Biomasa

Otros 30.000 vecinos de Valladolid se conectarán a una nueva red calor con biomasa

Posted on

La Junta de Castilla y León lanza el 17 de mayo la licitación de las obras para construir una red de calor con biomasa de 49 MW y 25 km de longitud que abastecerá a 30.000 vecinos de Villa de Prado, Parquesol y Huerta del Rey: “Valladolid Oeste”.

El nuevo proyecto suministrará calefacción y agua caliente sanitaria a más de 10.200 viviendas y de 67 edificios terciarios, eliminando más de cuatrocientas calderas y chimeneas de combustible fósil.

De esta manera, cada año se dejarán de consumir 11.224 toneladas equivalentes de petróleo importado, que serán sustituidas por 50.000 toneladas de astilla forestal de proximidad. Los usuarios ahorrarán entre un 30 y un 50% en su factura energética y se evitará la emisión de 31.300 toneladas de CO2 equivalentes al año.

Las obras comenzarán en el verano 2022 y la puesta en servicio está prevista para la temporada de calefacción 2023-2024, aunque los edificios podrán comenzar a gestionar su conexión desde julio de este año.

También se construirá una instalación solar fotovoltaica en autoconsumo y un sistema de almacenamiento de calor sensible de 6.000 metros cúbicos para acumular energía térmica renovable en horario nocturno.

La biomasa contribuye a que Valladolid sea climáticamente neutra en el año 2030, según su alcalde. La nueva instalación será la tercera gran red de Valladolid, que se convierte en la ciudad con más redes de calor por biomasa de España.

Las otras dos grandes redes son la del campus de la Universidad de Valladolid y el Hospital Clínico, y la que abastece a la zona norte-este de Huerta del Rey. Una vez finalizada, “Valladolid Oeste” se interconectará hidráulicamente con esta última para aumentar su capacidad de suministro.

El proyecto está promovido por la Sociedad Pública de Infraestructuras y Medio Ambiente de Castilla y León (Somacyl). El ayuntamiento ha cedido la parcela donde se ubicará la planta y ha agilizado los trámites administrativos. La inversión prevista asciende a 30 millones de euros.

Anuncio publicitario

El sector agropecuario será estratégico para la producción de energía renovable

Posted on

Agricultores y ganaderos empiezan a tomar conciencia sobre su estratégico papel en la movilización de agrobiomasa y la expansión del gas renovable para generar energía limpia y sostenible

Más de 100 personas asistieron al evento estratégico sobre agrobiomasa y gases renovables organizado por la Asociación Española de la Biomasa (AVEBIOM) el pasado 26 de mayo, en localidad palentina de Villamartín de Campos, dentro del proyecto europeo Agrobioheat, para compartir visión con altos representantes de las organizaciones profesionales agrarias, responsables de política nacional y regional y tecnólogos con soluciones listas para ser adoptadas.

En el contexto actual de altísimos costes de la energía, los representes de las OPA que acudieron a la cita coincidieron en que la valorización de los subproductos agrícolas y ganaderos constituye, sin duda, una oportunidad para obtener un complemento de renta de su actividad principal que puede ser muy interesante.

También señalaron que el sector agropecuario, siempre afectado por condicionantes sociales y medioambientales, puede encontrar en la valorización energética de sus subproductos una oportunidad para ser percibidos como parte de la solución a la contaminación y no como generadores de la misma.

La actividad agrícola genera cada año en España 17 millones de toneladas de materia seca de restos herbáceos y leñosos, con las que se podrían reemplazar 7 millones de toneladas de petróleo. Por su parte, los sectores ganadero y agroindustrial necesitan gestionar más de 50 millones de m3 de residuos cada año, cuya transformación en gases renovables podría reemplazar el equivalente a 1,5 millones de toneladas de petróleo.

