ahorro

Redexis Gas asegura que mantener una temperatura constante de confort en la calefacción permite importantes ahorros

Posted on

radiator

Mantener una temperatura de confort adecuada, no cubrir los radiadores o extraer el aire de su interior son algunas recomendaciones de Redexis Gas, compañía dedicada al transporte y distribución de gas natural en España, de cara a un uso de la calefacción más responsable y eficiente durante los meses de invierno. Se trata de pequeñas acciones, pero muy útiles a la hora de ahorrar en calefacción, un aspecto que supone el 46% del consumo energético de los hogares.

El gas natural es la energía de suministro continuo más económica para los sistemas de calefacción. Según datos de Redexis Gas, un hogar medio castellano-leonés en el que vivan cuatro personas, el gas natural supone un ahorro estimado de hasta 360 euros al año frente al gasóleo, de aproximadamente 230 euros al año frente al butano o de hasta 1.000 euros al año frente a la electricidad.

Una medida importante para ahorrar en la factura es mantener una temperatura de confort (unos 21 grados de manera constante) y evitar los fuertes altibajos de temperatura, algo fácil de conseguir con ayuda de un termostato. Una temperatura óptima durante todo el día puede suponer un ahorro de entre un 8 y un 13%. Un ahorro que se puede incrementar si se programa el encendido del sistema de calefacción para que funcione solo durante el tiempo en el que se va a estar en casa. Cuando la casa no va a estar ocupada, por ejemplo, si se va a salir unas horas y no es posible apagar completamente la calefacción, es recomendable mantener una temperatura no superior a 15 grados.

Otra medida es utilizar las persianas como elementos de ahorro: subirlas durante el día para que entre la luz del sol y caliente la casa de forma natural y bajarlas por la noche para proteger la casa del frío. Las cortinas también ayudan, cuanto más gruesas mejor. Reforzar el aislamiento de las ventanas también será de gran ayuda para mantener el calor. El 40% de las fugas se produce por ventanas y cristales.

También es muy útil concentrar el calor. Si hay estancias que apenas se usan, no es necesario que se gaste en calefacción en ellas. Lo ideal es cerrar las puertas para que el calor se concentre en la parte de la vivienda que más se utiliza. Con este gesto se puede ahorrar entre un 5% y un 8% de energía.

Otro consejo es no cubrir los radiadores. Evitar colocar muebles cercanos o ropa húmeda para que se seque más rápido no es recomendable. Este tipo de acciones incrementan el consumo y, por tanto, el importe de la factura. Por otro lado, extraer el aire de los radiadores al menos una vez al año, al principio de la temporada de uso de la calefacción, permite eliminar las pequeñas burbujas de aire que se acumulan en ellos e impiden el paso de todo el calor. Su ubicación es importante, el mejor lugar para ubicar los radiadores es bajo las ventanas ya que el aire que se filtra ayuda a distribuir el calor.

Si es el momento de cambiar de caldera, conviene optar por un equipo de bajo consumo o de mayor eficiencia, como las de condensación. Aunque suponen una mayor inversión inicial, la reducción de consumo y el importe de la factura serán más beneficiosos a largo plazo.

Además de estos pequeños gestos, otra de las claves de la eficiencia y buen funcionamiento de las calderas es su revisión cada dos años. Esto permite verificar su eficiencia energética y que las emisiones de gases sean mínimas. La revisión de las calderas pueden realizarla tanto el Servicio Técnico Oficial del fabricante como una compañía mantenedora habilitada de gas. Un buen mantenimiento de la instalación, revisión de la caldera y de los radiadores hará que la caldera funcione al máximo rendimiento y evitará problemas importantes en el futuro.

Redexis Gas cuenta en la actualidad con cerca de 1.000 kilómetros de redes gasistas de transporte y distribución en Castilla y León. Está presente en 73 poblaciones con acceso a gas canalizado en las provincias de Ávila, Burgos, Salamanca, Segovia, Valladolid, León y Soria, en las que facilita el acceso a esta fuente de energía a más de 250.000 habitantes, negocios e industrias como Nissan, Campofrío o ACOR, KLEIN, ONTEX o FYSA entre otras. La firma ha invertido más de 150 millones de euros hasta la fecha en el desarrollo de redes e instalaciones en la comunidad autónoma.

