hidrógeno verde

Castilla y León participa en el desarrollo de un nuevo plan complementario sobre energía e hidrógeno verde liderado por la Universidad de Burgos

Posted on

La Junta de Castilla y León continúa trabajando para consolidar la actividad investigadora y retener talento en el sistema científico de la Comunidad. En este contexto, la Consejería de Educación ha presentado, a propuesta de la Universidad de Burgos (UBU), el proyecto ‘Tecnologías, materiales y procesos para producción a pequeña escala de portadores de hidrógeno renovable (metano y amoniaco) para un aprovechamiento distribuido (H2MetAmo)’ que ha sido seleccionado por el Gobierno de España para formar parte de la iniciativa de I+D Planes Complementarios  incluida en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia.

La Consejería de Educación aportará 945.000 euros para esta iniciativa, un 35 % del total, que tendrá un presupuesto de cerca de 2,7 millones de euros. El objetivo de este proyecto es la investigación en tecnologías, materiales y procesos que permitan la fabricación de portadores de hidrógeno a partir de hidrógeno verde. La forma de hacerlo será mediante el diseño de pequeñas plantas modulares que permitan el desarrollo de una economía distribuida, en contraposición con las grandes plantas de producción para evitar los problemas que conlleva la dependencia de grandes infraestructuras.

Las actuaciones de este proyecto liderado por la Universidad de Burgos se integran en el resto de las acciones ya acordadas en el marco de la «energía y el hidrógeno»,  y se desarrollarán de forma coordinada con otras ocho Comunidades Autónomas (País Vasco, Principado de Asturias, Aragón, Castilla‐La Mancha, Canarias, Comunidad Foral de Navarra, Extremadura y Comunidad de Madrid) y con el CSIC, complementado otros aspectos vinculados a la generación o aprovechamiento del hidrógeno.

La propuesta, cuyos coordinadores son José Miguel García, vicerrector de Investigación, Transferencia e Innovación, y Gonzalo Salazar, vicerrector de Relaciones con la Empresa y Resiliencia de la UBU, aúna los esfuerzos de las cuatro universidades públicas de Castilla y León, de los centros tecnológicos Cidaut y Cartif y cuenta con el apoyo de numerosas empresas de ámbito autonómico y nacional, especialmente de Hiperbaric, y de la Asociación Castellano y Leonesa del Hidrógeno (H2CyL).

Anuncio publicitario

La Junta considera el hidrógeno verde como una oportunidad para Castilla y León y plantea el objetivo de instalar 200 MW hasta 2030

Posted on

La Estrategia de Eficiencia Energética de Castilla y León 2030 prevé reducir un 40 % el consumo de energía primaria, un 23,22 % el de gas natural, aumentar un 9,60 % el de renovables no eléctricas y poner en marcha la economía asociada al hidrógeno

El consejero de Economía y Hacienda, Carlos Fdez. Carriedo, inauguró el pasado 16 de marzo las jornadas ‘El hidrógeno renovable en la industria de Castilla y León’ -organizadas por el Ente Regional de la Energía de Castilla y León (EREN) y Tresca Ingeniería- en las que avanzó la oportunidad que supone el hidrógeno verde (H2) en la estrategia energética de Castilla y León, con el objetivo de instalar una potencia de 200 MW de producción de H2 a través de electrólisis hasta 2030.

Asimismo, en la jornada participaron la directora de Política Energética de la Unión Europea, Cristina Lobillo, y el director del centro nacional del Hidrógeno, Emilio Nieto.

La nueva Estrategia de Eficiencia Energética de Castilla y León 2030 se aprobará a lo largo de 2021 y, entre sus objetivos, destaca la reducción de un 40 % el consumo de energía primaria referido a 1990, aspecto en el que juega un papel muy importante la industria, que tiene por delante el reto de producir bienes y servicios con la máxima eficiencia energética para mantener su competitividad y capacidad exportadora.

Economía asociada al hidrógeno
La nueva Estrategia de Eficiencia Energética de Castilla y León 2030 busca reducir en un 8,05 % el consumo de derivados del petróleo, en un 23,22 % el consumo de gas natural y en un 1,66 % el consumo de energía eléctrica, así como aumentar el de energías renovables no eléctricas en un 9,60 %.

La Junta apuesta además por poner en marcha la economía asociada al hidrógeno, más cuando la Administración Regional participa en la Alianza Europea del Hidrógeno Limpio a través del Ente Regional de la Energía.

Durante 2020 la Junta ha trabajado en la hoja de ruta regional del hidrógeno y en los proyectos para posicionar a la Comunidad en Europa y conseguir una economía del hidrógeno que permita desarrollar y potenciar el tejido industrial de la Comunidad.

Para aprovechar este nuevo vector energético en Castilla y León se prevé la implantación de cuatro hidrogeneras para abastecimiento de las flotas que usen el hidrógeno como combustible alternativo, tanto en lo relativo a flotas regionales como a las que crucen el territorio. Además se utilizará el hidrógeno como un combustible a mezclar con gas natural o incluso para su uso al 100 % en procesos de producción de vapor y agua caliente utilizados en las industrias.

Impulso del hidrógeno en el sector productivo
Las jornadas expusieron cómo en el sector industrial, motor principal de la economía, se apuesta por el uso de H2 de elevada pureza como materia prima en procesos actuales a partir de recursos renovables y su utilización para cubrir demandas térmicas de alta temperatura, como en procesos de fusión de materiales, hornos cerámicos, cementeras o vidrio, entre otros. Además, se analizó el ambicioso objetivo que se ha marcado Europa de neutralidad climática y que exige una remodelación de los actuales sistemas energéticos, inevitablemente, hacia otros más respetables con el medio ambiente, que, por otro lado, son menos gestionables que los actuales. Es aquí donde el hidrógeno toma un absoluto protagonismo como vector energético, posibilitando la interconexión flexible entre los sistemas eléctricos y gasista, además de que en su uso final se consiga la descarbonización de la economía.