Pedro Barato, presidente nacional de ASAJA, aseguró que “es hora de ponerse manos a la obra” y que el sector está dispuesto para afrontar este nuevo reto que se le presenta; va a valorizar sus residuos y subproductos en forma de energía y bioproductos, pero a cambio de algo: rentabilidad. Lo expresó con claridad en varias ocasiones: “quien contamina debe pagar, pero quien descontamina debe cobrar”.

Según Jesús Manuel González, coordinador regional de UCCL en Castilla y León, es momento de “trabajar para compatibilizar nuestra función de producir alimentos con la de producir energía”. El agricultor necesita estabilidad, explica, y para lograrlo es necesario que los contratos entre las empresas productoras de energía y los colectivos de agricultores sellen un compromiso de suministro a un precio que resulte rentable al agricultor y que contemple la variabilidad en sus costes de producción.

Lorenzo Rivera, coordinador regional de COAG en Castilla y León, estima que se ha apostado poco por esta fuente de energía renovable y limpia hasta ahora, que la guerra se ha encargado de mostrarnos que tenemos la energía al lado de casa, y señala que, al contrario que los huertos fotovoltaicos, que ocupan enormes extensiones que dejan de ser productivas, aprovechar los subproductos de agrobiomasa permitirá generar energía limpia sin competir con la producción de alimentos. “¿Qué mejor recurso que este?”, se preguntaba.

Blas Carmelo, secretario general de UPA Palencia, reflexionó sobre la `España vaciada´ para apuntar que el territorio no está vacío: hay agricultores y ganaderos. “La marcha de la gente de los pueblos ha derivado en que en la actualidad existan explotaciones de tamaño grande, modernas y bien mecanizadas lo que facilita el manejo de los subproductos para su valorización”. Invita a las administraciones públicas y a las empresas privadas a que inviertan cerca del territorio, “que se produzca aquí el biocombustible o el gas renovable que luego se transporte a los puntos de consumo”.

La posición de las OPA encaja con los discursos que Francesc Boya, secretario general de Reto Demográfico, y Víctor Marcos, director de Energías Renovables del IDAE, trasladaron a la sala, en el sentido de que la UE y España quieren aumentar su seguridad energética con renovables y la biomasa está llamada a ser un pilar fundamental.

Boya recordó que su secretaría va a poner a disposición de empresas, de comunidades autónomas, de entidades locales, 120 millones de euros durante este ejercicio. Y Marcos, resaltó que “la biomasa es una tecnología redonda: es renovable y reduce emisiones, constituye una oportunidad para los municipios de reto demográfico y garantiza el suministro de energía”.

IDAE ha diseñado varias iniciativas que esperan impulse la biomasa y el gas renovable como la de redes de calor, recién publicada; la del biogás, a punto de hacerlo; o la última revisión del programa de energías renovables térmicas que incorpora ahora la leña certificada.

Por su parte, Javier Díaz, presidente de AVEBIOM, destacó al término de las intervenciones de los representantes de las OPA la buena sintonía existente entre los principales protagonistas del desarrollo de la agrobiomasa en España: por un lado, los que generan los subproductos y los residuos y, por otro, AVEBIOM en representación de las empresas productoras de energía, los tecnólogos o los fabricantes de equipos. “Estamos al inicio de un recorrido en el que hemos de trabajar para cuajar la sintonía vista en la jornada de hoy y activar los resortes necesarios para aprovechar y transformar las distintas agrobiomasas y que resulte en una situación beneficiosa para todos los que intervienen en este desarrollo”.

De hecho, AVEBIOM está trabajando ya para poner en marcha la plataforma nacional para el desarrollo de la agrobiomasa y los gases renovables como materia prima para generar energía limpia y sostenible.

Técnicos de AVEBIOM y CIRCE circunscribieron el contexto actual de planes, condiciones económicas y mostraron ejemplos ya en práctica, así como las recomendaciones que han recopilado tras 3 años y medio de proyecto dialogando con múltiples agentes del sector. Pioneros y empresas punteras mostraron posteriormente las claves de sus iniciativas, en las que la agrobiomasa y el gas renovable son vectores de ahorro y negocio. 

