ahorro energético

La Agencia de la Energía de Ávila participó en una reunión del proyecto Pentahelix en Bélgica para el ahorro energético

Posted on

pentahelix

La Agencia Provincial de la Energía (APEA) ha participado en la reunión de socios del proyecto Horizonte 2020 Pentahelix, celebrada en la localidad belga de Mechelen.

El proyecto tiene por objetivo ayudar a los municipios a participar en la iniciativa europea Pacto de Alcaldes, una red mundial de ayuntamientos con planes de acción energética e implementan medidas de ahorro energético y de mitigación de los efectos del cambio climático y el uso de energías renovables.

Este proyecto, aprobado por la Comisión Europea, cuenta con un presupuesto total de casi dos millones de euros y participan 11 socios, entidades públicas y ongs de Croacia, Letonia, Bélgica, Noruega y como representantes españoles el Ente Regional de la Energía de Castilla y León y la Agencia Provincial de la Energía de Ávila (APEA). Todos con el objetivo común de identificar las barreras que tienen los municipios, para implantar medidas de ahorro energético y acciones que ayuden a evitar los efectos producidos por el cambio climático.

La APEA está realizando un estudio en siete municipios de Ávila, cada uno con un tramo de habitantes, que luego podrá utilizarse como modelo para los que quieran sumarse a la iniciativa.

A partir de ese estudio, se pondrán medidas en los ayuntamientos que ayuden a consumir energía de manera más eficiente, a utilizar las energías renovables y comunicar a los ciudadanos todas estas medidas. También se persigue que los municipios que lleven a cabo estas acciones se sumen a la iniciativa europea ‘Pacto de Alcaldes’, que es una red de ayuntamientos a nivel europeo comprometidos con el ahorro de energía y el uso de energías renovables autóctonas.

El Ente Regional de la Energía de Castilla y León trabajará con los grandes municipios de la Comunidad para llevar a cabo esas mismas acciones. Hasta el momento se han sumado los ayuntamientos de Salamanca y Palencia.

La Junta convoca las ayudas a la rehabilitación de edificios por un importe de 4,6 millones de euros

Posted on

DCIM100MEDIA

La Consejería de Fomento y Medio Ambiente convoca por segundo año las ayudas para la mejora de la eficiencia energética y sostenibilidad y para la mejora de la seguridad y accesibilidad por un importe de 4.586.490 euros, dentro del programa comprometido para el periodo 2018-2021 de Ayudas a la Rehabilitación de Edificios y la Regeneración Urbana. Las ayudas pueden ser solicitadas hasta el 3 de julio. Estas convocatorias se completarán, este mismo año, con las ayudas a la Regeneración Urbana, con una cuantía que ascenderá a otros 4,4 millones.

El Boletín Oficial de Castilla y León publica hoy dos convocatorias de subvenciones que se enmarcan en el programa de Ayudas a la Rehabilitación de Edificios y la Regeneración Urbana 2018-2021, dotado con 36,7 millones de euros. Las líneas de ayudas convocadas hoy están destinadas a la mejora de la seguridad y accesibilidad de las viviendas y a la mejora de la eficiencia energética y la sostenibilidad de las mismas. La primera está dotada con 2.833.245 euros y la segunda, para la mejora de la eficiencia energética, cuenta con un presupuesto de 1.753.245 euros, lo que hace un total de casi 4.6 millones de euros. Del total previsto para estas convocatorias, al menos una cuarta parte se destinará a los municipios.

Los beneficiarios de las ayudas, en ambos casos, serán las comunidades de propietarios, las agrupaciones de comunidades de propietarios y las personas físicas que sean propietarias de una vivienda unifamiliar aislada o agrupada en fila, siempre y cuando los ingresos de la unidad de convivencia residente no excedan cinco veces el IPREM.

En el caso de las ayudas para la mejora de la accesibilidad, podrán optar también los propietarios y arrendatarios de viviendas situadas en edificios de tipología residencial colectiva cuando en ellas resida una persona con discapacidad o mayor de 65 años.

