redes de calor

Castilla y León presentó en Eslovenia las directrices para la integración de la energía en los planes urbanísticos

Posted on

Junta-Castilla-Leon-Proyecto-Europeo-INTENSSS-PA-800

La Consejería de Fomento y Medio Ambiente de Castilla y León presentó la semana pasada en un seminario en la ciudad de Maribor (Eslovenia), de la mano del director general de Vivienda, Arquitectura y Urbanismo, Ángel Marinero, la propuesta de directrices que ha desarrollado la Junta de Castilla y León en el marco del proyecto europeo INTENSSS-PA con el objetivo de capacitar a las administraciones para diseñar, planificar y llevar a cabo políticas sostenibles sobre el uso de la energía e integrarlas en la planificación urbanística y territorial.

En el Seminario participaron también representantes de otras seis regiones europeas: Pomurje (Eslovenia), Calabria (Italia), Middelfart (Dinamarca), Groninga (Países Bajos), Zemgalia (Letonia) y Thesalia (Grecia).

La Junta de Castilla y León seleccionó como base para su propuesta el proyecto ‘Barrios Entrevías’ en la ciudad de León. En este proyecto se suman dos factores de interés: por un lado la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible Integrado (EDUSI) del Ayuntamiento de León y por otro lado la propuesta para implantar una red de calor de distrito en la citada zona de la ciudad.

Basándose en la situación regional identificada en el proceso de trabajo, se ha enfocado la propuesta hacia las redes de calefacción urbanas y la regeneración urbana como promotores principales del desarrollo urbano sostenible. Esto se ha traducido en un documento de ‘Directrices para el desarrollo sostenible y la gestión integrada de redes urbanas de calor en Castilla y León’, que servirá de hoja de ruta para la expansión e implementación de proyectos de este tipo en la Comunidad.

Este planteamiento va en línea con las políticas europeas y nacionales relativas a la mejora de la eficiencia energética, reducción de emisiones de gases de efecto invernadero (CO2), reducción de la demanda energética, penetración de energías renovables y desarrollo urbano sostenible.

El proyecto europeo INTENSSS-PA, enmarcado en el Programa HORIZON 2020, pretende ayudar a las administraciones públicas a integrar la energía y sus problemas en el planeamiento urbanístico y en la ordenación del territorio. Dispone de un presupuesto de 1,5 millones de euros y estará vigente hasta agosto de 2018. Colaboran siete regiones europeas y varias instituciones de investigación, entre ellas el Instituto de Urbanística de la Universidad de Valladolid.

Próximas actividades en Castilla y León
Tras el primer seminario celebrado en León en febrero de 2017, el próximo 20 de marzo tendrá lugar otro encuentro en Burgos organizado en el marco de este proyecto europeo, en colaboración con el Colegio de Arquitectos de Castilla y León, que bajo el epígrafe ‘Urbanismo y transición energética’, abordará de forma específica las estrategias de diseño urbanístico para avanzar hacia el objetivo de lograr ciudades más sostenibles.

Similares actividades serán llevadas a cabo en Salamanca, Soria y Segovia a lo largo de los meses siguientes. El seminario final tendrá lugar en Segovia en el mes de junio.

Anuncios

La Universidad de Castilla y León se matricula en redes de calor con biomasa forestal

Posted on

Campus de La Yutera en Palencia copy DiCYT
Campus de La Yutera en Palencia ©DiCYT

Las redes de calor siguen abriéndose paso en Castilla y León. La Universidad de Valladolid va a llevar adelante en el 2018 la instalación de una red de calor con biomasa forestal en el campus universitario de La Yutera en Palencia.

La red dará servicio de calefacción y agua caliente  y será financiada por la propia Universidad de Valladolid y la Consejería de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León. El objetivo es que la red de calor de la universidad palentina sea similar a la del campus Miguel Delibes e la Universidad de Valladolid. Esta última tiene una potencia de 14,1 megawatios , con tres calderas de 4.700 kilovatios de potencia cada una.

Actualmente, la red de calor de la Universidad de Valladolid abastece a 26 edificios. Según los responsables de la Universidad de Valladolid, el ahorro neto conseguido fue del 15%, al que hay que añadir el menor coste de mantenimiento.

La red de calor de la Universidad de Valladolid en el Campus Miguel Delibes se puso en marcha en noviembre del 2015 –aunque su primera piedra su puso en el año 2013– y contó con la financiación del Banco Europeo de Inversiones y Fondos FEDER de la UE. La inversión superó los 5 millones de euros.

La central de producción de calor se instaló en el extremo norte del Campus Miguel Delibes que da calor a través de 12 kilómetros de tuberías a un total de 26 edificios. La Universidad de Valladolid contaba con 22 edificios en los campus Miguel Delibes y Río Esgueva que usaban hasta entonces  sistemas de generación térmica individuales de gasoil y gas. Con la red de calor de biomasa, se ha logrado evitar las emisiones de más de 6.800 tn/año de Co2. Los otros cuatro edificios conectados son de la Junta de Castilla y León.