Redactado el proyecto para implantar sistemas de acumulación de energía térmica para las redes de calor de Valladolid oeste y del polígono Villalonquéjar (Burgos)

Posted on

La Consejería de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio de la Junta, a través de la empresa pública SOMACYL, ha licitado la redacción del proyecto de construcción y ejecución de las obras para la implantación de sistemas de acumulación de energía términa para las redes de calor Valladolid Oeste (afecta a los barrios de Parquesol, Villa de Prado y Huerta del Rey) y Polígono Villalonquéjar (Burgos), con un presupuesto de licitación de 3.334.206,48 euros más IVA, con un plazo de ejecución para la redacción del proyecto de un mes y para la ejecución de las obras de doce meses.

El objeto de la actuación es la instalación de dos sistemas de almacenamiento de energía térmica sensible (TES), en forma de agua caliente, para la futura red de calor urbana sostenible ‘Valladolid Oeste’ (afecta a los barrios de Parquesol, Villa de Prado y Huerta del Rey) y para la red de calor industrial sostenible ‘Polígono Villalonquéjar’ en Burgos. La Plataforma de Contratación del Sector Público publica hoy la licitación de estos proyectos, que tienen un plazo de ejecución de un mes la redacción y de doce meses la ejecución de las obras. La financiación de sendos proyectos de la Junta, cuyas actuaciones llevará a cabo la sociedad pública SOMACYL, se realizará con cargo al Programa Operativo FEDER 2014-2020 de Castilla y León, Iniciativa REACT-UE.

El depósito de Valladolid contará con un volumen útil de 6.000 m3 y el del polígono burgalés 3.500 m3, ambos con adecuado coeficiente de esbeltez, convenientemente aislados y con avanzados sistemas de control y difusión interna para lograr una adecuada estratificación térmica.

La capacidad de almacenamiento término de los sistemas de energía térmica sensible (TES) previstos es de 136.000 kWh útiles en Valladolid Oeste y de 79.000 kWh útiles en Polígono de Villalonquéjar. Asimismo, la capacidad adicional anual de sustitución de energía fósil por energía renovable térmica es de 2,08 ktep/año en sendos proyectos, y la reducción anual de emisiones CO2 prevista es de 7.073 ton/año.

Utilidad de estos sistemas de almacenamiento energético
La calefacción y refrigeración urbana, junto con el almacenamiento de energía térmica son tecnologías potenciales para la integración de las energías renovables y la reducción de las emisiones de CO2 en el sector energético europeo y la interacción y el desarrollo entre ambas tecnologías es de gran importancia para descarbonizar completamente el sector de la calefacción y refrigeración.

El almacenamiento de energía térmica ayuda a equilibrar la producción y la demanda de energía diaria en redes de calefacción urbana, logrando importantes beneficios: incremento de la producción térmica de las centrales renovables;  incremento de la eficiencia energética; mayor seguridad y confiabilidad energética; reducción de costes y reducción de emisiones de gases de efecto invernadero.

Sin sistemas de acumulación, las centrales renovables con calderas de biomasa en horario nocturno están generalmente por debajo del 25% de su capacidad de generación, por lo que estos equipos están infrautilizados.

Con la incorporación de sistemas TES, dichas centrales de energía renovable son capaces de generar energía térmica por la noche que se acumula para poder ser consumida en las horas del día en las que los edificios demandan más calor. Por tanto, muchos más edificios pueden recibir energía verde de la red sin necesidad de instalar más calderas de biomasa en la central, simplemente se aumenta las horas de funcionamiento de las calderas ya existentes, logrando así aumentar la energía térmica renovable generada que posteriormente consumirán los edificios o industrias, eliminando combustibles fósiles y reduciendo por tanto las emisiones de CO2 a la atmosfera.

