Biomasa

La red de calor por biomasa de la Universidad de Valladolid atenderá el 90 % de la energía demandada por el Hospital Clínico

Posted on

DCIM100MEDIA

El complejo hospitalario, que exige 12 millones de kilovatios por hora cada año, se convierte así en el hospital español con mayor porcentaje de demanda térmica atendida mediante energías renovables. El resto de la potencia que requiere el edificio será cubierta con las actuales calderas de gas natural.

La conexión del Hospital Clínico Universitario de Valladolid a la red de calor por biomasa de la Universidad de Valladolid se enmarca en la política de ahorro y eficiencia energética promovida por la Junta de Castilla y León a través de la Empresa Pública de Infraestructuras y Medio Ambiente de Castilla y León (Somacyl).

El enganche del hospital a esta red de calor ha supuesto la ampliación de la misma a través de una obra que diferencia dos actuaciones: la ampliación de la potencia térmica instalada en la sala de calderas situada en el Campus Miguel Delibes y la extensión de la red de distribución de energía hasta la sala de calderas del Hospital Clínico, dejando además preparada la red para la conexión futura para tres edificios de la Universidad.

El presupuesto total asignado para el proyecto completo de ampliación ha sido de 1,18 millones de euros, actuación que se amortizará con cargo a los ahorros económicos generados por la red de calor y aun así permitirá reducir un 5 % la factura energética del hospital.

La instalación de calefacción centralizada de la Universidad de Valladolid es la red de calor pública con biomasa más importante de España, que se ha ampliado para abastecer de calefacción y agua caliente sanitaria al Hospital Clínico Universitario de Valladolid. Para ello, la red de canalizaciones de distribución de agua caliente, con longitud de más de 12 kilómetros, se ha extendido con un nuevo ramal de tuberías preaisladas desde el Instituto de Biología y Genética Molecular (IBGM) hasta la sala de calderas del hospital.

Para desacoplar hidráulicamente los circuitos y realizar la entrega de energía térmica en las condiciones de potencia y temperatura demandadas por el hospital, se ha instalado una nueva subestación de intercambio térmico de hasta 8 megavatios en las dependencias del complejo sanitario.

Ampliación de la central
La planta de generación de energía se encuentra en el extremo norte del Campus Miguel Delibes, en una parcela anexa al edificio LUCIA. Esta edificación albergaba inicialmente tres equipos de combustión de biomasa de parrilla fija, que sumaban una potencia de 14,1 megavatios. Para atender la demanda del hospital, se ha instalado una cuarta caldera de biomasa con tecnología de parrilla móvil de 5 megavatios de potencia, anexa a los equipos actuales, en un espacio que se dejó previsto para tal fin.

Tras la ampliación, la sala de generación cuenta con una potencia total instalada de 19,1 megavatios aumentando la capacidad de distribución de energía de la red y mejorando la seguridad de suministro de los edificios conectados a ella.

La red de calor por biomasa de la Universidad
La red de calor biomasa entró en funcionamiento en el año 2015, dando servicio de calefacción y agua caliente sanitaria a 27 edificios. En este 2019, con la conexión del Hospital Clínico, y más adelante de otros 3 edificios de la UVA -Palacio de congresos Conde Ansúrez, la Biblioteca Reina Sofía y la Casa del Estudiante-, la infraestructura dará servicio a un total de 31 edificios públicos.

Desde su arranque, la red de calor ha suministrado 19 millones de kilovatios útiles al año a los edificios universitarios y deportivos de la Junta conectados.

El biocombustible que se utiliza como materia prima para producir la energía térmica demandada son astillas de madera, con un rango de granulometría de G50 a G100 y con humedad entre el 20 y el 40 %. Hasta la fecha, instalación consumía anualmente 7.600 toneladas de astilla forestal, a los que hay que sumar otras 4.400 toneladas para atender la demanda térmica del Clínico, resultando un consumo total anual tras la ampliación de 11.000 toneladas.

En sus primeros años de funcionamiento, las emisiones de dióxido de carbono evitadas a la atmósfera han sido de 6.800 toneladas anuales, a las que hay que sumar otras 2.940 toneladas anuales que se evitan con la conexión del Hospital Clínico, por tanto se logra una reducción total de emisiones con el proyecto de 9.740 toneladas de dióxido de carbono al año.

