comercializadoras

Unos 210.000 clientes cambiaron de comercializador eléctrico en Castilla y León el año pasado, el 10,3% del total

Posted on

contador luz

La CNMC acaba de publicar el Informe anual de supervisión de los cambios de comercializador en los sectores eléctrico y gasista, correspondiente al año 2018. En el caso de Castilla y León, en torno a los 210.000 consumidores decidieron cambiar de comercializador eléctrico el pasado año, lo que supone una media del 10.3% sobre un total de 2.037.470 consumidores eléctricos que hay en la región. Esta media de tasa de cambio está por debajo ligeramente de la media nacional.

La provincia donde hubo más cambios de comercializador en 2018 dentro de la región fue la de Valladolid, con una casa de 12,08% sobre sus 335.310 consumidores, seguida por la de Palencia, con una tasa de cambio del 11,5% para sus 131.833 consumidores y de Salamanca en tercer lugar con un 11,3% de cambio sobre un total de 283.639 consumidores. Por el contrario, las provincias de Castilla y León con menor tasa de cambio de comercializador eléctrico fueron Segovia con e 7,7% sobre sus 144.793 consumidores y Soria con el 9,4% sobre un total de 92.480 consumidores. En León, Burgos y Zamora, la tasa de cambio se quedó en torno al 10%.

El número de cambios de comercializador en el mercado español el pasado año 2018 (tanto de electricidad como de gas) durante 2018 fue de cerca de 3,9 millones de suministros. Mientras que en el sector eléctrico se registró una tasa anual del 11% (3,2 millones de cambios); en el sector gasista se registró una tasa del 9% (700.000 cambios).

Las provincias con mayor actividad comercial en el sector eléctrico fueron Badajoz (13,6%), Albacete (13,5%) y Valencia (13,4%), mientras que en el sector gasista fueron Salamanca (13,6%), Cuenca (13%) y Albacete (12,5%).

El mercado eléctrico español estaba compuesto por 29,4 millones de puntos de suministro al final de 2018. El 62% (18,1 millones de puntos) eran suministrados por un comercializador en el mercado libre, mientras que el 38% restante (11,3 millones de puntos) lo suministraba un comercializador de referencia (COR), al precio regulado denominado PVPC.

El número de puntos de suministro eléctrico en el mercado libre se ha incrementado en más de 3,3 millones en los últimos cuatro años, lo que ha supuesto un aumento del 23%. En concreto, ha pasado de 14,8 millones a final de 2014, hasta 18,1 millones a finales de 2018. De estos nuevos puntos de suministro, las comercializadoras de los cinco grupos energéticos tradicionales contrataron cerca de 2,3 millones, mientras que el conjunto de comercializadoras independientes contrataron en el mismo periodo 1,1 millones de nuevos puntos de suministro. De esta manera, las comercializadoras de los cinco grupos energéticos tradicionales controlan el 86,5% del total del mercado libre (cuatro años antes suministraban el 90,8%). El resto de comercializadoras llamadas independientes, suministraban electricidad al 13,5% de los consumidores (cuatro años antes suministraban al 9,2%).

El número de puntos suministrados por un COR se ha reducido progresivamente; pasando de los casi 14,1 millones registrados el último día del año 2014, a los 11,3 millones registrados cuatro años después, lo que ha supuesto un decrecimiento del 20,0% de los suministros en este tipo de mercado.

El mercado gasista, al final de 2018 estaba compuesto por cerca de 7,9 millones de puntos de suministro, de los cuales 1,6 millones se suministraban a través de un comercializador de último recurso o CUR (20,2%). El 80% de los consumidores se suministra por comercializadoras del mercado libre, 6,3 millones.

El análisis de la actividad comercial en el sector eléctrico (desde el mercado regulado al mercado libre; dentro del mercado libre, o bien, de regreso desde el mercado libre al mercado regulado) indica que la mayor parte de los cambios se produjeron entre comercializadoras del mercado libre (62,2%), y de consumidores que pasaron del mercado regulado al mercado libre (23,0%).  Los cambios hacia comercializadores pertenecientes al mismo grupo empresarial alcanzaron el 67%. En 2018 se incrementaron los cambios hacia el mercado regulado (el 14,5%).

