“Castilla y León podría llegar a asumir una parte relevante de la nueva potencia eólica hasta 2020 pero vamos con mucho retraso”

Posted on

Javier GraciaEntrevista con
Javier Gracia Bernal
Presidente de APECYL (Asociación de Promotores de Energía Eólica de Castilla y León)

Visto con la perspectiva que dan ya varios años de parón eólico, para Castilla y León, ¿qué ha supuesto este freno a las inversiones eólicas desde el punto de vista de la inversión, el empleo y la rentabilidad de las empresas?

El parón eólico ha afectado a toda España (no sólo a Castilla y León), sobre todo en lo que se refiere a la construcción de parques. Actualmente se sigue trabajando en los algo más de 5.500 MW instalados y en funcionamiento en la Comunidad.

La eólica es una industria que da empleo a miles de personas en explotación, mantenimiento y reposición y que ha podido proteger mucho empleo en fabricación de componentes que hoy se destinan a la exportación. Debemos dar las gracias a las empresas que han sabido adaptarse a la exportación casi de un día para otro. Desde APECYL preveíamos un momento de ralentización del montaje de turbinas. Ralentización, no una paralización por Real Decreto y tan drástica.

La rentabilidad se ha visto mermada, lógicamente. Pese a esto, hay inversores dispuestos a adquirir activos eólicos. Probablemente esto hay que entenderlo en un entorno de bajas rentabilidades en el resto de actividades financieras.

Pero en definitiva lo que nos preocupa es el empleo. Si no trabajamos, si no vivimos, ¿para quién generamos la energía? Pensamos que un cambio legislativo no tan radical, progresivo, hubiera sido posible sin perjudicar al sector renovable de esta manera. En las plantas se han perdido miles de empleos que hubieran podido adecuarse más y mejor con algo de tiempo. Esto hubiera salvado empleo y mantenido a nuestro país como proveedor de tecnología, de industria.

La planificación energética española sobre el papel de cara al 2020 habla de 6.400 MW nuevos eólicos, ¿qué parte podría asumir Castilla y León de esta cantidad?

Podría llegar a asumir una parte muy relevante de dicha potencia. Tengamos en cuenta que Castilla y León es la CCAA con más extensión de la UE y que alberga el 70% del mallado de la red de transporte de energía eléctrica de España. Tiene, por lo tanto, más capacidad de conexión que otras Comunidades Autónomas.

Su pregunta se plantea en términos de competencia con otras CCAA. Creemos que servir al interés general no debe pasar por competir entre comunidades. Y si lo planteamos así, lamentablemente hemos de recordar que en Castilla y León tenemos una relevante desventaja del 4% de impuesto regional sobre la facturación, correspondiente a la denominada “ecotasa” que nos hace menos competitivos respecto a otras CCAA vecinas que no someten a las eólicas a este impuesto, especialmente en el actual entorno en el que la adjudicación de nuevos proyectos se hará en base a un mecanismo de subastas competitivas por precio. Es algo que se cierne muy evidente en provincias limítrofes que además comparten redes de transporte, como Soria o León.

La última subasta de 500 MW eólicos adjudicada a un nuevo grupo a precio cero, el que marca el mercado, ¿puede marcar un antes y un después en el sector o resulta inviable en el futuro?

Por supuesto que el resultado de esta subasta nos hace reflexionar. Se ha comentado mucho desde entonces. Creemos que el modelo de subasta podría ser adecuado, pero habría que rediseñarla o revisarla para evitar posibles errores. Aunque tenemos que hablar de hoy.

Si quisiéramos favorecer una mayor implantación de renovables con la urgencia que ya existe, las ayudas directas a la inversión contra los Presupuestos Generales del Estado quizá fueran más ágiles para poder cumplir con los objetivos del 20% de energía primaria renovable y la reducción de gases de efecto invernadero para el año 2020. El 2020 está a la vuelta de la esquina y el gobierno que resulte de las elecciones de junio, tendrá poco tiempo si quiere evitarnos las elevadas sanciones que se derivarán del incumplimiento. Con subastas de 500 MW esto no se agiliza.

En el resto de la UE lo tienen muy presente y van cumpliendo ya, o cumplirán. La planificación eléctrica 2016-2020 prevé una buena parte, pero ya no nos queda mucho tiempo. Ya lo avisamos en los últimos Días Eólicos regionales de APECYL. Vamos con mucho retraso y en Madrid parece no importarle a nadie.

Los últimos datos de producción eléctrica en España han mostrado que cuanto más produce la eólica sobre el total nacional menos cobran sus productores por ella, curiosamente. ¿Cómo sería posible salir de esta espiral?

No considero que sea una espiral. Los precios sí son bajos habitualmente en los primeros trimestres de cada año y más aún si van acompañados de una elevada hidraulicidad. Pese a esto, es necesaria una revisión de la construcción de los precios. Deben empezar por interiorizar todos los costes de generación de las distintas tecnologías.

La eólica interioriza todos los costes, incluso ha depositado avales para su desmontaje en el caso de que desapareciese la empresa propietaria. Una legislación eólica madura, en este aspecto, que ha sabido ser previsora. Otra tarea más para un futuro Gobierno de España, aunque quizá venga antes vía Directivas Comunitarias.

Para muchos parques con más de 10 años de funcionamiento en la región se pone sobre la mesa la disyuntiva de alargar su vida útil o repotenciar, aunque esta última alternativa puede resultar poco ventajosa actualmente por temas administrativos. De cara al futuro ¿la ampliación de potencia de los parques regionales debe ser más sencilla?

Las empresas eólicas son ya muy maduras. La decisiones se tomarán mucho mejor que hace unos años. Sus técnicos sabrán, seguro, definir ese “traje a medida” que cada parque requerirá porque va a depender de muchos aspectos. De cómo se haya realizado el mantenimiento, de cómo de agresivo haya sido el emplazamiento, de si realmente turbinas mas grandes van a producir más…. Y además la decisión técnico-económica deberá realizarse a la luz de la capacidad de endeudamiento y de la capacidad y voluntad de capitalización que ofrezcan los socios.

No creo que haya una norma general en la disyuntiva de alargar su vida útil o repotenciar. Habrá “trajes a medida”, que aunque se parezcan mucho, serán a la medida de los propietarios, que hoy saben decidir sobre la eólica que quieren y entienden. La Administración sabrá facilitar esa necesidad de elección.

Si tuviera en frente al futuro Ministro de Industria que salga de las elecciones de junio, qué le diría como empresario y como miembro de APECYL para el sector eólico y para Castilla y León?

Para el sector eólico español, le pediría que analizase cómo recuperar empleo en este sector industrial, con una enorme capacidad de exportación, tanto de componentes como de talento. Es más seguro que a Castilla y León le vaya mejor si le va bien a España y a la UE. Y hasta me atrevo a ponerle una primera tarea: “desdemonizar” a los suyos en las energías renovables. Reconocer que maltratar a una industria puntera a nivel mundial cediendo protagonismo y regalando nuestra credibilidad a otros países de la UE fue un enorme error. Y, por supuesto, que busque la fórmula para cumplir los objetivos 2020 de la UE (voto porque lo hagan a través de eólica). Por último, que nos tiene para lo que necesite, en cualquier momento, cualquier día y las horas que sean necesarias.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s