El suministro del biomasa –superior a las 7.800 ton. anuales-  lo gestiona Somacyl con astilla principalmente de Castilla y León; la longitud Red es de 12 kilómetros de tubería que transcurre en ocasiones enterrada y en ocasiones aérea, en las zonas de los aparcamientos de la Universidad y del tramo de cruce del río Esgueva. La reducción de emisiones de CO2 es de 6.800 T/año y el presupuesto de adjudicación es de 5.000.000 de euros más IVA.

La futura red de calor de biomasa de Ponferrada comenzará con una inversión de 4,1 millones de euros y una caldera de 4,5 Mw

Posted on

Panorámica de Ponferrada. Wikimedia Commons

Las redes de calor toman impulso en la comunidad. La Consejería de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León ha publicado la licitación de la red de calor con biomasa en la ciudad de Ponferrada.

El objetivo es el suministro de calefacción y agua caliente a más de 20 edificios públicos de la zona norte del municipio, que se ejecutarán en tres fases. Entre los edificios habrá colegios, centros sanitarios, instalaciones deportivas y también edificios administrativos. El proyecto está abierto a que comunidades de propietarios de la zona por donde pasará la Red se conectan a la misma.

En una primera fase, la caldera proyectada será de 4,5 megawatios de potencia, aunque quedará prepara para albergar otras dos calderas de la misma potencia hasta un total de 13,5 Mw. Una de las grande ventajas del proyecto es que las calderas usarán como combustible madera natural –chopo, pino y roble– proveniente de bosques de la zona.

El presupuesto para la primera fase supera ligeramente los 4 millones de euros, a los que habría que sumar un millón de euros más en cada una de las dos fases restantes.

La entidad adjudicataria del proyecto será la empresa pública Sociedad Pública de Infraestructuras y Medio Ambiente de Castilla y León S.A. Se podrán presentar los proyectos para ejecutará el proyecto hasta el 24 de enero de 2018.

La Junta de Castilla y León defiende en Europa las redes de calor con biomasa como ejemplo de un urbanismo sostenible

Posted on

La Junta de Castilla y León, a través de Consejería de Fomento y Medio Ambiente ha presentado en la localidad holandesa de Groningen su propuesta para integrar nuevas energías en el planeamiento urbanístico, dentro del programa europeo INTENSSS-PA. Dicho proyecto, que cuenta con un presupuesto de 1,5 millones de euros hasta agosto del 2018, tiene como objetivo potenciar la capacidad de las administraciones públicas en el diseño, programación y  ejecución de políticas energéticas sostenibles en el nuevo urbanismo.

El ejemplo propuesto por la Junta de Castilla y León se basa en el desarrollo de las redes de calor y distribución de energía con biomasa en las ciudades. Como ejemplos, en su presentación en Holanda, la Junta a través de la Dirección General de Vivienda, Arquitectura y Urbanismo, puso como ejemplos el proyecto del Barrio Entrevías en la capital de León, como Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible.

Hay que recordar que la Junta de Castilla y León, en materia energética, cuenta con una Estrategia de Regeneración Urbana y una Estrategia Térmica Renovable 2016-2030.

El proyecto INTENSSS-PA dispone de siete living labs regionales (RLL), uno por cada una de las siete regiones que participan en el consorcio, centrados en el diseño y aplicación de una planificación energética sostenible que sea integrada y compartida. La transferencia transfronteriza de las experiencias en materia energética y de desarrollo sostenible, como las que han tenido lugar en Groningen, son partes esenciales del proyecto europeo.

Castilla y León es una de las regiones españolas, tanto por su riqueza forestal como por su climatología y horas de frío en invierno, más activas en materia de redes de calor. Uno de sus mayores ejemplos es la capital soriana. También está en fase de desarrollo otra importante red en Aranda de Duero.

La red de calor de Soria prevé alcanzar los 16.000 clientes

Posted on

La ciudad de Soria se ha convertido en uno de los abanderados del uso de la biomasa como fuente energética de agua caliente y calefacción entre las capitales de provincia españolas. Gracias a la red de calor puesta en marcha por la empresa Rebi (Recursos de la Biomasa), integrada en el grupo Amatex, que ha contado con financiación de los fondos del ICO y de Suma Capital, ha logrado llegar ya a unos 8.000 clientes en una primera etapa. Y pretende, con su expansión hacia la zona centro y sur de la capital, duplicar dicha cifra.

Actualmente genera en torno a los 45 millones de Kw/hora anuales con un consumo de materia forestal de 16.000 toneladas anuales, que sirven para abastecer, mediante un circuito cerrado de 28 kilómetros de extensión, tanto a comunidades de propietarios como a colegios, hospitales, residencias de ancianos, edificios públicos o instalaciones deportivas.

El proyecto cuenta en su primera etapa con tres calderas de 6 Mw cada una de potencia. En cada inmueble que contrata el servicio, la empresa ha instalado una subestación de intercambio, lo que permite también facturar solo por la energía consumida en la vivienda o inmueble.

