Eólica

La Asociación Empresarial Eólica urge acelerar los permisos de la eólica hasta lograr 2,2 GW en el mercado nacional de forma estable

Posted on

El sector eólico español, a través de la Asociación Empresarial Eólica (AEE) apoya las medidas presentadas recientemente por la Comisión Europea y advierte que los objetivos de seguridad energética, acción climática y recuperación económica, con el nuevo objetivo de un 45% de renovables para 2030, sólo se podrán alcanzar si las administraciones públicas consiguen tramitar en tiempo y forma las instalaciones de renovables.

Según AEE, “el ritmo de instalación de renovables no ha venido siendo suficiente. En la UE-27, durante 2021, se instalaron 11 GW, siendo el objetivo anual de 32 GW/año. En España, durante 2021, se instalaron 0,8 GW eólicos cuando el objetivo anual del PNIEC es 2,2 de GW, y solo 1,7 GW obtuvieron la aprobación ambiental. Si no conseguimos aumentar dicho ritmo estaremos muy por debajo del necesario para cumplir con los objetivos españoles”.

El Plan de Acción REPowerEU de la Unión Europea presentado recientemente parte de los 190 GW actuales a 480 GW en solo 8 años, de los cuales 24 GW deben ser instalados en España. Castilla y León es la principal comunidad en potencia eólica y número de parques.

Para Juan Virgilio Márquez, director general de AEE, “lograr el objetivo de instalación de 24 GW en España, necesarios para cumplir el nuevo objetivo del 45%, sólo será posible si se simplifica y acelera la tramitación de los permisos. Las administraciones tienen que conseguir acelerar los procesos lo máximo posible, ya que de ello depende el cumplimiento de los objetivos climáticos, la recuperación económica y la seguridad energética de nuestro país. No nos podemos permitir desaprovechar ni un solo proyecto eólico que se pueda poner en funcionamiento en los próximos 2 años, siempre cumpliendo las premisas de mínimo impacto ambiental.

Además, una tramitación administrativa sin un ritmo adecuado tiene un efecto directo en la cadena de suministro de la eólica existente en nuestro país, ya que condiciona el ritmo de encargos a las fábricas por parte de los promotores.

En la actualidad la industria española cuenta con una capacidad de fabricación de 4 GW al año, lo que requiere, para su permanencia futura en nuestro país, de un mercado anual estable de 2,2 GW que se complemente con el mercado de exportación.

Los 5 fabricantes de turbinas eólicas de Europa, con muchas de sus fábricas en España, están sufriendo tensiones derivadas, además de por la situación global de carestía de materias primas y los sobreprecios logísticos y retrasos en el suministro de piezas, por la falta de ritmo generalizado en la tramitación de proyectos eólicos.

España puede más que duplicar los empleos asociados al sector eólico en el 2030, con más de 67.000 trabajadores

Posted on

#WindTalent, jornada organizada por la Asociación Empresarial Eólica (AEE) en colaboración con la Escuela de Organización Industrial (EOI), nació hace 4 años como un foro para poner en común las perspectivas de talento y empleo entre el sector eólico, la Administración, las instituciones educativas, las consultoras de selección y las propias personas que querían trabajar en la eólica. El objetivo es encontrar consensos sobre los retos que hay que afrontar y construir recomendaciones entre todos.

#WindTalent se ha enfocado al análisis de las necesidades de empleo y formación hacia el mundo de la eólica offshore. Según datos de IRENA, la Agencia Internacional de Energías Renovables, hay más de 12 millones de empleos destinados a las energías renovables en el mundo. En España, solo el sector eólico emplea a más de 30.000 personas y esta cifra podrá alcanzar más de 67.000 empleos en 2030. Hay que recordar que por número de parques, aerogeneradores y potencia instalada, Castilla y León es la primera comunidad autónoma en importancia en el sector eólico español.

