biomasa

Castilla y León ha presentado en Europa su estrategia sobre redes urbanas de calor con biomasa

Posted on

intensss

La Junta de Castilla y León a través de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente ha presentado en la localidad de Catanzaro (Italia) una estrategia para redes urbanas de calor centrada en la generación de energía a través de la biomasa.

La iniciativa, que ha sido desarrollada La Consejería de Fomento y Medio Ambiente y el Instituto de Urbanística de la Universidad de Valladolid, ha sido planteada por el director general de Vivienda, Arquitectura y Urbanismo, Ángel Marinero, ante los representantes de los gobiernos locales e instituciones de siete países europeos que participan en el proyecto de investigación INTENSSS-PA, donde están España, Italia, Dinamarca, Eslovenia, Grecia, Letonia y los Países Bajos.

El objetivo general del proyecto INTENSSS-PA es potenciar la capacidad de las administraciones públicas para diseñar, planificar e implementar políticas sostenibles sobre el uso de la energía, integrándolas en el marco de la planificación urbanística.

Castilla y León ha centrado su proyecto en la elaboración de una estrategia de apoyo a la generación de energía mediante el uso de la biomasa producida en nuestros bosques, promoviendo redes de calor urbanas más allá de su uso en edificios aislados. Los trabajos han puesto de manifiesto las potencialidades de la biomasa, comenzando por la generación de empleo en el medio rural de gran eficacia dentro de la estrategia demográfica regional y terminando por la eficiencia en el consumo de este tipo de energía canalizado a través de redes de calor al centralizar la producción térmica para agua caliente y calefacción.

Actualmente más de cien edificios públicos de Castilla y León se suministran con biomasa, consumiendo 27.500 toneladas de astilla forestal y 1.100 toneladas de pellets, alcanzando los 71.500.000 kWh útiles y una reducción de emisiones de CO2 a la atmosfera de 26.500 toneladas/año.

El director general ha mostrado además los trabajos que hasta el momento ha venido desarrollando la Consejería, con más de 30 actuaciones para la sustitución de combustibles fósiles por biomasa mediante la instalación de calderas individuales y redes de calor centralizadas, utilizando como combustibles pellets de madera y astilla forestal, con una inversión hasta la fecha cercana a los 38 millones de euros.

El proyecto europeo INTENSSS-PA, enmarcado en el Programa HORIZON 2020,  pretende ayudar a las administraciones públicas a integrar la energía y sus problemas en el planeamiento urbanístico y en la ordenación del territorio. Dispone de un presupuesto de 1,5 millones de euros y estará vigente hasta agosto de 2018. Colaboran otras seis regiones europeas, Pomurge (Eslovenia), Calabria (Italia), Middelfart (Dinamarca), Groninga (Países Bajos), Zemgalia (Letonia) y Thesalia (Grecia),  y varias instituciones de investigación, entre ellas el Instituto de Urbanística de la Universidad de Valladolid.

La Junta de Castilla y León reunió en León el pasado año a los representantes de las siete regiones europeas para intercambiar los proyectos y las experiencias respectivas con el fin de lograr un conocimiento global y definir actuaciones que puedan ser compartidas por todos los miembros.

Anuncios

Secaderos de biomasa para el lúpulo cervecero leonés con ahorro de emisiones y de dinero

Posted on

Productores de lúpulo de León comienzan a interesarse en mejorar el proceso tecnológico del secado y en alternativas al uso de combustibles fósiles para reducir costes y ser más respetuosos con el medio ambiente

lupulo

España es el cuarto productor europeo de cerveza y el séptimo de lúpulo -el ingrediente aporta amargor, aroma y estabilidad a la cerveza-, por detrás de Alemania, Republica Checa, Polonia, Eslovenia, Reino Unido y Francia, siendo el  noveno a nivel mundial. Más del 90% de la producción nacional se concentra en Castilla y León, más concretamente en la comarca leonesa de la Ribera del Órbigo. Carrizo de la Ribera es la capital española del lúpulo.

El secado es la operación que más influye en la calidad del lúpulo y supone el 60% del coste total de producción. Durante el secado se reduce la humedad del lúpulo verde recién pelado, habitualmente superior al 80%, hasta valores cercanos al 10%. Es habitual trabajar con temperaturas del aire de 60-65 ºC.