El proyecto de la empresa no es el único en marcha en Castilla y León, donde ya comenzaron con las redes de calor en el año 2012 en la localidad soriana de Olvega. Ahora trabajan en un proyecto para abastecer unas 3.000 viviendas en la localidad burgalesa de Aranda de Duero que está prevista que entre en funcionamiento en el plazo de dos años con una inversión de 8 millones de euros.

La empresa Rebi cuenta con oficinas centrales en Valladolid y Soria y una fábrica propia de pellets en la localidad soriana de Cabrejas del Pinar.

Castilla y León tendrá la primera red de calor con biomasa en un Polígono Industrial con una inversión de 1,8 millones de euros

Posted on

red calor

Las redes de calor se han consolidado como uno de los proyectos energéticos con más potencial de crecimiento en Castilla y León. Ahora van a dar el salto desde la instalaciones municipales en colegios, piscinas, bibliotecas o centros de mayores a los polígonos industriales. El Polígono Industrial de Villalonquéjar en Burgos va a ser en los próximos meses uno de sus mejores ejemplos.

La Sociedad Pública de Infraestructuras y Medio Ambiente de Castilla y León (Somacyl) ha hecho pública la licitación de contrato de instalación de una red de calor con biomasa en el polígono con un presupuesto base de licitación de 1,82 millones de euros, IVA incluido. Hasta el 31 de marzo se podrán presentar las ofertas para llevar a cabo su instalación en un polígono que cuenta con importantes empresas instaladas. El objetivo del proyecto de la red de calor será la distribución y transporte de energía térmica mediante agua sobrecalentada a 150 grados. Será una de las primeras redes de calor que se instalen en un Polígono industrial en España.

El circuito de acero preaislado deberá estar listo para su funcionamiento en el mes de octubre. La Red de calor comenzará en la central de trigeneración con biomasa que existe actualmente muy cerca de la factoría de L’Oreal y tendrá una extensión de tres kilómetros. También está prevista realizar la subestación de intercambio térmico para conectar el sistema de distribución de calor de la empresa Bekaert Burgos (Ubisa). Aunque el presupuesto solo dará para ejecutar esta primera fase, está previsto dejar listas futuras conexiones de otras fábricas e instalaciones del Polígono en el futuro.

En el futuro está previsto que Somacyl pueda llevar a cabo otros proyectos similares en otros polígonos industriales de la región en la que haya empresas interesadas en beneficiarse de este tipo de tecnologías de redes de calor. En su objeto social se destaca que también podrá llevar a cabo “la promoción, explotación e inversión en proyectos de desarrollo o prestación de servicios de energías renovables y de eficiencia energética”.

Castilla y León ya es la segunda comunidad de España con más redes de calor instaladas

Posted on

edificios-red-calor

Castilla y León ha apostado con fuerza por las redes de calor –la gran mayoría con biomasa–, según los datos de la Asociación de Empresas de Redes de Calor y Frío (Adhac). En total la región cuenta con 43 instalaciones, solo superada por las 91 existentes en Cataluña. El País Vasco con 13, Galicia con 13, la Comunidad de  Madrid con 12 y Navarra con 10, son las siguientes regiones.

La Asociación de Empresas de Redes de Calor y Frío (Adhac) ha presentado recientemente el censo anual de redes de climatización en España en una jornada celebrada en el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (lDAE). Los datos del 2016 muestran un importante aumento en relación a los del 2015, con 306 redes de calor censadas frente a 247. En total las renovables suponen un total de 225, de las 218 funcionan con biomasa.

Según los datos aportados por Javier Sigüenza, secretario general de Adhac, la biomasa se mantiene como la principal fuente de energía utilizada por las redes de climatización, al sumar 218 de las 225 aportadas por las renovables y de las 306 totales censadas. El biogás, la geotermia y el calor residual, con dos cada una, y una híbrida entre biomasa y fotovoltaica, completan el reparto renovable.

En toda España ya habría casi 4.000 edificios conectados a redes de calor con 550 kilómetros de redes de tuberías instaladas, y 1.219 Mv instalados. El ahorro en emisiones de CO2 a la atmósfera supera las 180.000 toneladas. A nivel nacional, las redes de calor y frío son las que cuentan con una mayor potencia instalada (718 MW), seguidas de las de solo calor (494 MW) y las de solo frío (7 MW).

El 47% de las redes de calor instaladas en toda España son de propiedad municipal. Especialmente para dependencias y edificios administrativos. El 23% de las mismas ya da energía a edificios de uso residencial y solo un 8% a la industria.

Para Miguel Armesto, presidente de Adhac, “la reducción de la factura energética, la eliminación de costes de reposición de maquinaria y reducción de los de mantenimiento, la ausencia de ruidos y vibraciones en los edificios, la flexibilidad y adaptabilidad y la pertenencia a un proyecto de sostenibilidad y responsabilidad social, susceptible de promocionar la propia imagen corporativa son los grandes beneficios que aportan las redes de calor”.