protección de la avifauna

Castilla y León diseña un mapa para mitigar el daño a especies sensibles de aves de los macroparques eólicos y solares

Posted on

Se presenta el primero de una serie de mapas de sensibilidad ambiental, habiéndose priorizado la avifauna agroesteparia por la grave situación de amenaza de este conjunto de especies

El objetivo de estos mapas es asegurar la implantación del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima en la comunidad autónoma, asegurando una transición energética ordenada y compatible con la conservación de la biodiversidad.

Estos estudios servirán de base para la identificación de zonas de exclusión por su importancia para la biodiversidad, tal y como se recoge en el artículo 21.2 de la Ley 7/2021, de 20 de mayo, de cambio climático y transición energética, y para el diseño de las instalaciones considerando de forma conjunta todos los elementos necesarios para su correcto funcionamiento, de acuerdo con en el artículo 46 de la Ley 4/2015, de 24 de marzo, del Patrimonio Natural de Castilla y León.

Entre otros, estos trabajos se enmarcan dentro de las líneas de actuación acordadas entre la Consejería de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León y SEO/BirdLife en materia de conservación del patrimonio natural regional, en el marco del Protocolo General de Actuación firmado entre ambas entidades en 2018 y otras líneas de colaboración habituales.

Ante el aumento del número de proyectos de energías renovables presentados en la Comunidad Autónoma, al objeto de cumplir con los objetivos climáticos previstos en el Plan Integrado Nacional de Energía y Clima (PNIEC) 2021-2030 de España, resulta imprescindible activar todas las herramientas posibles para que el necesario desarrollo de las energías limpias se haga, en Castilla y León, de manera ordenada, ágil y compatible con la conservación de la biodiversidad. La planificación o zonificación territorial, basada en mapas de sensibilidad ambiental, constituye una de las herramientas más útiles para asegurar que los proyectos se orienten hacia ubicaciones con el menor impacto ambiental posible. En la Comunidad de Castilla y León, resulta especialmente urgente poner en marcha una herramienta de estas características en relación con los proyectos de energía solar fotovoltaica y su potencial incidencia sobre el estado de conservación del grupo de las aves agroesteparias, que se encuentran ya en una grave situación de amenaza que ha empeorado a todas las escalas durante los últimos años.

De acuerdo con las previsiones del PNIEC 2021-2030 se ha establecido como objetivo la instalación para el año 2030 de 39.181 megavatios (MW) de potencia de generación eléctrica tipo solar fotovoltaica en España, de los cuales 10.210 MW se encuentran ya instalados. Teniendo en cuenta que los rendimientos actuales de superficie por MW son de unas 2,3 hectáreas, y realizando una distribución proporcional de la superficie agraria de secano potencial para el desarrollo de este tipo de proyectos tanto en España como en Castilla y León, se obtiene que la ocupación potencial de suelo agrícola de secano en la comunidad autónoma, por parte de nuevas instalaciones de energía solar fotovoltaica en los próximos nueve años, representaría únicamente el 0,48 % de la superficie agraria de Castilla y León, pudiéndose añadir en este período un porcentaje residual de superficie destinada a producción de energía solar termoeléctrica o para autoabastecimiento en campo. Las estimaciones de ocupación de suelo agrícola realizadas desde la Unión Española Fotovoltaica (UNEF) para Castilla y León resultan todavía menores, con una previsión de ocupación del 0,24 % de las hectáreas de superficie cultivable en Castilla y León.

Estos valores (ocupación potencial del 0,24-0,48 % de las hectáreas cultivables del Comunidad) ponen de manifiesto la posibilidad real de implantar los objetivos de instalación de solar fotovoltaica en la Comunidad sin que supongan una amenaza para la conservación de taxones tan amenazados como los de avifauna esteparia. Sin embargo, la especulación ya generada, los precios de la tierra y las zonas con más facilidades de evacuación, están provocando una gran presión precisamente en estas áreas de secano, de gran valor para la biodiversidad regional y nacional.

Con el fin de potenciar una transición energética ordenada y sostenible, se ha diseñado una primera aproximación metodológica a la sensibilidad ambiental de las aves esteparias ante la generación de proyectos de energías renovables en el territorio de Castilla y León. A partir de ella, se ha publicado un mapa de las áreas del territorio de la Comunidad que presentan una mayor importancia para este grupo de especies. Estos mapas buscan servir de orientación a los promotores a la hora de disponer de una primera aproximación a la sensibilidad ambiental de las zonas en las que se pueda estar evaluando la idoneidad para el diseño y ubicación de los potenciales proyectos de energías renovables, especialmente de energía solar fotovoltaica, respecto a este grupo de aves esteparias.

