biomasa

La Junta destina 539.000 euros a subvencionar el uso de energías renovables de solar y biomasa en establecimientos del Camino de Santiago

Posted on

albergue

La Consejería de Economía y Hacienda de la Junta de Castilla y León  ha convocado subvenciones, cofinanciables por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional, dirigidas a la utilización de energías renovables en establecimientos abiertos al público en localidades de los Caminos a Santiago en Castilla y León.

Los beneficiarios de estas ayudas podrán ser los titulares de establecimientos abiertos al público, cuya actividad se relaciona en la convocatoria y que se encuentren en una localidad correspondiente a alguno de los caminos a Santiago.

Los titulares de dichos establecimientos pueden ser pequeñas y medianas empresas, autónomos, asociaciones o entidades sin ánimo de lucro así como entidades locales.

El objetivo de estas subvenciones previstas es la de promover la utilización de energías renovables, tanto energía solar térmica (con superficie de captación entre 8 y 70 m 2 ), como biomasa (estufas de pellets de potencia nominal no inferior a 5 kW), en los establecimientos abiertos al público situados en alguna de las localidades referidas.

La cuantía destinada a financiar las subvenciones convocadas asciende a 539.032 €. La concesión de las subvenciones se resolverá por el procedimiento de concurrencia competitiva hasta agotar el presupuesto, aplicando criterios de valoración que varían según el tipo de beneficiario y de manera común, los relativos al ratio energético, a las poblaciones con riesgos demográficos y a la integración laboral de discapacitados.

La cuantía de la subvención oscila entre un 50 y un 70%, en función de la superficie de captación, para instalaciones solares y en función de la potencia instalada, para estufas de biomasa. Así mismo, la cuantía de la subvención está limitada también por magnitudes relativas expresadas en €/m 2 y €/kW. El plazo de presentación de solicitudes  finalizará el 28 de noviembre de 2018.

Anuncios

Valladolid cuenta ya con 4.400 estufas y calderas tecnológicamente avanzadas

Posted on

estufa pellets

La utilización de la biomasa como combustible de calefacción representa un ahorro para las familias que puede ser de hasta el 66% con respecto al coste del gasóleo, ha asegurado Javier Díaz, presidente de la Asociación Española de Valorización Energética de la Biomasa (Avebiom), en la apertura de las jornadas sobre “El uso sostenible de la bioenergía en Valladolid”, organizadas por la Asociación en colaboración con la Agencia de Innovación y Desarrollo Económico del Ayuntamiento de Valladolid.

Esta jornada está enmarcada en una de las acciones de difusión de la Economía Circular, que Avebiom presenta como beneficiario de la ‘Convocatoria de Subvenciones 2017’ para fomentar la realización de proyectos de economía circular del Ayuntamiento de Valladolid.

“La implicación del sector de la biomasa con la actual tendencia del fomento de la ‘economía circular’, es muy evidente”, manifestó Javier Díaz. “No hay muchas tecnologías energéticas que cumplan tan coherentemente con sus postulados. La valorización energética de algunos subproductos de la industria agroalimentaria y de la madera, que son utilizados para producir energía térmica y eléctrica, permite devolver al ciclo económico parte de la energía consumida, no solo durante el uso de estos productos como combustible, sino también después, ya que sus cenizas pueden utilizarse para la producción de fertilizantes; o incluso el CO2 que sale por la chimenea, para producir gases alimentarios y hasta médicos”.

De acuerdo con los datos del Índice de Precios de Avebiom, dijo Javier Díaz, “el coste de 2,4 kilogramos de astilla de madera suministrada a domicilio (que es el equivalente energético a un litro de gasóleo de calefacción) supone un ahorro del 66%; aunque es probable que este porcentaje sea mayor en estos momentos, debido al importante incremento del petróleo registrado en las últimas semanas”.

En el caso de que se utilice como biocombustible hueso de aceituna, el precio de 2,2 kilogramos (equivalente energético a un litro de gasóleo), el ahorro es del 49%; y si se utiliza el pellet, el coste equivalente (2 kilogramos) representa un ahorro del 38%. En este sentido, Javier Díaz recordó que el pellet es el biocombustible más demandado actualmente, “porque ofrece unas prestaciones muy satisfactorias, tanto en términos de eficiencia como por la estabilidad del precio; el coste para el consumidor final del saco de 15 kilogramos se ha reducido un 3,37% de media en los tres últimos años”.

Por otro lado, el presidente de Avebiom destacó los importantes avances del uso de la biomasa térmica en Valladolid en los últimos años. “Hace diez años, en Valladolid funcionaban 257 estufas y calderas tecnológicamente avanzadas, o de alta eficiencia, cuando en la actualidad hay unas 4.400”. Y además, dijo, “Valladolid acoge la mayor red de calor con biomasa de España, la de la Universidad de Valladolid, además de instalaciones en grandes comunidades de vecinos, como la del Grupo Fasa, que empezará a funcionar en estos días”.