Anuncios

El Proyecto Clima apoyará la creación de redes de calor con biomasa en Valladolid, Salamanca, Zamora, Ávila y Palencia

Posted on

DCIM100MEDIA

El ‘Proyecto Clima’ del Ministerio de Transición Ecológica ha seleccionado diez proyectos de construcción de redes de calor con biomasa (district heating) en entornos urbanos, promovidos por la compañía DH Eco Energías, cuyo principal valor medioambiental es la reducción de casi 360.000 toneladas de CO2 anuales, un volumen similar a lo que supondría eliminar la contaminación de unos 240.000 vehículos, el equivalente a todo el parque móvil de provincias como Burgos o Salamanca.

El respaldo del Ministerio de Transición Ecológica a los proyectos de DH Eco Energías se ha formalizado mediante la firma de los diez convenios por parte de la directora general de la Oficina Española de Cambio Climático, Valvarena Ulargui, y el CEO de la compañía, Teo López, en los que se establecen las condiciones de compraventa de las reducciones verificadas de emisiones que generen las redes de calor proyectadas, a través del Fondo de Carbono para una Economía Sostenible (FES-CO2).

Ciudades
Los diez proyectos de redes de calor, que prevén una inversión inicial de 204 millones de euros y la generación de 1.335 empleos durante la fase de construcción, comenzarán a desarrollarse en las ciudades de Ávila, Huesca, Oviedo, Palencia, Salamanca, Valladolid, Zamora y en las localidades madrileñas de Boadilla del Monte, Coslada y Leganés.

La puesta en marcha de estos diez proyectos permitirá el suministro de calor para la generación de calefacción y de agua caliente sanitaria a un total de 111.545 viviendas equivalentes, cuya demanda energética conjunta supera los 1.100 GWh anuales.

Ahorro
El uso de la biomasa como fuente de energía térmica renovable es una tendencia al alza en toda Europa, donde ya representa el 16% de la calefacción urbana, debido a las grandes ventajas que ofrece, tanto medioambientales como económicas, para el usuario.

Según ha afirmado Teo López, CEO de DH Eco Energías, una de las grandes ventajas que ofrece el uso de biomasa como fuente de calor para la calefacción y el agua caliente en el hogar o en edificios de uso colectivo (hoteles, colegios, polideportivos, centros de trabajo, etcétera) tiene con el ahorro medio que genera para el usuario, que oscila entre el 15% y el 30% del coste del gasóleo o el gas. Y a ello se unen otras, como la alta eficiencia de estas instalaciones, casi cuatro veces mayor que las individuales, la mejora de la calificación energética del inmueble, así como la eliminación de chimeneas y de las tareas de mantenimiento de equipos, ya que estos se ubican en un centro de gestión, generalmente al cargo de una compañía especializada.

Las redes de calor con biomasa se han incrementado exponencialmente durante los últimos diez años en España, aunque con cierto retraso en relación con el desarrollo experimentado en toda Europa.

En la actualidad operan en nuestro país 375 redes de calor con biomasa, 340 más que en 2010, situadas en más de 300 municipios de toda España. Además, otras 70 instalaciones se encuentran en fase de ejecución, a las que próximamente se sumarán las proyectadas por DH Eco Energías.

Por comunidades autónomas, Cataluña es la que cuenta con más redes de calor operativas (166), seguida de Castilla y León (62), País Vasco (34), Galicia (22) y la Comunidad de Madrid (16).

Tecnología procedente de 24 países engrosa el avance de expositores de Expobiomasa 2019

Posted on

Expobiomasa2

En pleno periodo de contratación con importantes descuentos para expositores de hasta el 15%, y a más de siete meses para la inauguración de la muestra, el avance del listado de expositores en EXPOBIOMASA 2019  recoge ya 320 firmas expositoras procedentes de 24 países: Alemania, Austria, Bélgica, Canadá, Croacia, Dinamarca, Eslovenia, Estados Unidos, Finlandia, Francia, Grecia, Irlanda, Italia, Liechtenstein, Lituania, Países Bajos, Polonia, Portugal, Reino Unido, República Checa, Suecia, Suiza, Ucrania y España.

