biomasa

La planta de generación de energía eléctrica mediante biomasa de Cubillos del Sil (León) se acerca a su inicio de actividad

Posted on

Fuerzas Energéticas del Sur de Europa I, promotora de la planta de generación eléctrica mediante biomasa agroforestal ubicada en el Polígono Industrial El Bayo (en Cubillos del Sil, (El Bierzo, León), confirma que la fase de pruebas de la planta se acerca a su finalización.

La finalización de la puesta en marcha, incluyendo la optimización y las pruebas de prestaciones, es condición para declarar el inicio de actividad y para la entrada en la fase definitiva de explotación, prevista para este mismo mes de octubre.

El proyecto de instalación y puesta en marcha, además de las dificultades habituales en cualquier planta de estas características y envergadura, se ha visto afectado por la pandemia del Covid-19, ya que diversos equipos y sistemas principales necesarios para el funcionamiento en condiciones de la central (caldera, turbina, tratamiento de biomasa, etc.) dependen para su puesta en marcha y ajuste final de la intervención de técnicos especialistas extranjeros, que en su momento abandonaron la planta siguiendo instrucciones de sus empresas ante la situación sanitaria.

Estos técnicos no han podido reincorporarse hasta fechas recientes y de forma parcial. Todo eso ha retrasado sustancialmente el ajuste fino, la ejecución de las pruebas en condiciones normales y la entrada en operación de la planta.

La planta está habilitada para la combustión tanto de biomasa forestal como de paja, con sistemas de almacenamiento, procesado y alimentación a caldera diferenciados para ambos tipos de combustible, lo que incorpora una mayor complejidad técnica. Esto otorga flexibilidad para la operación, pero complica la puesta en servicio y los ajustes, requiriendo la presencia de múltiples especialistas y la disponibilidad del rango de combustible según diseño.

Por todo ello, durante la fase de puesta en marcha y de pruebas, la operación de la planta ha experimentado varias paradas técnicas, debido a la falta de los técnicos especialistas extranjeros, para ajustar y corregir los equipos y sistemas y para optimizar la planta para lograr su rendimiento diseñado.

Desde el comienzo de las pruebas, la planta ha contado con unos sistemas de depuración de gases plenamente operativos, que aplican las mejores técnicas disponibles, que han garantizado unas emisiones a la atmósfera en todo momento muy por debajo de los niveles fijados por la normativa vigente. Además de las mediciones de las emisiones de planta, se han instalado equipos de medida de inmisiones en la estación de mediciones existente junto a la Central de Compostilla II.

España cuenta con 75 plantas de pellets, 59 de producción de astillas y 26 de huesos de aceituna

Posted on

AVEBIOM ha vuelto a actualizar el mapa de la biomasa industrial en España, que recoge un total de 75 plantas de pellets abiertas durante 2020-2021 en España, 8 menos que en el anterior inventario. En este excepcional periodo, 9 fábricas han cesado su actividad de manera definitiva. En general contaban con una producción escasa, o bien ya estaban inactivas a finales de 2020. En el último año solo ha comenzado a trabajar una nueva planta, en Burgos, con una partida inicial de 2.000 toneladas de pellet. Y siguen sin arrancar las 3 fábricas de Sunwood en Jaén y Cuenca y la de Euroil Biomasa también en Jaén.

Solo 10 fábricas aumentaron este año su producción en comparación con la temporada 2019-2020, mientras que 31 redujeron su actividad, en ocasiones de forma notable, entre ellas algunas de las instalaciones más grandes del país.

Los pequeños productores prácticamente han mantenido sus números. Un invierno no muy frío y la acumulación de existencias pueden ser las causas de que en esta última temporada se hayan fabricado alrededor de 510.000 toneladas de pellets, 160.000 toneladas menos que el año anterior.

El número de fábricas con producción certificada ENplus® aumenta en dos y ya son 41 instalaciones las que cuentan con el sello de calidad. El 87% de la producción de pellets en España está certificada ENplus®. Ninguna de las plantas que han cerrado estaba certificada.

En cuanto a los distribuidores certificados para el suministro de pellet ENplus®, la lista de certificados activos se amplía con 8 nuevas empresas y ya son 36 en todo el país.

