Biomasa

Castilla y León explora las posibilidades del proyecto europeo AgroBioHeat para biomasa

Posted on

La agrobiomasa puede convertirse en una de las mayores fuentes de energía renovable y sostenible de la UE y contribuir así a cumplir con el compromiso de descarbonización de su economía en 2050, asegún AVEBIOM.  El proyecto AgroBioHeat explora este potencial en varios países europeos y  tiene como objetivo producir un despliegue masivo de soluciones de calefacción de agrobiomasa mejorada y lista para su comercialización en Europa. La agrobiomasa es un recurso grande, subexplotado e autóctono, que puede apoyar el logro de los objetivos europeos de energía y clima, al tiempo que promueve el desarrollo rural y la economía circular.

Una de las acciones que surgirá de este proyecto en España es la redacción de un Plan estratégico para la agrobiomasa, en el que ya se está trabajando. Castilla y León es uno de los territorios donde más potencial hay para uso de la biomasa agroforestal. AVEBIOM, con sede en Valladolid, junto con Fundación CIRCE, forman parte del consorcio del proyecto en España.

El ingente volumen de agrobiomasa residual que se genera en España y Europa cada año, y que en su mayor parte aún permanece sin aprovechar, podría aumentar aún más la contribución de la biomasa a la generación de energía renovable, que en la actualidad representa el 60% de todo el consumo de energía renovable y el 10,3% del consumo de energía total de la UE.

Los socios del proyecto organizaron un encuentro virtual de ámbito europeo entre agentes interesados en encontrar socios para sus proyectos; un matchmaking en el que se han celebrado más de 280 encuentros entre los 264 participantes, procedentes de 37 países.

Daniel García, responsable de promoción e innovación en AVEBIOM. “Estamos muy satisfechos porque hemos conseguido la participación de organizaciones y agentes económicos y sociales en todos los niveles, desde el Ministerio de Agricultura a redes de desarrollo rural, ayuntamientos, empresas y particulares… Muchos de ellos han dado el paso, incluso, de tomar parte en las reuniones del matchmaking para buscar colaboradores y lanzar sus proyectos”.

Cerca de 70 personas de España han establecido contactos con profesionales e inversores de toda Europa durante el matchmaking “Bringing Value to Agrobiomass” celebrado el pasado mes de febrero para impulsar o terminar de perfilar proyectos de agrobiomasa.

Según Manolis Karampinis, del Centro de Investigación y Tecnología Hellas y coordinador del proyecto AgroBioHeat, “el enfoque tan específico del encuentro ha garantizado el éxito de las reuniones; de hecho, ya estamos planificando una segunda edición en otoño”.

Más de 160 empresas de 29 países se apuntan a la feria Expobiomasa

Posted on

La organización mantiene las fechas previstas del 21 al 23 de septiembre en el recinto ferial de Valladolid

Las empresas que integran la asociación han decido llevar a cabo EXPOBIOMASA 2021 con el objetivo de impulsar la recuperación de la actividad comercial en uno de los sectores esenciales que se ha mantenido trabajando durante la pandemia. La decisión se ha tomado tras mantener conversaciones con las empresas asociadas líderes del sector y confirmar la mejora de la situación epidemiológica y que se cumplen los planes de vacunación cuando aún quedan más de 6 meses para la celebración.

Según Javier Díaz, presidente de AVEBIOM,  «a finales de septiembre disfrutaremos ya, previsiblemente, de una mayor movilidad, tanto entre comunidades autónomas como entre países, lo que augura la llegada a Expobiomasa de gran cantidad de visitantes profesionales. Estamos preparados para ofrecerles una gran edición de nuestra feria con las máximas garantías sanitarias.”

AVEBIOM y la Institución Ferial de Castilla y León ya están trabajando de forma coordinada para que expositores, proveedores y visitantes tengan a su disposición todas las medidas sanitarias necesarias para garantizar un espacio seguro para todos. Como en ediciones anteriores, el evento cuenta con el apoyo del Ayuntamiento de Valladolid, la Junta de Castilla y León y el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, a través del IDAE.

A mediados de marzo, más de 160 firmas procedentes de 29 países han confirmado su participación como expositores en EXPOBIOMASA 21.

