biomasa

Calordom, Gebio y Erbi, las tres primeras empresas con el sello de calidad “Instalador de Biomasa Certificado” de Avebiom

Posted on

sello biomasa
De izquierda a derecha: Felipe Romero (ICCL), Javier Díaz (presidente de Avebiom), Primitivo Málaga (Gebio), Juan Cabello (Calordom), Luis Silva Lamelas (Erbi) y Javier Vielba (ICCL)

El presidente de Asociación Española de Valorización Energética de la Biomasa (Avebiom), Javier Díaz, ha hecho entrega a los representantes de CALORDOM, GEBIO y ERBI del sello de ‘Instalador de Biomasa Certificado’ (IBC), lo que las convierte en las tres primeras empresas españolas en obtener esta certificación.

“Una marca que avala la calidad y la especialización en la instalación, operación, mantenimiento y reparación de instalaciones térmicas de biomasa”, según ha indicado Díaz en un acto que ha tenido lugar en la sede de la Confederación Nacional de Asociaciones de Empresas de Fontanería, Gas, Calefacción, Climatización, Protección contra Incendios, Electricidad y Afines (Conaif).

El presidente de Avebiom ha destacado la importancia de “apostar por ofrecer al cliente garantías de calidad y control de las instalaciones y poder diferenciar en el mercado a las empresas que ejecutan de forma profesional su trabajo”.

Según datos del Ministerio de Industria, en España hay más de 30.000 empresas capacitadas para realizar instalaciones térmicas en edificios (RITE). Según estimaciones del Observatorio Nacional de Biomasa, que gestiona Avebiom desde 2009, un 27% de esas empresas ha operado con equipos de biomasa al menos en una ocasión.

A finales de 2018 funcionaban en España casi 300.000 instalaciones de biomasa para uso térmico. La mayor parte son equipos de pequeña potencia, estufas y calderas de menos de 50 kW para el sector de la calefacción doméstica.

Este sello se ha puesto en marcha en colaboración con el Instituto de la Construcción de Castilla y León (ICCL), queactúa como entidad de certificación en todo el territorio nacional. ICCL, como entidad de certificación externa, aporta al modelo desarrollado por Avebiom la garantía de imparcialidad, competencia técnica, transparencia y confidencialidad necesarias a lo largo de todo el proceso de certificación. El alcance de la certificación se extiende a toda la cadena de valor, incluyendo el diseño, montaje, operación, mantenimiento y reparación de instalaciones.

El director técnico de ICCL, Felipe Romero, y el responsable de certificación de esta entidad, Javier Vielba, pusieron de manifiesto que esta certificación “nace con vocación nacional, de manera que muy pronto va a permitir ofrecer garantías de calidad a través de empresas de toda España”. De hecho, dijeron, las tres primeras certificaciones “ya reflejan esa tendencia, dado que se trata de empresas de Andalucía, Madrid y Castilla y León”.

Anuncios

Castilla y León es la segunda comunidad española en equipos de biomasa con 44.755 equipos en funcionamiento

Posted on

DCIM100MEDIA

El sector de la biomasa en Castilla y León cerró el año pasado con un volumen de negocio que alcanzó los 145,4 millones de euros, un 5% más que en 2017, y la creación de 1.694 puestos de trabajo, según el Informe Anual del Observatorio de la Biomasa elaborado por la Asociación Española de Valorización Energética de la Biomasa (Avebiom).

Así, Castilla y León se posiciona en el segundo lugar más relevante a nivel nacional, tan solo por detrás de Andalucía, que el año pasado experimentó el mayor crecimiento nacional, de un 21,4%, hasta alcanzar una cifra de negocio de 177 millones de euros y 1.945 puestos de trabajo.

En cuanto al número de empleos, Castilla y León también ocupa la segunda posición nacional, con un total de 1.694 empleos. También es la segunda comunidad española por lo que respecta al número de equipos en funcionamiento, ranking que encabeza Andalucía, con 78.205 (2.305,8 megavatios), seguida por Castilla y León, con 44.755 equipos (1.529,7 megavatios) o Cataluña, con 27.588 equipos (1.152,6 megavatios).