Al respecto, Jesús Gómez, gerente de la Agencia de Innovación y Desarrollo Económico, remarcó el compromiso del Ayuntamiento con el cambio de paradigma que supone la incorporación de nuevas fuentes de energía y la aceptación por parte de la ciudadanía de las mismas. El proyecto europeo H2020 Remourban, liderado por la ciudad de Valladolid como ciudad faro, ha facilitado esta nueva instalación en el Grupo Fasa y su monitorización posterior.

Las posibles soluciones con biomasa para una vivienda independiente o para una comunidad de vecinos fue el tema que desarrolló Juan Jesús Ramos, responsable del Observatorio Nacional de Calderas de Biomasa. Y posteriormente, expusieron algunos de los casos de éxito en Valladolid distintos responsables de Veolia, Coinges, Discomtes y Foresa, compañías asociadas a Avebiom.

La línea de evacuación eléctrica desde la planta de biomasa de Cubillas del Sil hasta la subestación de Compostilla III costará 3,77 millones de euros

Posted on

biomasa

La Consejería de Economía y Hacienda de la Junta de Castilla y León, a través de su Servicio Territorial de Economía en León, ha sacado a información pública la solicitud de autorización administrativa de instalación eléctrica y declaración de utilidad pública del proyecto de línea subterránea particular de 132 kv para evacuación de la energía producida en la planta de biomasa de Cubillos del Sil (León). Dicha planta está promovida por la empresa  Fuerzas Energéticas del Sur de Europa I, S.L. del Grupo Forestalia.

El proyecto de la línea de evacuación cuenta con un presupuesto de 3,77 millones de euros. El proyecto de la planta de biomasa cuenta con financiación europea del Banco de Desarrollo, y también con el apoyo del EREN y de Somacyl, al considerarlo como estratégico la propia Junta. Las obras de construcción de la planta correrán a cargo de Acciona Industrial, empresa con amplia experiencia en la construcción de sus propias plantas de biomasa.

El término municipal por el que discurrirá la línea será Cubillos de Sil. Se trata de una línea subterránea a 132 kV. de 4.630 metros de longitud, en zanja, simple circuito bajo tubo hormigonado, partiendo de la salida del transformador de planta de biomasa sita en el polígono industrial El Bayo hasta la subestación de Compostilla II de Endesa. La declaración de utilidad pública llevará implícita la necesidad de ocupación de los bienes y de adquisición de los derechos afectados e implicará la urgente ocupación a los efectos del artículo 52 de la Ley de Expropiación Forzosa. La inversión global prevista en el proyecto de plan de biomasa puede superar los 100 millones de euros y ocupará en torno a los 8.000 metro cuadrados.

La autorización ambiental de la planta fue concedida por la Junta de Castilla y León en abril de este año. La materia prima con la que se abastecerá la planta, en torno a las 300.000 toneladas año, procederá según la empresa de explotaciones agrícolas y forestales de zonas cercanas. Forestalia no ha frenado su intención llevar adelante la construcción de la planta pese al recurso contencioso-administrativo presentado ante el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León  por la plataforma ecologista Bierzo Aire Limpio.

La central de biomasa de Navatejera sale de nuevo a información pública para incluir sus canalizaciones de la red de calor a León

Posted on

central termica

El Ayuntamiento de Villaquilambre en León ha elevado a información pública la solicitud de autorización de uso excepcional de suelo rústico para la instalación de una central de producción de energía térmica (48,67 MW) con biomasa para red de calefacción “Norte de León” en la localidad Navatejera.

El proyecto está promovido por la empresa pública Somacyl y está contando con concierta oposición vecinal agrupada en torno a una Asociación de Afectados por la Planta de Biomasa de Navatejera. El proyecto para albergar la central ya fue rechazado en su días por los vecinos de dos barrios de León capital, como Eras de Renueva y Cantamilanos.

La licencia ambiental y urbanística ya ha sido expuesta al público mediante edicto publicado en el Boletín el 31 de enero de 2018, aunque en el proyecto expuesto no se contemplaba las canalizaciones de la red de calor. Por ello, según lo que indica la Ley de Prevención Ambiental de Castilla y León, debe ampliarse dicha exposición, exponiendo el proyecto de ejecución implantación de canalizaciones de tubería preaislada por vía pública de la red de calor “Norte de León”. Simultáneamente se tramita la licencia de uso provisional para construir los accesos, redes de distribución de energía y conexiones a los servicios urbanos. El importe total de ejecución material de la obra del edificio e instalaciones generales asciende a 3.227.952 euros.