Acceso digital a la feria y eventos paralelos

EXPOBIOMASA facilitará un acceso directo de carácter digital a aquellos profesionales que no puedan asistir de forma presencial a la feria. De esta forma, tendrán la oportunidad de descubrir todas las novedades del sector y conectar virtualmente con los expositores para conocer de primera mano sus innovaciones e interactuar entre sí también durante los días posteriores al evento.

En paralelo a la feria se celebrarán otros dos eventos clave: la decimocuarta edición del Congreso Internacional de Bioenergía y la primera edición del Salón del Gas Renovable.

El Congreso Internacional de Bioenergía es el principal evento a nivel mundial en español que, tras cancelar su edición de 2020, vuelve con un importante componente virtual con el fin de llegar a miles de profesionales de todo el mundo. Contará con ponentes y especialistas que aportarán las estrategias, tecnología y casos de éxito que han logrado poner en marcha, reinventándose ante las dificultades de este último año tan atípico.

La primera edición del Salón del Gas Renovable, organizado de manera conjunta por la Asociación Española de Biogás y la Asociación Española de Biomasa, promoverá las oportunidades de negocio entre las empresas participantes en España, Portugal e Iberoamérica y también divulgará las ventajas del desarrollo del biogás como fuente de energía renovable ante la sociedad.

Más información
www.expobiomasa.com

La planta de biomasa de El Bierzo sigue operando con normalidad, según sus promotores

Posted on

La planta de generación eléctrica mediante biomasa de El Bierzo, ubicada en el polígono industrial El Bayo, en Cubillos del Sil, continúa operando con total normalidad.

La pasada semana una parte mínima de los acopios de la explanada exterior de la planta experimentó procesos de fermentación en la astilla, procesos normales cuando se unen precipitaciones con una subida importante de la temperatura. En ningún caso «han ardido pilas de biomasa», como afirmó un colectivo local, sino que tan sólo se han dado procesos de fermentación en algunos materiales concretos.

Las medidas establecidas en la planta consideran estos fenómenos, por lo que es absolutamente incorrecto afirmar que no existen procedimientos para abordarlos. Estas situaciones están consideradas en los procedimientos y en la gestión cotidiana del parque de biomasa.

La planta de generación eléctrica sostenible da empleo directo a medio centenar de personas en las propias instalaciones, más todo el empleo directo e indirecto creado por el transporte y gestión de la biomasa natural, único combustible que utiliza la planta de energías limpia. La planta está operativa desde marzo de 2020.

Castilla y León, en segundo lugar en número de redes de calor con biomasa, aunque líder en potencia instalada

Posted on

La cifra de redes de calor en España se ha multiplicado por 10 en los últimos diez años

La ciudad de Valladolid, junto con su alfoz, es la capital de provincia con mayor número de redes de calor con biomasa

Cataluña y Castilla y León se encuentran a la cabeza de las comunidades autónomas en la implantación de redes de calor con biomasa en España, donde hay inventariadas un total de 433 redes, de las que 207 se encuentran en la Comunidad catalana y 62 en la región castellanoleonesa.

Así se desprende de los datos del informe de redes de calor el Observatorio de la Biomasa de Avebiom, donde se explica que una red de calor es un sistema centralizado de distribución de energía térmica desde una central hasta los puntos de consumo.

Este observatorio tiene inventariadas un total de 433 redes de calor de biomasa, una cifra que se ha multiplicado por 10 en los últimos diez años, ya que hay otro medio centenar de redes que están en distintos estados de desarrollo.

De esas ellas, 207 redes de calor con una potencia de 92,18 megawatios, se encuentran en Cataluña, mientras que otras 62, con 124,66 MW, se encuentran en Castilla y León, tras lo que se sitúa en tercer lugar el País Vasco, con 36 redes y una potencia total de 33,86 megawatios.

Por detrás se encuentran Galicia, con 23 redes (12,62 MW); Madrid, con 20 (30,99 MW); Aragón y Navarra, con 14 redes (9,59 y 16,27 MW); Castilla-La Mancha, con 12 (31,66 MW); Comunidad Valenciana, con 9 (2,63 MW); Baleares, con 8 (4,08 MW); Andalucía y Asturias, con 7 (9,07 MW y 8,66 MW); Extremadura, con 6 (0,88 MW); Cantabria, con 3 (2,65 MW); La Rioja y Murcia, con 2 (0,95 y 1,05 MW) y Canarias, con 1 (0,98 MW).