AVEBIOM ha inventariado 59 plantas de producción de astillas, 2 menos que en 2020. Seis centros cierran y cuatro nuevos empiezan a producir: dos gestionados por Veolia en Valladolid y Palma de Mallorca, y otros dos asociados a las fábricas de pellets de Naturbero en Guipuzcoa y de Maderas Campos en Jaén.

La mayoría de los centros tiene producciones inferiores a 30.000 toneladas al año -las dos terceras partes tienen capacidad para producir hasta 10.000 toneladas-. Nueve instalaciones producen más de 30.000 toneladas, y solo tres de ellas, todas en la región del mediterráneo oriental, son capaces de superar las 60.000 t/año.

Dos productores más se han certificado en BIOmasud® y ya son cinco en todo el país los que ofrecen astilla de calidad: Alcolea Biomass Center y Greenalia Woodchips, que también son distribuidores certificados, Pallet Tama, Naparpellet y Maderas Campos.

El último inventario de productores de hueso de aceituna recoge un total de 26 fábricas, una más que en el inventario anterior. Las producciones por fábrica son, por lo general, inferiores a las 10.000 t/año, aunque esto varía con la campaña anual de la aceituna y este año seis centros reportan capacidades superiores a 10.000 t/año; dos de ellas capaces de alcanzar las 60.000 t/año. Un nuevo certificado BIOmasud® eleva el número total de productores con el sello a cuatro: Biocombustibles del Mediterráneo, Combustibles Cabello, Ecoloma Biocombustibles y Maderas Campos. A los que hay que añadir dos distribuidores certificados.

Rebi ultima la obra de sus instalaciones del Grupo Losan en Soria para recuperar la energía excedentaria de su planta de cogeneración

Posted on

El grupo soriano REBI y la planta de cogeneración LOSAN, ultiman la obra en el recinto del Grupo LOSAN para hibridar la Red de Calor con Biomasa de Rebi con la planta de cogeneración de ciclo combinado de 19MW de la que dispone en Soria.

El proyecto consiste en aprovechar el calor residual y excedentario de la planta de tableros de madera, sin la necesidad de implantar nuevas fuentes de combustión y sin necesidad de aumentar los focos de emisión, para incorporarlo al desarrollo de la Red de Calor que abastece de energía térmica para calefacción y agua caliente sanitaria a los diferentes usuarios residenciales e institucionales, públicos y privados adheridos al district heating. A través de la hibridación, la Red de Calor va a reforzar y optimizar el suministro gracias al aporte de energía proveniente de los excedentes disponibles de la generación en la planta de LOSAN. Este proyecto no hace sino replicar la hibridación que ya tiene Rebi en Aranda de Duero (Burgos) desde hace dos años, donde el funcionamiento está siendo un éxito, y donde la totalidad de los clientes de dicha ciudad conectados a la Red tienen el servicio de calefacción y agua caliente gracias a la recuperación del calor sobrante de la planta de cogeneración que Energywoks posee en la factoría de Michelin con lo que la emisión de humos se reduce a prácticamente cero.

La inversión supera los 5 millones de euros y las obras están a punto de terminar. Ha sido necesario instalar nuevos equipos, como una subestación de intercambio que se ubica en LOSAN para volcar la energía a la Red de Calor, energía en forma de agua caliente; también se ampliará la canalización de la Red en 4,2 kilómetros de tubería en doble dirección. La subestación está protegida por un módulo de madera energéticamente sostenible diseñado por Rebi; uno de los laterales está conformado por 26 placas solares que abastecen el funcionamiento de la propia estación de intercambio.

El trazado de este nuevo tramo de la Red de Calor parte de la planta de LOSAN y finalizará en la calle Galicia de Soria, que es el que está en plena construcción.  Desde la calle Galicia se conecta la Red con Pedro de Rúa, trazado ya habilitado.

En torno al 20 por ciento de la energía que circule por la canalización subterránea en forma de agua caliente procederá de la central de Rebi y el otro 80 por ciento provendrá de la recuperación de LOSAN. Las calderas de la central pararán gran parte del año y se podrán en funcionamiento en caso de parada en la planta de cogeneración o en momentos puntuales donde las necesidades energéticas sean muy altas. La existencia de un gran depósito de inercia en la instalación de El Mirón de más de 5.000 m3 que acumula agua a mas de 90ºC supone la mejor de las herramientas para acompasar la producción de la energía con la demanda.