Entre las actuaciones subvencionables recogidas en el Plan 2018-2021 se incluyen obras de accesibilidad en el interior de la vivienda, la reducción de la concentración de radón, instalación de puntos de recarga de vehículos eléctricos en aparcamientos y la instalación de fachadas y cubiertas vegetales, entre otras.

El plazo para ejecutar la obra será de 24 meses, ampliable a 26 para actuaciones de mejora de la eficiencia energética que afecten a 40 o más viviendas.

Los beneficiarios justificarán la subvención aportando una memoria con las actuaciones de rehabilitación realizadas, acompañada de fotografías, licencia municipal o declaración responsable y certificados de inicio y final de obra, así como la memoria económica que justifique el coste de las actuaciones de rehabilitación realizadas.

Las ayudas a la Rehabilitación y Regeneración Urbana están orientadas a fomentar la cultura de la rehabilitación en Castilla y León y a la recuperación y revitalización del patrimonio inmobiliario y residencial de los núcleos urbanos y rurales. Estas subvenciones se enmarcan en el consenso con los agentes sociales y económicos, plasmados en el Acuerdo del diálogo Social de 15 de febrero de 2018 para el desarrollo de la política de vivienda 2018-2021, así como en la colaboración entre administraciones, a través del nuevo Plan Estatal de Vivienda 2018-2021.

La resolución de las convocatorias del año 2018 permitirá rehabilitar un total de 1.229 viviendas en toda la Comunidad, 196 de las cuales se ubican en el medio rural, con una inversión total que supera los 14 millones de euros.

Castilla y León recibirá 19 millones de euros en ayudas para proyectos de eficiencia energética en municipios

Posted on

El Gobierno amplía en 507 millones las ayudas de fondos Feder para financiar la ejecución de proyectos singulares de ahorro y eficiencia energética en edificaciones e infraestructuras municipales, como por ejemplo, alumbrado urbano, movilidad urbana sostenible y promoción de energías renovables en los municipios

farolas led

El Gobierno, a propuesta del Ministerio para la Transición Ecológica, ha aprobado un Real Decreto por el que se amplía en 507 millones de euros el presupuesto de las ayudas que destina el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder) para la ejecución de actuaciones que favorezcan el paso a una economía baja en carbono en municipios y ciudades.

Con la ampliación presupuestaria de las ayudas de fondos Feder, el Programa de Desarrollo Urbano Sostenible (DUS) pasará a contar con una financiación total de 987 millones de euros, repartidos entre las comunidades y ciudades autónomas y alcanzan, así, la cifra programada para el periodo 2014-2020 en el Programa Operativo Feder Plurriregional de España, informó el Ministerio para la Transición Ecológica.

Con más de 500 proyectos financiados desde 2014, el programa DUS, coordinado en España por el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDEA), ha conseguido un alto grado de participación en todo el territorio nacional, aunque algunas autonomías todavía no han alcanzado todo el potencial de ejecución de proyectos para el periodo 2014-2020 y, por esta razón, los 507 millones adicionales, que se suman a los 480 millones ya movilizados en el Real Decreto 616/2017, están especialmente destinados a estas regiones.

De esta manera la nueva partida se destina a esas regiones que no han alcanzado todo el potencial de ejecución de proyectos: Extremadura, Andalucía, Murcia, Castilla-La Mancha, Canarias, Melilla, Galicia y Comunidad Valencia. En el resto de regiones la convocatoria permanece abierta con los fondos ya asignados en el real decreto inicial, ya que hay aún algunas comunidades autónomas que no han agotado sus presupuestos y pueden continuar solicitando ayudas.

Distribución territorial de las ayudas
Con este aumento, la distribución territorial del programa DUS, establecida en el Programa Operativo FEDER Plurriregional de España, se reparte de la siguiente forma:

– Euskadi: 4.553.547 euros
– Catalunya: 23.312.931 euros
– Galicia: 154.508.117 euros
– Principado de Asturias: 12.406.476 euros
– Cantabria: 1.907.655 euros
– La Rioja: 961.727 euros
– Comunitat Valenciana: 120.503.322 euros
– Aragón: 4.356.925 euros
– Comunidad Foral de Navarra: 1.305.556 euros
– Illes Balears: 6.230.849 euros
– Comunidad de Madrid: 16.614.327 euros
– Castilla y León: 18.882.741 euros
– Ceuta: 1.501.070 euros
– Extremadura: 39.302.758 euros
– Andalucía: 417.813.609 euros
– Región de Murcia: 29.702.103 euros
– Castilla-La Mancha 95.976.171 euros
– Canarias: 35.141.178 euros
– Melilla: 2.172.480 euros
– TOTAL 987.153.542 euros