En el sector gasista se produjo una menor actividad comercial. El número de cambios se redujo un 8,6% respecto a 2017.

Anuncios

Los consumidores de Castilla y León verán cómo cambia el nombre comercial de varias de sus compañías de luz y gas tras la decisión de la CNMC

Posted on

tendido postes

La CNMC (Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia) ha aprobado una Decisión Jurídicamente Vinculante por la que obliga a varias sociedades de los principales grupos energéticos integrados a que cambien su imagen de marca para que los consumidores puedan identificar claramente a su compañía.

Esta medida va dirigida a las empresas distribuidoras de gas y electricidad (en el sector eléctrico, las de más de 100.000 clientes) y comercializadores de referencia y o de último recurso. El objetivo es evitar la confusión a los consumidores. Para ello, tendrán que realizar cambios en la información, presentación de marca e imagen de marca respecto a la filial del mismo grupo empresarial que comercializa en el mercado libre.

De esta forma, los consumidores podrán identificar correctamente en sus facturas qué comercializadora le ofrece el servicio y saber si están en el mercado libre o regulado, como exige la normativa europea. El plazo para realizar los cambios es de seis meses.

En la actualidad, un mismo grupo empresarial puede comercializar el gas y la electricidad a sus clientes a través de dos empresas distintas, que facturan diversos precios por la electricidad y el gas. Son las llamadas comercializadoras de referencia (comercializadores de último recurso en el sector gasista) para el suministro regulado o comercializadoras del mercado libre.

El cliente de la comercializadora de referencia paga un precio regulado por su consumo –el llamado PVPC en el sector eléctrico, TUR en el caso del sector gasista. Además, solo si está suscrito al PVPC, en el sector eléctrico, puede solicitar el bono social (descuentos de entre 25% y 40%) cuando tenga derecho a este descuento.

Por el contrario, cuando el cliente tiene su suministro con una comercializadora del mercado libre, paga el precio que libremente acuerde con la comercializadora por la energía consumida. Además, podrá contratar servicios adicionales, como seguros de mantenimiento, servicios de averías y otro tipo de vinculaciones con periodos de permanencia y penalizaciones, en algunos casos.

La comercializadora Podo empieza a ofrecer gas a hogares y pymes tras su alianza con Galp

Posted on

podo

La comercializadora independiente de electricidad renovable Podo acaba de incorporar el gas natural a su oferta de servicios en España (territorio peninsular); y lo hace con el lanzamiento del paquete combinado de «luz y gas», dispuesto a captar un nuevo nicho de clientes residenciales y pymes con su identidad diferencial de mercado: precios reducidos, y el mejor servicio apoyado en el uso intensivo de las tecnologías digitales.

En España hay 29,2 millones de puntos de suministro de electricidad y 7,7 millones de puntos de suministro de gas (datos al cierre de 2017). Se estima que cerca de cinco millones son clientes que compran conjuntamente la luz y el gas, entre los que se encuentran los de mayor valor y en los que las comercializadoras independientes tienen una menor penetración de mercado. Esto representa una gran oportunidad de crecimiento para Podo, máxime si tiene que cuenta que la cuota de mercado de estas comercializadoras era ya de un 9,1% en el mercado libre de la electricidad a cierre de 2017, pero sólo del 1,3% en el mercado liberalizado del gas.

El hecho de que el negocio del gas requiera escala y un acceso competitivo a la compra de materia prima ha llevado a Podo a firmar un contrato de suministro a largo plazo con un operador directo como es Galp. Galp es uno de los principales operadores de gas natural en la península ibérica. Este acuerdo forma parte de una alianza estratégica más amplia por la que Galp ha entrado en Podo con un 25%, lo que afianza la futura colaboración entre ambas compañías y por la que Podo seguirá explorando oportunidades de índole comercial, en innovación de productos y servicios. La gestión de Podo se mantiene independiente, con Eugenio Galdón y Joaquín Coronado como tenedores del 75%.

Según explica Joaquín Coronado, consejero delegado de Podo: «Ofrecer un producto combinado de electricidad y gas es un paso natural en nuestro plan de negocio que nos permitirá seguir creciendo mediante el acceso a una mayor base de clientes potenciales y una oferta más completa para dar más cobertura a las diferentes necesidades de hogares y pymes. El acuerdo con GALP nos permite tener un aprovisionamiento de gas a largo plazo a precios muy competitivos, así como tener un socio permanente con el que buscar otras oportunidades comerciales que añadan valor a nuestros clientes».