La mayor parte de estas redes se ubican en el medio rural pero las de más potencia en ciudades de más de 50.000 habitantes, y es la capital vallisoletana y su alfoz la que cuenta con más redes, ya que cuenta con la red de calor del vivero central de la Junta, el centro de investigación del Itacyl, el Campus Miguel Delibes de la UVA, el centro de menores Zambrana, el complejo de Presidencia de la Junta y 10 edificios públicos en Huerta del Rey.

Igualmente, una urbanización en Torrelago con 1.488 viviendas, otro grupo en Zaratán con 180 viviendas y 19 bloques con 298 casas del Grupo FASA de la capital.

La Junta declara la caducidad del proyecto de planta de biomasa de ENCE en Villaturiel tras pasar cinco años sin iniciarlo

Posted on

La Consejería de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León ha declarado la caducidad de la autorización ambiental concedida por Resolución de 11 de diciembre de 2014, de la Secretaría General de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente, para una planta de generación de energía eléctrica a partir de biomasa ubicada en el término municipal de Villaturiel (León), titularidad de  Ence Energía Castilla y León Dos.

En el apartado resolutivo de la mencionada Resolución de 11 de diciembre de 2014, de la Secretaría General de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente, punto Cuarto, se indica que, el titular de la autorización ambiental, dispondrá de un plazo de 5 años, contados a partir de la fecha de recepción de su notificación, para iniciar la actividad conforme a lo previsto en el artículo 12 del Real Decreto 815/2013.

El 20 de octubre de 2020 se recibe en el Servicio de Prevención Ambiental y Cambio Climático, el informe emitido con fecha 9 de octubre de 2020 por los Agentes  de la Comarca de León, en el que se indica que la inspección visual realizada en la parcela prevista para la ubicación de la actividad, permiten constatar que no existe ninguna construcción, aportando documentación gráfica. Lo que confirma que el interesado no ha realizado las obras ni ha iniciado la actividad en el plazo preceptivo.

Consta en el expediente administrativo que la empresa Ence Energía Castilla y León Dos, S.L.U. recibió con fecha 3 de diciembre de 2020 la notificación relativa al procedimiento de declaración de caducidad de la autorización ambiental referida en el apartado anterior, transcurriendo el plazo establecido sin que se haya recibido respuesta.

El proyecto en cuestión parte de la adjudicación a ENCE de una planta de biomasa de 40 Mw de potencia  en la subasta organizada en su día por el Ministerio de Industria. Para el proyecto, ENCE contaba  con tres emplazamientos posibles para su  construcción: Pontevedra, Villaturiel (León) y Huelva. La empresa se comprometió en su día a evaluar las posibilidades de cada zona de zona en cuanto a la disponibilidad de biomasa agrícola y forestal, y de las ayudas que cada comunidad autónoma pudiera conceder al proyecto.

Castilla y León es la región con más hectáreas forestales con certificación sostenible, con un total de 758.447

Posted on

El sistema de certificación forestal PEFC, de la Asociación Española de Sostenibilidad Forestal,  ha sumado en el año 2020 un total de 124.010 hectáreas certificadas en gestión forestal sostenible, 6.363 nuevos selvicultores y gestores forestales se han adherido a la certificación y 76 empresas más han implantado la cadena de custodia para ofrecer garantías de sostenibilidad económica, ambiental y social.

Castilla y León, con 758.447 hectáreas es la región con mayor extensión de este tipo de superficie forestal, tras sumar 6.995 hectáreas durante el pasado año. Los datos y estadísticas de cierre de 2020 demuestran la implicación y el compromiso del sector forestal por continuar creciendo en responsabilidad, a pesar de la situación global de pandemia que ha sufrido el planeta y que se ha prolongado durante todo el año. La resiliencia de todos los agentes de los distintos eslabones de la cadena de valor forestal ha sido extraordinaria e imprescindible para continuar creando un mundo más sostenible y equilibrado en términos sociales, económicos y medioambientales.

