El 69% de los castellano-leoneses se pasarán al autoconsumo a corto o medio plazo

Posted on

El ahorro, las ayudas y subvenciones existentes para su instalación o la concienciación ambiental, son algunas de las ventajas de la instalación de sistemas de autoconsumo solar fotovoltaico

Actualmente, se vive en nuestro país una etapa de crecimiento y consolidación del sector del autoconsumo gracias a medidas públicas – como la reciente aprobación de un paquete de ayudas por valor de 900 millones de euros destinadas a impulsar el autoconsumo solar y el almacenamiento energético – y al desarrollo del sector privado. Entre otros beneficios, los particulares podrán contar con un descuento de hasta el 40% en el precio de los paneles solares, facilitando así su transición hacia el autoconsumo solar fotovoltaico. En Castilla y León, el gobierno autonómico gestionará 38 millones de euros procedentes de este paquete, destinados al impulso del autoconsumo solar fotovoltaico.

En la búsqueda de soluciones y alternativas para ahorrar y, así, evitar que los cambios en el mercado eléctrico repercutan en su factura, el 69% de los castellano y leoneses valoran pasarse al autoconsumo como medida de ahorro, una intencionalidad ligeramente superior a la media nacional (68%), según un estudio realizado por ei energía independiente compañía pionera en soluciones de energía inteligente, especializada en autoconsumo fotovoltaico del Grupo Galp, para comprobar el conocimiento de la población en materia de autoconsumo.

De entre los castellanoleoneses que están pensando seriamente en cambiar a este modo de consumir energía sostenible, más de la mitad (56%) afirma que es un paso que se plantean dar en los próximos años, mientras que el 12% tiene claro que instalará paneles solares, como tarde, el año que viene. Por el contrario, tan solo tres de cada diez encuestados (31%) señalan que no se han planteado aún optar por el autoconsumo solar fotovoltaico.

Según la Junta de Castilla y León, en lo que va de 2021 se han instalado en la comunidad autónoma 21 MW de potencia para autoconsumo, casi el triple de lo instalado en 2020. A pesar de estas cifras, los castellano-leoneses siguen viendo una serie de barreras para dar el paso final hacia el autoconsumo, entre las que destacan la inversión inicial (68%), la logística de la instalación, como los permisos del Ayuntamiento, la duración de las obras, etc. (51%), el coste de mantenimiento de los propios paneles (54%) o porque consideran que la tecnología está poco desarrollada (25%).

Por el contrario, entre las ventajas que los castellano-leoneses ven para pasarse al autoconsumo solar fotovoltaico, los encuestados señalan el ahorro económico a medio-largo plazo que permite la instalación (66%), las ayudas y subvenciones existentes para su instalación (56%), el hecho de que se trata de una opción más sostenible (44%) o la posibilidad de vender la energía que no se consume (33%).

«Está claro que todavía existe un gran desconocimiento por parte de la población en materia de autoconsumo solar fotovoltaico. Las instalaciones son cada vez más rentables, los plazos de amortización más cortos y las administraciones públicas van poco a poco adaptándose a esta nueva realidad. Por ejemplo, 11 comunidades, entre las que se encuentra Castilla y León, ya han eliminado el trámite de solicitud de licencia de obras para las instalaciones de autoconsumo. Por no hablar de las posibilidades de financiación que se ofrecen desde las compañías. Poniendo como caso práctico a una vivienda con un perfil de consumo típico doméstico, el ahorro anual generado puede alcanzar los 932€, con un retorno de la inversión en torno a los 7 años. Con un buen esquema de financiación, se trata de una inversión que los consumidores pueden amortizar a través del ahorro que les genera la propia instalación. Es el momento de invertir en paneles solares», señala Ignacio Ley, Product Manager de ei energía independiente.

Autoconsumo colectivo
En los últimos meses, una de las tendencias que se está viendo dentro del autoconsumo solar fotovoltaico es la creación de comunidades energéticas, entidades jurídicas formadas por ciudadanos, administraciones o pymes que, a través de la instalación de paneles solares, producen energía para el consumo colectivo de esa zona. Castilla y León también está empezando a impulsar este tipo de iniciativas y la población parece estar abierta a recurrir a esta forma de consumir energía. Así, el 39% de los castellano-leoneses se plantearía esta alternativa al ser un modelo más sostenible y respetuoso con el medio ambiente y el 40% lo haría por tratarse de una medida de ahorro en la factura de la luz, mientras que el 39% lo haría para no depender totalmente de las compañías eléctricas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s