La provincia de León cuenta con 250 cultivadores de lúpulo con una superficie media de 2,3 Ha, lo que da una idea de la predominancia de los pequeños productores.

Los productores de lúpulo leoneses, agrupados en la Sociedad Agrícola Transformadora Lúpulos de León, la mayor cooperativa del sector en España, han participado, junto a la empresa Calor Erbi, para poner en funcionamiento un sistema que abandone los equipos que usan gasóil y propano, poco eficientes, por otros que supriman el contacto directo de los humos con las flores de la planta y que respeten las mejores condiciones, tanto del lúpulo como del medioambiente.

Se trata de un proyecto, desarrollado por Calor Erbi, ERBI (Energías Renovables del Bierzo, S.L.), junto con el Centro Tecnológico CARTIF, la Universidad de León y la SAT Lúpulos de León, para mejorar el proceso de secado,  y que ha sido galardonado por el Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente como una de las iniciativas ‘Clima 2017’, de forma que las emisiones certificadas que se consigan evitar de toneladas de CO2 serán abonadas durante cuatro años a la cooperativa.

El director técnico de ingeniería de Calor Erbi, Óscar Cela, ha estimado en un beneficio de 7,9 euros por cada tonelada de CO2 que se deja de emitir el que recibirán los socios.

La Junta autoriza un préstamo de 42 millones de euros para la construcción de la planta de biomasa de Forestalia en Cubillos del Sil

Posted on

fabrica-biomasa
Almacen de pellets y biomasa de Forestalia en Zuera (Zaragoza)

La Junta de Castilla y León ha autorizado el pasado 7 de junio al Ente Regional de la Energía (EREN) la concesión de un préstamo por importe de 42 millones de euros, procedentes del Banco de Desarrollo del Consejo de Europa, que permitirá impulsar una planta de generación de energía limpia mediante biomasa en Cubillos del Sil (León). De esta manera contribuye en la financiación del proyecto de construcción y explotación de una planta de generación de energía eléctrica verde a partir de biomasa, preferentemente forestal, que se ubicará en el polígono industrial de Cubillos del Sil, de titularidad autonómica.

La colaboración en esta iniciativa inversora consiste en un préstamo de 42 millones de euros va a permitir ahora a este organismo público de la Junta formalizar un crédito por el mismo importe a favor de Fuerzas Energéticas del Sur de Europa, una sociedad participada por Forestalia, que es la empresa que lidera la ejecución de la obra.

El proyecto está dirigido por el Grupo Forestalia, que prevé invertir 112 millones de euros y generar alrededor de 450 empleos, entre los trabajadores de la instalación y los asociados a su actividad, a los que hay que añadir los 250 necesarios para ejecutar la obra.

La planta de generación eléctrica proyectada por el grupo de origen aragonés en El Bierzo tendrá una potencia instalada de 49,9 megavatios (MW) y será alimentada con unas 280.000 toneladas anuales de biomasa, esencialmente de origen forestal, según la información facilitada por la compañía.

El impulso del Ejecutivo autonómico a este proyecto obedece a su trascendente impacto económico y social en Castilla y León y, en particular, sobre un territorio afectado por el proceso de reestructuración de la minería del carbón. De hecho, Forestalia ha estimado que la planta de biomasa permitirá consolidar en el tiempo 50 nuevos puestos de trabajo en las instalaciones y otros 400 dedicados al abastecimiento de la materia prima, a los se suman los 250 empleados precisos para su construcción.

Otra de las ventajas de esta iniciativa privada es que conlleva poner en valor un recurso autóctono, como es la biomasa, favoreciendo una nueva actividad en la zona de influencia de la planta y con  garantías de respeto ambiental, gracias a la implicación de la Sociedad Pública de Infraestructuras y Medio Ambiente (Somacyl).

La biomasa generó en 2017 un negocio de 163,7 millones en Castilla y León

Posted on

biomasa

El incremento de la instalación de estufas y calderas de biomasa tecnológicamente avanzadas registrado en Castilla y León en 2017 ha sido de un 21,9% mayor que el año anterior y ha generado un negocio de 163,7 millones de euros, según Avebiom.