Los nuevos empleos se relacionan con el desarrollo, la fabricación, la construcción, la instalación y la operación y mantenimiento de parques eólicos marinos. Se espera que los trabajos de construcción y desarrollo representen la mayor parte del empleo durante la próxima década. Mientras tanto, los trabajos de operación y mantenimiento, impulsados ​​por la capacidad instalada de los parques eólicos representarán alrededor del 12% en 2025. Para 2030, la fabricación de aerogeneradores seguirá creando la mayor parte de los puestos de trabajo, representando el 54% del total.

En España, el impacto que esta industria tendrá sobre el empleo -alcanzando los objetivos de nueva potencia eólica marina establecidos para 2050, el número de empleos anuales para el periodo 2025-2050 crecerá paulatinamente y oscilará entre los 7.500 empleos anuales durante el periodo 2025-2030 hasta los 17.500 en el periodo 2045-2050.

Juan Virgilio Márquez, director general de AEE, ha destacado en la inauguración de #WindTalent que “España dispone de la cadena de valor completa del sector eólico marino y tiene la oportunidad de convertirse en un hub industrial y de desarrollo tecnológico especialmente de la tecnología flotante. Esto permitirá contribuir a alcanzar los objetivos energéticos y climáticos establecidos por el país, implicando un impacto macroeconómico positivo derivado de la creación de empleo cualificado, el aumento de las exportaciones y el crecimiento del PIB nacional”. La eólica marina generará empleo de alta cualificación. “Estos empleos se sumarán a los que el propio sector eólico ya viene consolidando año a año en actividades distintas de la eólica marina”, ha indicado Márquez.

Castilla y León instaló 155,4 Mw de eólica en 2021 y se mantiene como líder nacional con 6.403 Mw

Posted on

España ha incrementado la potencia eólica en 842,6 MW en 2021, sumando un total de 28.138 MW eólicos instalados. Una cifra que contribuye a la búsqueda de la senda de la seguridad energética en Europa, según datos de la Asociación Empresarial Eólica (AEE). España es el segundo país europeo por potencia eólica instalada tras Alemania. La potencia eólica en Europa se concentra en 5 países: Alemania, España, Reino Unido, Francia y Suecia. En 2021, España ha sido el noveno país europeo que más potencia eólica ha instalado.

La Asociación Empresarial Eólica (AEE) presentó las cifras de la nueva potencia eólica instalada en 2021 en el marco de la jornada ‘La Eólica y el Mercado’, un análisis de la integración económica de esta tecnología en el suministro eléctrico.

La potencia eólica instalada en España alcanza los 28.138,1 MW con 842,61 MW nuevos en 2021. En relación a la aportación de las tecnologías renovables, la eólica ha aportado el 49,23% del total, siendo la primera tecnología de las renovables, seguida de la hidráulica (26,19%) y la fotovoltaica (16,88%).

En España, la energía eólica tiene presencia en prácticamente todas las comunidades autónomas, exceptuando Madrid, Ceuta y Melilla. Durante 2021, las comunidades autónomas que más eólica han instalado han sido Aragón (275,7 MW), seguida de Castilla y León (155,4 MW), Asturias (126 MW), Canarias (104,4 MW), Galicia (68,9 MW), Castilla-La Mancha (68,7 MW) y Andalucía (43,5 MW). Por su potencia eólica total instalada, Castilla y León se mantiene en primer lugar con 6.403 MW, seguido de Aragón (4.435,4 MW) y Castilla-La Mancha (3.954 MW).

En total, en España hay 1.298 parques eólicos, con 21.574 aerogeneradores instalados. Contamos con más de 250 centros de fabricación presentes en dieciséis de las diecisiete comunidades autónomas. En relación a la potencia total instalada acumulada en España, los fabricantes de aerogeneradores que lideran el ranking son Siemens Gamesa, Vestas, GE, Nordex-Acciona WindPower y Enercon. En España contamos con el 100% de la cadena completa de suministro dedicada al mercado nacional y a la exportación.

Las cinco empresas promotoras que más megavatios eólicos han instalado a lo largo de 2021 han sido Iberdrola, Copenhagen Infraestructure Partners (CIP), Arjun Investment Partners, EDPR y Enel Green Power.