Por lo que se refiere a la energía consumida, Castilla y León se situó líder a nivel nacional, con 281.607 toneladas equivalentes de petróleo (un 7,2 por ciento más que el año anterior), seguida de Andalucía, con 183.400 toneladas equivalentes (un 10,6 por ciento más), y de Cataluña, con 151.475 toneladas (un 7,5 por ciento más).

Por último, según este mismo informe, Castilla y León también lideró la cantidad de emisiones reducidas gracias a las estufas y calderas de biomasa, que evitaron la emisión de 870.615 toneladas de CO2, el equivalente a 580.410 coches en circulación. Andalucía dejó de emitir 566.998 toneladas de dióxido de carbono, equivalente a 377.999 coches, mientras que en Cataluña se evito la emisión de 468.299 toneladas, es decir, similar a la circulación de 312.199 vehículos.

El presidente de Avebiom, Javier Díaz, consideró que todas las provincias de la comunidad avanzan de forma notable en la instalación, aunque en recursos disponibles destacó los casos de León, Soria o Burgos, que son las que disponen de mayor cantidad de biomasa y que, por lo tanto, son “las más potentes” y donde se encuentran las industrias más importantes relacionadas con la materia.

Un evento en el que se aprecia claramente la “pujanza” del sector en España es la celebración de Expobiomasa, que se celebrará el próximo mes de septiembre, donde está previsto un elevado número de visitantes, de profesionales y la celebración de reuniones y operaciones que ponen de relieve que el de la biomasa es un sector “vivo, muy activo” y que cada día intenta “ganar más terreno a los combustibles fósiles”, añadió.

España cuenta con 220.000 estufas de pellets y 16.000 calderas de uso doméstico

Posted on

estufa pellets

La tendencia europea respecto a la instalación de nuevas estufas de pellets es muy positiva.  Según AVEBIOM, a partir  de los datos del Informe Estadístico elaborado por Bioenergy Europe, podemos estimar que las ventas aumentaron un 16% entre 2016 y 2017. A finales de 2017 había en Europa más de 4,6 millones de estufas de pellets funcionando gracias a unas ventas anuales que superaron las 570.000 unidades.

Destaca la evolución en los países del ámbito mediterráneo, especialmente en Italia, que cuenta con 2,6 millones de estufas funcionando y lidera las ventas desde hace 10 años con 180.000 unidades vendidas en 2017, un 6% más que el año anterior. Se vendió una estufa por cada 340 italianos.

Le sigue Francia, que contaba al final de 2017 con 740.000 estufas de pellets funcionando. El incremento de ventas en 2017 con respecto al año anterior fue del 35%, marcando un record al venderse casi 144.000 estufas, una estufa por cada 465 franceses.

España contaba, en ese momento, con 220.000 estufas de pellets operativas. Las ventas crecieron un 19%, vendiéndose 43.000 estufas, una por cada 1.145 españoles.

En Europa funcionan cerca de un millón de calderas de uso doméstico con potencia nominal inferior a 50kW. En 2017 las ventas se incrementaron un 7,5%, hasta llegar a 82.000 unidades vendidas. Alemania, con más de 265.000 calderas de biomasa funcionando, e Italia, con 115.000 calderas, lideran actualmente las cifras de ventas con 15.000 unidades al año. Sin embargo, Austria, con 125.000 calderas, el país con mejor Tatio por habitante al contar con una caldera por cada 70 austriacos.

España contaba en 2017 con cerca de 16.000 calderas de pellets para uso doméstico. Ese mismo año se vendieron 2.200, un 9,5% más que el año anterior.