El calor sobrante que la planta LOSAN aportará a la Red de Calor de Rebi procede de cuatro puntos distintos de su instalación: la condensación del circuito de vapor de la cogeneración que existe en la planta, el vapor excedentario procedente de la extracción de turbina, los excedentes de producción térmica del circuito de aceite térmico del proceso productivo de tablero y la recuperación del calor residual de los humos procedentes de la combustión de las calderas de biomasa antes de ser evacuado a la atmósfera. El trasvase de energía de cada una de estas fuentes requiere intercambiadores de diferentes tipologías, desde tubulares, de tubo aleteado, y de placas.

Todo este calor se almacenará en forma de agua caliente en un depósito de 400 metros cúbicos, que pasará por la subestación para ser posteriormente distribuida mediante las tuberías enterradas a la Red de Calor de Soria. Estas cuatro fuentes de energía permiten recuperar 13 megavatios que se transportan en forma de energía térmica mediante agua caliente con salida a 88 grados centígrados desde las instalaciones de LOSAN.

50.000 de estufas y calderas de biomasa se vendieron durante el año de la pandemia en el sector residencial español

Posted on

400.000 viviendas independientes se calientan con estufas o calderas de biomasa

El año de la pandemia, el año de quedarse en casa primero y de refugiarse en las segundas residencias después, ha batido récords de fabricación e instalación de estufas y calderas de biomasa en los últimos meses.

Solo el parón de la actividad comercial e instaladora durante el segundo trimestre del año ha impedido que en 2020 se superasen las ventas de años anteriores. 

Lo más destacable es que, a pesar de la situación, el sector ha demostrado su capacidad para atender de forma sostenida y sin ningún problema a cientos de miles de familias, empresas, servicios públicos de todo tipo y, en especial, a las más de 900 instalaciones que, según datos del Observatorio de la Biomasa de AVEBIOM, proporcionan calefacción y ACS a centros de salud, hospitales, y residencias geriátricas en toda España. 

Impresionante ritmo de instalación de estufas y calderas en el sector residencial
Instaladores, distribuidores y fabricantes de equipos de biomasa trabajaron sin descanso durante la segunda mitad del año. Esta intensidad ha compensado con creces la práctica total suspensión de actividad ocurrida durante la primavera, de manera que el movimiento económico del sector sólo se ha reducido en un 3,4% con respecto al año 2019 y ha generado un volumen de negocio de 344 millones de euros, cifra que incluye también el suministro de pellet y el mantenimiento de equipos.

En 2020 se instalaron 49.589 estufas y calderas de biomasa de hasta 50 kW de potencia. Con esta aportación, el parque nacional de equipos de calefacción alimentados con biocombustibles sólidos se sitúa en 403.618 unidades. De estos, el 98% están ubicados en viviendas independientes.

La tendencia es muy positiva, aunque en números absolutos todavía estamos lejos de países de nuestro entorno, como Francia, que cuenta con 1,2 millones de estufas y calderas de biomasa funcionando, o Italia con 2,2 millones. Las administraciones públicas francesa e italiana promueven desde hace años el cambio de modelo energético hacia las energías renovables en los sistemas de calefacción de las viviendas.

Todos los equipos de calefacción residencial con biomasa consumieron el año pasado en nuestro país alrededor de 505.000 toneladas de pellet y otros biocombustibles de origen natural y renovable como el hueso de aceituna, procedente de la industria del aceite de oliva, las astillas de madera o las cáscaras de frutos secos.

Un dato relevante es que el pellet consumido durante 2020 para calentar viviendas evitó el consumo equivalente de 254 millones de litros de gasóleo de calefacción, 29 millones de litros más sustituidos en comparación con el año anterior, y con ello se evitaron también las emisiones equivalentes a retirar de la circulación 450.000 coches.

5.000 profesionales se dedican a fabricar, suministrar e instalar y mantener equipos de biomasa con potencia superior a los 50kW
Al cierre de 2020 operaban en España 14.329 calderas industriales de biomasa -las de potencia superior a 50 kW-, proporcionando energía térmica a comunidades de vecinos, edificios públicos, industrias, complejos comerciales y redes de calor. En total, 925 nuevas instalaciones respecto a 2019.