España se sitúa como noveno país en el ranking de países que mayor potencia eólica han instalado en Europa en 2021. Actualmente, la energía eólica en Europa produce más del 18% de la electricidad que se consume en el continente y la potencia eólica instalada se concentra en cinco países, siendo España el segundo país con mayor potencia eólica.

En enero de este año, la eólica ahorró 849 millones de euros al consumidor en España. Un nuevo aerogenerador de 5 MW, que funciona 3.000 horas equivalentes al año, evita la importación de 30.000 MWh térmicos de gas, lo que al un precio de referencia de 200 €/MWht, supone 6 millones de euros de ahorro para el consumidor. Por cada aerogenerador que no se instala a tiempo, perdemos la oportunidad de sacar del pool energía fósil y dedicar esos 6 millones de euros al conjunto de la economía española. Además, se pierde la oportunidad de generar empleo para la construcción de los parques y la fabricación de los componentes.

Capital Energy, Emobi Industries y Sodical firman un acuerdo estratégico para impulsar la reindustrialización de El Bierzo

Posted on

Emobi Industries crearía, en los próximos años, hasta 800 puestos de trabajo directos en su fábrica de La Llanada (Ponferrada)

La compañía energética Capital Energy, Emobi Industries y la Junta de Castilla y León han firmado un acuerdo que «consolida su compromiso» con el desarrollo socioeconómico de la comunidad autónoma y y que pretende impulsar la «reindustrialización» de la comarca leonesa de El Bierzo.

Al acto de la firma del acuerdo, que se ha celebrado en la sede de Sodical, en Valladolid, han asistido la directora general de Sodical, Carmen Sanz; el director regional de Capital Energy en Castilla y León, Víctor Fernández; el CEO de Emobi Industries, Miguel Ángel Díaz, y el director general de esta empresa, Guillermo Bergareche.

Así, las citadas compañías y la Junta -a través de su sociedad de inversión y revitalización industrial y empresarial Sodical- han suscrito un acuerdo estratégico para «impulsar» la reindustrialización de El Bierzo, que situará a las energías renovables como «eje vertebrador» de la dinamización económica, social y empresarial de una comarca «fuertemente afectada» por el cierre de la minería y de las centrales térmicas.

Con este convenio, el grupo energético se compromete a «fomentar» entre los proveedores de sus instalaciones en Castilla y León la compra de torres eólicas fabricadas por la empresa berciana, participada por la Junta de Castilla y León, a través de Sodical, según ha informado la empresa energética.

En una fase inicial, Capital Energy «priorizará» la experiencia de Emobi Industries en la fabricación de esta parte fundamental de los aerogeneradores, ámbito en el que espera convertirse en un «referente internacional», tras la adquisición de la fábrica de la Llanada, en Ponferrada.

Además, según los términos del convenio, Capital Energy y Emobi Industries se comprometen a «explorar nuevas vías de colaboración».

Entre estas destacan la firma de futuros acuerdos de compraventa de energía renovable (PPAs) y la puesta en marcha de soluciones de autoconsumo, almacenamiento e hidrógeno verde en los centros industriales, instalaciones o fábricas de la berciana.

El director regional de Capital Energy en Castilla y León, Víctor Fernández, ha señalado que «este nuevo acuerdo constata no solo nuestra confianza en el excelente tejido industrial y empresarial de la región, sino nuestro deseo de convertirnos en motor del desarrollo socioeconómico de la comunidad, en general, y de El Bierzo, en particular».

CASTILLA Y LEÓN, «PUNTA DE LANZA» DEL PROYECTO

Castilla y León es la «punta de lanza» del proyecto de energías limpias de Capital Energy. Por esta razón, la empresa desarrolla 46 proyectos renovables en la comunidad, que suman una potencia instalada conjunta superior a los 3.300 megavatios (MW), más de 2.800 magavatios eólicos y cerca de 500 megavatios solares. La construcción de toda esta cartera implicaría una inversión global de más de «3.000 millones de euros, la creación de casi 11.000 puestos de trabajo directos, una aportación fiscal de más de 60 millones en la fase de construcción y una contribución al PIB de 850 millones», según han adelantado las mismas fuentes.