Al finalizar 2017 operaban en Castilla y León un total de 37.003 estufas y calderas de biomasa tecnificadas según ha informado Jorge Herrero, director de Proyectos de la Asociación Española de Valorización Energética de la Biomasa, Avebiom, en la jornada “Hub Madera” que se celebró el pasado 4 de junio en Bembibre (León), organizada por la plataforma #HubBierzo con el apoyo de la Junta de Castilla y León.

“En España —ha señalado Herrero—, la utilización de la biomasa como combustible de calefacción se ha multiplicado por 25 en la última década, al pasar de las 9.600 instalaciones de 2008 a las 244.197 de 2017, aunque el mayor crecimiento se ha registrado en los tres últimos años, en los que se ha duplicado el número de equipos”.

Estos datos, porcentajes y cantidades solo se refieren a las estufas y calderas tecnológicamente avanzadas que se instalan en España; por lo tanto, no se incluyen en estos datos los correspondientes a equipos tradicionales alimentados por leña.

En Castilla y León

Según manifestó el presidente de Avebiom, Javier Díaz, “la evolución del sector durante los últimos años pone de manifiesto que la biomasa térmica es ya una realidad imparable en Castilla y León, una de las comunidades con mayor potencial de crecimiento, debido a la riqueza forestal que atesora”. También recordó “la oferta tan competitiva de la biomasa en precios, ya que una familia puede ahorrarse actualmente hasta un 66% del coste anual en calefacción con respecto a los precios del gasóleo”.

Más de 1.500 empleos

La actividad que se despliega en torno a los equipos de biomasa tecnológicamente más avanzados se estima que da empleo a 1.529 personas en Castilla y León, sobre todo en los ámbitos de venta e instalación de estufas y calderas, mantenimiento de equipos y suministro de combustibles (astilla de madera, pellet y otros tipos de biomasa).

Además, se estima que el sector regional emplea en torno a un millar de personas más, vinculadas a la actividad tradicional (aprovechamiento de la leña) y a la generación eléctrica con biomasa de origen forestal o agroalimentario.

Menos emisiones de CO2

En cuanto a la potencia instalada total, en Castilla y León se elevó hasta 1.766 MW durante el año 2017. Esta mayor sustitución de la biomasa por el consumo gasóleo de calefacción ha permitido también una menor emisión de gases de efecto invernadero, que se estima en 812.436 de toneladas de CO2, contribuyendo así a la lucha contra el cambio climático evitando la contaminación que producen 541.624 vehículos durante un año.

La calefacción con biomasa genera un ahorro de hasta el 66% frente al gasóleo

Posted on

pellets

La estabilidad de los precios de la biomasa, en claro contraste con el progresivo incremento del coste del gasóleo de calefacción, que se ha elevado un 35% en los dos últimos años, ha propiciado un significativo aumento del ahorro que supone el uso de la biomasa como combustible de calefacción, que en estos momentos puede ser de hasta un 66% frente a los costes del gasóleo.

Según Javier Díaz, presidente de la Asociación Española de Valorización Energética de la Biomasa (Avebiom), que tiene su sede en Valladolid, “no estamos hablando de posibilidades teóricas, sino de un ahorro real e inmediato para las familias e instituciones que ya utilizan la biomasa para calentar sus hogares o edificios de uso colectivo; y estamos hablando de una expectativa cierta para aquellos que prevén sustituir el gasóleo por la biomasa a corto plazo, porque las últimas subidas del precio del petróleo ya no se puede considerar como simples repuntes coyunturales”.

De acuerdo con los cálculos que ha realizado Avebiom, el coste de 2,35 kilogramos de astilla de madera suministrada a domicilio, equivalente energético a un litro de gasóleo de calefacción, supone un ahorro del 66%; es decir, 0,486 euros por litro de gasóleo). El precio del gasóleo se ha elevado desde los 0,547 euros por litro de mayo de 2016 a los 0,741 euros registrados el 15 de mayo pasado.

En el caso de que se utilice hueso de aceituna, el precio de 2,19 kilogramos (que es el equivalente energético a un litro de gasóleo), el ahorro es de 0,362 euros por litro de gasóleo (el 49%). Y si la biomasa utilizada es el pellet, el coste equivalente (1,96 kilogramos) representa un ahorro del 38% (0,280 euros por litro de gasóleo).