Renovación de alumbrado público, autoconsumo y rehabilitación energética
En total, y teniendo en cuenta los proyectos presentados, un total de 713,5 millones se destinará a medidas de ahorro y de eficiencia energética en edificaciones e infraestructuras, sobre todo renovaciones de instalaciones de alumbrado municipal y rehabilitación energética de edificios y dotaciones públicas; 121,6 millones se dirigen a iniciativas de movilidad urbana sostenible; y casi 152 millones a la promoción de energías renovables, incluyendo instalaciones de autoconsumo.

Hasta el momento, y entre otras actuaciones, se ha impulsado la renovación de instalaciones de alumbrado público exterior por luminarias de tecnología Ledcon ahorros energéticos, en algunos casos, por encima del 80 %; se han desarrollado actuaciones de mejora de la movilidad urbana; y se han promovido instalaciones basadas en energías renovables para autoabastecer dotaciones municipales como colegios y polideportivos.

El Hospital Universitario Río Hortega de Valladolid, ejemplo de energía verde

Posted on

Aumentar la eficiencia energética en el sector sanitario, objetivo del proyecto LIFE Smart Hospital

hospital rio hortega
Hospital Universitario Río Hortega de Valladolid

El objetivo principal del proyecto LIFE SMART Hospital es aumentar la capacidad de adaptación de los Hospitales al cambio climático mediante el desarrollo de planes de actuación basados en mejores prácticas disponibles, formación a medida, y potencial de replicabilidad de la experiencia.

Estos planes de actuación contienen varias estrategias integrales, en forma de demostradores, que se vertebrarán en torno a tres ejes: energía, agua y residuos, dirigidas a reducir la huella climática del hospital y avanzar hacia la neutralidad de las emisiones de carbono.

Esta experiencia demostradora se ha llevado a cabo en el Hospital Universitario Río Hortega de Valladolid, donde se ha logrado reducir en 756.116 kWh/año el consumo de energía eléctrica y 736.553 kWh/año el consumo térmico, evitando en total la emisión de 455 toneladas equivalentes de CO2.

Por los resultados obtenidos en el Hospital Río Hortega, el proyecto ha sido nominado junto a otros nueve finalistas al premio de mejor proyecto del programa LIFE, de la Comisión Europea, en el año 2019. Para seleccionar a la iniciativa vencedora, se ha abierto un proceso de votación pública que permanecerá abierto a todos los ciudadanos europeos hasta el 16 de mayo.

El proyecto se inició en octubre de 2014 con un presupuesto total de 1,8 millones de euros y llegaba a su fin en noviembre de 2017. Como consecuencia de la aplicación de las actuaciones contempladas en el proyecto, el centro sanitario vallisoletano ha obtenido unos ahorros del 42% en el consumo de energía eléctrica, del 4% en energía térmica y del 16% en el consumo de agua, pasando a ser uno de los centros médicos más sostenibles de España.

Uno de los tres ejes de actuación del proyecto LIFE Smart Hospital es el de la energía. En este ámbito, el objetivo principal ha sido aumentar la eficiencia energética según las normativas europeas. Para ello, en el HURH se han desarrollado actuaciones en los ámbitos de la iluminación, la ventilación en quirófanos, el rendimiento de las calderas y la ventilación y climatización de las zonas comunes.

Como resultado de estas actuaciones, se ha logrado reducir en 756.116 kWh/año el consumo de energía eléctrica, lo que supone un ahorro global del 42%, equivalente a 87.104 euros. Este ahorro ha evitado la emisión a la atmósfera de 270 toneladas equivalentes de CO2.

Estrategia de replicación de experiencias
Los tres años de investigación del proyecto LIFE Smart Hospital han dado lugar a un Manual de Buenas Prácticas y a una herramienta online gratuita para evaluar la sostenibilidad de los hospitales.