223.000 clientes de electricidad y 65.000 de gas cambiaron de comercializador en Castilla y León en 2016

Posted on

electric

Cada año más de cuatro millones de consumidores cambian de compañía de electricidad o gas en España. Nuestro país figura entre los que registra una tasa de cambio de comercializador o tasa de switching más alta de toda la Unión Europea, con más del 11% sobre el total de puntos de suministro en luz en el 2016 y del 12,5% en el sector del gas.

El último informe de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia revela como en Castilla y León la media de cambio de comercializador de electricidad está pareja a la media nacional. En total, en el año 2016 fueron unos 223.000 los que cambiaron de comercializadora eléctrica, un 11% sobre un total de 2.029.694 puntos de suministro.

En el caso del sector gasista, la tasa de cambio de comercializador sí es mayor en la región que la media nacional, un 14,3% frente al 12,5% de la media nacional. En total, unos 65.000 clientes cambiaron de compañía de gas sobre un total de 454.873 puntos de suministro.

Según la CNMC, la tasa switching es un indicador importante del nivel de competencia en el mercado minorista. A 31 de diciembre del 2016, el mercado eléctrico español estaba compuesto por 29 millones de puntos de suministro, de los cuales 12,2 millones se suministraban a través de un Comercializador de Referencia o COR (42%), mientras que el resto, 16,9 millones se suministraban por comercializadores en el mercado libre (58%).El número de puntos suministrados por un COR se ha reducido en casi 2,6 millones (-18%), desde el comienzo del tercer trimestre de 2014 hasta el final del año 2016.

Los tiempos medios de cambio de comercializador han oscilado durante el año 2016 entre los 11,0 y 12,8 días, con una media en 11,9 días en el sector eléctrico, y entre los 12,6 y 15,5 días, con una media de 14,1 días en el sector del gas natural, según la información obtenida de los comercializadores.

La mitad de los hogares desconoce si su oferta de gas y electricidad está en el mercado regulado o libre

Posted on

Un 16,2% de los hogares españoles ha contratado una nueva oferta de gas natural en los últimos dos años, mientras que un 15,8% hizo lo mismo con la electricidad según los datos del cuarto trimestre de 2016 del Panel de Hogares CNMC. Estos cambios de oferta pueden conllevar un cambio de operador o simplemente suceder cuando el hogar sustituye su oferta actual con otra de su operador habitual.

La mayoría de estos cambios se realizaron directamente con un comercial que se dirigió al hogar en su domicilio sin previo aviso: un 40,9% de las veces en el caso de la electricidad y un 46,7% para el gas natural. En otras ocasiones, fueron las llamadas telefónicas imprevistas de las suministradoras las que propiciaron los cambios.

No obstante, uno de cada cinco usuarios que cambiaron de contrato de electricidad la buscaron activamente empleando un comparador de ofertas, como por ejemplo el comparador de la CNMC. En el caso de gas natural la cifra es de un 14,4%.Y, aunque tres de cada cuatro hogares declara haber entendido los términos de la nueva oferta, dos de cada diez no los entendió. De hecho, la CNMC ha publicado recomendaciones que pueden ayudar al consumidor a comprender las ofertas energéticas y a escoger con un mejor entendimiento la más conveniente en cada caso.

Además, siete de cada diez usuarios vieron cumplirse las condiciones de su  nuevo contrato, pero en dos de cada diez casos el usuario percibió incumplimientos de las condiciones contractuales. De hecho, alrededor del 16% de los usuarios que cambiaron de contrato se encontraron servicios adicionales facturados sin que ellos lo supieran anticipadamente.

En una línea similar, los datos del último trimestre de 2016, continúan mostrando el desconocimiento que tienen algunos usuarios sobre las condiciones que tienen contratadas. Por ejemplo, el 44,2% de los hogares declara desconocer el tipo de tarifa eléctrica que tiene contratada y el 24,2% no sabe cuál es su potencia.