Según los datos obtenidos, los selvicultores y gestores forestales han mostrado su compromiso con la certificación forestal PEFC, siendo ya un total de 41.870 adscritos que gestionan de manera sostenible 2.423.362 de hectáreas de superficie forestal en el territorio español. La Covid-19 ha revelado la necesidad de mantener los bosques cuidados y sanos para que puedan funcionar como sumideros de carbono, mejorando la calidad del aire y albergando la biodiversidad necesaria para asegurar la salud del planeta.

En este impulso por preservar y gestionar de forma sostenible las masas forestales y siguiendo con las estrategias del Pacto Verde Europeo, las Comunidades Autónomas de Galicia, Aragón y Extremadura son las que más han crecido, con unos incrementos de 73.679, 22.331 y 10.917 hectáreas, en cada una de ellas, lo que supone un crecimiento neto del 40%, 21% y 11%, respectivamente.

Según la Asociación Española de Sostenibilidad Forestal,  estas cifras han sido posibles gracias al compromiso de estas CCAA y su apuesta por la certificación de sus montes, unido al esfuerzo de los propietarios y gestores forestales privados de cada una de estas regiones que ponen en valor la gestión activa de su territorio. A estas tres autonomías se suman Castilla y León, Andalucía, Euskadi, Navarra y Asturias, las cuales también han visto incrementada su superficie forestal certificada. En lo que respecta al compromiso de propietarios y gestores con el Sistema PEFC, destacan por un mayor incremento, Galicia con 5.530 nuevos gestores, Asturias con 529 y Euskadi con 280.

Continuo crecimiento del sector de la biomasa en Castilla y León

Posted on

Castilla y León dispone de una gran capacidad productora de biomasa, derivada fundamentalmente del carácter eminentemente forestal de nuestro territorio (el 51% de la superficie regional, 4,8 millones de hectáreas de terreno forestal, que albergan los mayores recursos de biomasa forestal de España). La masa forestal de la comunidad autónoma alberga 225 millones de toneladas de biomasa seca con un crecimiento anual de 6,5 millones de toneladas, de las que se aprovechan con destino a la bioenergía unas 700.000 Tn/año, pasando este año a más de 1 millón de Tn/año una vez que empiece a consumir a pleno rendimiento la planta de Forestalia en Cubillos del Sil, entre otras infraestructuras que consumen biomasa como combustible.

La comunidad de Castilla y León alberga instalaciones de producción y transformación, tanto de pellets como de astillas, punteras a nivel nacional en calidad y en cantidad. Es la comunidad autónoma que concentra el mayor volumen de producción de pellet, con unas 223.000 toneladas/año, de las que el 92% están certificadas con el sello de garantía ENplus. Operan actualmente 13 fábricas de pellet, siete de ellas certificadas. La producción nacional es de 714.000 toneladas/año y 82 fábricas, 39 certificadas.

Cada vez un mayor número de usuarios finales optan por las soluciones con biomasa para alimentar las calderas para producción de calefacción y agua caliente sanitaria con un incremento constante tanto del número de instalaciones como de la potencia acumulada en todos los sectores: agroganadero, industria agroalimentaria, ocio-servicios, edificios y equipamientos públicos, viviendas unifamiliares, bloques de viviendas o redes de calor, ocupando Castilla y León los primeros puestos en el ranking de las comunidades autónomas.

Según los datos del Observatorio Nacional de Calderas de Biomasa de Avebiom, Castilla y León tiene la segunda posición nacional, con un volumen de negocio de 325 millones de euros, con la generación de 2.150 empleos (más un millar más de personas vinculadas a la actividad tradicional, como aprovechamiento de leña, y a la generación eléctrica con biomasa de origen forestal o agroalimentario); cuenta con 44.755 equipos en funcionamiento (estufas y calderas) y genera 1.530 megavatios (Mw) de potencia.

Asimismo, Castilla y León es líder a nivel nacional en energía consumida (toneladas equivalentes de petróleo) y en emisiones reducidas (toneladas de CO2), con 870.000 tn, equivalente a la retirada de más de 580.000 vehículos de la circulación.