La potencia total instalada de equipos industriales de biomasa se situó en 7.502 MW, que son 402 MW más que el año anterior. Esta potencia garantizó la producción de una cantidad de energía equivalente al consumo de 1.536 millones de litros de gasóleo.

La cifra de negocio en el sector de la generación térmica industrial con biomasa en el año 2020 se incrementó en un 6,1% respecto al año anterior y llegó a los 599 millones de euros. La cadena de valor de la biomasa ligada a este sector creó 262 nuevos empleos hasta llegar a los 4.989 trabajadores directos. 

Ventajas de la biomasa como fuente de energía
La producción de energía térmica con biomasa es un ejemplo de economía circular, en el que se aprovechan astillas de madera, restos de podas, hueso de aceituna, cáscaras de frutos secos u otros subproductos de origen biológico. Además, al sustituir a otras formas de energía basadas en combustibles fósiles, el uso de estas biomasas evita las nocivas emisiones que afectan al cambio climático.

En concreto, en España la biomasa evitó en 2020 la emisión de más de 4 millones de toneladas de CO2, lo que equivaldría a retirar de la circulación 2,7 millones de turismos.

La biomasa es, hoy en día, la principal fuente de energía renovable para calefacción en Europa con una cuota del 85%; tendencia que se mantendrá al menos en el medio plazo.

Se produce de forma local y es renovable, gracias a la fotosíntesis de las plantas. Se obtiene mediante gestión forestal sostenible, lo que mejora el estado general de los bosques en toda Europa.

Su uso como fuente de calefacción renovable reduce el uso de combustibles fósiles y sus nocivas emisiones a la atmósfera que aceleran el cambio climático.

Avebiom lanza una guía que ayudará a contratadores y prescriptores a elegir los proyectos de biomasa más adecuados

Posted on

La Asociación Española de la Biomasa en colaboración con varias empresas del sector ha elaborado una guía dirigida a organismos contratadores y prescriptores para contribuir a la mejor elección posible de equipos en las licitaciones.

Diversas empresas del sector de la venta, distribución y servicio técnico de calderas automatizadas de biomasa -pellet, astilla, leña- han elaborado con la colaboración de la AVEBIOM un documento de principios denominado “Guía de ayuda para una licitación de biomasa”.

La guía ofrece información, datos objetivos y claves sobre el uso y la valorización de la biomasa, con el objetivo de lograr una mayor difusión del alcance de esta energía renovable y facilitar a los responsables públicos criterios de valoración a la hora de implementar equipos y componentes en instalaciones públicas que utilicen biocombustibles sólidos.

El documento ya se ha enviado a todos los colegios de ingenieros del país y en breve se hará lo mismo a los colegios de arquitectos, ambos, prescriptores fundamentales de los equipos en proyectos de climatización. Varios colegios territoriales han contactado con la asociación para mostrar su interés en la materia.

La guía pretende contribuir a que los pliegos técnicos que rigen los concursos públicos en este ámbito adapten sus exigencias técnicas a las necesidades de cada instalación, fundamentándose en parámetros objetivos y exigiendo unas prestaciones acordes a las necesidades de cada usuario.Todo ello de conformidad con los principios de transparencia y libre concurrencia que deben regir toda licitación pública.

Juan Jesús Ramos, técnico de AVEBIOM y responsable del Sello del Instalador asegura que “la guía pone a disposición de los diversos organismos contratadores de las administraciones públicas y de los prescriptores y proyectistas la experiencia y conocimiento de nuestras empresas y de los técnicos de AVEBIOM para que la elección de los equipos y componentes sea la más adecuada a las necesidades concretas del licitador”.

Descarga de la guía aquí.

50.000 estufas y calderas de biomasa se vendieron en 2020 en el sector residencial en toda España

Posted on

400.000 viviendas independientes se calientan con estufas o calderas de biomasa según datos del Observatorio de la Biomasa de AVEBIOM para 2020

Instaladores, distribuidores y fabricantes de equipos de biomasa trabajaron sin descanso durante la segunda mitad del año pasado. Esta intensidad ha compensado con creces la práctica total suspensión de actividad ocurrida durante la primavera, de manera que el movimiento económico del sector sólo se ha reducido en un 3,4% con respecto al año 2019 y ha generado un volumen de negocio de 344 millones de euros, cifra que incluye también el suministro de pellet y el mantenimiento de equipos.