Por sectores de actividad presentes en Expobiomasa2019, encabezan el ranking las firmas relacionadas con la generación de energía para usos térmicos: estufas y chimeneas, calderas de uso doméstico y equipos industriales. La segunda posición la vuelven a ocupan las tecnologías para el aprovechamiento de biomasa forestal; los equipos para la trituración y astillado; los equipos para la fabricación de pellets y briquetas; los equipos para la producción y distribución de pellets y astillas, así como los sistemas de almacenaje, selección y secado de biomasa sólida. En el tercer lugar de las actividades con mayor presencia se sitúan las Ingenierías y Empresas de Servicios Energéticos (ESEs).

Las empresas interesadas en exponer sus novedades a 15.000 visitantes en el punto de encuentro del sector, que celebra en Valladolid su decimosegunda edición, todavía están a tiempo de solicitar presupuesto a los organizadores. Los descuentos vuelven a ser determinantes en el nivel de participación. Tanto es así que esperamos completar el espacio disponible en pocas semanas. El período de descuentos para expositores finaliza el 31 de marzo de 2019.

Más información a través del correo electrónico carmen.ruperez@expobiomasa.com,
por teléfono al  975 10 20 20 o en la web www.expobiomasa.com

Un proyecto europeo impulsará en España el desarrollo de la agrobiomasa de podas agrícolas, paja y cultivos energéticos

Posted on

DCIM100MEDIA

La Asociación Española de Valorización Energética de la Biomasa (Avebiom), con sede en Valladolid, y la Fundación Circe participan en el proyecto europeo AgroBioHeat, cuyo objetivo es promover la expansión del uso térmico de la agrobiomasa (paja, podas agrícolas, hueso de aceituna, cáscara de almendra o cultivos energéticos, entre otros) en la Unión Europea. Un consorcio formado por 13 socios de nueve países participan en esta iniciativa que acaba de arrancar con una primera reunión en Tesalónica (Grecia).

Avebiom y Circe afrontan el objetivo de dar un cambio al paradigma actual, en el que un recurso con tan alto potencial como la agrobiomasa es sin embargo muy poco utilizado. El proyecto AgroBioHeat pretende, en este sentido, impulsar acciones en las que se puedan involucrar los propios instaladores de biomasa, fabricantes de calderas, agroindustrias, asociaciones y ayuntamientos, entre otras instituciones. Para ello, Avebiom y Circe identificarán, acompañarán y asesorarán a empresas y entidades en el desarrollo de dos proyectos concretos en España.

Avebiom tiene la responsabilidad de localizar iniciativas de interés en nuestro país e intentar que salgan adelante para promover el uso de la agrobiomasa. Todo ello en colaboración con Circe, que tiene mucha experiencia en este tipo de proyectos de agrobiomasa”, apunta el responsable del proyecto por parte de la Asociación, Pablo Rodero. “Les acompañaremos hasta el final del proyecto y se les ayudará a vencer barreras y solucionar dudas técnicas que les puedan surgir”, agregó.

Daniel García, investigador de la Fundación Circe, explica que AgroBioHeat tiene múltiples líneas de acción. “Hay que promocionar las tecnologías capaces de usar agrobiomasa con garantías en ferias y otros eventos, tenemos que acercar a los potenciales promotores a las instalaciones que ya están en marcha y tenemos que intentar convencer a la opinión pública de que esta biomasa puede ser utilizada de una manera tan segura y respetuosa con el medio ambiente como la biomasa forestal”, argumenta.

Ambos coinciden en señalar cómo el proyecto pretende actuar sobre una inminente amenaza que podría limitar el uso de la agrobiomasa. Según apuntan, el actual Reglamento de Ecodiseño, que entrará en vigor en enero de 2020, impone unos límites muy estrictos de emisiones a las calderas de pellets y astilla de madera de menos de 500kW. Y se prevé que durante 2021, en la revisión del Reglamento de Ecodiseño, se extiendan los límites a otros tipos de biomasa.

AgroBioHeat pretende actuar en este sentido, facilitando al comité encargado de redactar la revisión de los límites factibles de emisiones con distintos tipos de agrobiomasa, a fin de que la regulación no ponga fin al desarrollo de la generación de calor con biomasas agrícolas.

