redes de calor

La central de biomasa de Navatejera sale de nuevo a información pública para incluir sus canalizaciones de la red de calor a León

Posted on

central termica

El Ayuntamiento de Villaquilambre en León ha elevado a información pública la solicitud de autorización de uso excepcional de suelo rústico para la instalación de una central de producción de energía térmica (48,67 MW) con biomasa para red de calefacción “Norte de León” en la localidad Navatejera.

El proyecto está promovido por la empresa pública Somacyl y está contando con concierta oposición vecinal agrupada en torno a una Asociación de Afectados por la Planta de Biomasa de Navatejera. El proyecto para albergar la central ya fue rechazado en su días por los vecinos de dos barrios de León capital, como Eras de Renueva y Cantamilanos.

La licencia ambiental y urbanística ya ha sido expuesta al público mediante edicto publicado en el Boletín el 31 de enero de 2018, aunque en el proyecto expuesto no se contemplaba las canalizaciones de la red de calor. Por ello, según lo que indica la Ley de Prevención Ambiental de Castilla y León, debe ampliarse dicha exposición, exponiendo el proyecto de ejecución implantación de canalizaciones de tubería preaislada por vía pública de la red de calor “Norte de León”. Simultáneamente se tramita la licencia de uso provisional para construir los accesos, redes de distribución de energía y conexiones a los servicios urbanos. El importe total de ejecución material de la obra del edificio e instalaciones generales asciende a 3.227.952 euros.

Los dos documentos a los que se refiere el presente trámite son proyecto de la central de producción de energía térmica con biomasa de la red de calefacción “Norte de León” y el proyecto de ejecución implantación de canalizaciones de tubería preaislada por vía pública de la red de calor «Norte de León Tramo I», y el proyecto de nuevo centro de transformación, red de calor norte, alimentación a 13,2 KW.

Anuncios

Castilla y León ha presentado en Europa su estrategia sobre redes urbanas de calor con biomasa

Posted on

intensss

La Junta de Castilla y León a través de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente ha presentado en la localidad de Catanzaro (Italia) una estrategia para redes urbanas de calor centrada en la generación de energía a través de la biomasa.

La iniciativa, que ha sido desarrollada La Consejería de Fomento y Medio Ambiente y el Instituto de Urbanística de la Universidad de Valladolid, ha sido planteada por el director general de Vivienda, Arquitectura y Urbanismo, Ángel Marinero, ante los representantes de los gobiernos locales e instituciones de siete países europeos que participan en el proyecto de investigación INTENSSS-PA, donde están España, Italia, Dinamarca, Eslovenia, Grecia, Letonia y los Países Bajos.

El objetivo general del proyecto INTENSSS-PA es potenciar la capacidad de las administraciones públicas para diseñar, planificar e implementar políticas sostenibles sobre el uso de la energía, integrándolas en el marco de la planificación urbanística.

Castilla y León ha centrado su proyecto en la elaboración de una estrategia de apoyo a la generación de energía mediante el uso de la biomasa producida en nuestros bosques, promoviendo redes de calor urbanas más allá de su uso en edificios aislados. Los trabajos han puesto de manifiesto las potencialidades de la biomasa, comenzando por la generación de empleo en el medio rural de gran eficacia dentro de la estrategia demográfica regional y terminando por la eficiencia en el consumo de este tipo de energía canalizado a través de redes de calor al centralizar la producción térmica para agua caliente y calefacción.

Actualmente más de cien edificios públicos de Castilla y León se suministran con biomasa, consumiendo 27.500 toneladas de astilla forestal y 1.100 toneladas de pellets, alcanzando los 71.500.000 kWh útiles y una reducción de emisiones de CO2 a la atmosfera de 26.500 toneladas/año.

El director general ha mostrado además los trabajos que hasta el momento ha venido desarrollando la Consejería, con más de 30 actuaciones para la sustitución de combustibles fósiles por biomasa mediante la instalación de calderas individuales y redes de calor centralizadas, utilizando como combustibles pellets de madera y astilla forestal, con una inversión hasta la fecha cercana a los 38 millones de euros.