En 2020 se instalaron 49.589 estufas y calderas de biomasa de hasta 50 kW de potencia. Con esta aportación, el parque nacional de equipos de calefacción alimentados con biocombustibles sólidos se sitúa en 403.618 unidades. De estos, el 98% están ubicados en viviendas independientes. Solo el parón de la actividad comercial e instaladora durante el segundo trimestre del año ha impedido que en 2020 se superasen las ventas de años anteriores. 

La tendencia es muy positiva, aunque en números absolutos todavía estamos lejos de países de nuestro entorno, como Francia, que cuenta con 1,2 millones de estufas y calderas de biomasa funcionando, o Italia con 2,2 millones. Las administraciones públicas francesa e italiana promueven desde hace años el cambio de modelo energético hacia las energías renovables en los sistemas de calefacción de las viviendas.

Todos los equipos de calefacción residencial con biomasa consumieron el año pasado en nuestro país alrededor de 505.000 toneladas de pellet y otros biocombustibles de origen natural y renovable como el hueso de aceituna, procedente de la industria del aceite de oliva, las astillas de madera o las cáscaras de frutos secos.

Un dato relevante es que el pellet consumido durante 2020 para calentar viviendas evitó el consumo equivalente de 254 millones de litros de gasóleo de calefacción, 29 millones de litros más sustituidos en comparación con el año anterior, y con ello se evitaron también las emisiones equivalentes a retirar de la circulación 450.000 coches.

Al cierre de 2020 operaban en España 14.329 calderas industriales de biomasa -las de potencia superior a 50 kW-, proporcionando energía térmica a comunidades de vecinos, edificios públicos, industrias, complejos comerciales y redes de calor. En total, 925 nuevas instalaciones respecto a 2019.

La potencia total instalada de equipos industriales de biomasa se situó en 7.502 MW, que son 402 MW más que el año anterior. Esta potencia garantizó la producción de una cantidad de energía equivalente al consumo de 1.536 millones de litros de gasóleo.

La cifra de negocio en el sector de la generación térmica industrial con biomasa en el año 2020 se incrementó en un 6,1% respecto al año anterior y llegó a los 599 millones de euros. La cadena de valor de la biomasa ligada a este sector creó 262 nuevos empleos hasta llegar a los 4.989 trabajadores directos. 

El hueso de aceituna para biomasa no necesitará ser manejado por un gestor de residuos autorizado

Posted on

La Asociación Española de la Biomasa considera una muy buena noticia la aclaración emitida por la Subdirección General de Economía Circular en la que excluye el hueso de aceituna del ámbito de aplicación de la vigente Ley de residuos y suelos contaminados.

En una “nota interpretativa” de mayo de 2021, la Subdirección General de Economía Circular aclara que el hueso de aceituna obtenido mediante métodos mecánicos o físicos es un material biomásico procedente de la agroindustria, natural, no peligroso y que se utiliza para generar energía sin poner en peligro la salud humana ni el medio ambiente.

El hueso de aceituna no figuraba de manera explícita entre los materiales excluidos del ámbito de aplicación de la Ley 22/2011, de 28 de Julio, de residuos y suelos contaminados, lo que ha generado durante años consultas por parte de particulares y administraciones públicas.

Gracias a esta aclaración, el hueso de aceituna obtenido por medios mecánicos no requiere ser manejado por un gestor de residuos autorizado, lo que facilita su uso en instalaciones de generación de energía tanto a escala industrial como doméstica. 

Pablo Rodero, responsable de la certificación de biocombustibles sólidos en AVEBIOM, considera que es una muy buena noticia, “ya que confirma las bondades del hueso de aceituna como biocombustible, un material de origen natural, muy abundante en España y cuya calidad se puede certificar gracias a BIOmasud®”.

Un grupo de trabajo creado en 2020 para clarificar esta cuestión acaba de concluir que el hueso de aceituna extraído por medios mecánicos con destino a generación de energía queda excluido, junto con las cáscaras de frutos secos, de la aplicación de esta Ley.

