Carbón

El 85% del carbón utilizado en las centrales térmicas es de importación

Posted on

central carbón

La mayor parte del carbón utilizado -más del 85% según la patronal Carbunión– en las centrales térmicas es de importación, lo que deja una pequeño porcentaje, cada vez más testimonial, al carbón autóctono. Y ello, a pesar de que la generación de energía eléctrica con carbón creció en 2017 el 3,1% en España con respecto al año anterior. Según datos de Red Eléctrica, el pasado año el 17,4% de la electricidad total se produjo con mineral, lo que colocó a las centrales térmicas como la tercera fuente de generación, por detrás de la nuclear (22,6%) y la eólica (19,2%).

Son 83 los municipios de Castilla y León en donde se concentra la actividad extractiva, fundamentalmente en las provincias de León y Palencia. Estas localidades agrupan a más de 110.000 habitantes, cerca del 4,5% de la población de la comunidad.

Estos núcleos rurales presentan una baja densidad demográfica –12 habitantes por kilómetro cuadrado frente a la ya de por sí baja de 26 de la media autonómica– y más de la mitad de esas localidades tienen menos de 500 habitantes. Además, en la última década han perdido el 11% de su población, porcentaje mucho más acusado que el de la comunidad –un 1,5%–, índice provocado por la emigración y el envejecimiento de la población.

Desde la Decisión 2010/787/UE, que solo permite la supervivencia de la minería competitiva a partir de 2019, la región ha pasado de tener 17 explotaciones activas, que generaban unos 2.000 puestos de trabajo directos, a cuatro minas en la actualidad, que emplean a menos de 400 personas.

Anuncios

Castilla y León, Asturias y Aragón impulsarán de manera conjunta la reconversión minera

Posted on

Las tres comunidades acuerdan la constitución de una multirregión piloto para impulsar estrategias comunes de transición en las comarcas mineras

central carbon

Las tres comunidades autónomas implicadas -Castilla y León, Asturias y Aragón- han alcanzado este compromiso en la reunión de los grupos de trabajo de la Plataforma de Regiones de Minería de Carbón celebrada en Bruselas. La pasada semana se reunieron los dos grupos de trabajo centrados en la economía postcarbón y la transformación estructural y la ecoinnovación y las tecnologías avanzadas del carbón, así como una sesión de alto nivel en el Parlamento Europeo sobre financiación e inversiones en estas regiones mineras.

Las tres comunidades solicitarán ahora autorización para crear este espacio al Gobierno de España, que debe dar el visto bueno a la iniciativa, y propondrán también su nominación como equipo-país, con el objetivo de trabajar de forma conjunta para la presentación ante la plataforma de proyectos y acciones de carácter tecnológico, energético e industrial que generen actividad alternativa y empleo en estas zonas.

Las tres comunidades suscribieron el pasado 19 de febrero una declaración conjunta en la que reclaman una transición energética responsable. Piden, además, un Pacto de Estado por la Energía que establezca un objetivo de mix energético y de generación eléctrica de futuro.

En esta declaración se reitera la necesidad de llevar a cabo una transición equilibrada, que sea sostenible económica, medioambiental, social y técnicamente y evite desequilibrios entre comarcas y con otras regiones europeas. Así, aboga por una transformación del modelo socioeconómico progresiva y adaptada a las características propias de cada territorio, sin la imposición de límites temporales. También se defiende el mantenimiento de la minería competitiva en estas comarcas.

La Plataforma de las Regiones de Minería de Carbón en Transición, creada el 11 de diciembre en Estrasburgo, está integrada por 41 regiones de 12 estados y tiene por objeto la promoción de proyectos y estrategias a largo plazo que garanticen un proceso de transición armónico en regiones intensivas en carbón y generación de energía térmica.