Estos mapas no sustituyen los pertinentes trámites de evaluación de impacto ambiental de proyectos, ni prejuzgan los resultados de las correspondientes declaraciones de impacto ambiental, pero facilitan información de manera temprana para que pueda ser tenida en cuenta desde las primeras fases de definición de un potencial proyecto de energías renovables a fin de orientarlos a las zonas de menor sensibilidad. De acuerdo con lo establecido en el artículo 21.2 de la Ley 7/2021, de 20 de mayo, las comunidades autónomas, en coordinación con la Administración General del Estado, velarán para que el despliegue de los proyectos de energías renovables se lleven a cabo, preferentemente, en emplazamientos con menor impacto.

Para garantizar que estas  nuevas instalaciones de generación energética no producen un impacto severo sobre la biodiversidad y otros valores naturales, la Ley señala que se establecerá una zonificación que identifique zonas de sensibilidad y exclusión por su importancia para la biodiversidad, conectividad y provisión de servicios ecosistémicos, así como sobre otros valores ambientales. A tal fin el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico ya ha elaborado una herramienta cartográfica que refleje esa zonificación que, de acuerdo con la ley, actualizará periódicamente Además de esta herramienta, las comunidades autónomas pueden desarrollar, en el ejercicio de sus competencias, mapas autonómicos que ordenen el territorio, incluso con mayor detalle y carácter vinculante, en función de la sensibilidad ambiental, estableciendo zonas de exclusión dado su alto valor ecológico.

Igualmente, de acuerdo con el artículo 46 de la Ley 4/2015, de 24 de marzo, en el diseño de las instalaciones de producción de energía se deberá tener en cuenta su efecto sobre el patrimonio natural considerando, de forma conjunta, los elementos necesarios para su correcto funcionamiento incluyendo,

De esta manera, se presenta un mapa en el que se incluye la valoración actual de la prioridad para la conservación de las aves esteparias de cada cuadrícula UTM 5×5 km de lado (25 km2), siendo el resultado de la integración del área de distribución de las siete especies de aves esteparias contempladas en este análisis que son la avutarda, el sisón, la ganga ibérica, la ganga ortega, la alondra ricotí, el alcaraván y el cernícalo primilla. Esta información cartográfica ha sido elaborada a partir de la recopilación de censos, muestreos y citas de diversa procedencia obtenidas durante los últimos 20 años, y haciendo especial hincapié en los últimos censos y seguimientos de avifauna esteparia realizados en Castilla y León, tanto por parte de SEO/BirdLife como por la Junta de Castilla y León, en especial con la puesta en marcha hace tres años del Plan de Monitorización del Estado de Conservación de la Biodiversidad en Castilla y León. La colaboración con la ONG conservacionista se enmarca en el Protocolo General de Actuación firmado entre ambas instituciones en 2018, entre otras líneas de cooperación.

La valoración de cada cuadrícula para la prioridad de conservación de las esteparias se ha realizado a partir de la ponderación de diferentes parámetros, teniendo en cuenta tanto la riqueza de especies como su fenología, dando mayor peso a los periodos reproductores de avutarda, sisón, ganga y ortega, con datos de presencia más recientes. Igualmente se ha tenido en cuenta otorgar una mayor categoría de prioridad a aquellas cuadrículas que cuentan con presencia actual de las especies que se encuentran en un estado de conservación más desfavorable como son el sisón, la alondra ricotí, la ganga ibérica y la ganga ortega.

Esta valoración posteriormente se ha agrupado en cuatro categorías de prioridad para la conservación de estas aves esteparias: baja, media, alta y muy alta.  A este análisis teórico inicial, se ha realizado una revisión subjetiva en función de criterio de experto, de manera que se han eliminado de las categorías altas cuadrículas claramente transformadas en tiempos relativamente recientes pero que los análisis siguen dando como de interés, así como cubriéndose pequeñas zonas vacías, en general por escasez de datos, en áreas con continuidad de presencia y hábitat favorable para estas especies, de manera que se han compactado dentro de una misma categoría áreas relevantes con continuidad de hábitat.