Los últimos datos del Índice de Precios de Avebiom, referidos al último trimestre de 2017, reflejan la estabilidad del precio del pellet, el hueso de aceituna y la astilla de madera en sus diferentes formatos de venta al consumidor final (en sacos o a granel, servido a domicilio por camiones cisterna). En el caso del pellet, que es el combustible más demandado actualmente, la evolución del precio del saco de 15 kilogramos se ha reducido un 3,37% de media en los tres últimos años.

La Junta convoca ayudas de 2,5 millones de euros para incentivar plantaciones forestales de alto valor

Posted on

bosque pinos

La producción energética con biomasa no es la única que concentra las ayudas de la administración regional para incentivar el sector forestal de la comunidad. También lo son otras especies de alto valor que contribuyen a evitar el despoblamiento rural e incentivar la creación de empresas. Para ello, la Consejería de Fomento y Medio Ambiente  ha lanzado ayudas cofinanciadas por el Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (FEADER), para el año 2018, en el marco del Programa de Desarrollo Rural de Castilla y León 2014-2020.

Los beneficiarios de estas ayudas podrán ser tanto las entidades públicas propietarias de las tierras (en el caso de Estado o Comunidad Autónoma el gestor ha de ser un organismo privado o una entidad local); personas físicas o jurídicas de derecho privado propietarias o usufructuarias de las tierras o las agrupaciones de ellas que, aun careciendo de personalidad jurídica, se constituyan con la finalidad principal de realizar en común las actuaciones objeto de ayuda, o también las comunidades de Bienes propietarias o usufructuarias de tierras. Las ayudas previstas para el año 2018 supera los 2,5 millones de euros. Las peticiones de ayudas podrán tramitarse hasta el 8 de junio del 2018.

Entre las especies que trata de fomentar dichas ayudas destacan el nogal, cerezo, serbal y fresno como especies para la producción de madera de calidad; el pino piñonero para la producción de freto; la encina, quejigo y roble micorrizado para la producción de trufa negra; así como el castaño para la producción de fruto.

El 14 de mayo concluye la presentación de los proyectos para reducciones de CO2 a 9,7 euros/tonelada

Posted on

c2dos

Los Proyectos Clima del Fondo de Carbono para una Economía Sostenible (FES-CO2) son proyectos de reducción de emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) ubicados en España y desarrollados en los conocidos como “sectores difusos”. El FES-CO2 incentiva la realización de estos proyectos mediante el pago a los promotores seleccionados de una cantidad determinada por tonelada de CO2 equivalente (tCO2e) reducida y verificada.

La fase de presentación de proyectos para la convocatoria de 2018, mediante el modelo de documento de idea proyecto o PIN, estará abierta entre el 10 de abril y el 14 de mayo de 2018. El precio de las reducciones verificadas de emisiones de los proyectos que sean seleccionados se mantiene en 9,7 €/tonelada CO2 reducida verificada.

En el Documento de Proyecto se deberá indicar el origen de la biomasa (local, regional, nacional, extranjera…). En los proyectos que empleen biocombustibles sólidos, deberá  aportarse información sobre las características del combustible y de las calderas, en materia de emisión de contaminantes. Se valorará el cumplimiento de las normas UNE-EN- ISO 17225, UNE- 164003  y  UNE-164004. También se valorará el cumplimiento de la clase 4 de la norma UNE-EN 303-5 de calderas de  combustibles sólidos hasta 500 kw, e incluso clase 5 en el caso de  medios urbanos donde se plateen problemas de calidad del aire

Los proyectos que incluyan entre sus actividades la producción  de biomasa/biogás como combustible alternativo no contabilizarán la reducción de emisiones asociada al autoconsumo del producto generado en su proceso de  producción.

La Asociación Española de Valorización Energética de la Biomasa (AVEBIOM) tiene un derecho de compra firmado con el Fondo de Carbono para una Economía Sostenible FES-CO2 de1,7 millones de toneladas de CO2 reducidas y verificadas, para proyectos de biomasa y biogás, durante el periodo comprendido entre 2015 y 2022, lo que ascendería a una financiación climática de más de 15 millones. En los cinco años de funcionamiento de Canal Clima, 42 empresas asociadas a AVEBIOM han inscrito 410 instalaciones.