Esta aplicación, llamada Módulo E-learning, consiste en un cuestionario que plantea preguntas sencillas sobre el uso de la energía, el agua y los residuos en los centros sanitarios. En pocos minutos, esta herramienta presenta un balance del estado medioambiental del hospital, proporcionando soluciones concretas para mejorar el uso eficiente de los recursos y definir futuras estrategias de mejora en la gestión del edificio médico.

Las principales actuaciones en el marco del proyecto, así como todos los resultados obtenidos, han dado lugar a la publicación del Informe Layman, disponible en español e inglés.

Tanto el manual de buenas prácticas como el módulo e-Learning forman parte de la estrategia desarrollada para la replicación de los resultados. El objetivo último de esta estrategia es orientar a otros centros de salud y hospitalarios de las posibilidades de ahorro y mejora energética, así como de la disminución de sus emisiones de CO2.

Las Comunidades de Regantes consideran que el autoconsumo de energía supone un espaldarazo para el regadío

Posted on

Los regantes de la Federación Nacional de Comunidades de Regantes (FENACORE) solicitan que la Dirección General del Agua dependa de Fomento

acequia, panel canal

El presidente de la Federación Nacional de Comunidades de Regantes (FENACORE), Andrés del Campo, considera que la autoproducción de energía que regula el Real Decreto de Autoconsumo supone un impulso para la competitividad de las explotaciones de regadío.

Para Del Campo, el desarrollo del autoconsumo muestra la voluntad política de ponerse del lado de los consumidores, que se ven obligados a pagar en forma de costes fijos el agujero económico que se deriva de una estrategia errónea en materia energética prolongada durante años.

Especialmente en el caso concreto de los consumidores estacionales, como los regantes, que han visto cómo en los últimos diez años estos costes fijos regulados por el Gobierno se han incrementado más de un 1.000% con la excusa de cubrir el déficit de tarifa, lo que ha provocado que el aumento medio de la factura de la luz para el regadío haya sido superior al 110% en este periodo.

Aplicar la Ley de Medidas Urgentes para la Sequía
El presidente de Fenacore ha recordado que para alcanzar un escenario tarifario realmente competitivo queda pendiente el desarrollo del reglamento que permita aplicar la Ley de Medidas Urgentes para la Sequía, publicada en el BOE desde el 6 de marzo del año pasado y en el que se añaden una serie de disposiciones finales relativas, entre otras cuestiones, a los contratos de distribución eléctrica para regadíos.

Así, esta ley contempla la posibilidad de que los regantes puedan firmar un contrato de temporada para los meses de máximo consumo y otro con una potencia mínima el resto del año para el mantenimiento de los equipos. Esta medida les evitará pagar todo el año por un servicio que sólo utilizan durante la campaña de riego, lo que incrementaba injusta e innecesariamente el coste eléctrico.

Traslado de competencias
La Federación Nacional de Comunidades de Regantes (FENACORE) pide que la Dirección General del Agua pase a depender del Ministerio de Fomento. Según la Federación, el agua ha ido perdiendo cada vez mayor relevancia en la agenda política, como evidencia el hecho de que en las últimas legislaturas sus competencias “hayan ido dando tumbos” por diferentes carteras ministeriales (Agricultura, Medio Ambiente y la actual Transición Ecológica) sin que se hayan producido avances reales a la hora de ejecutar las actuaciones necesarias para garantizar todos los usos.

El actual contexto climático y energético, según FENACORE, requiere de un ministerio con mayor capacidad inversora, propio del responsable de la construcción y gestión de las grandes infraestructuras nacionales, como es Fomento. Así, al igual que ha habido grandes planes estatales de carreteras o de infraestructuras ferroviarias para hacer frente al aumento de las demandas, es momento ahora de ejecutar una planificación hidrológica adecuada que consolide a España como un país maduro hidráulicamente y preparado para el cambio climático.