Apoyo de la Junta a la biomasa
La acción de la Junta de Castilla y León se centra en diversas líneas de actuaciones, que reciben un impulso en esta legislatura, como la movilización de las importantes existencias de biomasa de montes. Asimismo, la Administración regional impulsa proyectos de utilicen biomasa como materia prima para la producción eléctrica; en este ámbito ya opera una planta del grupo Gestamp, en la provincia de Soria, con una potencia de 17 Mw y 140.000 Tn de consumo, y la central del grupo Forestalia en Cubilllos del Sil (León) con 50 MW de potencia y un consumo cercano a 350.000 Tn de biomasa. Ambos proyectos cuentan con participación de la Junta de Castilla y León en las sociedades vehículo.

La Consejería de Fomento y Medio Ambiente, a través de Somacyl, mantiene una importante línea de actuaciones desde el año 2013 para implantación de sistemas térmicos con biomasa en edificios públicos, habiendo acometido 35 proyectos para sustitución de sistemas que operan con combustibles fósiles por biomasa, mediante la instalación de calderas individuales y redes de calefacción centralizadas con biomasa, con una inversión de 35 millones de euros,  que suministran 100.000.000 kWh útiles con biomasa a más de 120 edificios públicos. Dichas instalaciones consumen actualmente 38.500 Tn de astilla forestal y 1.250 Tn de pellets y han permitido una reducción de emisiones de CO2 a la atmosfera de 37.500 Tn/año.

También se trabaja en la promoción del uso de biomasa en el sector agro-ganadero e industrial mediante el desarrollo de proyectos piloto demostrativos, entre los que destaca la red de calor del Polígono Industrial de Villalonquéjar, en Burgos, primera red de calor industrial por biomasa que hay en España.

Además, las redes de calor urbanas por biomasa son una solución perfecta para integrar el uso térmico de la biomasa forestal en ciudades (3 de cada 4 redes de calor en España utilizan biomasa forestal como combustible), fomentando un modelo de desarrollo urbano moderno, sostenible y respetuoso con el medio ambiente. En Castilla y León se han desarrollado en los últimos años importantes redes de biomasa que colocan a la comunidad como puntera a nivel nacional: las redes de Soria, Universidad de Valladolid (30 edificios públicos incluido el Hospital Clínico de Valladolid –el mayor hospital que en España tiene este tipo de alimentación de calefacción y agua caliente sanitaria-), Huerta del Rey (Valladolid), Aranda de Duero y Ponferrada (terminada e inminente entrada en producción) son ejemplos en esta línea que ya dan servicio a miles de usuarios. Todas estas redes de biomasa se han promovido con la participación de la Junta de Castilla y León a través de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente.

Tres acciones son relevantes para potenciar la demanda de biomasa forestal en Castilla y León:

Por un lado, el fomento de la instalación de sistemas de calefacción alimentados por biomasa en los edificios públicos de la Junta. Para ello se trabaja conjuntamente con la Consejería de Economía y Hacienda para elaborar un Programa que desarrolle esta medida.

En segundo lugar, la incentivación fiscal de la sustitución de sistemas de calefacción alimentada por gasóleo por otros menos contaminantes, en especial la biomasa forestal; una opción que radica en los Ayuntamientos pues el impuesto directamente relacionado con este fin es el de Bienes Inmuebles (IBI).

Y, por último, la solicitud al Gobierno de la Nación -a través de una resolución aprobadas por las Cortes de Castilla y León en octubre de 2019- de la reducción del IVA que grava la biomasa forestal o los suministros energéticos con este combustible, para colocarlo al mismo nivel que Francia o Reino Unido; sería el espaldarazo definitivo para que el sector tenga a nivel nacional un crecimiento exponencial imprescindible en la lucha contra el cambio climático.

Castilla y León contará con 13 millones para proyectos de energía térmica renovable

Posted on

De los trece millones de euros que el Gobierno de España destina a la convocatoria de ayudas a proyectos de renovables para la producción de energía térmica en Castilla y León, 9,5 se los reparten la biomasa, el biogás y el biometano. El mayor montante, 6,5 millones de euros, se destinará al uso de biomasa en redes de calor, que distribuyen la energía térmica a más de un edificio.

La primera convocatoria de ayudas a la inversión en proyectos de energías renovables para la producción de energía térmica en la Comunidad de Castilla y León contará con un presupuesto de 13 millones de euros. El Consejo de Ministros acordó autorizar al Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) a aprobar esta convocatoria.

