consumo eléctrico

Las reclamaciones de los consumidores de electricidad y gas natural disminuyeron un 5,9% en Castilla y León durante 2019

Posted on

Los consumidores de electricidad y gas natural de Castilla y León presentaron durante 2019 un total de 83.789 reclamaciones, un 5,9 por ciento menos que en el año 2018, según el Informe sobre las reclamaciones planteadas por los consumidores a las comercializadoras y distribuidoras de energía eléctrica y gas natural y que elabora la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC).

A nivel nacional este descenso fue más acusado y se situó en el 16 por ciento, hasta bajar a 1,3 millones de reclamaciones.

Del total de reclamaciones presentadas, casi un 68% (936.862) fueron en el sector eléctrico, y un 32% (445.215) en gas natural. Sin embargo, si tenemos en cuenta el número de clientes por sector, los consumidores de gas natural presentaron más quejas: 5,6 reclamaciones por cada 100 clientes; mientras que en el sector eléctrico fueron 3,2 reclamaciones por cada 100 puntos de suministro. 

La fuerte reducción experimentada en el sector eléctrico responde, en parte, al progresivo despliegue e integración de los contadores de telegestión, así como a los planes de actuación llevados a cabo por algunas empresas para mejorar los procesos.

Las reclamaciones consideradas procedentes por parte de las empresas, y por tanto resueltas de manera favorable para el consumidor, suponen el 34% de las reclamaciones, en ambos sectores

Motivos
A nivel nacional, según se destaca en el informe de la CNMV, las discrepancias en las medidas del contador junto con las discrepancias sobre la facturación y cobro fueron el objeto de casi la mitad de las reclamaciones presentadas por los consumidores: el 46 por ciento en ambos sectores.

Además, las reclamaciones por cuestiones de precios y tarifas y la contratación y ventas, supusieron el 13 por ciento y 11 por ciento del total de reclamaciones en el sector eléctrico, y el 18 por ciento y 8 por ciento del total de reclamaciones en el sector del gas. Del total de reclamaciones presentadas durante el año 2019, el 34 por ciento en ambos sectores, fueron consideradas por las empresas como procedentes, y por lo tanto resueltas de manera favorable para el consumidor.

La figura del consumidor directo de electricidad se abre paso entre las pymes de Castilla y León

Posted on

alumbrado

La figura del consumidor directo de energía eléctrica comienza a desarrollarse en Castilla y León. Un sistema que puede repercutir en una disminución de entre el 15 y el 35% del precio de la electricidad en relación a del contrato con la comercializadora. La actual legislación en materia eléctrica permite que pequeñas y medianas empresas puedan acceder a la subasta diaria de energía del Mercado Ibérico de la Electricidad (Mibel) y así comprar directamente su energía sin necesidad de intermediarios.

Aunque no todas las empresas pueden llegar a ser consideradas como clientes cualificados con derecho a convertirse en consumidores directos. Algunas de estas empresas, las menos, gestionan la compra directamente con su propio personal y medios técnicos, aunque lo más habitual es dejar en manos de una consultora energética la gestión de la misma. Algunas de ellas como la leonesa Gerencia Energética han logrado ya un buen número de clientes como consumidores directos.

Para adecuarse a la demanda necesaria de energía de la empresa, la consultora especializada realizará un análisis detallado del consumo de la misma por días, franjas horarias, centros de producción, etc. Siempre en base a unas determinadas previsiones de consumo que aunque se superen o se produzca algún error de cálculo  nunca dejarán a la empresa sin consumo eléctrico.

La nueva legislación que separaba las tareas de distribución y comercialización eléctrica también creaba la figura de los Agentes  de  Mercado Representantes de Consumidores Directos, dados de alta en Red Eléctrica Española con un código otorgado por el Ministerio de Industria.

Para poder ser considerado como consumidor directo las instalaciones de estos consumidores deberán reunir los siguientes requisitos: que su titular sea una única persona física o jurídica; que los centros o unidades que constituyan la instalación estén unidos por líneas eléctricas propias y que la energía eléctrica se destine a su propio uso. La comunicación de inicio de la actividad de consumidor directo habrá que realizarla ante la Dirección General de Política Energética y Minas del Ministerio de Industria.