La eólica lidera la generación eléctrica en España con más del 23% de la producción encabezada por Castilla y León, Aragón y Castilla-La Mancha

Posted on

El año 2021 ha sido un año de hitos importantes para la energía eólica en España. El más destacado es que la eólica es la primera fuente de generación eléctrica en España. Según la Asociación Empresarial Eólica (AEE), Las cifras de cierre de 2021 destacan que la tecnología eólica ha registrado más de un 23% del total de la producción en nuestro país, liderando así el mix de generación nacional. Además, la eólica es también la tecnología del sistema energético español con mayor potencia instalada (28.073 MW, datos provisionales de REE).

El conjunto de las renovables ha logrado su mejor registro produciendo en 2021 más del 46% de toda la electricidad en nuestro país, casi un 10% más que el año pasado.

Dos nuevos récords alcanzados por la eólica en 2021: El 8 de diciembre, la energía eólica superó por primera vez en la historia los 20.000 MW de generación instantánea. Concretamente alcanzó a las 13:34 los 20.130 MW. El 29 de diciembre a las 3:03 horas, la eólica cubrió el 83,6% de la demanda peninsular.

Las comunidades autónomas con mayor potencia eólica instalada en España son Castilla y León, Aragón y Castilla La Mancha. España es el segundo país europeo por potencia eólica instalada tras Alemania, y el quinto país en el mundo tras China, Estados Unidos, Alemania e India.

El sector eólico es clave para cumplir con los objetivos del PNIEC y alcanzar un 42% del consumo de energía procedente de renovables en 2030 y pilar fundamental para la Transición Energética. En España, con más de 1.260 parques eólicos y 250 centros industriales en España, da empleo a más de 27.600 profesionales, contribuyendo al PIB español con 3.106,4 millones de euros, lo que equivale a un 0,30% (datos del Estudio Macroeconómico del Sector Eólico de AEE 2020).

En 2021 se celebraron dos subastas de renovables, en concreto en enero y en octubre, siendo el total de la nueva potencia subastada para la eólica de 3.256 megavatios. La eólica fue la tecnología que más potencia se adjudicó en estas subastas, con precios medios respectivamente de 25,31 €/MWh y 30,18 €/MWh.

Con estos nuevos megavatios se generará electricidad autóctona y libre de emisiones para 2,5 millones de hogares, y se aumentará la generación renovable actual en un 8,2%, además de que los proyectos adjudicados a la eólica supondrán una inversión superior a 2.500 millones de euros.

La eólica es la tecnología que más ha incrementado su aportación de energía limpia, evitando la emisión a la atmósfera de más de 28,5 millones de toneladas de CO2. Gracias principalmente al incremento de la generación eólica, las emisiones de CO2 del sector eléctrico español peninsular alcanzaron un nuevo mínimo histórico, situándose en un 46,8% por debajo de las emisiones de 1990. La electricidad fue más limpia que nunca con un contenido medio de 138 grCO2/kWh frente a los 400 grCO2/KWh de 1990 y los 285 grCO2/kWh.

La eólica se convierte en la primera fuente de energía eléctrica del país

Posted on

Según los datos de Red Eléctrica, este año las instalaciones de energía eólica ya han producido más de 56.000 GWh. Es su cifra más alta desde el récord de 2013, cuando ya superó los 54.000 GWh, sólo que todavía le queda parte del mes de diciembre para seguir subiendo. La cifra le basta para superar a la que hasta ahora ha sido la mayor fuente de generación de energía para consumo eléctrico en España, la nuclear. Este año ha producido ya 50.834 GWh y, salvo cambio radical, terminará por detrás de la éolica en generación.

 Este resultado está impulsado por comunidades como Castilla y León, líder en generación renovable de energía. El año pasado alcanzó los 12.576.042 GWh de eólica, un 20% de la producción nacional, cifra que este año superará previsiblemente.