La distribución de tipos de equipos sigue tendencias inversas en países del norte de Europa y países mediterráneos. Comparando Finlandia y España, vemos que el país nórdico tiene un ratio de calderas por habitante igual al que tenemos en España de estufas por habitante; al comparar la proporción de estufas por habitante en el país escandinavo, se observa que es igual a la proporción de calderas por español.

Las firmas líderes del sector en Europa estarán presentes en la próxima edición de EXPOBIOMASA 2019 que tendrá lugar en Valladolid a finales del mes de Septiembre.

Avebiom pone en marcha el primer sello de Instalador de Biomasa Certificado junto al Instituto de la Construcción de Castilla y León

Posted on

biomasa 4

La Asociación Española de Valorización Energética de la Biomasa (Avebiom) se suma   la tendencia de la mayoría de los países de la UE de garantizar la calidad de las empresas instaladoras de biomasa y ha puesto en marcha el primer sello de ‘Instalador de Biomasa Certificado’ (IBC). “Se trata de una marca que avala la calidad y especialización de las empresas en la instalación, operación, mantenimiento y reparación de instalaciones térmicas de biomasa”, según ha explicado el presidente de Avebiom, Javier Díaz.

“El objetivo es ofrecer al cliente garantías de calidad y control de las instalaciones y poder diferenciar en el mercado a las empresas que ejecutan de forma profesional su trabajo”, ha precisado el presidente de Avebiom durante la presentación de este sello, que tuvo lugar en la sede del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE).

Además, ha indicado que este sello supondrá la puesta en marcha de un registro de empresas certificadas, que estará al alcance de los usuarios, con la posibilidad de que se pueda medir la satisfacción de los clientes mediante un sistema de evaluación directo.

Según las estadísticas del Ministerio de Industria, en España hay más de 30.000 empresas capacitadas para realizar instalaciones térmicas en edificios (RITE). Según estimaciones del Observatorio Nacional de Biomasa, que gestiona Avebiom desde 2009, un 27% de estos ha operado con equipos de biomasa al menos una vez.

En 2017 había cerca de 250.000 instalaciones de biomasa para uso térmico, según los datos de Avebiom. La mayor parte son equipos de pequeña potencia, estufas y calderas de menos de 50 kW para el sector de la calefacción doméstica.

El sello se ha puesto en marcha en colaboración con el Instituto de la Construcción de Castilla y León (ICCL), que actúa como entidad de certificación en todo el territorio nacional.

Para obtener el sello, los instaladores tienen que cumplir una serie de requisitos definidos en la ‘Carta de Calidad’ en cuanto a su organización, el grado de especialización, la experiencia demostrada, las condiciones de prestación del servicio, la respuesta ante el cliente, la disponibilidad de personal técnico cualificado y los recursos materiales disponibles.

Esta ‘Carta de Calidad’ recoge, entre otras exigencias, el compromiso de informar al cliente de las condiciones idóneas en las que debe realizarse la instalación y el mantenimiento, así como el de asesorar para elegir la solución técnica más eficiente; y la obligación de entregar una factura detallada conforme al presupuesto aprobado.

Para acceder a la certificación, la empresa tiene que contar en plantilla con personal técnico de experiencia contrastada y estar inscrita en el registro autonómico de empresas instaladoras.

El técnico, por su parte, tiene que cumplir los requisitos de formación, experiencia y especialización establecidos en el Perfil Profesional aplicable a su especialidad. La organización certificada dispondrá de un procedimiento de atención de quejas y reclamaciones de sus clientes.

Por su parte, el director técnico y responsable de proyectos europeos del ICCL, Felipe Romero, ha subrayado que el objetivo de la certificación es doble. Por una parte “aumenta la profesionalidad de las empresas del sector y, por otra parte, amplía las garantías que ofrecen a sus usuarios mediante el compromiso recogido en una exigente carta de calidad”.

ICCL, como entidad de certificación externa, aporta al modelo desarrollado por Avebiom la garantía de imparcialidad, competencia técnica, transparencia y confidencialidad necesarias a lo largo de todo el proceso de certificación.