El proyecto europeo INTENSSS-PA, enmarcado en el Programa HORIZON 2020,  pretende ayudar a las administraciones públicas a integrar la energía y sus problemas en el planeamiento urbanístico y en la ordenación del territorio. Dispone de un presupuesto de 1,5 millones de euros y estará vigente hasta agosto de 2018. Colaboran otras seis regiones europeas, Pomurge (Eslovenia), Calabria (Italia), Middelfart (Dinamarca), Groninga (Países Bajos), Zemgalia (Letonia) y Thesalia (Grecia),  y varias instituciones de investigación, entre ellas el Instituto de Urbanística de la Universidad de Valladolid.

La Junta de Castilla y León reunió en León el pasado año a los representantes de las siete regiones europeas para intercambiar los proyectos y las experiencias respectivas con el fin de lograr un conocimiento global y definir actuaciones que puedan ser compartidas por todos los miembros.

Inaugurada la red de calor con biomasa del complejo ‘Fuentes Blancas’ en Burgos

Posted on

La infraestructura ha sido promovida por la Sociedad Pública de Infraestructuras y Medio Ambiente (SOMACYL), dentro de su programa de actuaciones de ahorro y eficiencia energética. Dicha red de calor ha supuesto una inversión de 907.500 euros.

Residencia de ancianos de Fuentes Blancas
Residencia de ancianos de Fuentes Blancas

La red de calor instalada por Somacyl en el completo burgalés de Fuentes Blancas está diseñada para dar suministro de energía térmica, calefacción y agua caliente sanitaria a tres edificios titularidad de la Diputación de Burgos: la residencia de asistidos, el colegio y la residencia de ancianos.

Los tres edificios cuentan con salas de calderas que utilizaban como combustible gas natural y que ha sido sustituido por combustible de biomasa, en concreto por astilla forestal procedente de los montes de Castilla y León. El combustible se almacena en un silo en superficie desde el que se trasiega la biomasa a la caldera mediante un sistema de ‘toploader’ y ‘redler’.

La central de producción de calor cuenta con una potencia térmica instalada de 1500 KW útiles, mediante una única caldera de biomasa con tecnología de parrilla móvil. La producción anual de energía útil se estima en 3.150.000 KWh/año, lo que supondrá un consumo anual de astilla forestal de 1.100 toneladas / año.

La instalación cuenta con un depósito de inercia con una capacidad total 30.000 litros. Desde el depósito de inercia parte la red de tuberías, que conecta la nueva sala de calderas de biomasa con las salas de calderas de los tres edificios. Dicha tubería se ha realizado en acero preaislado y discurre enterrada, con una longitud total de 1.950 metros.

En busca de una mayor eficiencia energética, la instalación ejecutada cuenta con un avanzado sistema de control que permite en todo momento visualizar y telegestionar la instalación a distancia, mediante un acceso remoto vía web.

Actualmente más de cien edificios públicos de Castilla y León se suministran con biomasa, consumiendo 27.500 toneladas de astilla forestal y 1.100 toneladas de pellets, alcanzando los 71.500.000 kWh útiles y una reducción de emisiones de CO2 a la atmósfera de 26.500 toneladas/año.

Datos técnicos
Caldera Compte “Compact Evolution”: 1.800 kW
Depósito de inercia: 30.000 litros
Red de tuberías preaisladas Isoplus: 2 km
Energía producida: 3,15 GWh/año
Consumo de biomasa: 2.475 ton/año
Sistema de alimentación a caldera: redler con empujadores
La instalación podría admitir nuevos consumidores en el futuro.

Inversión: 907.500 €
Reducción de emisiones: 737 tCO2/año
Ahorro económico: 3% anual

Castilla y León presentó en Eslovenia las directrices para la integración de la energía en los planes urbanísticos

Posted on

Junta-Castilla-Leon-Proyecto-Europeo-INTENSSS-PA-800

La Consejería de Fomento y Medio Ambiente de Castilla y León presentó la semana pasada en un seminario en la ciudad de Maribor (Eslovenia), de la mano del director general de Vivienda, Arquitectura y Urbanismo, Ángel Marinero, la propuesta de directrices que ha desarrollado la Junta de Castilla y León en el marco del proyecto europeo INTENSSS-PA con el objetivo de capacitar a las administraciones para diseñar, planificar y llevar a cabo políticas sostenibles sobre el uso de la energía e integrarlas en la planificación urbanística y territorial.