Anuncios

La Junta quiere rebajar el consumo energético un 32% hasta 2020 con una inversión de 940 millones de euros

Posted on

La Estrategia de Eficiencia Energética, diseñada por la Consejería de Economía y Hacienda a través del Ente Regional de la Energía (EREN), incluye una batería de 79 medidas dirigidas a reducir en más del 30 % el consumo de energía y las emisiones de dióxido de carbono (CO2) en Castilla y León hasta el año 2020, objetivo que está 10 puntos por encima del marcado por la Unión Europea (UE). La inversión estimada durante la ejecución del plan –que se ha abierto a la participación social en el portal de Gobierno Abierto– asciende a más de 940 millones de euros, de los que casi la tercera parte se financiarán con recursos públicos

El análisis de los datos de consumo real y su tendencia en el ámbito autonómico revela que Castilla y León cumplió las exigencias de la UE en 2013, ya que ese año el ahorro energético conseguido era ya del 20,89 % en relación con los indicadores de 1990. Por este motivo, la nueva Estrategia de Eficiencia Energética de la Junta es más ambiciosa en sus objetivos y prevé rebajar el 32,45 % el consumo –lo que en términos absolutos implica una minoración de 757,3 kilotoneladas equivalentes de petróleo (Ktep) de energía final– y el 30,24 % las emisiones contaminantes en 2020 –dejar de emitir 2,5 toneladas de CO2–.

El documento elaborado por el EREN, que da continuidad a los Planes de Eficiencia Energética desarrollados en los periodos 2002-2007 y 2008-2012, se estructura en siete áreas: industria, edificación, transporte, servicios públicos-entidades locales, Administración autonómica, I+D+i y comunicación, difusión y formación.

La decena de iniciativas planteadas en torno al primer eje, la industria, se centra en fomentar las inversiones de eficiencia en los procesos, equipos e instalaciones de las compañías, así como en la diversificación de las fuentes empleadas en la producción a través de la convocatoria de distintas líneas de subvenciones. Hay que señalar que el sector industrial es el tercero que más energía final consume, en concreto el 22 % del total, por detrás del transporte (casi el 40 %) y la edificación (28 %), y el reto es conseguir que sea responsable de una tercera parte del ahorro estimado para 2020, de manera que reduzca el consumo en 253,5 Ktep.

El segundo epígrafe hace referencia a la edificación, que abarca los subsectores doméstico, comercio y servicios y hostelería. La Estrategia propone 20 medidas para disminuir el consumo en 134,4 Ktep, una cifra que representa el 17,7 % del objetivo previsto. Así, en el ámbito de los hogares, contempla planes de sustitución o ‘Renove’ de electrodomésticos, calderas, equipos de aire acondicionado y ventanas, así como incentivos para las redes de distribución de calor y frío y para los edificios de energía cero (‘near zero energy building’, en inglés).

El tercer capítulo está dedicado al transporte y proyecta siete medidas encaminadas a reducir el consumo en 332,6 Ktep hasta 2020, es decir, cerca del 44 % del total. En este campo se trabajará en la transición hacia modelos de movilidad de personas y mercancías más eficientes a través de planes de transporte sostenibles; en la planificación de infraestructuras que favorezcan la incorporación de vehículos alternativos, así como en la promoción del uso de combustibles distintos de los convencionales mediante ayudas. La Junta, por su parte, continuará con el plan de desarrollo y utilización del coche eléctrico e híbrido enchufable en la Administración.

La puesta en marcha de las 79 medidas contempladas en la Estrategia de Eficiencia Energética requerirá una inversión aproximada de 940,4 millones de euros hasta 2020. De esta cantidad, 642,1 millones serán aportados por el sector privado (el 68,3 % del total), mientras los restantes 298,3 millones (el 31,7 %) se sufragarán con recursos públicos, tanto de carácter autónomo, como estatales y europeos, con la cofinanciación del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER).

El EREN licita por 50.000 euros ocho proyectos de mejora de calderas en centros educativos de Castilla y León

Posted on

colegio

El Ente Regional de la Energía de Castilla y León (EREN), dependiente de la Consejería de Economía y Hacienda, ha anunciado la licitación para la contratación de los proyectos de ejecución de la mejora de salas de caldera de ocho centros educativos de Castilla y León.

Se trata de un proyecto financiado con fondos europeos FEDER con un plazo de ejecución de 12 semanas. Entre los criterios de contratación a tener en cuenta, el precio será el más importante en un 80%, mientras que la mejora consistente en la realización del diseño arquitectónico en 3D también será valorada en un 20%.

El presupuesto máximo de licitación de los proyectos para los ocho centros será de 50.000 euros, con el IVA ya incluido. El presupuesto se desglosa por lotes entre los distintos centros: Juana de Pimentel (4.400 euros); Diego Marín Aguilera (6.000 euros); PADRE Isla (6.000 euros); Gil y Carrasco (6.00o euros); Andrés Laguna (6.400 euros), Ramón y Cajal (7.400 euros); María de Molina (9.500 euros) y Leonardo da Vinci (4.300 euros).