Los dos documentos a los que se refiere el presente trámite son proyecto de la central de producción de energía térmica con biomasa de la red de calefacción “Norte de León” y el proyecto de ejecución implantación de canalizaciones de tubería preaislada por vía pública de la red de calor «Norte de León Tramo I», y el proyecto de nuevo centro de transformación, red de calor norte, alimentación a 13,2 KW.

Autorizada la planta verde de generación eléctrica renovable del polígono El Bayo, en Cubillos del Sil

Posted on

bosque+pila leña copiar

El proyecto participado por Somacyl, Forestalia y Sodical creará más de 200 empleos en la construcción de la planta y más de 400 puestos adicionales cuando entre en funcionamiento, incluido el suministro de biomasa agraria y forestal

El Boletín Oficial de Castilla y León (BOCYL) publicó el pasado 12 de julio la Autorización Administrativa de la planta verde de generación eléctrica renovable que se ubicará en el Polígono Industrial de El Bayo, en Cubillos del Sil (El Bierzo, León). Esta autorización permitirá acometer la instalación industrial energías renovables que se suministrará única y exclusivamente de biomasa agraria y forestal.

La obligación de consumir únicamente biomasa agroforestal está garantizada en la normativa de la subasta ministerial de energías limpias de enero de 2016. En el proyecto participan como accionistas Forestalia, mayor adjudicataria de aquella subasta, que afronta el 83% de los fondos propios previstos en la planta de El Bierzo. El 17% restante está financiado por Somacyl y el instituto financiero Sodical.

En la financiación participa el Banco de Desarrollo del Consejo de Europa, mediante un préstamo finalista de 42 millones de euros, a través del Ente Regional de la Energía de Castilla y León (EREN), así como entidades financieras del tramo comercial mediante otro préstamo de 42 millones, liderado por Banco Sabadell como banco coordinador y agente de la financiación, en el que también participan Abanca, Banco de Crédito Social Cooperativo Grupo Cajamar, y Bankia.

El proyecto aplica las últimas tecnologías para optimizar la eficiencia y minimizar las emisiones, cuyos ratios cumplen las recomendaciones de la Unión Europea a partir del año 2020.

En las últimas semanas, han comenzado los trabajos previos de acondicionamiento y preparación de la parcela para la futura planta, cuyas obras han sido adjudicadas al consorcio formado por Acciona Industrial e IMASA Ingeniería y Proyectos.

Además de la planta de Cubillos del Sil, Forestalia impulsa una segunda planta agroforestal en Guardo, en la Montaña Palentina, en cuya tramitación se sigue avanzando. En ambos casos, los planes se enmarcan en la priorización de Forestalia por invertir en proyectos de biomasa ubicados en cuencas mineras, dadas las ventajas competitivas de estas zonas, tales como el apoyo institucional de la Junta de Castilla y León, la mano de obra cualificada, la capacidad de evacuación de la electricidad generada y la cultura energética de estas comarcas.

Forestalia ha encargado a Acciona Industrial la construcción llave en mano de la planta de Cubillos del Sil, de 49,9 megavatios, así como la operación y el mantenimiento durante los primeros 15 años de funcionamiento. Se estima una inversión de en torno a 100 millones de euros, con una generación de empleo de 200 personas durante los casi dos años de construcción de cada instalación, más unas 50 en la operación y mantenimiento. A ellos se añaden los empleos directos e indirectos inducidos en aprovechamientos y limpieza de montes, logística y transporte, que alcanzan los 300 puestos de trabajo.

Las plantas de generación eléctrica mediante biomasa se diseñan según el combustible de proximidad más apropiado, siempre biomasa agroforestal (paja y residuo forestal). De esta manera, proporcionan ingresos complementarios a la agricultura del entorno, y rentabilidad y sostenibilidad a los montes cercanos, que tienen una oportunidad para gestionar sus recursos mediante trabajos silvícolas de aclareo y prevención de incendios.

En total, se estima que una planta de este tamaño precisa en torno a 280.000 toneladas anuales de biomasa, según los altos niveles de eficiencia proyectados, pudiendo variar ligeramente en función del mix de combustible.

Castilla y León ha presentado en Europa su estrategia sobre redes urbanas de calor con biomasa

Posted on

intensss

La Junta de Castilla y León a través de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente ha presentado en la localidad de Catanzaro (Italia) una estrategia para redes urbanas de calor centrada en la generación de energía a través de la biomasa.

La iniciativa, que ha sido desarrollada La Consejería de Fomento y Medio Ambiente y el Instituto de Urbanística de la Universidad de Valladolid, ha sido planteada por el director general de Vivienda, Arquitectura y Urbanismo, Ángel Marinero, ante los representantes de los gobiernos locales e instituciones de siete países europeos que participan en el proyecto de investigación INTENSSS-PA, donde están España, Italia, Dinamarca, Eslovenia, Grecia, Letonia y los Países Bajos.

