calderas

La Junta financia la sustitución de más de medio millar de calderas y calentadores para mejorar la seguridad y la eficiencia energética de los hogares de Castilla y León

Posted on

La Consejería de Empleo e Industria ha resulto los primeros lotes de la solicitud de ayudas para la renovación de calderas y calentadores en los hogares de Castilla y León. En estos primeros bloques se han concedido 210 subvenciones por una cuantía de hasta 500 euros cada una. En las próximas semanas continuará el proceso de resolución, con el objetivo de superar el medio millar de ayudas.

El objetivo de este Plan es mejorar la seguridad de las instalaciones existentes en los hogares de Castilla y León, disminuir las emisiones contaminantes y aumentar la eficiencia energética en el ámbito doméstico. Las ayudas van dirigidas a la sustitución de calderas y calentadores individuales, de más de 10 años de antigüedad, por otros de tecnologías más eficientes, de manera que se obtenga la misma confortabilidad térmica ahorrando combustible, mejorando la seguridad y evitando emisiones contaminantes al medio ambiente.

Esta convocatoria de ayudas, que cuenta con un presupuesto inicial de 200.000 euros, ha tenido una gran acogida entre los consumidores, lo que pone de manifiesto que existe una creciente sensibilización de los ciudadanos en materia de protección medioambiental y ahorro energético. La cuantía individual de la subvención alcanza hasta los 500 euros, en función de las características del equipo reemplazado, lo que contribuye, también, a incentivar la actividad económica en el sector.

La línea de ayudas está gestionada por la Dirección General de Industria, que ha resuelto ya varios lotes de las subvenciones solicitadas, concediendo ayudas a un total 210 hogares, por una cuantía aproximada de 70.000 euros. En las próximas semanas se procederá a la resolución de los siguientes lotes, con la previsión de superar el medio millar de ayudas.

Cambios en las subvenciones para sustituir las calderas obsoletas en Castilla y León

Posted on

calentador

Un instalador habilitado será el único que pueda presentar la solicitud, en nombre de su cliente

La Junta de Castilla y León ha dado luz verde a las bases reguladoras de las subvenciones destinadas a sustituir calderas y calentadores individuales de más de diez años de las viviendas de la Comunidad.

En concreto, ha sido su Consejería de Empleo e Industria la encargada de comunicar sus principales cambios, con respecto a años anteriores, ya publicados en el BOCYL (Boletín Oficial de Castilla y León).

El objetivo es, tal y como detallan desde la Consejería, “conseguir la máxima seguridad de las instalaciones, especialmente de las domésticas, proporcionando un ahorro energética, además de reducir las emisiones a la atmósfera”.

Nuevos requisitos para acceder a las ayudas

  • Dado que en la sustitución de calderas y calentadores es necesaria la intervención de un instalador habilitado, este será el único que pueda presentar la solicitud por vía electrónica, en representación de su cliente.
  • No será necesario presentar previamente la documentación que acredite la titularidad de la vivienda. Ésta será sustituida por una declaración responsable, que solo se presentará cuando la Administración lo requiera para su comprobación.
  • En cuanto a la acreditación del pago, se establece que ésta no se puede realizar en metálico y que la acción subvencionada debe quedar pagada antes de solicitar la ayuda.
  • La inscripción de la instalación térmica en el Registro de Instalaciones Térmicas en los Edificios debe realizarse antes de presentar la solicitud para beneficiarse de la subvención.
  • Con respecto al equipo sustituido, la empresa instaladora deberá certificar en la memoria de la actuación realizada el tipo de equipo sustituido y el tipo de equipo nuevo que se instala.

Más datos de interés
Ante el “importante número de solicitudes” que espera la Junta, “se prevé la posibilidad de que el órgano gestor contrate la asistencia técnica de una entidad colaboradora para la gestión de las ayudas, que, tal y como matiza el Gobierno regional, “en ningún caso serán accesibles para los locales destinados a un uso distinto al de una vivienda”.

También cabe mencionar que otro de los requisitos para acceder a estas subvenciones como cliente es “ser propietario de la vivienda en la que se encuentra el equipo a sustituir, estar empadronado en Castila y León, y encontrarse al corriente de pago en el cumplimiento de las obligaciones tributarias, en materia de reintegro de subvenciones y frente a la Seguridad Social”.

Finalmente será en la convocatoria donde se fije la cuantía exacta de la subvención para cada tipo de equipo sustituido, en función del combustible y tecnología del mismo, con un máximo de 500 euros.