A finales de 2020, técnicos de AVEBIOM se reunieron con miembros del Grupo de Trabajo de Subproductos y Fin de Condición de Residuo creado por la Subdirección General de Economía Circular (Ministerio para la Transición Energética y el Reto Demográfico) para evaluar este tema. Pablo Rodero y Alicia Mira detallaron las características del mercado de hueso de aceituna y explicaron que, aparte del hueso proveniente de las almazaras, existe otro volumen que proviene de extractoras de aceite de orujo. En este caso, previo a la extracción del aceite, se separa el hueso -de similar calidad y tamaño algo menor- para su comercialización como biocombustible.

Más de 160 empresas de 29 países se apuntan a la feria Expobiomasa

Posted on

La organización mantiene las fechas previstas del 21 al 23 de septiembre en el recinto ferial de Valladolid

Las empresas que integran la asociación han decido llevar a cabo EXPOBIOMASA 2021 con el objetivo de impulsar la recuperación de la actividad comercial en uno de los sectores esenciales que se ha mantenido trabajando durante la pandemia. La decisión se ha tomado tras mantener conversaciones con las empresas asociadas líderes del sector y confirmar la mejora de la situación epidemiológica y que se cumplen los planes de vacunación cuando aún quedan más de 6 meses para la celebración.

Según Javier Díaz, presidente de AVEBIOM,  “a finales de septiembre disfrutaremos ya, previsiblemente, de una mayor movilidad, tanto entre comunidades autónomas como entre países, lo que augura la llegada a Expobiomasa de gran cantidad de visitantes profesionales. Estamos preparados para ofrecerles una gran edición de nuestra feria con las máximas garantías sanitarias.”

AVEBIOM y la Institución Ferial de Castilla y León ya están trabajando de forma coordinada para que expositores, proveedores y visitantes tengan a su disposición todas las medidas sanitarias necesarias para garantizar un espacio seguro para todos. Como en ediciones anteriores, el evento cuenta con el apoyo del Ayuntamiento de Valladolid, la Junta de Castilla y León y el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, a través del IDAE.

A mediados de marzo, más de 160 firmas procedentes de 29 países han confirmado su participación como expositores en EXPOBIOMASA 21.

Acceso digital a la feria y eventos paralelos

EXPOBIOMASA facilitará un acceso directo de carácter digital a aquellos profesionales que no puedan asistir de forma presencial a la feria. De esta forma, tendrán la oportunidad de descubrir todas las novedades del sector y conectar virtualmente con los expositores para conocer de primera mano sus innovaciones e interactuar entre sí también durante los días posteriores al evento.

En paralelo a la feria se celebrarán otros dos eventos clave: la decimocuarta edición del Congreso Internacional de Bioenergía y la primera edición del Salón del Gas Renovable.

El Congreso Internacional de Bioenergía es el principal evento a nivel mundial en español que, tras cancelar su edición de 2020, vuelve con un importante componente virtual con el fin de llegar a miles de profesionales de todo el mundo. Contará con ponentes y especialistas que aportarán las estrategias, tecnología y casos de éxito que han logrado poner en marcha, reinventándose ante las dificultades de este último año tan atípico.

La primera edición del Salón del Gas Renovable, organizado de manera conjunta por la Asociación Española de Biogás y la Asociación Española de Biomasa, promoverá las oportunidades de negocio entre las empresas participantes en España, Portugal e Iberoamérica y también divulgará las ventajas del desarrollo del biogás como fuente de energía renovable ante la sociedad.

Más información
www.expobiomasa.com

Continuo crecimiento del sector de la biomasa en Castilla y León

Posted on

Castilla y León dispone de una gran capacidad productora de biomasa, derivada fundamentalmente del carácter eminentemente forestal de nuestro territorio (el 51% de la superficie regional, 4,8 millones de hectáreas de terreno forestal, que albergan los mayores recursos de biomasa forestal de España). La masa forestal de la comunidad autónoma alberga 225 millones de toneladas de biomasa seca con un crecimiento anual de 6,5 millones de toneladas, de las que se aprovechan con destino a la bioenergía unas 700.000 Tn/año, pasando este año a más de 1 millón de Tn/año una vez que empiece a consumir a pleno rendimiento la planta de Forestalia en Cubillos del Sil, entre otras infraestructuras que consumen biomasa como combustible.