En la actualidad ya son cinco las empresas que han iniciado los trámites para obtener el certificado IBC:

-Calor Erbi. Empresa de Servicios Energéticos (ESE) acreditada por el IDAE. Tiene su sede en Ponferrada (León) y opera en Castilla y León, Asturias, Galicia, Castilla-La Mancha, Extremadura y Madrid. Es una compañía comprometida con la calidad de las instalaciones, mediante la formación de sus equipos de instaladores y de la elección de los mejores proveedores de equipos y componentes, y siempre con especial atención a la calidad del biocombustible. De hecho, es una compañía distribuidora de pellet con la certificación ENplus. En la actualidad, Erbi da cobertura a más de 300 instalaciones, principalmente de medios y grandes usuarios.

-Bioloxa. Una compañía ESE acreditada por el IDAE, que desempeña su actividad desde 2015 en Andalucía y Extremadura. Comprometida con la calidad y el medio ambiente, ayuda a las empresas y administraciones a realizar la transición energética y apuesta por una economía verde y circular. En la actualidad da cobertura en modalidad de gestión energética integral a muy diversas instalaciones, principalmente de pequeños y medios usuarios, y trata de promover redes de calor en municipios pequeños con masa forestal cercana o restos agrícolas.

-Gebio. Una empresa ESE integrada verticalmente, con lo que dispone de medios propios para la producción, distribución, ingeniería, instalación y el mantenimiento de sus instalaciones con las que realiza los servicios de venta de energía. Habilitada en el Programa Biomcasa del IDAE, en la actualidad gestiona más de 80 instalaciones de España y Portugal, con servicio propio de telegestión y mantenimiento.

-Calordom. Grupo empresarial de origen familiar, con más de 80 años de experiencia como proveedores de servicios energéticos orientados al mantenimiento de salas de calderas, placas solares o suministros de gasóleo y gas, entre otros. Lleva 30 años trabajando en materia ambiental y es pionera en la implantación de energías renovables en toda España y especialmente en la Comunidad de Madrid. De su actividad cabe destacar el suministro de hueso de aceituna como fuente de energía térmica, combustible que da calor a más de 20.000 familias madrileñas, lo que supone más del 80% de los usuarios finales de la compañía.

-Biomaser. Empresa dedicada al diseño, la instalación y la venta de sistemas de biomasa y energías renovables, con sede en Benavente (Zamora). Opera sobre todo en la Comunidad de Castilla y León, donde ejerce como distribuidora de pellet ENplus A1 Ecofogo. Gestiona más de mil equipos instalados, la mayoría de carácter doméstico, que demanda un producto de calidad y un servicio postventa comprometido.

Expobiomasa será sede del II Seminario Hispano-Finlandés de Biomasa en Valladolid con las redes de calor como eje central

Posted on

EXPOBIOMASA 2017

Finlandia será el país protagonista de la próxima edición de Expobiomasa 2019, feria internacional más importante del sector de la biomasa en Europa, organizada por la Asociación Española de Valorización Energética de la Biomasa (Avebiom), que tendrá lugar los días 24, 25 y 26 de septiembre en recinto ferial de Valladolid.

Con este motivo, Expobiomasa será la sede del II Seminario Hispano-Finlandés de Biomasa, que se celebrará el día 25 de septiembre, en el que empresas de ambos países presentarán la tecnología más innovadora y expondrán los modelos de negocio que se implementan, con especial atención al aprovechamiento, las técnicas de control de calidad, el uso de astillas para uso térmico, así como la eficiente gestión y tecnología en ‘district heating’ (redes de calor) con biomasa.

Finlandia, un país en el que la bioenergía representa el 35% de la energía consumida, cuenta con una dilatada tradición en el uso de la biomasa con fines energéticos. A principios de los años 90 inició el desarrollo del modelo de negocio de calefacción con biomasa gestionado por empresas de servicios energéticos (ESE) y en la actualidad cuenta con más de 620 instalaciones de este tipo de tamaño mediano (entre 300 y 6000 kW), de las que 141 son municipales, que calientan más de 200 escuelas, guarderías y residencias geriátricas.