Expobiomasa se celebrará en la primavera de 2023

Posted on

Tendrá lugar del 9 al 11 de mayo de 2023 en Valladolid

Tras la exitosa, aunque reducida, edición de 2021 en la que participaron 327 firmas expositoras de 15 países, AVEBIOM propone celebrar la 15ª edición de EXPOBIOMASA durante la segunda semana de mayo de 2023 con el objetivo de favorecer la participación y asistencia del mayor número posible de profesionales interesados en el sector.

Jorge Herrero, director de Expobiomasa, razona la decisión: “hasta ahora hemos celebrado el evento en otoño, con la campaña “encima”; esto, que durante los primeros años fue un revulsivo en comunicación que lograba aumentar las ventas de estufas y pellets, ahora ha cambiado con la madurez alcanzada por el mercado.”

Y es que, hoy en día, ante el aumento de ventas de equipos, la escasez de algunos componentes y un mejor manejo de la información por parte de los clientes, el sector está obligado a anticipar tanto la planificación de las fábricas como los contratos de suministro.

“Con el cambio de fechas pretendemos ayudar a nuestros expositores a mejorar la planificación de la producción en sus fábricas de cara a la temporada y a gestionar de forma más precisa sus stocks para distribución. De esta manera podrán garantizar a los consumidores el mejor servicio”, explica Herrero.

Expobiomasa será el mayor evento exclusivo del sector en 2023, no sólo en España y Portugal, sino en toda Europa. AVEBIOM confía en recuperar la confianza de las firmas y profesionales que no acudieron a la pasada edición preocupados por la situación sanitaria de aquel momento.

La suspensión a la importación certificada de pellets de Rusia abre oportunidades de negocio a los fabricantes de Castilla y León

Posted on

La decisión del Consejo Europeo del Pellet de suspender todos los productores, distribuidores y proveedores de servicios certificados por ENplus® con sede en Rusia y Bielorrusia a partir del 15 de abril de 2022, abre nuevas oportunidades de negocio a las empresas productoras de Castilla y León. Hay que tener en cuenta que los fabricantes rusos enviaban cada año a distintos mercados europeos unos dos millones y medio de toneladas de pellets, que deberán sus reemplazados por empresas de otros mercados. El mercado alemán era uno de los principales clientes del pellets ruso.  

ENplus® es un esquema de certificación basado en valores que incluyen un nivel máximo de responsabilidad social pero también respeto absoluto al estado de derecho. Los miembros del Consejo Europeo del Pellet (EPC) se sienten profundamente preocupados por la agresiva invasión rusa del país soberano de Ucrania y condena enérgicamente esta brutal falta de respeto a los principios democráticos y la violación de los derechos humanos.

Las acciones del gobierno ruso, asistido por Bielorrusia, contradicen los valores del EPC y han sido consideradas por sus miembros como completamente inaceptables. Por lo tanto, después de una evaluación meticulosa de la situación, el EPC ha decidido suspender a todos los productores, distribuidores y proveedores de servicios certificados por ENplus® con sede en Rusia y Bielorrusia a partir del 15 de abril de 2022.

Esto significa que ninguna de estas empresas podrá vender pellets certificados ENplus® mientras permanezca la suspensión, ni se aceptarán nuevas solicitudes de certificación de estos dos países.

Desde AVEBIOM, como responsables de la certificación ENplus® en España, apoyamos la decisión del Consejo Europeo del Pellet. En cuanto a los efectos que puede tener la medida sobre el mercado español, es posible que aumente la demanda a nuestros productores por parte de los distribuidores internacionales que buscarán suplir los dos millones y medio de toneladas que fabrican y, hasta este momento, enviaban a Europa los fabricantes rusos.