Se prevé que, en conjunto, se movilicen cerca de 36,46 millones de euros en inversiones asociadas a proyectos que, además de suponer un impulso para la reactivación económica, contribuirán a la diversificación de las fuentes de energía primaria, a la reducción de la dependencia energética y evitarán la emisión de 46.768 toneladas equivalentes de CO2 al año, en línea con los objetivos marcados por el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC) 2021-2030 y por el proyecto de Ley de Cambio Climático y Transición Energética.

La convocatoria se inscribe en la línea de ayudas dotada con 316 millones de euros que el Ministerio de la Transición Ecológica y Reto Demográfico (Miteco) puso en marcha a través del IDAE para impulsar instalaciones de renovables para la producción de energía, tanto térmica como eléctrica, en todo el territorio nacional.

En total, se destinarán 20 millones euros a la Comunidad de Castilla y León. A los 13 millones de la convocatoria que ha aprobado ahora el Consejo de Ministros, se suman otros 7 millones que serán tramitados en próximas fechas e irán vinculados a otra convocatoria para proyectos de producción eléctrica mediante el uso de energías renovables.

Reparto presupuestario en diferentes tecnologías renovables
Por tecnologías, la distribución del reparto inicial acordado con la Junta de Castilla y León se llevará a cabo de la siguiente manera: 100.000 euros para aerotermia con abastecimiento fotovoltaico; 1.500.000 euros para biomasa; 200.000 para geotermia o hidrotermia; 2.950.000 para energía solar térmica; 6.750.000 euros para biomasa en redes; y 1.500.000 euros para biogás + biometano.

Tras haber acordado con la Junta de Castilla y León un reparto entre tecnologías adaptado a las necesidades de la región, el IDAE realizará la correspondiente convocatoria de ayudas que se otorgarán mediante régimen de concurrencia competitiva.

Valoración de los proyectos
En cuanto a la valoración de los proyectos, se han establecido criterios vinculados a transición justa, reto demográfico, generación de empleo, innovación, lucha contra la pobreza energética, impulso a sectores industriales estratégicos locales o apoyo a la participación ciudadana, como el impulso a las comunidades energéticas locales.

La convocatoria irá dirigida a personas físicas o jurídicas, públicas o privadas, que planeen llevar a cabo un proyecto acorde con estas especificaciones. También podrán solicitar estas ayudas comunidades de bienes, comunidades de propietarios, grupos de comunidades de propietarios y otras agrupaciones que puedan llevar a cabo las actuaciones a las que se destinan las ayudas.

La Junta de Castilla y León planea calentar 1200 edificios públicos con biomasa

Posted on Actualizado enn

bosque leña

AVEBIOM aplaude el acuerdo de la Junta de Castilla y León para calentar edificios públicos con biomasa

Entre las 10 medidas de la Junta de Castilla y León incluidas en el Acuerdo 26/2020, de 4 de junio, la tercera indica que la biomasa es la fuente de energía de referencia para calentar los edificios administrativos en sustitución de los combustibles fósiles.

Según Javier Díaz, presidente de la Asociación Española de la Biomasa –AVEBIOM–, “el Acuerdo adoptado es una excelente noticia para nuestro sector. El compromiso cada vez más definido de la Junta con la biomasa, y el ejemplo que esto supone para el resto de la sociedad, va a generar actividad y nuevos empleos, tanto en la parte de los aprovechamientos forestales como en la fabricación de pellet y astilla y en la instalación de equipos de combustión”.

El presidente de AVEBIOM recuerda los beneficios que la valorización energética de la biomasa conlleva: “menor riesgo de incendios forestales, soberanía energética, empleo rural, y todo en el marco de la economía circular sostenible, consustancial a nuestro sector”.

Desde 2013, Somacyl ha promovido la instalación de sistemas térmicos con biomasa en más de cien edificios públicos. A partir de ahora se pretende actuar sobre otros 1.200 edificios, entre los cuales figuran cerca de 300 centros de educación primaria, cuya gestión comparte con los ayuntamientos.

Además, según el inventario de bienes de 2019, la Junta es propietaria, u ostenta algún derecho real, de 2.700 inmuebles, que, en su gran mayoría requieren calefacción y ACS.

Bosques y biomasa en Castilla y León
La comunidad autónoma alberga una superficie forestal de 4,9 millones de hectáreas, de las que tres millones están arboladas y 1,8 millones de hectáreas corresponden a bosque cerrado.