Además, un tercio de las instalaciones gestionadas por empresas de servicios energéticos son ‘district heating’ que suministran calor a distintos edificios. De hecho, la mitad de la población finlandesa está conectada con este modelo de instalación, que cuenta con más 15.000 kilómetros de redes de conducciones de agua caliente.

Según las previsiones, en Expobiomasa 2019 participarán más de 500 expositores, que presentarán las últimas tendencias en tecnología, diseño y prestaciones a los 15.000 profesionales que visitarán la Feria de Valladolid.

Durante las once ediciones anteriores, desde 2006, han visitado la feria más de 143.000 profesionales, de los que un 9% son extranjeros, más de 10.000 profesionales procedentes de 94 países.

La Feria, que tiene como uno de sus principales objetivos acercar soluciones y tecnología a los profesionales, es un punto de encuentro fundamental para generar oportunidades de negocio para la importación y exportación de equipos. En estos años han pasado por Expobiomasa más de 800 empresas españolas, 154 firmas italianas, 89 portuguesas, 80 alemanas, 54 austriacas y 41 expositores daneses.

La red de calor por biomasa de la Universidad de Valladolid atenderá el 90 % de la energía demandada por el Hospital Clínico

Posted on

DCIM100MEDIA

El complejo hospitalario, que exige 12 millones de kilovatios por hora cada año, se convierte así en el hospital español con mayor porcentaje de demanda térmica atendida mediante energías renovables. El resto de la potencia que requiere el edificio será cubierta con las actuales calderas de gas natural.

La conexión del Hospital Clínico Universitario de Valladolid a la red de calor por biomasa de la Universidad de Valladolid se enmarca en la política de ahorro y eficiencia energética promovida por la Junta de Castilla y León a través de la Empresa Pública de Infraestructuras y Medio Ambiente de Castilla y León (Somacyl).

El enganche del hospital a esta red de calor ha supuesto la ampliación de la misma a través de una obra que diferencia dos actuaciones: la ampliación de la potencia térmica instalada en la sala de calderas situada en el Campus Miguel Delibes y la extensión de la red de distribución de energía hasta la sala de calderas del Hospital Clínico, dejando además preparada la red para la conexión futura para tres edificios de la Universidad.

El presupuesto total asignado para el proyecto completo de ampliación ha sido de 1,18 millones de euros, actuación que se amortizará con cargo a los ahorros económicos generados por la red de calor y aun así permitirá reducir un 5 % la factura energética del hospital.

La instalación de calefacción centralizada de la Universidad de Valladolid es la red de calor pública con biomasa más importante de España, que se ha ampliado para abastecer de calefacción y agua caliente sanitaria al Hospital Clínico Universitario de Valladolid. Para ello, la red de canalizaciones de distribución de agua caliente, con longitud de más de 12 kilómetros, se ha extendido con un nuevo ramal de tuberías preaisladas desde el Instituto de Biología y Genética Molecular (IBGM) hasta la sala de calderas del hospital.

Para desacoplar hidráulicamente los circuitos y realizar la entrega de energía térmica en las condiciones de potencia y temperatura demandadas por el hospital, se ha instalado una nueva subestación de intercambio térmico de hasta 8 megavatios en las dependencias del complejo sanitario.

Ampliación de la central
La planta de generación de energía se encuentra en el extremo norte del Campus Miguel Delibes, en una parcela anexa al edificio LUCIA. Esta edificación albergaba inicialmente tres equipos de combustión de biomasa de parrilla fija, que sumaban una potencia de 14,1 megavatios. Para atender la demanda del hospital, se ha instalado una cuarta caldera de biomasa con tecnología de parrilla móvil de 5 megavatios de potencia, anexa a los equipos actuales, en un espacio que se dejó previsto para tal fin.