Avebiom y Circe realizarán una selección de tecnologías e instalaciones que se utilizará como test y para las mediciones, así como de las nuevas iniciativas con agrobiomasa que se quieren impulsar. Serán dos en España, si bien otros socios impulsarán hasta un total de otras seis iniciativas más en Grecia, Croacia, Rumanía, Francia y Ucrania. Las actividades del proyecto, financiadas por el Programa Europeo Horizon 2020 han arrancado el 1 de enero y tendrán una duración de tres años.

CIRCE es un centro tecnológico, ubicado en Zaragoza y fundado en 1993, que busca aportar soluciones innovadoras para un desarrollo sostenible. Para ello cuenta con un equipo multidisciplinar compuesto por más de 150 profesionales. La Asociación Española de Valorización Energética de la Biomasa (Avebiom), constituida en 2004, reúne a los principales actores del sector de la bioenergía a lo largo de toda la cadena de valor de la biomasa, y su objetivo es promover el desarrollo del sector en España. Avebiom cuenta en la actualidad con 180 asociados.

Energía verde y eficiencia energética para los centros educativos castellano-leoneses

Posted on

Ayuda de 389.000 euros para sustituir el gas por biomasa en el IES ‘Valverde de Lucerna’ de Puebla de Sanabria

valverde de lucerna

El Consejo de Gobierno de la Junta ha aprobado una inversión de 389.500 euros para optimizar las instalaciones de calefacción del Instituto de Educación Secundaria (IES) ‘Valverde de Lucerna’ de Puebla de Sanabria, en Zamora. Esta obra de sustitución de instalaciones de gasóleo por biomasa se realizará con el fin de mejorar la eficiencia energética de este centro educativo.

Los contratos de obras de sustitución de las instalaciones de gasóleo por biomasa en los citados centros educativos se desarrollan en colaboración con el Ente Regional de la Energía de Castilla y León (EREN), entre cuyas funciones se encuentra la de coordinar y desarrollar actuaciones, programas y proyectos energéticos que afecten a distintas consejerías de la Junta de Castilla y León.

El objetivo es aumentar el uso de las energías renovables para generar calor en edificaciones y favorecer el paso a una economía baja en carbono en el marco del convenio con el FEDER ‘Mejorar la eficiencia energética en la edificación y en las infraestructuras y servicios públicos.

Las actuaciones de estas obras consisten en la instalación de nuevos equipos de generación de calor alimentado con biomasa y equipos auxiliares para dar servicio a las instalaciones existentes en cada centro educativo. Se procurará recuperar y reutilizar todas aquellas instalaciones y equipos que puedan servir, tanto desde el punto de vista técnico como de adecuación a la normativa vigente.

El proyecto de las obras del IES ‘Valverde de Lucerna’ de Puebla de Sanabria, en Zamora, cuya inversión prevista es de 389.500 euros, consiste en la instalación de dos calderas de biomasa y su correspondiente silo de almacenamiento, que sustituirán a las actuales instalaciones de gasóleo y prestarán servicio tanto al edificio del instituto como al pabellón polideportivo anexo.

De esta forma, la sala de calderas de biomasa y el silo se ubicarán en una instalación exterior al edificio principal, donde se realizan actividades extraescolares e interconectarán con las salas de calderas actuales.

El consumo de pellets para biomasa alcanza las 600.000 toneladas en España en 2018

Posted on

pellets ardiendo

El 85% del pellet fabricado en España está certificado con el sello de calidad ENplus®, según ha informado la Asociación Española de Valorización Energética de la Biomasa, Avebiom, que gestiona esta certificación desde su implantación en 2011.

Desde 2011 a 2018 se han emitido en España un total de 52 certificados ENplus® con alcance de producción y 26 con alcance de comercialización, lo que sitúa a España entre los países con más empresas certificadas de Europa, junto a Alemania, Austria e Italia. Aunque si se contabilizan únicamente las empresas productoras, España ocupa el segundo puesto europeo, solo por detrás de Alemania.

El pellet es el tipo de biocombustible fabricado con biomasa que ha irrumpido con más fuerza en el mercado nacional durante los últimos siete años, con un crecimiento por encima del 170%, al pasar de las 250.000 toneladas fabricadas en 2012 a las 684.000 de 2018, según las estimaciones de Avebiom.

Sin embargo, en términos de consumo el crecimiento ha sido sensiblemente mayor (por encima del 240%), ya que la estimación de ventas en 2018 asciende a casi 600.000 toneladas, frente a las 175.000 de 2012.

