pellets

El consumo de pellets para biomasa alcanza las 600.000 toneladas en España en 2018

Posted on

pellets ardiendo

El 85% del pellet fabricado en España está certificado con el sello de calidad ENplus®, según ha informado la Asociación Española de Valorización Energética de la Biomasa, Avebiom, que gestiona esta certificación desde su implantación en 2011.

Desde 2011 a 2018 se han emitido en España un total de 52 certificados ENplus® con alcance de producción y 26 con alcance de comercialización, lo que sitúa a España entre los países con más empresas certificadas de Europa, junto a Alemania, Austria e Italia. Aunque si se contabilizan únicamente las empresas productoras, España ocupa el segundo puesto europeo, solo por detrás de Alemania.

El pellet es el tipo de biocombustible fabricado con biomasa que ha irrumpido con más fuerza en el mercado nacional durante los últimos siete años, con un crecimiento por encima del 170%, al pasar de las 250.000 toneladas fabricadas en 2012 a las 684.000 de 2018, según las estimaciones de Avebiom.

Sin embargo, en términos de consumo el crecimiento ha sido sensiblemente mayor (por encima del 240%), ya que la estimación de ventas en 2018 asciende a casi 600.000 toneladas, frente a las 175.000 de 2012.

Por comunidades autónomas, en las que ubican las fábricas con un mayor volumen de producción de pellet son: Galicia, donde el 97% del total producido cuenta con el sello ENplus®; Andalucía (96%), Castilla y León (92%) y Cataluña (91%).

En otras comunidades con volúmenes de fabricación de pellet más modestos, como Asturias, La Rioja y Cantabria, prácticamente el 100% del total producido cuenta con la certificación ENplus®.

El presidente de Avebiom, Javier Díaz, ha destacado “el avance tan importante que se ha registrado en España, desde el punto de vista de la calidad del pellet”, valorando de forma muy destacada “la total implicación” de los fabricantes, que incluso “propusieron a Avebiom implantar en 2013 controles más exhaustivos, en lo que han sido pioneros”. Se trata, dijo, “de un sistema de vigilancia adicional a los establecidos en el manual de certificación, que implica la realización de dos auditorías aleatorias no programadas, una en planta y otra en un punto de venta”.

Según ha informado el responsable de la certificación ENplus® en Avebiom, Pablo Rodero, esta medida adicional “ha elevado a 300 el número total de los análisis realizados entre las empresas productoras y comercializadoras desde 2012, sin que hasta el momento se hayan detectado desviaciones graves, salvo un caso que ha supuesto la retirada del sello de calidad y otros cinco en los que se procedió a la suspensión temporal del mismo hasta la corrección de las deficiencias, de acuerdo con los resultados de la auditoría extraordinaria realizada a tal efecto”.

Esta iniciativa, añadió Rodero, que “financian los propios productores y que coordina Avebiom, ha sido muy bien acogida en las asambleas generales del European Pellet Council, que estudia la posibilidad de incorporarla al manual de certificación en una próxima actualización del mismo”. Avebiom cuenta con la licencia de ENplus® y posee los derechos de la marca en España, cuya entidad certificadora es Aenor.

 

Anuncios

El coste energético medio de la calefacción de biomasa con pellet fue 1,30 céntimos/kWh inferior al del gasóleo en 2017

Posted on

pellets

El uso de la biomasa como calefacción en los hogares sigue sumando seguidores año a año. Y en parte gracias a la estabilidad de sus precios. Según el Observatorio de la Asociación Española de Valorización Energética de la Biomasa (Avebiom), el caso de pellets más vendido –el de 15 kilos– se ha abaratado un 3,36% de media en los últimos tres años.

Los últimos datos del Índice de Precios de Avebiom, referidos al último trimestre de 2017, reflejan la estabilidad del precio del pellet, el hueso de aceituna y la astilla de madera en sus diferentes formatos de venta al consumidor final: en sacos o a granel (servido a domicilio por camiones cisterna).

En diciembre de 2017, el coste energético medio con pellet en sus diferentes formatos era 1,30 céntimos/kWh inferior al del gasóleo C, a pesar del ciclo bajista del precio del petróleo; alrededor de dos céntimos/kWh más bajo que el gas natural y un 40% más barato que el coste energético del gas propano/butano (bombona). Mayor es aún la diferencia de precios del hueso de aceituna y la astilla de madera, que en diciembre pasado suponían hasta la tercera parte del coste de los combustibles fósiles.

Según el informe de Avebiom, una familia que invierte 2.000 euros en gasóleo de calefacción, ahorraría casi 450 euros si utilizara pellet (con sellos de calidad A1 y A2 de la norma ISO 17225-2) e impuestos incluidos; y sólo destinaría 780 euros a este capítulo si consumiera astilla de madera (A1 o A2, según ISO 17225-4).

El sector de la biomasa genera un negocio anual de casi 4.000 millones de euros y emplea a cerca de 25.000 personas. El aprovechamiento forestal y la producción de biocombustibles explican aproximadamente el 50% del empleo, que se genera fundamentalmente en zonas rurales, donde generalmente se suele registrar un progresivo decaimiento de la actividad productiva.