La comunidad de Castilla y León alberga instalaciones de producción y transformación, tanto de pellets como de astillas, punteras a nivel nacional en calidad y en cantidad. Es la comunidad autónoma que concentra el mayor volumen de producción de pellet, con unas 223.000 toneladas/año, de las que el 92% están certificadas con el sello de garantía ENplus. Operan actualmente 13 fábricas de pellet, siete de ellas certificadas. La producción nacional es de 714.000 toneladas/año y 82 fábricas, 39 certificadas.

Cada vez un mayor número de usuarios finales optan por las soluciones con biomasa para alimentar las calderas para producción de calefacción y agua caliente sanitaria con un incremento constante tanto del número de instalaciones como de la potencia acumulada en todos los sectores: agroganadero, industria agroalimentaria, ocio-servicios, edificios y equipamientos públicos, viviendas unifamiliares, bloques de viviendas o redes de calor, ocupando Castilla y León los primeros puestos en el ranking de las comunidades autónomas.

Según los datos del Observatorio Nacional de Calderas de Biomasa de Avebiom, Castilla y León tiene la segunda posición nacional, con un volumen de negocio de 325 millones de euros, con la generación de 2.150 empleos (más un millar más de personas vinculadas a la actividad tradicional, como aprovechamiento de leña, y a la generación eléctrica con biomasa de origen forestal o agroalimentario); cuenta con 44.755 equipos en funcionamiento (estufas y calderas) y genera 1.530 megavatios (Mw) de potencia.

Asimismo, Castilla y León es líder a nivel nacional en energía consumida (toneladas equivalentes de petróleo) y en emisiones reducidas (toneladas de CO2), con 870.000 tn, equivalente a la retirada de más de 580.000 vehículos de la circulación.

Apoyo de la Junta a la biomasa
La acción de la Junta de Castilla y León se centra en diversas líneas de actuaciones, que reciben un impulso en esta legislatura, como la movilización de las importantes existencias de biomasa de montes. Asimismo, la Administración regional impulsa proyectos de utilicen biomasa como materia prima para la producción eléctrica; en este ámbito ya opera una planta del grupo Gestamp, en la provincia de Soria, con una potencia de 17 Mw y 140.000 Tn de consumo, y la central del grupo Forestalia en Cubilllos del Sil (León) con 50 MW de potencia y un consumo cercano a 350.000 Tn de biomasa. Ambos proyectos cuentan con participación de la Junta de Castilla y León en las sociedades vehículo.

La Consejería de Fomento y Medio Ambiente, a través de Somacyl, mantiene una importante línea de actuaciones desde el año 2013 para implantación de sistemas térmicos con biomasa en edificios públicos, habiendo acometido 35 proyectos para sustitución de sistemas que operan con combustibles fósiles por biomasa, mediante la instalación de calderas individuales y redes de calefacción centralizadas con biomasa, con una inversión de 35 millones de euros,  que suministran 100.000.000 kWh útiles con biomasa a más de 120 edificios públicos. Dichas instalaciones consumen actualmente 38.500 Tn de astilla forestal y 1.250 Tn de pellets y han permitido una reducción de emisiones de CO2 a la atmosfera de 37.500 Tn/año.

También se trabaja en la promoción del uso de biomasa en el sector agro-ganadero e industrial mediante el desarrollo de proyectos piloto demostrativos, entre los que destaca la red de calor del Polígono Industrial de Villalonquéjar, en Burgos, primera red de calor industrial por biomasa que hay en España.

Además, las redes de calor urbanas por biomasa son una solución perfecta para integrar el uso térmico de la biomasa forestal en ciudades (3 de cada 4 redes de calor en España utilizan biomasa forestal como combustible), fomentando un modelo de desarrollo urbano moderno, sostenible y respetuoso con el medio ambiente. En Castilla y León se han desarrollado en los últimos años importantes redes de biomasa que colocan a la comunidad como puntera a nivel nacional: las redes de Soria, Universidad de Valladolid (30 edificios públicos incluido el Hospital Clínico de Valladolid –el mayor hospital que en España tiene este tipo de alimentación de calefacción y agua caliente sanitaria-), Huerta del Rey (Valladolid), Aranda de Duero y Ponferrada (terminada e inminente entrada en producción) son ejemplos en esta línea que ya dan servicio a miles de usuarios. Todas estas redes de biomasa se han promovido con la participación de la Junta de Castilla y León a través de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente.