El objetivo general del proyecto INTENSSS-PA es potenciar la capacidad de las administraciones públicas para diseñar, planificar e implementar políticas sostenibles sobre el uso de la energía, integrándolas en el marco de la planificación urbanística.

Castilla y León ha centrado su proyecto en la elaboración de una estrategia de apoyo a la generación de energía mediante el uso de la biomasa producida en nuestros bosques, promoviendo redes de calor urbanas más allá de su uso en edificios aislados. Los trabajos han puesto de manifiesto las potencialidades de la biomasa, comenzando por la generación de empleo en el medio rural de gran eficacia dentro de la estrategia demográfica regional y terminando por la eficiencia en el consumo de este tipo de energía canalizado a través de redes de calor al centralizar la producción térmica para agua caliente y calefacción.

Actualmente más de cien edificios públicos de Castilla y León se suministran con biomasa, consumiendo 27.500 toneladas de astilla forestal y 1.100 toneladas de pellets, alcanzando los 71.500.000 kWh útiles y una reducción de emisiones de CO2 a la atmosfera de 26.500 toneladas/año.

El director general ha mostrado además los trabajos que hasta el momento ha venido desarrollando la Consejería, con más de 30 actuaciones para la sustitución de combustibles fósiles por biomasa mediante la instalación de calderas individuales y redes de calor centralizadas, utilizando como combustibles pellets de madera y astilla forestal, con una inversión hasta la fecha cercana a los 38 millones de euros.

El proyecto europeo INTENSSS-PA, enmarcado en el Programa HORIZON 2020,  pretende ayudar a las administraciones públicas a integrar la energía y sus problemas en el planeamiento urbanístico y en la ordenación del territorio. Dispone de un presupuesto de 1,5 millones de euros y estará vigente hasta agosto de 2018. Colaboran otras seis regiones europeas, Pomurge (Eslovenia), Calabria (Italia), Middelfart (Dinamarca), Groninga (Países Bajos), Zemgalia (Letonia) y Thesalia (Grecia),  y varias instituciones de investigación, entre ellas el Instituto de Urbanística de la Universidad de Valladolid.

La Junta de Castilla y León reunió en León el pasado año a los representantes de las siete regiones europeas para intercambiar los proyectos y las experiencias respectivas con el fin de lograr un conocimiento global y definir actuaciones que puedan ser compartidas por todos los miembros.

Secaderos de biomasa para el lúpulo cervecero leonés con ahorro de emisiones y de dinero

Posted on

Productores de lúpulo de León comienzan a interesarse en mejorar el proceso tecnológico del secado y en alternativas al uso de combustibles fósiles para reducir costes y ser más respetuosos con el medio ambiente

lupulo

España es el cuarto productor europeo de cerveza y el séptimo de lúpulo -el ingrediente aporta amargor, aroma y estabilidad a la cerveza-, por detrás de Alemania, Republica Checa, Polonia, Eslovenia, Reino Unido y Francia, siendo el  noveno a nivel mundial. Más del 90% de la producción nacional se concentra en Castilla y León, más concretamente en la comarca leonesa de la Ribera del Órbigo. Carrizo de la Ribera es la capital española del lúpulo.

El secado es la operación que más influye en la calidad del lúpulo y supone el 60% del coste total de producción. Durante el secado se reduce la humedad del lúpulo verde recién pelado, habitualmente superior al 80%, hasta valores cercanos al 10%. Es habitual trabajar con temperaturas del aire de 60-65 ºC.

La provincia de León cuenta con 250 cultivadores de lúpulo con una superficie media de 2,3 Ha, lo que da una idea de la predominancia de los pequeños productores.

Los productores de lúpulo leoneses, agrupados en la Sociedad Agrícola Transformadora Lúpulos de León, la mayor cooperativa del sector en España, han participado, junto a la empresa Calor Erbi, para poner en funcionamiento un sistema que abandone los equipos que usan gasóil y propano, poco eficientes, por otros que supriman el contacto directo de los humos con las flores de la planta y que respeten las mejores condiciones, tanto del lúpulo como del medioambiente.

Se trata de un proyecto, desarrollado por Calor Erbi, ERBI (Energías Renovables del Bierzo, S.L.), junto con el Centro Tecnológico CARTIF, la Universidad de León y la SAT Lúpulos de León, para mejorar el proceso de secado,  y que ha sido galardonado por el Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente como una de las iniciativas ‘Clima 2017’, de forma que las emisiones certificadas que se consigan evitar de toneladas de CO2 serán abonadas durante cuatro años a la cooperativa.

El director técnico de ingeniería de Calor Erbi, Óscar Cela, ha estimado en un beneficio de 7,9 euros por cada tonelada de CO2 que se deja de emitir el que recibirán los socios.