Como resultado definitivo se han identificado 113 cuadrículas UTM 5×5 de categoría “Muy alta” de prioridad para la conservación de las aves esteparias, 573 con categoría “Alta”, 863 “Media” y 2.557 “Baja”.

Esta información y toda la cartografía asociada está disponible en la página web de la Junta de Castilla y León y en el visor de la Infraestructura de Datos Espaciales de Castilla y León, IDECYL:

Zonas de sensibilidad ambiental para las aves esteparias

En siguientes fases de trabajo se abordarán nuevos mapas de sensibilidad ambiental para otros grupos de especies, como son la avifauna forestal y rupícola así como los quirópteros, afectados igualmente por estos proyectos de energías renovables. El objeto final es establecer de forma inmediata una herramienta cartográfica detallada que facilite una orientación clara a promotores y demás agentes implicados en el desarrollo renovable. Actualmente se está trabajando para que próximamente dicha herramienta recoja de forma específica zonas de exclusión debido a su alto valor ecológico.

Ampliadas las zonas de protección de avifauna a todo el territorio de la comunidad autónoma de Castilla y León

Posted on

tendido elec

Esta nueva Orden ha considerado oportuno que todo el territorio de la Comunidad debe ser considerado como zona de protección de la avifauna contra la colisión y la electrocución en líneas eléctricas de alta tensión

Las zonas de protección designadas en Castilla y León para la aplicación de medidas contra la colisión y la electrocución en líneas eléctricas aéreas de alta tensión se encontraban hasta la fecha recogidas en la Orden MAM/1628/2010, de 16 de noviembre. Sin embargo se hacía necesaria su actualización y ampliación debido a la gran movilidad y baja predictibilidad espacial de las aves, a la gran superficie ocupada por varias de las especies incluidas en el Catálogo Español de Especies Amenazadas, a su amplia distribución de cría y la excepcional importancia de todo el territorio de Castilla y León para su invernada, con dormideros repartidos ampliamente por toda su superficie.

Desde la Junta de Castilla y León se llevan celebrando distintos protocolos generales de actuación entre la Consejería de Fomento y Medio Ambiente y las principales compañías distribuidoras de energía eléctrica, así como convenios específicos, en particular, para la protección de avifauna a través de la corrección de tendidos

Fruto de estos protocolos y convenios se están desarrollando los distintos planes de corrección dentro de la planificación de las propias compañías, donde se concretan los apoyos a corregir en el marco temporal de los citados planes, a la vista de la peligrosidad constatada de las líneas eléctricas.

Según los datos registrados de siniestrabilidad desde 1989, se han confirmado 2.740 casos cuya causa de mortalidad es la electrocución por línea eléctrica. Con respecto a las colisiones, se han confirmado 733 casos, condicionada dicha cifra por la difícil detectabilidad de los restos.

La reciente subvención, autorizada el 12 de diciembre de 2019 por el Consejo de Gobierno, por importe de 749.298 euros a titulares de líneas eléctricas que operan en el ámbito territorial de las zonas de protección de avifauna de Castilla y León, para financiar los gastos derivados de la adaptación de los tendidos a los requisitos establecidos en el Real Decreto 1432/2008, de 29 de agosto, supone una línea adicional de trabajo encaminada al establecimiento de medidas para la protección de la avifauna contra la colisión y la electrocución en líneas eléctricas de alta tensión.

Varias especies amenazadas, como el sisón (Tetrax tetrax), el águila perdicera (Aquila fasciata), el milano real (Milvus milvus), el aguilucho cenizo (Circus pygargus) el alimoche (Neophron percnopterus), el buitre negro (Aegypius monachus), el águila imperial ibérica (Aquila adalberti), la cigüeña negra (Ciconia nigra) y el urogallo (Tetrao urogallus cantabricus), son especialmente sensibles a la electrocución o colisión con tendidos eléctricos, figurando ésta causa de mortalidad no natural como una de las principales para dichas especies en Castilla y León.

Toda la Comunidad será zona de protección para la avifauna ante el riesgo de electrocución

Posted on

tendido torres

La Consejería de Fomento y Medio Ambiente actualiza la orden debido a la gran movilidad y superficie ocupada por las especies y por las numerosas líneas que atraviesan Castilla y León. En riesgo total están especies como en urogallo en León

La Consejería de Fomento y Medio Ambiente propone que todo el territorio de Castilla y León tenga la consideración de zona de protección para la avifauna y para su salvaguarda contra la colisión y la electrocución en las líneas eléctricas aéreas de alta tensión, que provocan la mayor parte de la mortalidad de las especies por causas no naturales.