Los miembros del EPC han tomado esta decisión no solo teniendo en cuenta el impacto inmediato previsto en las empresas rusas y bielorrusas, que viene a reforzar las sanciones de la UE, sino también plenamente conscientes de las inevitables consecuencias negativas para una variedad de partes interesadas y, en última instancia, para el mercado europeo de pellets. Sin embargo, apoyar al pueblo ucraniano y proteger la integridad del esquema siguen siendo las principales preocupaciones detrás de la suspensión.

El Consejo Europeo del Pellet se compromete así a mantener intacto el proceso de certificación y en línea con sus estándares y principios para el resto de los negocios de pellets en Europa y más allá. EPC también ha publicado una guía sobre la implementación de los requisitos de ENplus® para las empresas afectadas por la guerra en Ucrania.

Castilla y León destina más de 4 millones de euros en ayudas a la instalación de biomasa y otras renovables

Posted on

El 17 de enero de 2022 se abrió el plazo de presentación de solicitudes para este programa y otros cinco destinados a promover el autoconsumo y las energías renovables en distintos sectores de la economía en Castilla y León. El plazo de presentación concluye el 31 de diciembre de 2023.

Pueden presentar solicitudes personas físicas y jurídicas, entidades u organizaciones sin ánimo de lucro, comunidades de propietarios, entidades locales y el sector público institucional.

Se subvencionan instalaciones de producción de energía térmica con fuentes renovables, como la biomasa, solar térmica y otras, destinadas a climatizar o generar ACS en viviendas.

Las actuaciones subvencionables incluyen la inversión en equipos y materiales; la obra civil; los equipamientos electromecánicos, hidráulicos, de control y auxiliares; los sistemas de gestión y monitorización, la redacción de proyectos, memorias técnicas y dirección facultativa, entre otras. Será subvencionable la inversión en instalaciones de producción de energía térmica con fuentes renovables, destinadas a la climatización o producción de ACS en viviendas. Las actuaciones subvencionables dentro del programa de incentivos 6 incluyen las tecnologías solar térmica, biomasa, geotérmica, hidrotérmica o aerotérmica (exceptuando las tecnologías aire-aire) para climatización y/o agua caliente sanitaria en viviendas.
Las instalaciones de biomasa deben reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en al menos un 80 %. Los sistemas de calefacción o calderas de menos de 1 MW deben presentar una acreditación por parte del fabricante del equipo de que cumple al menos los requisitos de Ecodiseño.

El beneficiario debe acreditar de forma documental que el combustible empleado en el equipo es de la clase A1. La biomasa utilizada debe cumplir los criterios de sostenibilidad establecidos en la directiva europea sobre energías renovables REDII.

Las subvenciones de los programas de incentivos serán incompatibles con otras subvenciones o ayudas que pudieran concederse para la misma finalidad, procedentes de cualesquiera administraciones o entes públicos o privados, nacionales, de la Unión Europea o de organismos internacionales.

Las ayudas se otorgan mediante concurrencia simple. Esto significa que las solicitudes serán atendidas por riguroso orden de presentación hasta el agotamiento de los fondos.

La Junta da luz verde a un nuevo Centro logístico de biomasa forestal en León

Posted on Actualizado enn

El presupuesto para su construcción asciende a 1,1 millón de euros, contará con una superficie de 15.000 metros cuadrados y se prevé pueda generar 32 puestos de trabajo en la zona de La Bañeza

El Consejo de Gobierno celebrado el pasado 28 de diciembre autorizó una partida presupuestaria a Somacyl de 3,1millones de euros para financiar, en la provincia de León, la construcción de un Centro logístico de biomasa forestal, la restauración de la explotación de calizas Peña de Rego, en Carucedo; la ejecución de una senda en la margen derecha del río Duerna para conectar La Bañeza con la pedanía de Santiago de Valduerna (300.000 euros), y la mejora de accesos al pueblo de Sosas de Laciana, en Villablino (250.000 euros).

