redes eléctricas

La nueva planificación de transporte eléctrico para 2026 en Castilla y León incluye la construcción de cuatro nuevas subestaciones de 400 Kv

Posted on

La nueva Planificación de la Red de Transporte de Electricidad 2021-2026, vinculante para Red Eléctrica, aprobada en el Congreso de los Diputados incluye en Castilla y León la construcción de cuatro nuevas subestaciones de 400 kilovoltios (kV) en las provincias de Burgos, Valladolid y Zamora cuya puesta en servicio se estima para 2025 y que permitirán la integración de nueva generación renovable. Estas serán las subestaciones de Briviesca y Villalbilla en Burgos, la de Urueña en Valladolid y la de Piedrahita en Zamora. Del mismo modo, este plan de desarrollo también planifica actuaciones en la provincia de Soria que permitirán maximizar el potencial eólico de la zona. Fundamentalmente, se trata de una nueva línea de doble circuito entre Almazán y Magaña y la nueva subestación Almazán 220 kV.

Todas estas actuaciones harán posible la integración adicional de más de 4.700 GWh al año de generación renovable, volumen que representará el 22% de la producción fotovoltaica registrada en la Península en 2021. De esta manera, se conseguirá evitar la emisión de 492 kilotoneladas de CO2 eq anuales. Refuerzo del suministro eléctrico en Castilla y León A través de la ejecución de esta nueva Planificación en Castilla y León, se reforzarán las infraestructuras de la red de transporte necesarias para ofrecer un mayor apoyo a la red de distribución regional.

Son desarrollos que permitirán mejorar la fiabilidad y la seguridad de suministro de electricidad en las zonas de Aranda, Alcocero de Mola y Villatoro, en Burgos, y Vilecha y Villarino en León. También facilitarán la evacuación de generación renovable conectada a la red de distribución. Para ello, se construirán dos nuevas subestaciones – Aranda 400 kV y Villatoro 220 kV – y se ampliarán – a través de nuevas posiciones- las subestaciones existentes de 220 kV Villarino, Alcocero de Mola, Zaratán y Saucelle. Por último, se ejecutarán nuevas instalaciones en la provincia de Segovia, en concreto se construirá la nueva subestación de Abades 400 kV-220 kV y las líneas de 200 kV, Abades – Otero y Tordesillas – Las Arroyadas.

En su conjunto, estas infraestructuras son decisivas para incrementar la seguridad y la calidad del suministro eléctrico en la zona y para permitir que se finalice el eje de 400 kV que conecta el noroeste y el centro peninsular. Facilitarán igualmente la integración de generación renovable actual y futura y contribuirán a la alimentación el tren en la subestación ya existente de Otero 200 kV. Alimentación a ejes ferroviarios También gracias a esta Planificación, se alimentará a los ejes ferroviarios de alta velocidad que unirán, por un lado, Palencia con Santander y, por otro, Burgos con Vitoria. En el primer caso, se ampliará la subestación de Herrera 400 kV. En el segundo, se proporcionará el suministro desde la subestación de Briviesca 400 kV.

Red Eléctrica pone en servicio la nueva línea Mudarra-Renedo para reforzar la seguridad y la calidad de suministro en las provincias de Palencia y Valladolid

Posted on

Red Eléctrica de España ha puesto en servicio la nueva línea de transporte eléctrico que conecta la subestación de Renedo con la de La Mudarra, en Valladolid. La nueva infraestructura duplica la conexión de entrada y salida de la línea Mudarra-Palencia con la subestación de Renedo lo que refuerza la seguridad de la red de transporte y mejora la calidad de suministro en estas dos provincias.

Con una inversión de 10,6 millones de euros, la nueva línea de 220 kilovoltios cuenta con 31,5 kilómetros de longitud desde la subestación de Renedo hasta el punto en el que se conecta con la línea existente hacia La Mudarra, manteniendo la anterior conexión entre las subestaciones de Palencia y Renedo y creando así dos circuitos Mudarra-Renedo y Palencia-Renedo. Esta configuración incrementa la seguridad de suministro al permitir aislar cualquier incidencia que pueda ocurrir en alguna parte de la línea.

Esta infraestructura cuenta con la más moderna y fiable tecnología, especialmente en el tramo que discurre por encima de la carretera A-62, a la altura de Cigales, donde se utilizó, por primera vez en España, una grúa de 500 toneladas y un brazo de celosía de 100 metros de longitud, que proporcionó más seguridad a los trabajos y evitó el corte y desvío del tráfico durante su construcción.

La nueva instalación pone de manifiesto la firme voluntad de Red Eléctrica de España por cumplir en tiempo y forma con sus compromisos y con la mejora de las infraestructuras eléctrica en Castilla y León. 

La puesta en servicio de esta instalación ha sido posible gracias a la colaboración y coordinación de todas las administraciones involucradas.

REE obtiene autorización para nuevas instalaciones en Castilla y León para garantizar la evacuación de energía eólica y suministro al AVE

Posted on

torres electricidad

El Consejo de Ministros, a propuesta del Ministerio para la Transición Ecológica, ha otorgado a Red Eléctrica de España (REE) autorización para la construcción de dos proyectos en Castilla y León y Euskadi que han sido declarados de utilidad pública y que están incluidos en la Planificación Energética. Plan de Desarrollo de la Red de Transporte de Energía Eléctrica 2015-2020.

El primero de los proyectos comprende el parque de 400 kV de la subestación a 400/220 kV, denominada Herreros, y la línea eléctrica aérea a 400 kV, doble circuito, de entrada y salida en la subestación de Herreros de la línea Entronque Segovia-Entronque Galapagar, en el término municipal de Otero de Herreros, en la provincia de Segovia.

Estas instalaciones forman parte del eje de suministro a Madrid -eje SUMA- que une la zona de Tordesillas con el centro de Madrid en 400 kV. Su objetivo es garantizar el suministro de la demanda de Madrid, incrementar la capacidad de instalación y evacuación de generación eólica de Castilla y León y facilitar la alimentación de los trenes de alta velocidad.

El gabinete dirigido por Teresa Ribera señaló que la finalidad de esta actuación es mejorar y reforzar la seguridad de la red mallada de transporte y permitir la incorporación de la energía producida por las instalaciones de generación a partir de fuentes de energía renovables, logrando con ello un incremento de los niveles de garantía de seguridad, fiabilidad y calidad del sistema eléctrico tanto a nivel regional como autonómico y nacional.

Este proyecto está contemplado en el documento Planificación Energética. Plan de Desarrollo de la Red de Transporte de Energía Eléctrica 2015-2020, aprobado mediante Acuerdo del Consejo de Ministros de 16 de octubre de 2015 y publicado en el Boletín Oficial del Estado del 23 de octubre de 2015.

Ilustración: J.C. Florentino