En el Seminario participaron también representantes de otras seis regiones europeas: Pomurje (Eslovenia), Calabria (Italia), Middelfart (Dinamarca), Groninga (Países Bajos), Zemgalia (Letonia) y Thesalia (Grecia).

La Junta de Castilla y León seleccionó como base para su propuesta el proyecto ‘Barrios Entrevías’ en la ciudad de León. En este proyecto se suman dos factores de interés: por un lado la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible Integrado (EDUSI) del Ayuntamiento de León y por otro lado la propuesta para implantar una red de calor de distrito en la citada zona de la ciudad.

Basándose en la situación regional identificada en el proceso de trabajo, se ha enfocado la propuesta hacia las redes de calefacción urbanas y la regeneración urbana como promotores principales del desarrollo urbano sostenible. Esto se ha traducido en un documento de ‘Directrices para el desarrollo sostenible y la gestión integrada de redes urbanas de calor en Castilla y León’, que servirá de hoja de ruta para la expansión e implementación de proyectos de este tipo en la Comunidad.

Este planteamiento va en línea con las políticas europeas y nacionales relativas a la mejora de la eficiencia energética, reducción de emisiones de gases de efecto invernadero (CO2), reducción de la demanda energética, penetración de energías renovables y desarrollo urbano sostenible.

El proyecto europeo INTENSSS-PA, enmarcado en el Programa HORIZON 2020, pretende ayudar a las administraciones públicas a integrar la energía y sus problemas en el planeamiento urbanístico y en la ordenación del territorio. Dispone de un presupuesto de 1,5 millones de euros y estará vigente hasta agosto de 2018. Colaboran siete regiones europeas y varias instituciones de investigación, entre ellas el Instituto de Urbanística de la Universidad de Valladolid.

Próximas actividades en Castilla y León
Tras el primer seminario celebrado en León en febrero de 2017, el próximo 20 de marzo tendrá lugar otro encuentro en Burgos organizado en el marco de este proyecto europeo, en colaboración con el Colegio de Arquitectos de Castilla y León, que bajo el epígrafe ‘Urbanismo y transición energética’, abordará de forma específica las estrategias de diseño urbanístico para avanzar hacia el objetivo de lograr ciudades más sostenibles.

Similares actividades serán llevadas a cabo en Salamanca, Soria y Segovia a lo largo de los meses siguientes. El seminario final tendrá lugar en Segovia en el mes de junio.

La Universidad de Castilla y León se matricula en redes de calor con biomasa forestal

Posted on

Campus de La Yutera en Palencia copy DiCYT
Campus de La Yutera en Palencia ©DiCYT

Las redes de calor siguen abriéndose paso en Castilla y León. La Universidad de Valladolid va a llevar adelante en el 2018 la instalación de una red de calor con biomasa forestal en el campus universitario de La Yutera en Palencia.

La red dará servicio de calefacción y agua caliente  y será financiada por la propia Universidad de Valladolid y la Consejería de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León. El objetivo es que la red de calor de la universidad palentina sea similar a la del campus Miguel Delibes e la Universidad de Valladolid. Esta última tiene una potencia de 14,1 megawatios , con tres calderas de 4.700 kilovatios de potencia cada una.

Actualmente, la red de calor de la Universidad de Valladolid abastece a 26 edificios. Según los responsables de la Universidad de Valladolid, el ahorro neto conseguido fue del 15%, al que hay que añadir el menor coste de mantenimiento.

La red de calor de la Universidad de Valladolid en el Campus Miguel Delibes se puso en marcha en noviembre del 2015 –aunque su primera piedra su puso en el año 2013– y contó con la financiación del Banco Europeo de Inversiones y Fondos FEDER de la UE. La inversión superó los 5 millones de euros.