Tras la ampliación, la sala de generación cuenta con una potencia total instalada de 19,1 megavatios aumentando la capacidad de distribución de energía de la red y mejorando la seguridad de suministro de los edificios conectados a ella.

La red de calor por biomasa de la Universidad
La red de calor biomasa entró en funcionamiento en el año 2015, dando servicio de calefacción y agua caliente sanitaria a 27 edificios. En este 2019, con la conexión del Hospital Clínico, y más adelante de otros 3 edificios de la UVA -Palacio de congresos Conde Ansúrez, la Biblioteca Reina Sofía y la Casa del Estudiante-, la infraestructura dará servicio a un total de 31 edificios públicos.

Desde su arranque, la red de calor ha suministrado 19 millones de kilovatios útiles al año a los edificios universitarios y deportivos de la Junta conectados.

El biocombustible que se utiliza como materia prima para producir la energía térmica demandada son astillas de madera, con un rango de granulometría de G50 a G100 y con humedad entre el 20 y el 40 %. Hasta la fecha, instalación consumía anualmente 7.600 toneladas de astilla forestal, a los que hay que sumar otras 4.400 toneladas para atender la demanda térmica del Clínico, resultando un consumo total anual tras la ampliación de 11.000 toneladas.

En sus primeros años de funcionamiento, las emisiones de dióxido de carbono evitadas a la atmósfera han sido de 6.800 toneladas anuales, a las que hay que sumar otras 2.940 toneladas anuales que se evitan con la conexión del Hospital Clínico, por tanto se logra una reducción total de emisiones con el proyecto de 9.740 toneladas de dióxido de carbono al año.

Energía verde y eficiencia energética para los centros educativos castellano-leoneses

Posted on

Ayuda de 389.000 euros para sustituir el gas por biomasa en el IES ‘Valverde de Lucerna’ de Puebla de Sanabria

valverde de lucerna

El Consejo de Gobierno de la Junta ha aprobado una inversión de 389.500 euros para optimizar las instalaciones de calefacción del Instituto de Educación Secundaria (IES) ‘Valverde de Lucerna’ de Puebla de Sanabria, en Zamora. Esta obra de sustitución de instalaciones de gasóleo por biomasa se realizará con el fin de mejorar la eficiencia energética de este centro educativo.

Los contratos de obras de sustitución de las instalaciones de gasóleo por biomasa en los citados centros educativos se desarrollan en colaboración con el Ente Regional de la Energía de Castilla y León (EREN), entre cuyas funciones se encuentra la de coordinar y desarrollar actuaciones, programas y proyectos energéticos que afecten a distintas consejerías de la Junta de Castilla y León.

El objetivo es aumentar el uso de las energías renovables para generar calor en edificaciones y favorecer el paso a una economía baja en carbono en el marco del convenio con el FEDER ‘Mejorar la eficiencia energética en la edificación y en las infraestructuras y servicios públicos.

Las actuaciones de estas obras consisten en la instalación de nuevos equipos de generación de calor alimentado con biomasa y equipos auxiliares para dar servicio a las instalaciones existentes en cada centro educativo. Se procurará recuperar y reutilizar todas aquellas instalaciones y equipos que puedan servir, tanto desde el punto de vista técnico como de adecuación a la normativa vigente.

El proyecto de las obras del IES ‘Valverde de Lucerna’ de Puebla de Sanabria, en Zamora, cuya inversión prevista es de 389.500 euros, consiste en la instalación de dos calderas de biomasa y su correspondiente silo de almacenamiento, que sustituirán a las actuales instalaciones de gasóleo y prestarán servicio tanto al edificio del instituto como al pabellón polideportivo anexo.

De esta forma, la sala de calderas de biomasa y el silo se ubicarán en una instalación exterior al edificio principal, donde se realizan actividades extraescolares e interconectarán con las salas de calderas actuales.