Tres acciones son relevantes para potenciar la demanda de biomasa forestal en Castilla y León:

Por un lado, el fomento de la instalación de sistemas de calefacción alimentados por biomasa en los edificios públicos de la Junta. Para ello se trabaja conjuntamente con la Consejería de Economía y Hacienda para elaborar un Programa que desarrolle esta medida.

En segundo lugar, la incentivación fiscal de la sustitución de sistemas de calefacción alimentada por gasóleo por otros menos contaminantes, en especial la biomasa forestal; una opción que radica en los Ayuntamientos pues el impuesto directamente relacionado con este fin es el de Bienes Inmuebles (IBI).

Y, por último, la solicitud al Gobierno de la Nación -a través de una resolución aprobadas por las Cortes de Castilla y León en octubre de 2019- de la reducción del IVA que grava la biomasa forestal o los suministros energéticos con este combustible, para colocarlo al mismo nivel que Francia o Reino Unido; sería el espaldarazo definitivo para que el sector tenga a nivel nacional un crecimiento exponencial imprescindible en la lucha contra el cambio climático.

Castilla y León contará con 13 millones para proyectos de energía térmica renovable

Posted on

De los trece millones de euros que el Gobierno de España destina a la convocatoria de ayudas a proyectos de renovables para la producción de energía térmica en Castilla y León, 9,5 se los reparten la biomasa, el biogás y el biometano. El mayor montante, 6,5 millones de euros, se destinará al uso de biomasa en redes de calor, que distribuyen la energía térmica a más de un edificio.

La primera convocatoria de ayudas a la inversión en proyectos de energías renovables para la producción de energía térmica en la Comunidad de Castilla y León contará con un presupuesto de 13 millones de euros. El Consejo de Ministros acordó autorizar al Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) a aprobar esta convocatoria.

Se prevé que, en conjunto, se movilicen cerca de 36,46 millones de euros en inversiones asociadas a proyectos que, además de suponer un impulso para la reactivación económica, contribuirán a la diversificación de las fuentes de energía primaria, a la reducción de la dependencia energética y evitarán la emisión de 46.768 toneladas equivalentes de CO2 al año, en línea con los objetivos marcados por el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC) 2021-2030 y por el proyecto de Ley de Cambio Climático y Transición Energética.

La convocatoria se inscribe en la línea de ayudas dotada con 316 millones de euros que el Ministerio de la Transición Ecológica y Reto Demográfico (Miteco) puso en marcha a través del IDAE para impulsar instalaciones de renovables para la producción de energía, tanto térmica como eléctrica, en todo el territorio nacional.

En total, se destinarán 20 millones euros a la Comunidad de Castilla y León. A los 13 millones de la convocatoria que ha aprobado ahora el Consejo de Ministros, se suman otros 7 millones que serán tramitados en próximas fechas e irán vinculados a otra convocatoria para proyectos de producción eléctrica mediante el uso de energías renovables.

Reparto presupuestario en diferentes tecnologías renovables
Por tecnologías, la distribución del reparto inicial acordado con la Junta de Castilla y León se llevará a cabo de la siguiente manera: 100.000 euros para aerotermia con abastecimiento fotovoltaico; 1.500.000 euros para biomasa; 200.000 para geotermia o hidrotermia; 2.950.000 para energía solar térmica; 6.750.000 euros para biomasa en redes; y 1.500.000 euros para biogás + biometano.

Tras haber acordado con la Junta de Castilla y León un reparto entre tecnologías adaptado a las necesidades de la región, el IDAE realizará la correspondiente convocatoria de ayudas que se otorgarán mediante régimen de concurrencia competitiva.

Valoración de los proyectos
En cuanto a la valoración de los proyectos, se han establecido criterios vinculados a transición justa, reto demográfico, generación de empleo, innovación, lucha contra la pobreza energética, impulso a sectores industriales estratégicos locales o apoyo a la participación ciudadana, como el impulso a las comunidades energéticas locales.

La convocatoria irá dirigida a personas físicas o jurídicas, públicas o privadas, que planeen llevar a cabo un proyecto acorde con estas especificaciones. También podrán solicitar estas ayudas comunidades de bienes, comunidades de propietarios, grupos de comunidades de propietarios y otras agrupaciones que puedan llevar a cabo las actuaciones a las que se destinan las ayudas.