Por comunidades autónomas, en las que ubican las fábricas con un mayor volumen de producción de pellet son: Galicia, donde el 97% del total producido cuenta con el sello ENplus®; Andalucía (96%), Castilla y León (92%) y Cataluña (91%).

En otras comunidades con volúmenes de fabricación de pellet más modestos, como Asturias, La Rioja y Cantabria, prácticamente el 100% del total producido cuenta con la certificación ENplus®.

El presidente de Avebiom, Javier Díaz, ha destacado “el avance tan importante que se ha registrado en España, desde el punto de vista de la calidad del pellet”, valorando de forma muy destacada “la total implicación” de los fabricantes, que incluso “propusieron a Avebiom implantar en 2013 controles más exhaustivos, en lo que han sido pioneros”. Se trata, dijo, “de un sistema de vigilancia adicional a los establecidos en el manual de certificación, que implica la realización de dos auditorías aleatorias no programadas, una en planta y otra en un punto de venta”.

Según ha informado el responsable de la certificación ENplus® en Avebiom, Pablo Rodero, esta medida adicional “ha elevado a 300 el número total de los análisis realizados entre las empresas productoras y comercializadoras desde 2012, sin que hasta el momento se hayan detectado desviaciones graves, salvo un caso que ha supuesto la retirada del sello de calidad y otros cinco en los que se procedió a la suspensión temporal del mismo hasta la corrección de las deficiencias, de acuerdo con los resultados de la auditoría extraordinaria realizada a tal efecto”.

Esta iniciativa, añadió Rodero, que “financian los propios productores y que coordina Avebiom, ha sido muy bien acogida en las asambleas generales del European Pellet Council, que estudia la posibilidad de incorporarla al manual de certificación en una próxima actualización del mismo”. Avebiom cuenta con la licencia de ENplus® y posee los derechos de la marca en España, cuya entidad certificadora es Aenor.

 

La Junta concede ayudas europeas de 4 millones de euros para restaurar daños causados por incendios en bosques

Posted on

bosque

La Consejería de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León ha convocado ayudas destinadas a la restauración de daños causados a los bosques por incendios, cofinanciadas por el Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (FEADER), en el marco del Programa de Desarrollo Rural de Castilla y León 2014-2020, para el año 2018.

Las ayudas se concederán por un importe de 4 millones de euros , de los cuales dos millones de euros estarán destinados a solicitudes realizadas por propietarios de terrenos declarados de utilidad pública y los otros dos millones estarán destinados a solicitudes realizadas por propietarios del resto de terrenos admisibles en la ayuda.

Podrán ser beneficiarios de estas ayudas:

– Las entidades públicas propietarias de terrenos. En el caso de terrenos pertenecientes al Estado o a la Comunidad Autónoma sólo se podrá conceder la ayuda a la restauración cuando el organismo que gestione dichos terrenos sea un organismo privado o una entidad local.

– Las personas físicas o las personas jurídicas de derecho privado legalmente constituidas, propietarias o usufructuarias de terrenos.

– Las agrupaciones de las personas relacionadas en el punto anterior que, aun careciendo de personalidad jurídica, se constituyan con la finalidad principal de realizar en común las actuaciones previstas en esta orden. Cada miembro de este tipo de agrupación tendrá igualmente la consideración de beneficiario. No obstante, las ayudas serán concedidas a la agrupación. En este supuesto, los agrupados deberán nombrar como representante de la agrupación ante esta Administración a uno de los miembros de la agrupación para cumplir las obligaciones que, como beneficiaria, corresponden a la agrupación. No se permitirán agrupaciones de propietarios de montes declarados de Utilidad Pública con el resto de terrenos admisibles en esta orden.

-Las comunidades de bienes propietarias y/o usufructuarias de terrenos.

El objetivo último de las ayudas es la  concesión y pago de la ayuda para la elaboración de un plan de actuaciones destinadas a la restauración de daños  causados a los bosques por incendios, así como la realización de las actuaciones incluidas en el mismo.

En caso de que las solicitudes presentadas por uno de los tipos de titulares descritos no sean suficientes para conceder el importe disponible, el importe no concedido podrá ser acumulado al otro tipo de solicitantes.

Ilustración: J.C. Florentino