Castilla y León mantiene su apuesta por el carbón ante la Plataforma de las Regiones Carboneras en Transición de la Unión Europea

Posted on

carbon

La representante de la Comisión Europea, Ana Colucci, presentó el pasado 16 de febrero la Plataforma de Regiones Carboneras en Transición -un instrumento cuyo objetivo es facilitar el paso hacia otros modelos productivos y la diversificación económica de las 41 regiones mineras de carbón de la UE-, que se ocupará, con la participación de todas las regiones implicadas, de crear diferentes estrategias para una descarbonización con el objetivo de que el carbón sea “competitivo”.

El objetivo es el de agilizar la aplicación de medidas que tiendan a diseñar la transición hacia una energía más sostenible de las cuatro regiones mineras españolas: Asturias, Castilla y León, Aragón y Castilla-La Mancha.

A la reunión asistió la consejera de Economía y Hacienda de Castilla y León, Pilar del Olmo acompañada de la comisionada del Plan de Dinamización Económica de los Municipios Mineros de Castilla y León, Ana Luisa Durán, entre otros responsables de las diferentes comunidades autónomas afectadas, como el director general de Energía y Minas del Gobierno de Aragón, Alfonso Gómez, el consejero de Empleo, Industria y Turismo de Asturias, Isaac Pola y el director general de Industria, Energía y Minería de Castilla-La Mancha, José Luis Cabezas, así como la directora general de Política Energética y Minas del Ministerio de Energía, María Teresa Baquedano.

La representante de la Comisión Europea, Ana Colucci, recalcó que esta comisión no funcionará con fondos propios adicionales, por lo que el primer objetivo sería el de “maximizar los fondos que ya existen”, esto es, los fondos de los que disponga cada región.

Por su parte, la consejera de Economía y Hacienda de Castilla y León, Pilar del Olmo, recordó que desde su consejería ya se han aportado fondos, al tiempo que señaló que ya ha solicitado a la Unión Europea que haga una aportación económica para poder llevar a cabo una transición “justa y equilibrada”.

“He reclamado que, si puede ser en este periodo, haya fondos competitivos para estas energías, esa descarbonización y esa transición”, aseguró Pilar del Olmo, para después añadir: “Sin dinero es muy difícil hacer una transición justa y equilibrada”.

La consejera recordó como elemento fundamental y definitorio la concentración de la industria del carbón en regiones muy localizadas y lamentó que la transición, a su juicio, “agresiva, de reducción de empleo y consecuencias socioeconómicas” que se ha implementado hasta el momento, ha generado una considerable reducción de su población. “Nosotros queremos que siga existiendo el carbón”, concluyó.

Por último, la comisionada del Plan de Dinamización Económica de los Municipios Mineros de Castilla y León, Ana Luisa Durán, se mostró a favor de una transición hacia un “carbón limpio”, estrategia que calificó como una “nueva oportunidad”.

El carbón concentra el 17,4% de la producción eléctrica del 2017 solo por detrás de la nuclear y la eólica

Posted on

central termica

El mal año hidroeléctrico del 2017 ha posibilitado que el carbón haya seguido jugando un papel destacado en el mix energético español. Según los datos de Red Eléctrica Española, el carbón ha supuesto el 17,4% de la producción eléctrica española. La energía más importante volvió a ser la nuclear con el 22,6% del total, seguida de la eólica con el 19,2%. Los ciclos combinados han supuesto el 13,8% y la cogeneración el 11,5%.

En el conjunto del año 2017, la demanda peninsular de energía eléctrica se estima en 252.755 GWh, un 1,1% más que en el 2016. Una vez corregida la influencia del calendario y las temperaturas, la demanda de energía eléctrica es un 1,6% superior a la registrada en el año anterior.

La demanda peninsular de energía eléctrica en diciembre ha sido de 22.219 GWh, un 4,1% superior a la registrada en el mismo mes del año anterior. Si se tienen en cuenta los efectos del calendario y las temperaturas, la demanda peninsular de energía eléctrica ha aumentado un 5,3% con respecto a diciembre del 2016.