Con este aumento de la eólica y el crecimiento de la solar, las energías renovables pesan cada vez más en la producción energética. Este año la energía producida en centrales hidroeléctricas se ha reducido por la falta de agua en algunas cuencas y si esta fuente superó los 34.000 GWh hace tres años, este 2021 no llegará a ese nivel. La energía solar fotovoltaica ya ha superado los 20.000 GWh en lo que va de año, el doble que en 2019, y su crecimiento es exponencial. Entre todas las renovables firman un año histórico por encima de los 113.000 GWh.  

De este modo, la generación de electricidad está a punto de alcanzar el equilibrio ‘verde’. Según los datos de Red Eléctrica, las energías renovables suman este año el 47% de la generación eléctrica por un 53% de las no renovables. Eólica, hidráulica y solar no habían estado nunca tan cerca de igualar el peso en la generación eléctrica de nucleares, ciclo combinado (gas) y cogeneración.

Castilla y León acelera para atraer a buena parte de los 2.258 Mw eólicos de la última subasta

Posted on

La potencia total eólica adjudicada la última subasta del Ministerio de Transición Ecológica ha sido de 2.258 MW a un precio medio de 30,18 €/MWh. Esta cantidad de megavatios se suma a los 998 MW asignados en la subasta de enero de 2021. Todos ellos deberán ser puestos en operación antes de octubre de 2024 y suponen un precio medio ponderado de la electricidad de 28,67 €/MWh.

Según los cálculos de la Asociación Empresarial Eólica (AEE), los proyectos adjudicados a la eólica supondrán una inversión superior a 2.500 millones de euros, ayudando a mantener los más de 30.000 puestos de empleo de valor añadido con desarrollo profesional, trayectoria, versatilidad y poder adquisitivo competitivo.

AEE considera que el resultado de la subasta es un paso importante para el avance hacia el cumplimiento del PNIEC. El resultado de la subasta sin duda ha estado influenciado por ciertos aspectos y no está exento de retos.

Por un lado, la coyuntura actual regulatoria en el sector, junto con la situación preocupante en la tramitación administrativa de los proyectos y la exigencia de unos plazos menores para la puesta en marcha han condicionado la toma de decisión por parte de las empresas, exigiendo análisis de riesgo/oportunidad complejos. Por otro lado, la situación de mayores precios en las materias primas y la logística también han influido suponiendo un impacto directo en las ofertas y, por tanto, en el precio final. Todo ello ha tenido que ser considerado en las diferentes estrategias empresariales.

Esta subasta es el segundo paso de un conjunto de seis subastas ya planificadas y aprobadas por el Gobierno hasta 2025 con unos cupos mínimos anuales por tecnología. Adicionalmente a la subasta, para poder cumplir con el ritmo anual de incorporación de 2,2 GW de potencia eólica establecido en el PNIEC, se deben potenciar otros esquemas de inversión como PPA o directamente merchant con coberturas, garantizando entornos de confianza y estabilidad para los inversores.

Según la AEE, un aspecto clave que condiciona claramente las subastas es el avance en la tramitación administrativa de los proyectos. Viendo el ritmo de avance actual en el desarrollo de los proyectos, el objetivo de alcanzar 40 GW de eólica para 2025 está en riesgo si no se simplifica, agiliza y fortalece la capacidad de tramitación administrativa por parte las administraciones.

La industria eólica cuenta en España con el 100% de la cadena de valor, desarrollada en más de 250 centros industriales repartidos en todas las comunidades autónomas. Dicha cadena de suministro se encuentra en la actualidad sometida a tensiones económicas en un mercado global en el que opera, por lo que disponer de un mercado local, de una dimensión comparable a la capacidad industrial eólica de nuestro país, que cuente con mecanismos que ayuden a ganar estabilidad y confortabilidad industrial, es también una prioridad. Los 2.258 MW adjudicados equivalen a aproximadamente 450 aerogeneradores, lo que implica una carga de trabajo inferior a la capacidad de la industria eólica en España, que está cercana a los 4.500 MW/año.

Actualmente, la eólica cuenta con 27.400 MW instalados y el objetivo para 2030 para la eólica terrestre y offshore es de 50.333 MW. Castilla y León lidera la potencia instalada en el sector eólico en toda España.

