datos producción

Castilla y León fue la primera productora española de energía hidroeléctrica y eólica en 2016

Posted on

embalse eolica

Castilla y León volvió a ser la comunidad autónoma con mayor saldo entre la energía que produjo (31.997 Gwh) y la que consumió internamente (14.154 Gwh). La región sigue produciendo más del doble de la energía que consume con lo que “exporta” gran parte de su producción a otras comunidades y también para el mercado exterior, especialmente Portugal por su cercanía y conexión en redes. Solo Extremadura se le acerca entre las comunidades españolas con mayor saldo exportador energético, según los datos del reciente Informe del Sistema Eléctrico Español del 2016 de REE. El pasado año el consumo eléctrico regional subió un 2,1%, por encima de la media española.

La comunidad castellano-leonesa fue la primera de España de nuevo en producción de energía de origen eólico con 10.940 Gwh, y la primera también en producción hidroeléctrica con 11.570 Gwh. Mientras fue la segunda tras Asturias en producción energética de carbón con 6.554 Gwh, y la quinta en fotovoltaica con 828 Gwh. Mientras, con otras energías renovables como biomasa, biogás y geotermia produjo 247 Gwh el pasado año y con cogeneración un total de 1.858 Gwh.

Según los datos del Informe anual de REE, la capacidad instalada del parque generador en España descendió en 2016 tras una larga senda de crecimiento continuado, hasta los 105.279 Mw. Este descenso se debió principalmente a la baja en el mercado de producción de cinco instalaciones peninsulares de carbón que suman conjuntamente 932,2 MW.

En cuanto a la generación eléctrica, las energías renovables han elevado su cuota en el conjunto de la generación peninsular hasta el 40,8% (36,9% en 2015), favorecidas por el crecimiento del 25,5% de la producción hidráulica. Como contrapartida, las energías no renovables han reducido su participación hasta el 59,2% (63,1% en 2015), absorbiendo todo ese descenso el carbón, cuya producción fue un 30,9% inferior al año anterior.

Anuncios

Hidráulica, eólica y carbón suponen más del 90% de la energía producida en Castilla y León en 2016

Posted on

hidraulica_eolica

La demanda eléctrica en Castilla y León creció con más fuerza que la media española durante el pasado año 2016, hasta alcanzar los 3,4 megavatios por habitante sin contar con los grandes consumidores. En el total de la comunidad la demanda alcanzó los 5,8 megavatios, según datos de Red Eléctrica Española. Junto con la Comunidad de Extremadura, volvió ser la mayor generadora neta de energía hasta un total de 16.988 gigavatios/hora tras producir un total de cerca de 32.000 Gw/h.

Hay que tener en cuenta que la región no llega a consumir ni la mitad de la energía que demanda: produce más del 12% del total de la energía nacional y demanda solo poco más del 5% del total. La comunidad dispone del 13,4% del total de la potencia instalada en Mw, en torno a los 14.100 de un total de 105.000 en toda España. Un porcentaje que aumenta de forma considerable en el caso de la eólica con casi el 25% del total nacional (más de 5.600 Mw) así como en la hidráulica (cerca de 4.400 Mw).

La energía de origen hidráulico, la eólica y el carbón suponen más del 90% de la energía producida en la región que se complementa con la de origen fotovoltaico, cogeneración, biomasa y biogás. En el caso de las energías de origen hidráulico y eólico, la región tiene un peso muy importante en la generación a nivel nacional, cercano al 30% en el caso de la primera y cerca del 23% en el caso de la eólica.

Las centrales de carbón descienden un 8,5% su potencia instalada de generación eléctrica en 2016

Posted on

ree

El parque generador de energía eléctrica en España registró en el 2016 un ligero descenso del 0,9% respecto al año anterior, debido al cierre de varias centrales de carbón que representan un descenso del 8,5% de su potencia instalada respecto al año anterior, según los avances de Red Eléctrica de España (REE). Por otra parte, la generación solar fotovoltaica ha crecido un 0,3% con respecto al 2015. A cierre del 2016, la potencia instalada del sistema eléctrico nacional se sitúa en 105.308 MW.

La demanda de energía eléctrica peninsular del 2016, con datos estimados a cierre de año, se sitúa en 250.266 GWh, y experimenta un crecimiento del 0,8% con respecto al año anterior. Corregidos los efectos de la laboralidad y la temperatura, la demanda se estima en el mismo nivel que en el 2015. El 41,1% de la producción eléctrica en la Península procedió de fuentes renovables, lo que supone 4,2 puntos porcentuales más que en el 2015.