La producción de origen eólico ha alcanzado en diciembre los 5.243 GWh, un 102,4% superior a la del mismo mes del año pasado, y ha supuesto el 24,3% de la producción total. En el mes de diciembre, la generación procedente de fuentes de energía renovable representa el 33,2% de la producción total. El 54,7% de la producción eléctrica de este mes procedió de tecnologías que no emiten CO2.

Las centrales de carbón de Castilla y León ganan tiempo con la ampliación de los pagos por capacidad más allá de 2020

Posted on

central términa carbón

El sector del carbón español y de Castilla y León vuelve a mirar el calendario. La reciente reunión de los 28 ministros de Energía de la Unión Europea ha decidido prorrogar al menos hasta el año 2025 las ayudas a las centras térmicas de carbón. De esta forma, los denominados pagos por capacidad que premian la disponibilidad de las térmicas en el suministro energético no se eliminan en el 2020 como en un principio estaba previsto desde la Comisión Europea.

Eso sí, el Comisario europeo de la Energía, el español Miguel Arias Cañete, anunció que solo podrán recibir estas ayudas por capacidad después de 2025 si sus emisiones están por debajo de los 550 gramos de CO2 por kilovatio hora o por debajo de los 700 kilogramos de CO2 de media por año por kilovatio de potencia instalado. Los pagos serán decrecientes a partir de 2025 hasta el 2030 cuando se pone fecha de caducidad al futuro de estas centrales.

Habrá que ver el encaje que tiene el carbón autóctono en esta ampliación de la vida subvencionable de las centrales. Lo que sí mantuvo la reunión ministerial fue el objetivo de alcanzar en el año 2030 que el 27% del consumo energético total de la Unión Europea proceda de fuentes renovables. Los llamados mecanismos de capacidad lo que retribuyen no es la producción de kilovatios de electricidad sino la disponibilidad de este tipo de instalaciones, como las centrales de carbón, para generar energía eléctrica cuando el sistema lo requiera.

En este nuevo escenario habrá que ver la postura que toman las grandes empresas propietarias de plantas de centrales térmicas de carbón –Endesa, Iberdrola y Gas Natural Fenosa– sobre sus planes de cierre o inversión. Varias de ellas en Castilla y León.

Un tema aparte que preocupa mucho a las grandes compañías propietarias es la investigación que está llevando a cabo la Comisión Europea sobre las ayudas que han recibido 14 centrales por valor de 440 millones de euros en ayudas públicas desde 2007 para subvencionar la reconversión tecnológica de las mismas mediante sistema de filtrado de óxido de azufre. Bruselas deberá decidir pronto si las ayudas se ajustaban a las normas de competencia impuestas por la Unión Europea.

Las empresas propietarias de las centrales de carbón de Velilla y Anllares solicitan su cierre mientras Endesa todavía no ha pedido oficialmente la de Compostilla

Posted on Actualizado enn

central carbón

Iberdrola ha solicitado la autorización de cierre de las centrales térmicas de Lada (Asturias) y Velilla (Palencia) ante el Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital, plantas que suman una potencia de 874 MW, una decisión mediante la que ratifica su compromiso de reducción de la intensidad de emisiones de CO2 en un 50% en el año 2030 respecto a los niveles de 2007 y de ser neutra en carbono en 2050.

Iberdrola ha decidido completar el proceso de cierre de todas sus centrales de carbón en el mundo, fuente de energía que representa, actualmente, solo el 1,8% de la capacidad total del grupo, que asciende a 48.062 megavatios (MW), y el 1,5% de la producción eléctrica en los nueve primeros meses del año en curso: 1.596 GWh vs. 102.494 GWh.

La decisión de Iberdrola se suma a la de Endesa, propiedad de la italiana Enel, quien en su última Junta de Accionistas celebrada en Roma anunció el cierre de las centrales de carbón de Compostilla (León) y Teruel antes del 30 de junio de 2020. Aunque todavía no lo ha tramitado oficialmente ante el Ministerio de Energía, quien trata de buscar una solución al futuro de dicha central, estratégica para el sector energético español y de Castilla y León.