La Consejería de Fomento y Medio Ambiente tiene entre sus objetivos el fomento del uso de la biomasa forestal con fines térmicos y eléctricos, como energía renovable, autóctona y que permite la puesta en valor de las masas forestales a través de su aprovechamiento y la lucha contra los incendios forestales.

La biomasa obtenida por estas vías requiere de operaciones posteriores de transformación (astillado), secado, almacenamiento y distribución. A su vez, la empresa pública Somacyl participa en la planta de generación de electricidad a partir de biomasa forestal y herbácea ubicada en la localidad de Cubillos del Sil (León) y gestiona varias redes de calor con biomasa forestal en las provincias de León y Valladolid.

Con este centro logístico que Somacyl va a construir en la comarca forestal de La Bañeza se pretende incentivar la limpieza de los montes mediante la intensificación de tratamientos silvícolas que puedan ser valorizados para su uso como astilla forestal, generar una economía forestal que cree empleo en estas zonas rurales afectadas por la despoblación, producir biomasa forestal adecuada para fomentar su uso térmico en Castilla y León y reducir el combustible en los montes y, en consecuencia, la capacidad de propagación de los incendios forestales.

Con un presupuesto de inversión de la Junta de 1.150.000 euros, el nuevo Centro Logístico contará con una superficie total ocupada de 15.000 metros cuadrados, en la que se ubicarán una nave de 300 metros cuadrados, báscula de pesaje, astilladora de cuchillas, cargadora de ruedas, campa de zahorra artificial y un vallado perimetral de la parcela, estimándose una creación de empleo de 32 personas.

Castilla y León lidera la producción de pellets en España con 14 fábricas y 153.467 tn de producción

Posted on

La Asociación Española de la Biomasa, AVEBIOM ha publicado el “Informe estadístico sobre producción y consumo de pellets en España durante 2020”. En ese año, España consumió 705.000 toneladas de pellet, sobre todo en el sector residencial unifamiliar, que se mantiene como el principal usuario de este biocombustible renovable, sostenible y económico. El 86% de las 616.000 toneladas de pellet que se fabricaron en España estaba certificado ENplus®.

En 2020, las 85 plantas de pellets operativas en España fabricaron 616.000 toneladas de este biocombustible. Casi 100.000 menos que en 2019, cuando se alcanzó la cifra récord de 714.000 toneladas. El efecto de la pandemia sobre la actividad en las fábricas y, sobre todo, un invierno suave están detrás de está menor producción. Castilla y León dispone de 14 fábricas de pellets, tres más que en el año 2017. Por número de fábricas, está empatada con Andalucía, aunque su capacidad máxima de fabricación es mucho mayor, hasta 469.000 tn, casi un tercio del total nacional. La producción en el año 2020 quedó muy lejos del teórico, en 153.467 tn.

Al finalizar el presente año 2021 se podría superar este récord con 716.000 toneladas, una tendencia que proseguiría durante 2022 con una previsión de aumento tanto de la capacidad máxima teórica del país -que se situaría en los 2.000.000 de toneladas al año- como de la producción real, que rozaría las 800.000 toneladas anuales.

A pesar de la menor producción, en 2020 el consumo de pellets aumentó en comparación con 2019 acercándose a las 705.000 toneladas.

“En las últimas semanas, fabricantes y distribuidores de equipos nos están comunicando aumentos significativos de las ventas, por lo que en 2022 veremos un crecimiento del consumo por encima de lo estimado en el informe, ya que los sondeos se realizaron antes del incremento de precios de los combustibles fósiles y, además, el otoño está siendo más frío de lo normal”, aclara Pablo Rodero, responsable de certificación de biocombustibles en AVEBIOM y actual presidente del Consejo Europeo del Pellet.

El sector de la calefacción residencial sigue instalando equipos en viviendas unifamiliares y se mantiene como el mayor usuario de pellets en España: en 2020 aumentó el consumo hasta las 458.000 toneladas, el 65% del total utilizado en el país.

