biogás

La Junta declara la caducidad de la autorización a la planta de Biogás de Ibérico en Guijuelo

Posted on

Dibujoplanta bio

La Consejería de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León ha declarado la caducidad de la autorización ambiental a la planta de producción de biogás a partir de desechos animales ubicada en el término municipal de Guijuelo (Salamanca), cuyo titular es Biogás de Ibérico, S.L. La planta contaba con autorización desde diciembre de 2013, en una orden publicada en el Boletín Oficial de Castilla y León de 22 de enero de 2014.

En el apartado resolutivo de dicha Orden, se indica que, con carácter previo al inicio de la actividad, el titular de la autorización deberá presentar una declaración responsable,   disponiendo por tanto de un plazo de 5 años para iniciar la actividad, contados a partir de la fecha de recepción de su notificación.

El 6 de marzo de 2019 se recibe en el Servicio de Prevención Ambiental y Cambio Climático, el informe emitido por el Servicio Territorial de Medio Ambiente de Salamanca, tras realizar con fecha de 1 de marzo de 2019, una visita de inspección al emplazamiento objeto de la autorización ambiental, en la que se constata que el interesado no ha realizado las obras ni ha iniciado la actividad en el plazo de cinco años que marca dicha orden.

Consta en el expediente administrativo que la empresa Biogás de Ibérico, S.L. recibió con fecha 23 de enero de 2020 la notificación relativa al procedimiento de declaración de caducidad de la autorización ambiental referida en el apartado anterior, transcurriendo el plazo establecido sin que se haya recibido respuesta al efecto.

Dado que ha transcurrido un plazo ampliamente superior a cinco años desde que se concedió la autorización ambiental y, según el informe del Servicio Territorial de Medio Ambiente de Salamanca, ha quedado acreditado en el expediente que no se ha ejecutado el proyecto ni iniciado la actividad de la planta de producción de biogás a partir de desechos animales,  se procede iniciar el procedimiento de declaración de caducidad.

Contra la presente orden, que pone fin a la vía administrativa, se podrá interponer recurso potestativo de reposición  en el plazo de un mes, a contar desde el día siguiente al de su notificación, o contencioso-administrativo ante la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, en el plazo de dos meses, a contar desde el día siguiente al de su notificación.

El Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León colaborará con Extremadura en un proyecto para revalorizar subproductos hortícolas para la obtención de biogás y alcoholes

Posted on

itacyl cicytex

El Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León y el Centro de Investigaciones Científicas y Tecnológicas de Extremadura para la realización del Proyecto “Gestión sostenible y revalorización de subproductos agroindustriales mediante su aplicación simultánea en distintos campos: alimentación, transformación energética y uso agronómico”, en el marco de la convocatoria de ayudas del Programa Nacional de Proyectos de Investigación Fundamental Orientada 2015.

El acuerdo fue concretado por Ana María Asenjo García, como Directora General del Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León, (ITACyL), y Carmen González Ramos, Directora del Centro de Investigaciones Científicas y Tecnológicas de Extremadura (CICYTEX).

El presente convenio de Colaboración tiene por objeto regular la realización conjunta del proyecto “Gestión sostenible y revalorización de subproductos agroindustriales mediante su aplicación simultánea en distintos campos: alimentación, transformación energética y uso agronómico”, con el fin de revalorizar subproductos hortofrutícolas para obtener biogás y alcoholes, que corresponde con el Subproyecto de “Revalorización integral de subproductos en función de sus usos potenciales: revalorización energética”, del mencionado proyecto de investigación, que el ITACyL desarrolla con la participación del CICYTEX.

El ITACyL actuará como coordinador principal del proyecto y responsable e interlocutor directo ante el Ministerio de Economía y Competitividad (a través del INIA), mientras que el CICYTEX actuará como participante del mismo. Para el desarrollo y buen fin de este convenio, se crea una Comisión de Seguimiento, integrada por dos representantes de cada una de las Partes.

Cada parte ejecutará todas las actividades de carácter científico que le correspondan de acuerdo con la memoria científico-técnica presentada y aprobada en la solicitud del proyecto de investigación. El  ITACyL va a percibir una subvención por importe de  160.000  euros, obligándose en virtud del presente convenio de colaboración a transferir al CICYTEX los fondos que le correspondan en concepto de “gastos de funcionamiento” y “dietas y locomoción” exclusivamente, que se deriven de su actividad, durante la vigencia del presente convenio y que se han presupuestado hasta un máximo del 28 % por las tres anualidades.

Los derechos de propiedad industrial que pudieran surgir serán propiedad conjunta de ambas partes en función de sus aportaciones. El registro de los modelos de utilidad o patentes que puedan obtenerse, se efectuará a nombre de las dos Partes haciendo constar también el nombre de los inventores o autores.

El presente convenio entrará en vigor a partir de la fecha de concesión de la ayuda mediante resolución definitiva y su duración coincidirá con la prevista para el desarrollo del proyecto y hasta la finalización completa de las obligaciones de las partes, como máximo tres años y tres meses.

Castilla y León concentra la quinta parte del potencial de producción de biogás de España

Posted on

biogas_juzbado

Castilla y León pasa por ser una de las grandes potencias españolas en el sector agroganadero y agroindustrial, la materia prima clave para el despegue del biogás. España tendría capacidad para producir unos 1.700 Ktep de biogás al año, de los que cerca del 17% podrían proceder de Castilla y León, según los expertos del Grupo de investigación Termocal. El biogás producido en España serviría para abastecer el 7% del consumo de gas natural actual. Pero al igual que ocurre en el resto de España, la inversión en este tipo de plantas se ha frenado por los cambios legislativos en materia renovable.

El primer proyecto de biogás que se realizó en Castilla y León tuvo que ser liderado por una empresa pública, Enusa, integrada en la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI). La empresa puso en marcha en diciembre de 2011 una planta de biogás de 500 Kw de potencia de generación en la localidad salmantina de Juzbado, cercana a la industria de uranio con la que cuenta desde hace años en dicha localidad.

Con una inversión de tres millones de euros, la planta ha tratado ya en sus más de tres años y medio de actividad miles de toneladas de purín, polvo de cereal, residuos de matadero y lactosuero. Además de generar digestado que puede ser empleado como fertilizante orgánico. Su actividad puede reducir hasta 100.000 toneladas de emisiones de CO2 al año.

El proceso de producción de biogás consiste fundamentalmente en introducir los residuos agroganaderos en un digestor -tanque cerrado- que con una determinada humedad y en ausencia de oxígeno – digestión aneróbica- hace que los residuos se descompongan y produzcan gas metano y fertilizantes orgánicos ricos en nitrógeno, fósforo y potasio.

Como resultado del proceso tenemos, por un lado, el biogás que contiene un alto porcentaje en metano y que puede combustionarse generando energía que se vierte a la red eléctrica, y por otro lado, los residuos con un alto grado de concentración de nutrientes y materia orgánica estabilizada que pueden ser aplicados como abonos agrícolas. Por un lado los abonos sólidos para la sementera y por otro, los líquidos, sobre todo para el maíz.

Foto: Planta de biogás de Enusa en la localidad salmantina de Juzbado