La central de producción de calor se instaló en el extremo norte del Campus Miguel Delibes que da calor a través de 12 kilómetros de tuberías a un total de 26 edificios. La Universidad de Valladolid contaba con 22 edificios en los campus Miguel Delibes y Río Esgueva que usaban hasta entonces  sistemas de generación térmica individuales de gasoil y gas. Con la red de calor de biomasa, se ha logrado evitar las emisiones de más de 6.800 tn/año de Co2. Los otros cuatro edificios conectados son de la Junta de Castilla y León.

El suministro del biomasa –superior a las 7.800 ton. anuales-  lo gestiona Somacyl con astilla principalmente de Castilla y León; la longitud Red es de 12 kilómetros de tubería que transcurre en ocasiones enterrada y en ocasiones aérea, en las zonas de los aparcamientos de la Universidad y del tramo de cruce del río Esgueva. La reducción de emisiones de CO2 es de 6.800 T/año y el presupuesto de adjudicación es de 5.000.000 de euros más IVA.

La futura red de calor de biomasa de Ponferrada comenzará con una inversión de 4,1 millones de euros y una caldera de 4,5 Mw

Posted on

Panorámica de Ponferrada. Wikimedia Commons

Las redes de calor toman impulso en la comunidad. La Consejería de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León ha publicado la licitación de la red de calor con biomasa en la ciudad de Ponferrada.

El objetivo es el suministro de calefacción y agua caliente a más de 20 edificios públicos de la zona norte del municipio, que se ejecutarán en tres fases. Entre los edificios habrá colegios, centros sanitarios, instalaciones deportivas y también edificios administrativos. El proyecto está abierto a que comunidades de propietarios de la zona por donde pasará la Red se conectan a la misma.

En una primera fase, la caldera proyectada será de 4,5 megawatios de potencia, aunque quedará prepara para albergar otras dos calderas de la misma potencia hasta un total de 13,5 Mw. Una de las grande ventajas del proyecto es que las calderas usarán como combustible madera natural –chopo, pino y roble– proveniente de bosques de la zona.

El presupuesto para la primera fase supera ligeramente los 4 millones de euros, a los que habría que sumar un millón de euros más en cada una de las dos fases restantes.

La entidad adjudicataria del proyecto será la empresa pública Sociedad Pública de Infraestructuras y Medio Ambiente de Castilla y León S.A. Se podrán presentar los proyectos para ejecutará el proyecto hasta el 24 de enero de 2018.

La Junta de Castilla y León defiende en Europa las redes de calor con biomasa como ejemplo de un urbanismo sostenible

Posted on

La Junta de Castilla y León, a través de Consejería de Fomento y Medio Ambiente ha presentado en la localidad holandesa de Groningen su propuesta para integrar nuevas energías en el planeamiento urbanístico, dentro del programa europeo INTENSSS-PA. Dicho proyecto, que cuenta con un presupuesto de 1,5 millones de euros hasta agosto del 2018, tiene como objetivo potenciar la capacidad de las administraciones públicas en el diseño, programación y  ejecución de políticas energéticas sostenibles en el nuevo urbanismo.

El ejemplo propuesto por la Junta de Castilla y León se basa en el desarrollo de las redes de calor y distribución de energía con biomasa en las ciudades. Como ejemplos, en su presentación en Holanda, la Junta a través de la Dirección General de Vivienda, Arquitectura y Urbanismo, puso como ejemplos el proyecto del Barrio Entrevías en la capital de León, como Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible.

Hay que recordar que la Junta de Castilla y León, en materia energética, cuenta con una Estrategia de Regeneración Urbana y una Estrategia Térmica Renovable 2016-2030.

El proyecto INTENSSS-PA dispone de siete living labs regionales (RLL), uno por cada una de las siete regiones que participan en el consorcio, centrados en el diseño y aplicación de una planificación energética sostenible que sea integrada y compartida. La transferencia transfronteriza de las experiencias en materia energética y de desarrollo sostenible, como las que han tenido lugar en Groningen, son partes esenciales del proyecto europeo.

Castilla y León es una de las regiones españolas, tanto por su riqueza forestal como por su climatología y horas de frío en invierno, más activas en materia de redes de calor. Uno de sus mayores ejemplos es la capital soriana. También está en fase de desarrollo otra importante red en Aranda de Duero.