Castilla y León, con 267 parques, cubre el 87,7% de su demanda energética con eólica

Posted on

La energía eólica producida en Burgos, Soria y Palencia podría abastecer todos los hogares de Madrid

Castilla y León es la comunidad donde la energía eólica tiene un mayor peso. El 87,7% de la demanda eléctrica de la región es cubierta por este tipo de energía limpia, según el Anuario 2021 de la Asociación Empresarial Eólica. La diferencia con el resto de las regiones es importante, incluso con las que la acompañan en el pódium. Castilla-La Mancha cubre un 70% de su demanda y La Rioja es tercera con el 57.2%.

Con sus 267 parques eólicos, tiene una cuota de mercado del 23% y acumula, a cierre de 2020, una potencia total generada de 6.300 MW, casi el doble que la siguiente, teniendo una potencia eólica instalada de 216MW.

Por provincias, tres de las que generaron más energía eólica en 2020 son de Castilla y León. Se trata de Burgos, tercera, Soria, séptima y Palencia en el número 10. Entre las 3 suman 8,5 TWh. Esto supone que estas tres provincias podría abastecer a casi 2,5 millones de hogares (se calcula que un TWh cubre 285.00 hogares).

La cifra es más impactante si las ponemos en contexto con su población. Según los datos del INE entre las 3 provincias suman 254.400 hogares, lo que significa que solo con su energía eólica podrían autoabastecerse 10 veces. También podrían abastecer casi en su integridad a los 2.621.000 de hogares de la Comunidad de Madrid.

El informe de la patronal señala que la eólica cubre el 21,9% de la demanda de electricidad, generando el 0,35% del PIB nacional. España es el tercer exportador del mundo, tras Dinamarca y Alemania, con 1.265 parques eólicos instalados en 1.037 municipios y un total de 21.419 aerogeneradores.

La Junta prevé la instalación de dos gigavatios eólicos y otros dos de energía fotovoltaica en la Comunidad hasta el final de la legislatura

Posted on

La Comunidad produjo el 56,46 % de electricidad renovable de todo el país en 2020

La Junta de Castilla y León prevé un incremento de la potencia de energías renovables ligeramente superior a los 4.000 megavatios. El compromiso de instalación de energías limpias para esta legislatura fija un crecimiento de la energía fotovoltaica de 2.000 megavatios, pasando de los 5.600 MW instalados en 2019 a 7.600 MW en 2023; y otros tantos en la instalación de potencia eólica, pasando de la potencia en 2019 de 500 MW a los 2.500 en 2023. Asimismo se preveía un incremento en la potencia eléctrica de biomasa forestal de 50 MW que en estos momentos ya están instalados, en concreto, con la puesta en funcionamiento de una planta de producción eléctrica en Cubillos del Sil (León).

En la actualidad se ha avanzado en este incremento de la potencia eléctrica renovable, siendo en estos momentos 6.289 MW los instalados de potencia eléctrica eólica y 883 MW la potencia instalada de solar fotovoltaica.

Autoconsumo fotovoltaico
Por otra parte, la Consejería de Economía y Hacienda está impulsando el desarrollo del autoconsumo fotovoltaico. En lo que va de 2021, la Comunidad ha instalado 21 MW de potencia fotovoltaica de autoconsumo. Esta cifra, pequeña en comparación con las otras renovables, supone sin embargo triplicar la instalación de paneles solares para producción eléctrica en casa particulares respecto de 2020.

Este incremento en la instalación de potencia eléctrica apunta a la importancia de un sector con un enorme potencial en la Comunidad. La Consejería de Economía y Hacienda está impulsando dos grupos de trabajo en la Mesa de Autoconsumo para analizar los aspectos fiscales y las bonificaciones asociadas a las inversiones en estas instalaciones, así como la formación técnica de los instaladores. Asimismo, en el último año se ha trabajado con los grupos de comunicación, normativa eléctrica y municipios, analizando cuestiones vinculadas con la tramitación administrativa desde el punto de vista medio ambiental, urbanístico, eléctrico y de seguridad industrial.