El máximo de potencia instantánea se ha producido por primera vez en el periodo de verano, concretamente el 6 de septiembre a las 13.32 horas con 40.489 MW, apenas un 0,6% inferior al máximo del año anterior registrado en febrero, y un 10,9% menor al récord alcanzado el 17 de diciembre del 2007 de 45.450 MW.

En el 2016, el 41,1% de la energía generada en el sistema eléctrico peninsular procedió de fuentes renovables frente al 36,9% del año anterior, crecimiento favorecido principalmente por el aumento del 25,1% de la producción hidráulica respecto al 2015.

La energía nuclear ha sido en el 2016 la primera fuente de generación eléctrica y ha cubierto el 22% de la demanda de este año, seguida de la eólica (19,2%), la hidráulica (14,1%), el carbón (13,7%), los ciclos combinados (10,4%), la cogeneración (10,1%), la solar fotovoltaica (3%), la solar térmica (2%), otras renovables (1,4%) y los residuos (1,2%). Además, las importaciones de energía eléctrica han cubierto en el 2016 el 2,9% de la demanda peninsular.

La producción de energía hidráulica sube un 25% en España mientras la de carbón en las térmicas cae un 30%

Posted on

Presa de La Almendra en la provincia de Salamanca
Presa de La Almendra en la provincia de Salamanca

El 2016 no ha sido un buen año para el carbón. Ni para el nacional, proveniente en parte de Castilla y León, ni para las importaciones. Según los datos de Red Eléctrica España hasta primeros de diciembre, el carbón ha concentrado el 14,3% de generación eléctrica en el mercado español, frente a casi el 20% que alcanzó en el 2016. Gracias a ello, las emisiones de CO2 del sector eléctrico serán hasta un 20%  menores este año que las del año anterior.

Por el lado contrario, la producción de energía de origen hidráulico ha aumentado más de un 25% a nivel español –sobre todo en el primer semestre del año– lo que compensa en parte la caída del 30% de la energía producida en las centrales térmicas con carbón. Las centrales térmicas de carbón también se han visto perjudicadas por las bajas cotizaciones de los derivados del petróleo como el coque, que han servido de sustituto al carbón.

Este panorama en el lado de la producción se produce cuando la demanda energética sigue manteniéndose casi estable en este año 2016. Según las estimaciones de REE para el cierre del año, la demanda de energía eléctrica peninsular del 2016, se sitúa en 250.266 GWh, y experimenta un crecimiento del 0,8% con respecto al año anterior. Corregidos los efectos de la laboralidad y la temperatura, la demanda se estima en el mismo nivel que en el 2015.

El 41,1% de la producción eléctrica en la Península procedió de fuentes renovables, lo que supone 4,2 puntos porcentuales más que en el 2015.

Castilla y León lideró la producción hidroeléctrica española en 2015 por delante de Galicia

Posted on Actualizado enn

Presa de Almendra en la provincia de Salamanca. Foto: ©A. Martín
Presa de Almendra en la provincia de Salamanca. Foto: ©A. Martín

Aunque el 2015 no fue un buen año desde el punto de vista hidrológico, Castilla y León consiguió ser la primera comunidad española en producción de energía de origen hidráulico.

Según los datos de REE, la región produjo el pasado año un total de 7.952 Gwh, para un total de 30.890 Gwh en España. Es decir, la región produjo en torno al 30% del total de la energía hidroeléctrica española. La segunda comunidad en importancia en este tipo de energía fue Galicia con 6.458 Gwh. El parque hidroeléctrico español está compuesto por presas que suman un total de 20.352 Mw de potencia, una quinta parte de toda la potencia eléctrica instalada en España.

Las centrales hidráulicas peninsulares han sido el único tipo de instalación con incrementos significativos de capacidad, un 4,6% durante el 2015, gracias a los cuatro grupos de la central de bombeo puro de La Muela II de 878 MW, en la provincia de Valencia, y la central hidráulica de San Pedro II, de 23 MW, en Orense.

A pesar de este aumento de potencia instalada, la generación hidráulica ha descendido un 27,5% respecto a la del año anterior, alcanzando una producción anual de 30.815 GWh. La producción de estas centrales ha sido inferior a la de 2014 durante casi todos los meses de 2015. En diciembre se produjo la mayor diferencia generando la mitad que el año anterior.