Las instalaciones de potencia superior a 50 kW, mayoritariamente calderas en redes de calor, bloques de viviendas, edificios públicos y en industria, consumieron cerca del 35% del total.

La producción y el consumo de pellets en nuestro país han ido prácticamente a la par desde 2012. Tan solo en 2020 vemos un ligero desajuste entre la oferta y la demanda nacional, remontando con importaciones de proximidad desde Portugal y que tenderá a corregirse en los próximos dos años.

De hecho, el saldo neto entre importaciones y exportaciones en 2020 fue de 46.000 toneladas en 2020; tan solo un 6,5% del consumo total del año.

España sigue aumentando el porcentaje de pellet con calidad certificada año tras año. En 2020, 39 plantas -entre las que figuran todas las de gran capacidad- produjeron pellet certificado ENplus®, poniendo en el mercado el 86% del pellet que se fabricó en España -esto es 531.000 toneladas-, un 4% más que en 2019. El compromiso de los fabricantes y la responsabilidad de los consumidores están permitiendo que se afiance la presencia de un biocombustible renovable, sostenible y creador de empleo en el país.

El sector de la biomasa espera una alta demanda este invierno ante los precios disparados de gas, luz y gasóleo

Posted on

Con la llegada del invierno, el sector de la biomasa alcanza su punto álgido, que en la actual coyuntura de precios disparados de luz, gas y petróleo puede suponer un punto de inflexión en el sector.

Según un Javier Díaz González, Presidente de AVEBIOM, “en  las últimas semanas, estamos viendo cómo la biomasa aparece en periódicos y noticiarios como una solución fiable, limpia y económica para calentar los hogares españoles. Y es que así es: España tiene la fortuna de contar con enormes recursos energéticos renovables, como el sol y el viento, que todo el mundo reconoce, y también la biomasa, que aporta en este momento el 14% de toda la calefacción en nuestro país. Es, de hecho, la principal fuente de energía renovable para este uso.

El precio del litro de gasóleo de calefacción ha pasado de 0,515 € hace justo un año a 0,855 €/l en los últimos días de octubre de 2021. Una subida del 66% en tan solo un año, que resultará difícil de sobrellevar a muchas familias.

Por el contrario, los precios de los biocombustibles sólidos para uso doméstico se mantienen en unos rangos muy contenidos a lo largo de los años, como muestra el Índice de Precios de la Biomasa que elabora la Asociación Española de la Biomasa de forma trimestral desde 2012.

Así, por ejemplo, el pellet distribuido a granel en camión cisterna tiene un precio hoy de 256,62 €/tonelada, mientras que hace un año era de 255,77 €/ton.

En el caso de la astilla forestal acondicionada para uso doméstico, el precio es aún más competitivo para el usuario, con una media histórica de 110 €/ton, incluido el transporte.

La cuenta es fácil de hacer: 2 kilógramos de pellet contienen la misma energía que 1 litro de gasóleo, por lo que una familia que consuma 3.000 litros de gasóleo al año, ahorraría más de 1.000 euros si lo sustituyese por pellets. El ahorro sería aún mayor si el cambio es a astilla, cuya equivalencia energética es de 2,5 kg de astilla por litro de gasóleo: esta familia recortaría más de 1.700 euros en su factura anual.

Por su parte, la OCU ha elaborado recientemente una comparativa entre sistemas de calefacción para una vivienda de 90 m2 en una región fría. Se sitúan en cabeza con claridad los equipos de pellets, seguidos de las bombas de calor y el gas natural”

Para el presidente de AVEBIOM, “en la actualidad, la industria de la bioenergía dispone de calderas y estufas para uso doméstico de elevadas prestaciones y eficiencia, automatizadas y con emisiones prácticamente nulas.

