Sin categoría

Los molinos de viento instalados en Castilla y León producen casi uno de cada cuatro megavatios generados en España

Posted on

Mientras el consumo de electricidad cayó un 5,8 por ciento en Castilla y León en el año de la pandemia, motivado sobre todo por el descenso de la demanda de energía por parte del sector industrial y servicios, la producción bruta de energía eléctrica mantuvo en 2020 un buen comportamiento. Castilla y León generó un total de 25,7 millones de megavatios hora (MWh), lo que supuso un 13,8 por ciento más que el ejercicio anterior.

De ese total, la energía eólica supuso la mitad de la producción, al sumar 12,8 millones de MWh, seguido de la hidráulica (33,2 por ciento, con 8,5 millones), la térmica (12,4 por ciento, con 3,2 millones) y la solar (4,3 por ciento, con 1,1 millones de megavatios hora). Un incremento que con el descenso del 3,3 por ciento experimentado el año pasado en el conjunto de España, hasta los 257,8 millones de MWh.

La comunidad genera casi uno de cada cinco megavatios de las energías limpias en España. En concreto, los 12,8 millones de MWh producidos por los molinos de vientos instalados en Castilla y León suponen el 23 por ciento del total del país. Un porcentaje que se queda en el 7,2 por ciento en el caso de la energía solar.

Además, las centrales hidráulicas de la comunidad generan uno de cada cuatro megavatios a nivel nacional. Del total de 33,8 millones de MWh en el país, 8,5 millones proceden de la autonomía. La energía hidráulica de nuestra región se disparó un 54,8 por ciento al pasar de 5,4 a 8,5 millones de MWh., gracias a las abundantes precipitaciones.

Sin embargo, el aumento en las energías limpias llega a compensar la producción que generaban la central nuclear de Santa María de Garoña y las centrales térmicas de carbón que han venido cerrando. Aunque Castilla y León es un territorio con superávit, puesto que la producción de energía eléctrica es casi 2,5 veces superior al consumo.

Capital Energy avanza en el desarrollo de 210 MW eólicos en Burgos, con una inversión de 178 millones

Posted on

La Dependencia de Industria y Energía de la Subdelegación del Gobierno en Burgos ha anunciado que somete a información pública las solicitudes de autorización de sus parques eólicos Cerevil y Cerecol. Enclavados en la provincia de Burgos, contarán con una potencia instalada de 153 y 59,5 megavatios (MW), respectivamente, e implicarán la inversión conjunta de alrededor de 178 millones de euros.

Los 39 aerogeneradores de estas instalaciones renovables de Capital Energy -28 de Cerevil y 11 de Cerecol- serán capaces de suministrar casi 613.000 megavatios hora (MWh) de energía limpia al año, equivalentes al consumo de más de 254.000 hogares burgaleses, y evitarán la emisión anual a la atmósfera de unas 245.000 toneladas de CO2.

Ubicados en 14 términos municipales – Merindad de Río Ubierna; Rublacedo de Abajo; Valle de las Navas; Hurones; Villayerno; Morquillas; Burgos; Monasterio de Rodilla; Fresno de Rodilla; Santa María del Invierno; Santa Olalla de Bureba; Castil de Peones; Quintanavides y Alcocero de Mola-, la construcción de estos parques propiciará la creación de más de 1.200 puestos de trabajo durante los periodos punta de su construcción. Además, en la fase de operación y mantenimiento dará empleo permanente a más de 20 profesionales de la zona.

Asimismo, ambas instalaciones tendrán un impacto económico anual en las arcas regionales (canon eólico) y locales (IBI e IAE), así como a través de los contratos de arrendamiento, de casi 900.000 euros. A esta cuantía recurrente se suma el pago puntual del ICIO, que ascenderá a más de 5,3 millones de euros.

Capital Energy ya tiene una oficina en Valladolid, en la que desarrolla su labor una decena de profesionales, y se encuentra en fase de apertura de oficinas adicionales en varias ciudades de Castilla y León, donde trabajarán vecinos de los municipios donde la compañía está impulsando sus proyectos de energías renovables.