 % inferior al mismo trimestre del 2017. A nivel nacional, por meses, destacan enero y junio que tuvieron una generación inferior respecto al año anterior de un 41,5 % y 46,8 %, respectivamente.

En el caso de Castilla y León, la producción con carbón fue de 3.278 Gw/h, siendo la cuarta a nivel nacional tras Andalucía, Galicia y Asturias. A nivel nacional, la potencia en Mw de las centrales de carbón es de 10.030, contando el sistema no peninsular.

En el cómputo anual las centrales de carbón han vuelto a ser la tercera fuente de producción en el 2018, a pesar de haber perdido 3 puntos porcentuales en su participación en la estructura de generación peninsular, pasando de un 17,1 % en el 2017 al 14,1 % del 2018. El coeficiente de utilización del carbón también ha disminuido ya que en el 2018 se situó en el 45,3 %, frente al 57,1 % del año anterior.

A 31 de diciembre del 2018 el parque generador de energía eléctrica del sistema peninsular español  había descendido  ligeramente respecto al año anterior al registrar una potencia instalada de 98.643 MW, un 0,2 % menos que a finales del 2017. Según recoge el Informe de REE, este parque generador de energía eléctrica es cada vez más renovable y menos dependiente de tecnologías contaminantes, puesto que la potencia renovable peninsular ha experimentado un aumento del 0,5 %, mientras que las no renovables disminuyen un 0,9 %.

En el 2018, el ciclo combinado se ha reducido en un 1,5 % respecto al año anterior, debido al cierre definitivo de la central térmica de ciclo combinado Tarragona I.

León acogerá el Congreso Internacional de Energía y Recursos Minerales en 2020

Posted on

carbón

León acogerá a más de 500 profesionales de la minería y la energía en el XV Congreso Internacional de Energía y Recursos Minerales, que tendrá lugar del 27 al 30 de octubre de 2020.

El alcalde de León, Antonio Silván, recibió al decano del Colegio Oficial de Ingenieros de Minas del Centro de España, Rafael Monsalve, y al vicedecano del Colegio en Castilla y León, Elías García, para presentar el evento. En la reunión también ha estado presente la concejal de Urbanismo y Medio Ambiente, Ana Franco, quien ha analizado con los organizadores las distintas opciones que ofrece la ciudad como sede de este Congreso Internacional, que espera recibir a más de 500 profesionales de la industria energética y la minería, así como a representantes del mundo universitario y científico.

Uno de los objetivos fundamentales del Congreso es acercar la minería a la sociedad. Por este motivo, el Comité Organizador del evento prevé llevar a cabo diferentes iniciativas dirigidas a la sociedad leonesa, entre las que destaca la promoción de la formación STEM entre los más jóvenes.

Para el decano del Colegio, «esta decimoquinta edición de nuestro Congreso es una gran oportunidad de presentar la realidad de una industria de presente y futuro, y acercarla a la sociedad para que conozca el importante papel de nuestro trabajo. Todo ello se hará realidad en León el próximo año».

El 85% del carbón utilizado en las centrales térmicas es de importación

Posted on

central carbón

La mayor parte del carbón utilizado -más del 85% según la patronal Carbunión– en las centrales térmicas es de importación, lo que deja una pequeño porcentaje, cada vez más testimonial, al carbón autóctono. Y ello, a pesar de que la generación de energía eléctrica con carbón creció en 2017 el 3,1% en España con respecto al año anterior. Según datos de Red Eléctrica, el pasado año el 17,4% de la electricidad total se produjo con mineral, lo que colocó a las centrales térmicas como la tercera fuente de generación, por detrás de la nuclear (22,6%) y la eólica (19,2%).

Son 83 los municipios de Castilla y León en donde se concentra la actividad extractiva, fundamentalmente en las provincias de León y Palencia. Estas localidades agrupan a más de 110.000 habitantes, cerca del 4,5% de la población de la comunidad.

Estos núcleos rurales presentan una baja densidad demográfica –12 habitantes por kilómetro cuadrado frente a la ya de por sí baja de 26 de la media autonómica– y más de la mitad de esas localidades tienen menos de 500 habitantes. Además, en la última década han perdido el 11% de su población, porcentaje mucho más acusado que el de la comunidad –un 1,5%–, índice provocado por la emigración y el envejecimiento de la población.

Desde la Decisión 2010/787/UE, que solo permite la supervivencia de la minería competitiva a partir de 2019, la región ha pasado de tener 17 explotaciones activas, que generaban unos 2.000 puestos de trabajo directos, a cuatro minas en la actualidad, que emplean a menos de 400 personas.