Premiado un proyecto de la Universidad de León para la gestión inteligente de la energía en edificios públicos

Posted on

cartel

Un grupo de profesores de la Escuela Superior y Técnica de Ingenieros de Minas (ESTIM) de la Universidad de León (ULE), pertenecientes al Grupo de Investigación sobre Sistemas Inteligentes de Gestión de la Energía (GISIME), ha sido el ganador del ‘Concurso Datos Abiertos de la Comunidad de Castilla y León’, correspondiente a la convocatoria del año 2018.

El trabajo que presentaron se titula ‘Plataforma de gestión inteligente de la energía en edificios públicos de la Comunidad Autónoma de Castilla y León’, y fue seleccionado por el jurado como primer premio en la categoría ‘Ideas’, que es la destinada a reconocer aquellos proyectos que sirven para crear un estudio, servicio, sitio web o aplicación para dispositivos móviles, que utilicen datos del Portal de Datos Abiertos de la Junta de CyL.

El premio tiene una dotación de 2.000 euros, y el grupo de profesores autores del proyecto del que es responsable Jorge Juan Blanes, e integrado por Miguel de Simón Martín, Alberto González Martínez, Álvaro de la Puente Gil, Ana Mª Díez Suárez y Laura Álvarez de Prado, dispondrán de asesoría en materia de desarrollo empresarial, que será proporcionada por el Área de Creación de Empresas del Instituto para la Competitividad Empresarial de Castilla y León (ICE).

El proyecto del Grupo GISIME de la ULE que ha ganado el primer premio ha sido capaz de poner en marcha una plataforma que, utilizando esos datos que la administración ofrece de forma abierta, hace posible llevar a cabo una gestión inteligente en los edificios públicos, con el consiguiente beneficio económico y medioambiental.

Palencia contará con el primer regadío sin coste energético de Castilla y León

Posted on

DCIM100MEDIA

Los nuevos regadíos de la zona palentina del río Valdavia serán, en el año 2020, los primeros de Castilla y León con un cien por cien de eficiencia energética, ya que se podrán regar 2.700 hectáreas sin coste de electricidad o combustibles fósiles y ahorrar 800.000 euros anuales.  Será el primer nuevo regadío de Castilla y León sin gasto energético para los regantes, que beneficiará a 423 propietarios.

Para ello se ha destinado una inversión que supera los 34,5 millones de euros, -de los que la Junta aporta 26 millones y 8 la comunidad de regantes-, que permitirá contar por primera vez en Castilla y León con un nuevo regadío con un 100% de eficiencia energética, por lo que no tendrá coste alguno de electricidad o de combustibles fósiles.

Para poner en marcha estos regadíos se ha llevado a cabo, por una parte, la obra de regulación cuyo coste ha alcanzado los 12,9 millones de euros y con el que se ha creado un embalse mediante la construcción de la presa sobre el arroyo Villafría en Santibáñez de la Peña, a 40 kilómetros aguas arriba, que abastecerá a la zona regable a través del río Valdavia.

También se están ejecutando, por valor de 11,2 millones de euros, las obras del azud sobre el río Valdavía, la tubería de 23,6 kilómetros para la conducción del agua y dos balsas de regulación para almacenar agua para épocas de demanda, con capacidad de casi 100.000 metros cúbicos cada una.

El objetivo es aprovechar la energía potencial que genera la diferencia de altura de 51 metros entre el punto de toma de agua, en el azud sobre el río Valdavia, y el comienzo de la zona regable en el municipio de Villaeles de Valdavia.

Esta diferencia de cota se amplía hasta 136 metros al final de la misma, en el municipio de Osorno la Mayor, y permite que el agua para riego llegue con suficiente presión a los hidrantes localizados en las parcelas, y que los agricultores de la zona ahorren en energía en torno a 300 euros por hectárea al año, 800.000 euros anuales en total.

Además, la Comunidad de Regantes invertirá otros 8,5 millones de euros en obras complementarias del regadío, constituidas fundamentalmente por la red de tuberías e hidrantes en parcelas. Se instalarán 60 kilómetros de tubería, 36 kilómetros para la zona de Castrillo de Villavega, Abia de las Torres y Osorno el Mayor, y 24 kilómetros para abastecer las tierras situadas en los términos municipales de Villaeles de Valdavia, Villasilla de Valdavia, Villanuño de Valdavia y Bárcena de Campos.