Esto, junto con la estandarización de los biocombustibles a escala mundial son las claves para que el parque europeo de equipos de biomasa supere ya los 7 millones de unidades. La biomasa aporta más del 80% de toda la energía renovable en la UE, más que la suma de lo que aportan la solar, la eólica y la hidráulica juntas.

En cuanto al gas natural, un combustible fósil que se ha colado en nuestras casas gracias a excelentes campañas de marketing, la volatilidad de su precio, ahora mismo en subida libre -se ha incrementado más de un 250% en lo que va de año y la tendencia se mantiene-, y la preocupación continua sobre la seguridad del suministro derivada de su procedencia geográfica, no nos parecen buenos argumentos para seguir apostando por su uso.

En la actualidad, según las estimaciones realizadas por el Observatorio de la Biomasa de AVEBIOM, el parque nacional de equipos de calefacción alimentados con biocombustibles sólidos superará las 440.000 unidades a final de año.

El Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC) prevé que entre 2020 y 2030, España puede aumentar la contribución de la biomasa para generar calor en 400 ktep (equivalente al consumo actual en calefacción y ACS de 710.500 hogares españoles), lo que requiere la movilización de 1,2 millones de toneladas de biomasa más.

En verdad, el objetivo del PNIEC nos parece poco ambicioso y, de hecho, según el proyecto Agrobioheat las cifras podrían triplicarse si se movilizasen biomasas de origen agrícola como las podas de frutales, la paja de cereal o el hueso de aceituna, entre otras”.

La planta de generación de energía eléctrica mediante biomasa de Cubillos del Sil (León) se acerca a su inicio de actividad

Posted on

Fuerzas Energéticas del Sur de Europa I, promotora de la planta de generación eléctrica mediante biomasa agroforestal ubicada en el Polígono Industrial El Bayo (en Cubillos del Sil, (El Bierzo, León), confirma que la fase de pruebas de la planta se acerca a su finalización.

La finalización de la puesta en marcha, incluyendo la optimización y las pruebas de prestaciones, es condición para declarar el inicio de actividad y para la entrada en la fase definitiva de explotación, prevista para este mismo mes de octubre.

El proyecto de instalación y puesta en marcha, además de las dificultades habituales en cualquier planta de estas características y envergadura, se ha visto afectado por la pandemia del Covid-19, ya que diversos equipos y sistemas principales necesarios para el funcionamiento en condiciones de la central (caldera, turbina, tratamiento de biomasa, etc.) dependen para su puesta en marcha y ajuste final de la intervención de técnicos especialistas extranjeros, que en su momento abandonaron la planta siguiendo instrucciones de sus empresas ante la situación sanitaria.

Estos técnicos no han podido reincorporarse hasta fechas recientes y de forma parcial. Todo eso ha retrasado sustancialmente el ajuste fino, la ejecución de las pruebas en condiciones normales y la entrada en operación de la planta.

La planta está habilitada para la combustión tanto de biomasa forestal como de paja, con sistemas de almacenamiento, procesado y alimentación a caldera diferenciados para ambos tipos de combustible, lo que incorpora una mayor complejidad técnica. Esto otorga flexibilidad para la operación, pero complica la puesta en servicio y los ajustes, requiriendo la presencia de múltiples especialistas y la disponibilidad del rango de combustible según diseño.

Por todo ello, durante la fase de puesta en marcha y de pruebas, la operación de la planta ha experimentado varias paradas técnicas, debido a la falta de los técnicos especialistas extranjeros, para ajustar y corregir los equipos y sistemas y para optimizar la planta para lograr su rendimiento diseñado.

Desde el comienzo de las pruebas, la planta ha contado con unos sistemas de depuración de gases plenamente operativos, que aplican las mejores técnicas disponibles, que han garantizado unas emisiones a la atmósfera en todo momento muy por debajo de los niveles fijados por la normativa vigente. Además de las mediciones de las emisiones de planta, se han instalado equipos de medida de inmisiones en la estación de mediciones existente junto a la Central de Compostilla II.