Hay que recordar que Gas Natural Fenosa anunció el pasado mes de junio que iría a un cierre paulatino de la actividad en su central de Anllares, situada en la localidad leonesa de Páramo de Sil (Léon), hasta el 2019. Por el contrario, Gas Natural Fenosa anunció que mantendría operativa la central térmica de La Robla, en León, tras una fuerte inversión para cumplir con las exigencias de emisiones de la Comisión Europea antes del 2020.

Tras el cierre de las últimas plantas de carbón operativas de Iberdrola, que no incidirá en la seguridad del suministro eléctrico -la compañía cuenta con 5.695 MW de capacidad de respaldo en ciclos combinados de gas-, el porcentaje de la capacidad de producción de electricidad libre de emisiones del grupo quedará en el 68%, elevándose en España hasta el 76%.

En el caso concreto de las centrales de Lada y Velilla , su cierre no afectará al empleo, ya que Iberdrola recolocará al 100% de la plantilla -90 empleados en Lada y 80 en Velilla- tanto en las labores de desmantelamiento de ambas plantas, que se extenderán durante cuatro años desde la fecha de aprobación de cierre por parte del Ministerio de Energía y supondrán una inversión cercana a los 35 millones de euros, como en otras instalaciones de la empresa. Las zonas ocupadas por Lada y Velilla serán objeto de una restauración paisajística.

Desde el año 2001, Iberdrola ha clausurado en todo el mundo centrales térmicas que suman casi 7.500 MW de capacidad instalada. Destacan el cierre en 2013 y 2016, respectivamente, de dos grandes centrales de carbón en Reino Unido, Cockenzie y Longannet, cuya potencia conjunta ascendía a 3.600 MW. Además del  desmantelamiento en este periodo de tiempo de casi 3.200 MW de plantas de fuel oil.

Ilustración: J.C.Florentino

Castilla y León ve con preocupación el anuncio de Italia de cerrar sus centrales térmicas de carbón en 2025

Posted on Actualizado enn

central termo

Otro jarro de agua fría para el sector del carbón español. El Gobierno Italiano, a través de su Ministerio de Desarrollo, ha anunciado que Italia cerrará paulatinamente sus centrales térmicas de carbón hasta eliminarlos por completo en el año 2015.

Hay que tener en cuenta que el mayor grupo eléctrico italiano es ENEL, la multinacional propietaria de la española Endesa, una de las más activas en el sector de las centrales térmicas de carbón en España.

ENEL ya ha asegurado que no invertirá más en sus centrales térmicas en Italia. Italia pretende cumplir así con las exigencias de la Comisión Europea cuya nueva normativa sobre emisión de gases contaminantes se ha endurecido en el caso de las centrales térmicas a 550 gramos Co2 por Kwh). Según cálculos de expertos europeos del sector, cumplir con dichos requisitos requeriría de una inversión cercana a los 1.200 millones de euros para todas las centrales operativas en estos momentos en el mercado español.

Por su parte, la patronal eléctrica Eurelectric trata de defender ante las posiciones de Bruselas que el cierre de las plantas de ciclo combinado con carbón supondrían un sobrecoste en la factura eléctrica de los clientes de más de 108.000 millones de euros entre 2020 y 2040. E incluso asegura a través de informes técnicos que la reducción de las emisiones que se conseguirían con el cierre de plantas de carbón no tendría un impacto significativo en los objetivos de descarbonización a nivel europeo.

Mientras, desde el Ministerio de Energía español se sigue defendiendo el uso del carbón por tener un precio más estable y barato. Aunque no se ha ofrecido hasta la fecha compromiso para el uso de carbón autóctono, como reclaman desde hace mucho tiempo las administraciones y empresas de Castilla y León y Asturias, principales zonas productoras.