De esta manera se actualiza así la orden de 2010 sobre las zonas de protección designadas en Castilla y León para la aplicación de medidas contra la colisión y electrocución en líneas eléctricas aéreas de alta tensión y plantea su extensión a la totalidad del territorio de Castilla y León.

La electrocución tiene un impacto notable, tanto por las especies de aves a las que afecta como por la cantidad de ejemplares, y perjudica especialmente a las especies de tamaño medio y grande que utilizan los posaderos como apoyos, por lo que la orden recoge que estos apoyos eléctricos deben estar perfectamente aislados, tanto en las áreas de cría, como en las de invernada y las de paso por Castilla y León.

En concreto, las especies más afectadas por las líneas de los tendidos eléctricos aéreos son el sisón, el águila perdicera, el milano real, el aguilucho cenizo, el alimoche, el buitre negro, el águila imperial ibérica, la cigüeña negra y el urogallo, con un número de mortalidad importante derivado de causas no naturales.

Medio Ambiente argumenta la necesidad de ampliar la zona de protección a todo el territorio de la Comunidad en la gran movilidad y baja predictibilidad de las aves, en la gran superficie ocupada por varias de las especies incluidas en el Catálogo Español de Especies Amenazadas, en su amplia distribución de cría y la excepcional importancia de Castilla y León para su invernada, con dormideros repartidos en toda su superficie.

Los mapas de electrocución en Castilla y León se realizan a partir de las entradas en los centros de recuperación de animales silvestres de las especies catalogadas y confirman el impacto que sufren en la colisión con las líneas de alta tensión, lo que hace necesario que los apoyos eléctricos estén aislados tanto para las áreas de cría, como en las de invernada y de paso.

En Castilla y León, esta infraestructura adquiere una mayor envergadura debido al carácter de la Comunidad como netamente exportadora de energía, el mantenimiento de una población muy dispersa que requiere una red de distribución muy extensa y la orografía que dificulta el trazado en muchas zonas de montaña.

La Junta publica la propuesta para delimitar las zonas de protección de la avifuana contra la colisión en líneas de alta tensión

Posted on

DCIM100MEDIA

La Consejería de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León ha publicado a finales de julio la orden por la que somete al trámite de información pública la propuesta de Orden de la Dirección General del Medio Natural por la que se delimitan las zonas de protección para avifauna en las que serán de aplicación las medidas para su salvaguarda contra la colisión y la electrocución en las líneas eléctricas aéreas de alta tensión. La propuesta tiene fecha de 18 de Julio y ha habido 20 de días desde su publicación para poder alegar y presentar los documentos y justificaciones  necesarios.

Dicha propuesta de la administración regional es muy importante ya que Castilla y León es una de las comunidades autónomas que por su extensión geográfica y también por su producción de energía eléctrica dispone de un mayor número de kilómetros de tendidos eléctricos. Además, las compañías eléctricas son conscientes de que los tribunales de justicia ya han emitido sentencias en donde corroboran la responsabilidad de las empresas frente a los posibles daños que ocasiones sus redes entre la avifauna.

Según organizaciones ecologistas como SEO Birdlife, en España pueden llegar a producirse en torno a 30.000 muertes al año de aves por colisión y electrocución con redes de alta tensión.  Los tribunales cada vez están tomando más nota de este tipo de percances, especialmente si se producen en zonas de especial protección de la avifauna.

La propia Red Eléctrica de España (REE) ha suscrito un compromiso de biodiversidad en la que se compromete a seguir una serie de parámetros medioambientales en sus instalaciones. Entre ellos destacan:

-En la construcción de nuevas líneas se evitan las áreas de reproducción, alimentación y dispersión de especies de aves amenazadas.

-Interrupción de los trabajos en los periodos de nidificación y cría de aves y otras especies de fauna sensible.

-Señalización de las líneas eléctricas mediante dispositivos (salvapájaros) para evitar la colisión de aves.

-Predicción de ocupación, por nidos de cigüeña y cuervo, en los apoyos de nuevas líneas.

-Intervención inmediata ante situaciones de peligro para la fauna.

-I+D+i orientada a la prevención de las afecciones a la fauna.