En cuanto a la solvencia técnica y profesional de las empresas que se presenten a la licitación, el EREN exige haber elaborado, desde el 1 de octubre de 2011, tres proyectos de ejecución y tres certificaciones energéticas con los siguientes alcances:

-Tres proyectos de ejecución que comprendan el diseño y cálculo de instalaciones térmicas con potencia calorífica superior a 500 kW.

-Tres certificaciones energéticas de edificios con una superficie construida superior a 3.000 m, realizados conforme al Real Decreto 47/2007, de 19 de enero, por el que se aprueba el Procedimiento básico para la certificación de eficiencia energética de edificios de nueva construcción o Real Decreto 235/2013, de 5 de abril, por el que se aprueba el procedimiento básico para la certificación de la eficiencia energética de los edificios.

La nueva fábrica de galletas y pastelería de Gullón en Aguilar de Campoo emplea un nuevo horno de menor consumo energético

Posted on Actualizado enn

galleta-2

La Consejería de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León ha procedido a la modificación de Autorización Ambiental a la nueva fábrica de galletas y productos de panadería y pastelería de larga duración de la empresa Gullón en Aguilar de Campoo (Palencia), de los mayores complejos industriales de la región.

La empresa Galletas Gullón S.A. comunicó a la administración regional un cambio en una de las líneas de horno que se ha considerado como modificación no sustancial del proyecto. “La actuación comunicada consiste en la sustitución del horno de la línea 2 por un nuevo horno de cocción a calefacción mixta que supone una mejora en la producción ya que facilitará un mejor control de la temperatura. En cuanto a la incidencia ambiental no es significativa ya que en determinados factores como el ruido y el consumo energético se pueden ver reducidos por las mejoras tecnológicas del nuevo horno respecto al anterior”.

Según el Servicio de Prevención Ambiental y Cambio Climático, “en cuanto a las emisiones a la atmósfera, la variación respecto a las condiciones anteriores resultará nula o muy poco significativa, ya que, aunque se incremente el número de focos de la línea 2, de 4 a 6, estos estarán ligados a un único horno con más quemadores y distintas zonas con control de temperatura completas. Esto redundará en una mejora productiva ya que permitirá un mejor control de la calidad del producto, la optimización del consumo energético y la gestión instantánea de la falta de producto”.

Galletas Gullón nació en la misma localidad palentina donde tiene su sede actual en 1892 y actualmente emplea  a unas 1.000 personas. Produce más de 120 millones de kilos de galletas al año, con 700 formatos y más de 100 referencias de producto. Exporta actualmente a 100 países y en abril del 2015 presentó la nueva ampliación de sus instalaciones, denominadas VIDA.

Castilla y León impulsará la estrategia europea de renovables térmicas desde la Red de Agencias Europeas de la Energía

Posted on

uso-termicos

Castilla y León, a través del Ente Regional de la Energía (EREN), ha sido elegida para ocupar la Vicepresidencia de Usos Térmicos de las Energías Renovables (Renewable Heating & Cooling, en inglés) de la Federación Europea de Agencias Regionales de Energía y Medio Ambiente (Fedarene) durante los próximos tres años. El cargo implica que la Comunidad pilotará la puesta en marcha de una estrategia conjunta y específica, que ha diseñado al efecto, para potenciar el desarrollo futuro de este sector, propuesta que defenderá ante las instituciones europeas y los actores del mercado.

El director general de Energía y Minas y del EREN, Ricardo González Mantero, ha entrado a formar parte del Consejo de Dirección de Fedarene, la principal red de agencias regionales y locales y departamentos europeos que desarrolla, coordina e impulsa políticas sostenibles de energía y medio ambiente en el ámbito comunitario.

El ente dependiente de la Consejería de Economía y Hacienda, que desde sus orígenes se incorporó como miembro activo de la federación, propuso la creación de esta Vicepresidencia y presentó su candidatura acompañada de una estrategia dirigida a optimizar los usos térmicos de las energías no contaminantes, entre los que destacan calefacción, agua caliente sanitaria y refrigeración, sin excluir los usos industriales.

Este programa, que acaba de ser refrendado por los socios de Fedarene, plantea a las agencias regionales de energía la ejecución de una batería de medidas, entre las que destacan la elaboración de propuestas normativas y de procedimientos administrativos más ágiles y sencillos, la promoción de instalaciones de demostración, la colaboración con empresas para mejorar la oferta de productos y servicios, o la labor de información y difusión hacia consumidores, asociaciones y administraciones.