Por último, la mitad de los hogares con gas natural tienen el mismo operador para sus suministros de electricidad y gas natural debido, principalmente, a los descuentos que ofrecen las compañías al contratar ambos servicios. Por operadores, es Gas Natural Fenosa el que se lleva el mayor número de hogares con contratos en ambos servicios, seguido por Endesa e Iberdrola.

Estos resultados forman parte del Panel de Hogares CNMC, una encuesta a hogares e individuos de periodicidad semestral. La CNMC busca recopilar información directamente de los ciudadanos a través de encuestas y análisis de las facturas de los servicios.

Esfera Luz gana la primera compra colectiva de energía de ANAE y Selectra

Posted on

esfera-luz

La comercializadora Esfera Luz ha ganado la primera compra colectiva organizada por ANAE y Selectra con tarifas disponibles para luz y gas, por lo que podrán ofrecer dichos servicios a los más de 20.000 inscritos, que podrán beneficiarse de un ahorro medio de un 10% en sus facturas.

El pasado mes de noviembre, la Asociación Nacional de Ahorro y Eficiencia Energética, ANAE, junto con Selectra, expertos en energía y comparador de tarifas de electricidad y gas natural en España, pusieron en marcha su primera compra colectiva de energía. Su objetivo principal es reducir el importe de las facturas de luz y gas en los hogares y pymes en España y frenar la creciente subida de la luz.

Esfera Luz ofrece energía verde con garantías de origen de los productores solares adheridos a Esfera Luz. Todos los trámites son online por lo que cambiar de tarifa, de titular, actualizar datos personales o incluso optimizar la potencia, resulta sencillo.

Esfera Luz forma parte del grupo Nexus Energía, empresa comercializadora de electricidad y gas, gestiona la energía de 18.500 plantas aproximadamente y cuenta con 5.000 clientes productores de energías renovables.

Todos los inscritos podrán contratar la oferta ganadora de manera gratuita a través de una plataforma habilitada para ello, a la que podrán acceder mediante un correo electrónico que enviará la organización

Asimismo, ANAE y Selectra han negociado que, por un tiempo limitado, la oferta quede abierta para que todos aquellos que lo deseen puedan contratar la oferta ganadora, sin necesidad de que se hubieran preinscrito con anterioridad y sin ningún coste, en la página club.selectra.es/anae.

La figura del consumidor directo de electricidad se abre paso entre las pymes de Castilla y León

Posted on

alumbrado

La figura del consumidor directo de energía eléctrica comienza a desarrollarse en Castilla y León. Un sistema que puede repercutir en una disminución de entre el 15 y el 35% del precio de la electricidad en relación a del contrato con la comercializadora. La actual legislación en materia eléctrica permite que pequeñas y medianas empresas puedan acceder a la subasta diaria de energía del Mercado Ibérico de la Electricidad (Mibel) y así comprar directamente su energía sin necesidad de intermediarios.

Aunque no todas las empresas pueden llegar a ser consideradas como clientes cualificados con derecho a convertirse en consumidores directos. Algunas de estas empresas, las menos, gestionan la compra directamente con su propio personal y medios técnicos, aunque lo más habitual es dejar en manos de una consultora energética la gestión de la misma. Algunas de ellas como la leonesa Gerencia Energética han logrado ya un buen número de clientes como consumidores directos.

Para adecuarse a la demanda necesaria de energía de la empresa, la consultora especializada realizará un análisis detallado del consumo de la misma por días, franjas horarias, centros de producción, etc. Siempre en base a unas determinadas previsiones de consumo que aunque se superen o se produzca algún error de cálculo  nunca dejarán a la empresa sin consumo eléctrico.

La nueva legislación que separaba las tareas de distribución y comercialización eléctrica también creaba la figura de los Agentes  de  Mercado Representantes de Consumidores Directos, dados de alta en Red Eléctrica Española con un código otorgado por el Ministerio de Industria.

Para poder ser considerado como consumidor directo las instalaciones de estos consumidores deberán reunir los siguientes requisitos: que su titular sea una única persona física o jurídica; que los centros o unidades que constituyan la instalación estén unidos por líneas eléctricas propias y que la energía eléctrica se destine a su propio uso. La comunicación de inicio de la actividad de consumidor directo habrá que realizarla ante la Dirección General de Política Energética y Minas del Ministerio de Industria.