Aumento de producción eléctrica en 2020
La producción bruta de energía eléctrica en Castilla y León experimentó un destacado incremento del 13,88 % en 2020, año de especial incidencia de la pandemia causada por el COVID-19. Este aumento destaca frente al descenso de producción bruta eléctrica a nivel nacional, que desciende un 3,34 %. El incremento de la producción de electricidad de la Comunidad se debe entre otras causas a una destacada presencia de producción de energías renovables en la Comunidad, cuyo peso ha hecho que más del 56 % de la producción de renovables en España corresponda a Castilla y León con su aportación de energía a través de la gran hidráulica, con el 25,26 % de la producción nacional; eólica, en la que la Comunidad es líder en potencia instalada de toda España, con casi el 23 % del total nacional; y de una aportación creciente al sistema eléctrico de la fotovoltaica que ha sumado el 7,29 % de la producción del Estado.

Asimismo, el consumo eléctrico durante la pandemia se ha incrementado un 3 % en los hogares, que pasa de los 2,9 millones de MWh en 2019 a los 3 millones de MWh de 2020, como consecuencia de los periodos de confinamiento a los que hay que sumar la actividad relacionada con el teletrabajo. Por el contrario el consumo eléctrico de uso industrial y servicios descendió un 8,5 % debido a las mismas causas. Como consecuencia el consumo total eléctrico de Castilla y León descendió, en el periodo indicado, un 5,8 % descenso muy similar al que se produce en España que desciende un 5,1 %.

Nueva Estrategia Energética 2021-2030
La Consejería de Economía y Hacienda está redactando la Nueva Estrategia de Eficiencia Energética de Castilla y León 2021-2030. Los trabajos están muy avanzados en el Ente Regional de la Energía (EREN) en total consonancia Plan Nacional Integrado de Energía y Clima 2021-2030 (PNIEC). La tramitación de esta nueva estrategia de Castilla y León se realizará en el segundo semestre de este año.

Las principales directrices de esta nueva estrategia de Comunidad están en consonancia con los criterios del PNIEC, y a su vez con las directrices de la Unión Europea en el horizonte de 2030 en desarrollo de renovables y reducción de emisiones de efecto invernadero. Así el PNIEC, establece que los objetivos a alcanzar en una década son: llegar a un 23 % de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) respecto a 1990; alcanzar un 42 % de renovables en el uso final de la energía, cifra que duplica el 20 % del año 2020; llegar a un 39,5 % de mejora de eficiencia energética en la próxima década y contar con un 74 % de presencia de energías renovables en el sector eléctrico, en coherencia con una trayectoria hacia un sector eléctrico 100 % renovable en 2050.

La energía eólica de la provincia de Burgos produce más del doble de lo que se consume

Posted on

Por primera vez desde que hay registros, la producción mediante energía eólica en la provincia de Burgos durante el año 2020 fue más del doble de toda la electricidad que consumieron los domicilios y empresas burgalesas.

Son datos procedentes del avance anual que elabora el Ente Regional de la Energía (EREN) de la Junta de Castilla y León y que consolidan a la provincia de Burgos como la principal potencia eólica de la Comunidad Autónoma. Un tercio de toda la electricidad producida por el viento procede de la provincia, seguida a bastante distancia por Soria y Palencia.

De los 12,8 millones de megavatios hora que produjeron los molinos durante el año 2020, 4.581.907 procedieron de Burgos. Es la primera vez que se superan los 4,5 millones, récord histórico que tiene como resultado duplicar los 2,27 de consumo eléctrico total en la provincia a lo largo del pasado ejercicio.

Este último dato, en cualquier caso, se resintió claramente a causa de la pandemia. De los 2,42 millones de megavatios hora en 2019 se pasó a los mencionados 2,27, debido a la caída del consumo industrial, mientras que el doméstico creció. La larga crisis del coronavirus aparece como el factor diferencial, al provocar muchas más horas de gasto en casa y menos en el trabajo.