Desde la nueva Vicepresidencia, el EREN trabajará también para articular una posición común en el seno de la federación en torno al futuro que deben tener los usos térmicos de la energía y fomentará el intercambio de experiencias entre instituciones, empresas, asociaciones y profesionales de las distintas regiones.

Están pendientes la aprobación de la Estrategia Europea sobre Usos Térmicos de la Energía (Strategy on Heating and Cooling) –enviada el pasado mes de febrero por la Comisión Europea al Parlamento Europeo– y la regulación de una nueva directiva en materia de renovables, circunstancias que hacen de éste un momento idóneo para reforzar la presencia de las regiones en el espacio comunitario.

En Castilla y León este sector presenta un alto potencial gracias a la elevada demanda que presenta, a los importantes recursos energéticos del territorio –tanto en radiación solar como en biomasa– y a la alta capacitación de empresas y profesionales, lo que favorece el desarrollo de instalaciones de renovables para usos térmicos a un coste razonablemente competitivo.

El autoconsumo fotovoltaico y el biogás ponen su objetivo en las 31.000 explotaciones ganaderas de la región

Posted on

VACAS SALAMANCA

Castilla y León es la principal región española por cabaña ganadera: dispone de más de 36.000 ganaderos de los que casi 15.000 son de vacuno de carne. La región es la primera de España en vacuno, con el 22% de la cabaña nacional, y más de 527.000 vacas nodrizas, especialmente en las provincias de Salamanca y Ávila. Y también cuenta con más de 3,3 millones de cabezas de ovino, casi una cuarta parte del total nacional. Así como con más de 5.300 explotaciones de porcino y más de 4.700 explotaciones avícolas.

Un enorme potencial ganadero que consume ingentes cantidades de energía eléctrica y carburantes fósiles, y que genera también grandes cantidades de residuos. Por todo ello, las empresas del sector renovable, especialmente las de fotovoltaica y biogás, se han fijado como objetivo conseguir que una buena parte de las más de 31.000 explotaciones ganaderas de Castilla y León apuesten por soluciones renovables para ahorrar energía y en algunos casos conseguir incluso generarla con su propia actividad.

Según las empresas del sector renovable, el desarrollo de sistemas de autoconsumo fotovoltaico pensado para el sector ganadero permitiría el suministro energético para las labores de cría, alimentación, control sanitario, esquileo y ordeño del ganado. Frente al gasóleo, el combustible más utilizado actualmente en muchas explotaciones ganaderas aisladas, el ahorro anual podría llegar al 65% del consumo actual, con una amortización muy rápida de la inversión a realizar en la puesta en marcha del sistema fotovoltaico.

En cuanto al biogás, hasta ahora se ha desarrollado más en explotaciones de porcino, aunque también podría utilizarse para otro tipo de instalaciones ganaderas o incluso mixtas, donde se den también otros cultivos agrarios.

Las familias castellano-leonesas podrían ahorrar al año 302 millones de euros en electricidad y gas

Posted on

electrodomesticos

La Fundación Gas Natural Fenosa ha publicado los resultados de la décima edición del Índice de Eficiencia Energética, que constata que los hogares castellano-leoneses pueden ahorrar de media 284 euros anuales, el 29,1% de su factura de gas y electricidad, con cambios en sus usos y costumbres y con la mejora del equipamiento. En total, el potencial de ahorro de las familias suma 302 millones de euros al año.

La energía susceptible de ser ahorrada en los hogares de Castilla y León, casi 3.300 GWh, es igual a 117 años de consumo en alumbrado público de la ciudad de Valladolid. Un uso más eficiente de la energía evitaría, además, la emisión a la atmósfera de más de 700.000 toneladas de dióxido de carbono (CO2).

El Índice refleja que el mayor potencial de ahorro energético del hogar está en los electrodomésticos (44,4%), la iluminación (32,8%) y la calefacción (24,7%). Los porcentajes son inferiores en los otros ámbitos estudiados, aire acondicionado (16,3%) y agua caliente sanitaria (12,5%).

El Índice de Eficiencia marcó en 2016 en Castilla y León una puntuación de 6,37, cifra superior a la registrada en 2013 (6,31).

Los hogares castellano-leoneses siguen siendo ligeramente menos eficientes que la media de los hogares españoles, aunque su índice global se sitúa ya sólo a dos centésimas del índice nacional.

El estudio analiza el equipamiento del hogar, el control energético que realizan los usuarios, el mantenimiento y la cultura de eficiencia de los hogares, y con estos cuatro indicadores establece un Índice Global de Eficiencia. En esta edición, el Índice a nivel nacional retrocede hasta los 6,39 puntos sobre 10, por debajo de los 6,45 puntos registrados en la última edición del estudio (2013).

Ilustración: J.C. Florentino