La Consejería de Medioambiente se encarga de gestionar 1,3 millones de hectáreas de superficie forestal arbolada, garantizando su sostenibilidad mediante una gestión cada vez más ordenada: cerca del 70% de esta superficie se maneja de acuerdo a algún tipo de documento técnico –proyecto de ordenación, plan técnico, etc– y más de 751.000 hectáreas están certificadas en el esquema PEFC.

Los pinares gestionados por la Junta, fuente fundamental de biomasa para usos energéticos, ofrecen una cantidad de madera disponible de 2,5 millones de metros cúbicos cada año (Mm3/año).

En estos montes se ha aprovechado como media durante el último quinquenio 1,4 Mm3/año, es decir, el 60% de su posibilidad. Una cifra superior a la media nacional y similar a la europea. Lo explicó Javier Ezquerra, jefe de servicio de gestión forestal de la Junta de Castilla y León, durante la Conferencia Internacional sobre el mercado doméstico de pellets organizada por AVEBIOM en septiembre de 2019.

Castilla y León es líder en el sector de los biocombustibles forestales: en sus 13 fábricas de pellets en activo se produjeron en 2019 más de 220.000 toneladas, un 31% del total nacional. Y también alberga el mayor número de centros logísticos de astilla forestal con 13 instalaciones.

Castilla y León lidera la producción de pellets de madera en España con 223.00 toneladas, casi un tercio del total nacional

Posted on

GRAFICO evolucion PRODUCCION porcentaje CCAA 2020 NP avebiom p

La producción de pellet de madera en España ha aumentado un 20% en el último año, alcanzado el volumen récord de 714.000 toneladas en 2019. En 2022 la producción de pellet se situará por encima de las 900.000 toneladas. Son datos del Informe Estadístico Anual sobre el Mercado del Pellet en España que ha elaborado recientemente la Asociación Española de Valorización Energética de la Biomasa (Avebiom).

La producción española en 2010 contaba con 29 fábricas de pellet que produjeron 150.000 toneladas principalmente destinada al mercado exterior. En la actualidad, en 2019, se han producido en España 714.000 toneladas en 82 fábricas que se destinan principalmente al mercado interior. Es un 20% más que la producción del año anterior.

De la producción española, el 77% se destina a uso doméstico, siendo los sacos de 15 kilogramos la forma más común de consumo en el mercado interno.

Otra característica del mercado español es que el sello ENplus, el certificado de calidad internacional más reconocido, es el más demandado por los clientes españoles, estando certificado bajo este sello el 82% del pellet que se fabricó en 2019.

Por Comunidades Autónomas, destaca la producción de Castilla y León con más 223.000 toneladas, Cataluña con 97.000 toneladas y en tercer lugar Galicia con una producción de 86.000 toneladas en 2019. Habiendo fábricas en 16 de las 17 Comunidades que han generado miles de nuevos empleos estables en el medio rural.

Además de ser año récord en términos de producción, 2019 también lo ha sido en volumen importado desde Portugal. Un exceso de producción en Portugal, provocado por una menor demanda del mercado británico, ha facilitado la entrada en España de 160.000 toneladas de pellet. Este aumento de la importación junto con el suave otoño en España han llenado los almacenes de los fabricantes y distribuidores españoles, que no han dudado en ajustar el ritmo de fabricación para adaptarse a la demanda actual.

Por otro lado, a causa del COVID-19 se ha ralentizado demasiado el trabajo de las empresas instaladoras de nuevas calderas y estufas de pellets, por lo que se espera que el aumento del consumo en España durante 2020 sea sólo del 2% mientras que el crecimiento medio del consumo de pellet en España los últimos tres años ha sido del 12%.

Las expectativas para la producción de pellet de madera en España en el año 2022 son mucho más positivas que para este año, esta cifra se acercará a las 900.000 toneladas. A pesar del anormal desplome de los precios del petróleo, se espera una serie de medidas legislativas desde el Gobierno de España que impulsarán el uso de las Energías Renovables los próximos años. Como otros países de la UE, España ha expresado su deseo a la Comisión Europea de apoyar una salida “verde” para la economía Post Covid, lo que se une a la intención de la UE de llegar a un acuerdo para alcanzar objetivos de descarbonización más ambiciosos para 2030.