Según el Informe sobre el Sector Eléctrico Español del 2015, en términos hidrológicos, el año 2015 ha sido seco en su conjunto, al igual que sucedió en 2012. El producible hidráulico (cantidad máxima de energía eléctrica que se hubiera podido producir en 2015 con las aportaciones hidráulicas registradas) ha sido inferior al valor histórico medio en la mayoría de los meses (solo en febrero y marzo fue superior a la media), lo que ha tenido como consecuencia que haya finalizado el año con un valor de 18.949 GWh, un 24% menor que el valor histórico medio anual.

Las reservas hidroeléctricas del conjunto de los embalses peninsulares se situaron al finalizar el año en el 46,6% de su capacidad total, diecisiete puntos por debajo del 2014 e inferiores al valor medio estadístico. Una cifra que ha ido mejorando ostensiblemente durante los meses transcurridos del 2016, gracias a un primavera lluviosa.

La producción renovable de Castilla y León alcanza el 88% de su consumo interno

Posted on

energias renovables

Castilla y León es una de las comunidades autónomas españolas donde su producción renovable de energía eléctrica, gracias sobre todo a su potencial eólico, alcanza mayor porcentaje de su demanda. Según los datos del Informe del Sistema Eléctrico Español del 2015 presentado por REE, entre la energía de origen eólico, la solar fotovoltaica y el resto de renovables –biomasa y biogás sobre todo– suponen ya algo más del 88% de la demanda energética regional.

La producción eólica de Castilla y León supuso en el 2015 un total de 11.080 Gwh, la de solar fotovoltaica los 844 Gwh y el resto de renovables 252 Gwh. Entre las tres energías renovables supusieron una producción de 12.176 Gwh frente a un consumo regional de 13.752 Gwh.

La comunidad volvió a ser la primera región en producción de energía de origen eólico, por delante de Galicia, que alcanzó los 8.444 Gwh. Mientras, Castilla y León se ha situado como la cuarta región española en producción de solar fotovoltaica, solo por detrás de Castilla-La Mancha, Andalucía y Extremadura.

A nivel nacional, por tecnologías, la producción de electricidad peninsular durante 2015 se generó en un 21,8% a partir de centrales nucleares (22,0% en 2014), el 20,3% con carbón (16,5% en 2014), el 19,0% con eólica (20,3% en 2014), el 11,0% con hidráulica (15,5% en 2014) y el restante 27,9% se repartió entre los ciclos combinados (10,1%), cogeneración (10,1%), solar (5,1%) y otras (residuos y otras renovables, un 2,6%).

Castilla y León vendió fuera 16.633 Gwh en 2015 gracias a la eólica

Posted on

Parque eólico de Villar del Río, en Soria.
Parque eólico de Villar del Río, en Soria.

Castilla y León volvió a ser la comunidad autónoma española que más energía eléctrica vendió fuera de sus fronteras, un total de 16.633 Gwh. Según los datos del Informe del Sistema Eléctrico español del 2015 que acaba de editar REE, Castilla y León produjo el pasado año un total de 31.239 Gwh, con un consumo interno de 13.752 Gwh. Sólo Extremadura con unas ventas de 16.250 Gwh, se le acerca en España. El consumo regional creció por debajo de la media nacional el pasado año, un 1,4% frente al 1,9% español.

La energía eólica fue la gran protagonista en la generación eléctrica de Castilla y León al sumar 11.080 Gwh, seguido de los 9.310 Gwh del carbón, los 7.952 Gwh de la energía de origen hidróeléctrica y los 1.800 Gwh de la cogeneración.

A nivel nacional, las energías renovables han mantenido un papel destacado en la producción global de energía del sistema eléctrico peninsular, ya que han sido el 36,9% del total. Este 2015, un año con menos viento y menos lluvia, la contribución de la eólica fue del 19%, mientras que la hidráulica redujo su peso hasta el 11% del total. El carbón y los ciclos combinados han aumentado su producción con respecto al 2014 y han significado el 20,3% y el 10,1% de la producción peninsular de energía eléctrica. Por su parte, la nuclear se mantiene, con el 21,8% del total, como la primera fuente de generación eléctrica en la Península.

A día 31 de diciembre del 2015, el sistema eléctrico español cuenta con una potencia instalada de 106.247 MW, un 0,5% superior a la del 2014.